domingo, 31 de enero de 2016

FORO 22: EL APRENDIZAJE DE LAS CIENCIAS SOCIALES DESDE EL ENTORNO.

Nancy Palacios Mena (Colombia)

Proponer estrategias pedagógicas innovadoras para el aprendizaje de las ciencias sociales en el aula y fuera de ella, constituye un reto para los docentes del área. Incorporar acciones de pensamiento y de producción referidos a las formas como proceden los científicos sociales; fomentar el desarrollo de competencias como la interpretación, la argumentación, la proposición y las competencias ciudadanas; dar un valor central a los conocimientos previos y a los intereses de los estudiantes son algunas de las exigencias que tenemos quienes orientamos el aprendizaje de las ciencias sociales en la educación básica. Sin pretensiones de ofrecer fórmulas mágicas, plantearemos como uno de muchos caminos, integrar las características y las problemáticas del contexto social de los estudiantes a la construcción del conocimiento escolar.
Convertir la cotidianidad de los estudiantes en eje central su aprendizaje tiene un gran valor pedagógico y didáctico. Autores, como Ignacio Pozo, Miguel Gómez, Francisco Cajiao y Diego Hernán Arias. Pozo y Gómez destacan que el desarrollo de actividades pedagógicas desde la aproximación al conocimiento científico es una vía para que los estudiantes accedan a formas de conocimiento que por sí mismas le serian ajenas o muy distantes. Esta reducción entre la distancia del campo científico y el estudiante o entre el conocimiento cotidiano y el científico, genera una acción pedagógica en la que los jóvenes son partícipes de las metas de aprendizaje[1].
Francisco Cajiao resalta que el objetivo de la enseñanza de las ciencias sociales es lograr que la persona sea capaz de hacer una reflexión comprensiva acerca de su acontecer individual, inmerso en su entorno social, resultado de un proceso histórico a lo largo del cual los grupos humanos han construido formas de organizarse, relacionarse, ubicarse, amarse, defenderse, expresarse, producir e interpretar la realidad, proceso que tiene sentido en cuanto permite intervenir como persona y como colectividad en la modificación de las condiciones de la vida heredadas, con el fin de ser protagonistas en la construcción de nuevos modelos sociales y culturales[2]. En consecuencia con los dos planeamientos anteriores, Arias sugiere que el objetivo de las ciencias sociales es la construcción gradual en el contexto de la escuela de un tipo de conocimiento válido, y pertinente y de unos procedimientos reconocidos para acceder a la realidad social, conocimientos y procedimientos que podrían orientar y dar sentido a otros conocimientos más específicos utilizados por los estudiantes [3], desde la indagación en el aula se garantiza la transferencia del conocimiento aprendido en la escuela a conocimientos vitales cotidianos, que tienen los estudiantes.
En la misma vía de los planteamientos anteriores, los estándares básicos de competencia de ciencias sociales y de competencias ciudadanas publicados por el Ministerio de Educación Nacional de Colombia en el año 2004, destacan que los estudiantes deben aproximarse al conocimiento científico social, desde la aplicación de ejercicios de indagación que tengan actividades que les permitan la construcción de conceptos y desarrollo de competencias[4]; los estándares de competencias ciudadanas señalan que las competencias para el ejercicio de la ciudadanía representan habilidades y conocimientos necesarios para construir convivencia, participar democráticamente y valorar el pluralismo[5]. En España en la Ley Orgánica de Educación se hacía referencia explícita a esta cuestión en la competencia social y ciudadana. Igualmente en Portugal, la legislación de los 2000 destaca el carácter transdisciplinar de la educación para la ciudadanía (Decreto-Lei nº 6/2001), lo que no se materializó en la acción escolar por los efectos de la política gubernamental. En otros países iberoamericanos nos encontramos con una situación semejante y, sin embargo, los contenidos de las materias no suelen recoger estas aspiraciones.

Consideramos que el aprendizaje de las ciencias sociales en la escuela secundaria está estrechamente ligado a la experiencia de los estudiantes, por ello, tiene como punto de partida las ideas previas que estos han construido sobre su medio social, que si bien pueden ser expresados de forma desordenada y sin mucha conexión y articulación, les sirven para responder a sus necesidades y actuar en su medio [6]. Estos esquemas conceptuales previos, tienen una lógica y resultan útiles y operativos en el proceso de construcción de nuevos conocimientos. Se parte del principio que las concepciones de los estudiantes están en constante evolución, se construyen en la interacción con su medio, en su cotidianidad, y pueden proporcionar claves de interés para favorecer el proceso de construcción de cualquier nuevo aprendizaje; las nociones que tienen los estudiantes aparecen como un referente básico para la construcción de cualquier nuevo conocimiento, es decir, para favorecer ese proceso de complejización y enriquecimiento de sus propias ideas hacia un conocimiento escolar deseable. El conocimiento más o menos exacto de lo que el estudiante ya sabe, garantiza que el docente pueda poner en cuestión y puede generar lo que algunos autores han llamado el conflicto cognitivo, que a su vez abona el terreno para una modificación conceptual. Sin identificación de esas primeras concepciones no es posible construir conceptos y la modificación de estructuras cognitivas [7]; en consecuencia, estos conocimientos previos son potenciadores de formulación de preguntas y construcción de hipótesis sobre la formas de vida, las problemáticas de los entornos inmediatos de los estudiantes. No obstante el entorno inmediato del alumnado no debe ser confundido con la proximidad física del territorio, con sus fronteras administrativas, lo que supone un error bastante frecuente en las programaciones de geografía local.
Una propuesta pedagógica que toma como uno de los ejes centrales del aprendizaje de las ciencias sociales el contexto más cercano; sin duda considera valioso orientar el trabajo de los estudiantes desde asuntos que sean para ellos significativos y urgentes. Se parte del principio que si se produce una motivación suficiente y adecuada, los alumnos, estos,  establecen una confrontación entre lo que saben y lo que aprenden, generando un proceso de acomodación y de asimilación que aporte a la captura de un concepto nuevo, que afine o complete un concepto previo, que establezca nuevas relaciones entre conceptos, o que corrija un concepto erróneo, cosa que implica una restructuración de la red conceptual[8].

Las ciencias sociales no solo se interesan por saber qué son las cosas y cómo son, sino que construyen un discurso orientado a la comprensión de las personas, los grupos humanos, los hechos y los fenómenos [9]. La comprensión del mundo implica la capacidad de establecer diversas relaciones entre conceptos, para analizar las causas y las consecuencias o efectos de determinados hechos y problemas [10]. Las ideas anteriormente planteadas son reforzadas por Joan Pagés [11] cuando afirma que el currículo de ciencias sociales propone que los estudiantes de secundaria adquieran conceptos, procedimientos, y actitudes para comprender la realidad humana del mundo en que viven y cuando afirma, que para alcanzar esta finalidad el currículo prescribe en sus objetivos generales y en sus criterios de evaluación, el desarrollo de capacidades tales como analizar, comprender y enjuiciar problemas sociales, valorar críticamente el entorno próximo y lejano, manejar críticamente la información, analizar fenómenos y procesos sociales, asumir una posición crítica ante determinados hechos y procesos sociales[12].
Así pues, propuestas pedagógicas que partan del conocimiento de la realidad inmediata de la escuela se ubican dentro de modelos didácticos en los cuales se da mayor importancia a la actividad del alumno y a su capacidad de aprender desde la interacción con su entorno; se trata de estrategias en la que al trabajo en el aula se incorporan un componente fuerte de interacción social. Las estrategias pedagógicas en las que la interacción tiene un papel relevante, proporcionan un marco de actuación basado en la reconstrucción social de los conocimientos a través de situaciones didácticas que favorecen la verbalización y la explicitación de ideas y conocimientos que después mediante el contraste, se modifican y se reelaboran. Según Quinquer [13], estas metodologías recuperan la idea de una enseñanza que sirva para conocer, comprender e interpretar el mundo, pues la selección de los contenidos se relaciona de alguna manera con su propio contexto cultural y social, se parte de la lógica de los propios estudiantes, de sus ideas, de sus concepciones para aproximarlos progresivamente a la lógica de la ciencia mediante la interacción con los compañeros, con el profesor y con los contenidos disciplinares.
A manera de conclusión se quiere subrayar que la implementación de propuestas pedagógicas que recogen problemáticas sociales relevantes para los alumnos, logran un proceso enseñanza aprendizaje fundamentalmente activo, que los conecta con el mundo en el que viven y donde se sientan parte del proceso y del proyecto educativo, tal y como señalan Dopazo, García y Menor [14]. La experiencia pedagógica que da origen al texto, nace precisamente del interés por superar una concepción de la enseñanza en la que lo prioritario es repetir, y pasar a otra, en la que lo fundamental es que se estructuren y organicen los hechos y datos que se presentan a los estudiantes, como elemento referenciales para la construcción de un aprendizaje significativo, todo ello, ha implicado para la maestra una reflexión sobre la importancia que tiene la formación en el campo de las ciencias sociales en la educación secundaria, la pertinencia y relevancia de los ejes temáticos que se proponen, la existencia de bases conceptuales metodológicas y cognitivas para el abordaje de los mismos, y las posibilidades que ofrecen dichas temáticas para hacer seguimiento al trabajo de los estudiantes de manera que se puedan diagnosticar sus avances y dificultades.


A APRENDIZAGEM DAS CIÊNCIAS SOCIAIS A PARTIR DO LUGAR. RESUMO
Nancy Palacios Mena: Universidade de Tolima. Colômbia. (tradução Elida Pasini, Porto Alegre)
Propor estratégias pedagógicas inovadoras para a aprendizagem das ciências sociais em aula e fora dela constitui um caminho para os docentes da área. Incorporar ações de pensamento e de produção referentes as formas como procedem os cientistas sociais; fomentar o desenvolvimento de competências como a interpretação, a argumentação, a proposição e as competências cidadãs; valorizar os conhecimentos prévios e os interesses dos estudantes, estas são algumas das exigências que temos quando pensamos a aprendizagem das ciências sociais na educação básica. Sem pretensões de oferecer fórmulas mágicas, discutiremos estas proposições como um dos muitos caminhos para aproximar a realidade dos alunos à construção do conhecimento escolar.
Transformar o cotidiano dos estudantes no centro de sua aprendizagem tem um grande valor pedagógico e didático, como afirmam os autores Ignacio Pozo, Miguel Gómez, Francisco Cajiao e Diego Hernán Arias. Pozo e Gómez destacam que o desenvolvimento de atividades pedagógicas que tornem o conhecimento científico mais próximo do aluno é um caminho para que os mesmo acessemoutras formas de conhecimento, que por si mesmas seriam muito distantes de sua realidade, esta redução entre a distância do campo científico e o estudante, e ainda entre o conhecimento cotidiano e o científico, gera una ação pedagógica em que os jovens são também agentes das metas de aprendizagem.
Francisco Cajiao ressalta que o objetivo do ensino das ciências sociais é garantir que o individuo seja capaz de fazer una reflexão compreensiva de sua própria vida, considerando seu contexto social, que é resultado de um processo histórico longo, no qual os grupos humanos foram construindo formas de se organizar, se relacionar, interagir, se defender, se expressar, produzir e interpretar a realidade, processo que tem sentido em quanto permite que o sujeito e a coletividade possam conhecer as condições históricas, com a finalidade de serem protagonistas na construção de novos modelos sociais e culturais. Em consequência do que foi dito anteriormente, Arias sugere que o objetivo das ciências sociais é a construção gradual no contexto da escola de um tipo de conhecimento válido e pertinente, bem como de procedimentos reconhecidos para conectar a realidade social, os conhecimentos e procedimentos que poderão orientar e dar sentido a outros tipos de conhecimentos, que são mais específicos e utilizados pelos estudantes, a fim de que a partir da problematização em sala de aula se efetue a aproximação entre o conhecimento escolar dos conhecimentos cotidianos que os estudantes possuem.
Na mesma direção do que foi dito anteriormente, as normas básicas de competências das ciências sociais e de competências cidadãs publicadas pelo Ministério Nacional da Educação da Colômbia em 2004, destacam que os estudantes devem aproximar-se do conhecimento científico e social, a partir do desenvolvimento dos exercícios de indagação, com atividades que permitam a construção de conceitos e o desenvolvimento de competências. Assim as normas de competências cidadãs afirmam que para o exercício da cidadania representam habilidades e conhecimentos necessários para construir a convivência, participar democraticamente e valorizar o pluralismo. Na Espanha a Lei Orgânica da Educação faz referência explícita a questão da competência social e cidadã. Em outros países iberoamericanos encontramos situações semelhantes, porém, os conteúdos e os materiais não conseguem dar conta e reconhecer a tais aspirações teorias e legais.

Uma proposta pedagógica que tem como um dos eixos centrais a aprendizagem em ciências sociais no contexto mais próximo; sem dúvida considera relevante a orientação de trabalho dos estudantes sobre assuntos que sejam significativos e importantes para os mesmos. Partimos do princípio que se produz uma motivação suficiente e adequada nos alunos, e estes estabelecem uma relação entre o que sabem e o que aprendem, gerando um processo de acomodação e de assimilação que proporcione o entendimento de um conceito novo, associando e complementando o conceito prévio, bem como, estabelecendo novas relações entre os conceitos, ultrapassando conceitos errôneos, algo que implica uma reestruturação da rede conceitual.
As ciências sociais não se interessam somente em saber o que são as coisas e como são,  mas como constroem um discurso orientado na compreensão das pessoas, dos grupos humanos, das ações e dos fenômenos. A compreensão do mundo implica na capacidade de estabelecer diversas relações entre conceitos, para analisar as causas e as consequências, os efeitos de determinadas ações e problemas. As ideias anteriormente levantadas são reforçadas por Joa Pagés quando afirma que o currículo das ciências sociais propõe aos estudantes de secundária (no caso do Brasil, ensino fundamental anos finais) construir conceitos, procedimentos, e atitudes para compreender a realidade humana do mundo em que vivem, e ainda quando afirma que para alcançar esta finalidade o currículo precisa em seus objetivos gerais e em seus critérios de avaliação, o desenvolvimento de capacidades tais como analisar, compreender e entender problemas sociais, avaliar criticamente os lugares, sejam eles próximos ou distantes,  analisar criticamente a informação, analisar fenômenos e processos sociais e assumir uma posição crítica diante de determinadas ações e processos.
Sendo assim, propostas pedagógicas que partem do conhecimento da realidade  vivenciada na escola se encontram dentro de modelos didáticos, os quais são da maior importância para a atividade do aluno e sua capacidade de aprender a partir da interação com o meio em que vive; se tratam de estratégias em que o trabalho na sala de aula incorpore um forte componente de interação social. As estratégias pedagógicas na qual as interações tem um papel relevante proporcionam um marco de atuação baseado na reconstrução social dos conhecimentos, através de situações didáticas que favorecem a verbalização e a explicação de ideias e conhecimentos, os quais mediante o debate, se modificam e se reelaboram. Segundo Quinquer estas metodologias recuperam a ideia de um ensino voltado para conhecer, compreender e interpretar o mundo, pois a seleção dos conteúdos se relacionam de alguma maneira com seu próprio contexto cultural e social, partindo da lógica dos próprios estudantes, das suas ideias, de suas concepções para aproximarmos progressivamente da lógica da ciência através da interação com os colegas, com o professor e com os conteúdos disciplinares.
A titulo de conclusão queremos sublinhar que a implementação de propostas pedagógicas que reconhecem as problemáticas sociais relevantes para os alunos, buscam um processo de ensino aprendizagem fundamentalmente ativo, que os conecta ao mundo em que vivem e do qual se sentem parte do processo e do projeto educativo, tal como assinalam Dopazo, Garcia y Menor. A experiência pedagógica que da origem a esse texto, nasce primeiramente do interesse em superar a concepção do ensino em que a prioridade é a repetição, passar de ano. Neste sentido, o que é fundamental é que se estruture e organize as ações e dados que se apresenta aos estudantes, como elemento de referencia para a construção de uma aprendizagem significativa, com tudo, isso implica aos professores uma reflexão sobre a importância que tem a formação no campo das ciências sociais no ensino fundamental anos finais (secundária), a pertinência e relevância dos eixos temáticos que se propõem, a existência de bases conceituais metodológicas e cognitivas para abordagem dos mesmos e as possibilidades que oferecem essas temáticas para dar seguimento ao trabalho dos estudantes de maneira que se possa diagnosticar os avanços e dificuldades.



Notas

[1] Pozo, 2000, p. 276- 277.
[2] Cajiao, 1989, p. 35.
[3] Arias, 2005, p. 23
[4] Ministerio de Educación de Colombia, 2004, p. 8.
[5] Ibídem, p.6.
[6] Benejam, 1998, p.58.
[7] Arias, 2005, p. 66 - 68
[8] Benejam, op.cit.1998, p. 59.
[9] El objetivo final del aprendizaje de las ciencias sociales es que el alumno se apropie de los saberes y que los que pueda utilizar en situaciones en que el profesor ya no estará presente para ayudarle, de manera que se dé un traspaso progresivo de control y de la responsabilidad del proceso de aprendizaje del profesorado al alumnado. Ibídem, p. 66
[10] Ibídem, p. 63
[11] Pagés, 1998, p. 152.
[12] Ibídem, p. 156
[13] Quinquer, 1998, p.108.
[14] Dopazo, García, y Menor, 1995, p. 36.


ARIAS GOMEZ, Diego Hernán. Enseñanza y Aprendizaje de las Ciencias Sociales. Una Propuesta Didáctica. Serie  Didáctica de las Ciencias Sociales. Santa Fe de Bogotá: Cooperativa Editorial Magisterio, 2005. 136 p.

BENEJAM, Pilar. Las aportaciones de teoría sociocultural y constructivista a la enseñanza de las ciencias sociales. En BENEJAM, Pilar y PAGES, Joan. Coordinadores Enseñar y aprender ciencias sociales, geografía e historia en la educación secundaria. Cuadernos de Formación del profesorado. Educación Secundaria. Universidad de Barcelona: ICE/HORSORI, 1998. Páginas 53 - 69

CAJIAO, Francisco. Pedagogía de las ciencias sociales. Bogotá: Fundación Fes y TM Editores, 1989. 143 p.

DOPAZO, Maribel. GARCÍA, José Luis. MENOR, Salvador. Robinsones y Colmenas. Una experiencia didáctica de geografía  urbana. IBER Didáctica de las ciencias sociales. Diseño y unidades didácticas. Barcelona: GRAO Educación, 1995. Número 4. Año II. Páginas  33 – 45.

MINISTERIO DE EDUCACION NACIONAL DE COLOMBIA. Estándares básicos de competencias en ciencias naturales y ciencias sociales.  Santa Fe d Bogotá, 2004. 47 p. 

PAGES, Joan. La formación del pensamiento social. EN BENEJAM, Pilar y PAGES, Joan. Coordinadores. Enseñar y aprender ciencias sociales, geografía e historia en la educación secundaria. Cuadernos de Formación del profesorado. Educación Secundaria. Universidad de Barcelona: ICE/HORSORI, 1998, p. 151- 168.

POZO, Ignacio y GOMEZ Miguel Ángel. Aprender y Enseñar Ciencias. Del conocimiento Cotidiano al Conocimiento Científico. Enfoques para la enseñanza de la ciencia. Madrid: Ediciones Morata SL, 2000, p, 265- 305.

 QUINQUER, Dolors. Estrategias de enseñanza: Los métodos interactivos. EN BENEJAM, Pilar y PAGES, Joan. Coordinadores. Enseñar y aprender ciencias sociales, geografía e historia en la educación secundaria. Cuadernos de Formación del profesorado. Educación Secundaria. Universidad de Barcelona: ICE/HORSORI, 1998, p. 97 - 121


102 comentarios:

  1. Começo por salientar o interesse deste Foro sobre a aprendizagem das Ciências Sociais a partir do meio local (em português do Brasil, como decorre da tradução de Elisa Pasini, que cumprimento, do lugar). E cumprimentar a colega Nancy Palacios pelo seu excelente texto.
    Esta primeira intervenção é apenas para uma primeira reflexão sobre esta questão: por que todos, desde Coménio, no século XVI (justamente considerado o "pai da Geografia local"), defendem a aprendizagem a partir da realidade próxima do aluno, sem depois a praticarem/praticarmos? E esta aprendizagem a partir do meio local surge consagrada, inclusive, nos próprios programas escolares.
    Há uma primeira resposta, óbvia: aprender a partir do meio local significa vir para a rua, para as famílias... E esta é uma revolução metodológica de uma escola que vive fechada e centrada nos livros escolares (e eu não diabolizo os manuais escolares) e nos exames nacionais - mas mesmo, como sucede em Portugal, na disciplina de Geografia, do 3º ciclo (14/15 anos), quando não há exames, a aprendizagem do meio local é uma ficção.
    Mas também por isto vale a pena apostar no meio local: é uma forma de introduzir/forçar alguma mudança nas práticas de ensino. Noutra intervenção, darei o exemplo do Projeto Nós Propomos!, que eu próprio coordeno em Portugal e que já está em implementação no Brasil, de resto.
    Mas a segunda grande razão tem a ver com o próprio papel histórico das Ciências Sociais, em particular da Geografia e da História, no sistema educativo criado no século XIX: contribuir para a construção do estado-nação liberal, através da identificação com um antepassado de heróis (História) e com um território projetado nos mapas murais (Geografia). E a escala nacional (a par da escala mundial, herdada dos iluministas de XVIII, desde logo Alexandre Humboldt) continua a sobrepor-se à escala local, particularmente na escola francófona, que domina no mundo iberoamericano. E ao querermos atribuir um lugar central ao meio local, estamos a pedir às Ciências Sociais que neguem a sua matriz ideológica. Não é fácil... Uma saudação, desde Lisboa.

    Sérgio Claudino

    ResponderEliminar
  2. Interesante propuesta la de Nancy Palacios en términos de la íntima relación del sentido de la enseñanza de las ciencias sociales con lo cotidiano, sin caer en el mandato de lo cercano, sino en términos de lo sustantivo para los alumnos que está estrechamente ligado a la formación ciudadana.
    Debo expresar, sin embargo, que tal finalidad significativa difícilmente pueda alcanzarse sin un aprendizaje sustentado en las disciplinas Historia y Geografía ya que sus contenidos, estrategias, recursos, orientaciones didácticas, bibliografía específica, etc., permitirán alcanzar unos objetivos mucho más amplios y precisos -sin abandonar la imprescindible interdisciplinariedad-, que integrados en el contexto de las ciencias sociales como un aglomerado difuso.
    La mala experiencia argentina en el nivel secundario, durante los años 90, hizo retroceder de tal propuesta de amalgama pedagógica para volver a las disciplinas, como un retorno imprescindible que se planteó también en el contexto de la "enseñanza para la comprensión" de Howard Gardner.
    Pero coincidimos plenamente con la necesidad de darle una importancia central a los saberes relacionados con la realidad inmediata y cotidiana tan sensible y significativa para los alumnos de nivel secundario (la construcción de mapas críticos o las salidas de campo son ejemplos de estrategias orientadas en tal sentido)
    Muchos saludos desde Punta Alta, Argentina

    ResponderEliminar
  3. Los estudios sobre el medio local tienen antecedentes lejanos en el tiempo, como nos recuerda Sérgio Claudino en su comentario. Sin embargo desde el siglo XVI mucho han cambiado las teorías sobre el aprendizaje humano, como nos señala Diaria Durán en su anotación sobre H. Gardner y las inteligencias múltiples.
    Desde la geografía de la Percepción se ha insistido en que el medio no sólo es lo que vemos con nuestros sentidos visuales y auditivos, sino también lo que está en nuestra mente como prejuicios y emociones. De esta manera podemos diferenciar un espacio vivido (emociones y afectos), un espacio percibido (con sus representaciones sociales y prejuicios) y un espacio concebido (un territorio ordenado desde el poder con sus fronteras).
    Si no hacemos esta diferenciación podemos caer en errores llenos de buenas voluntades. Así en España en los años 80 del siglo XX algunas propuestas de innovación sobre el medio local confundían este con las fronteras políticas locales y con la proximidad física a la vivienda del alumnado. Ello condicionaba una propuesta de estudio erudita y enciclopédica sobre el medio, lejos del inetrés del alumnado y ante el desconcierto del profesorado, que no sabía los motivos por los cuales el alumno rechazaba lo próximo.
    Por eso para construir un espacio público comunicativo y educativo es preciso partir de las experiencias y prejuicios, para analizarlos y comprender cómo afectan a la observación del medio local
    Un abrazo
    Xosé m

    ResponderEliminar
  4. Partir del contexto local como lo sugiere Nancy es significativo en el proceso de aprendizaje pero se puede caer en el error de describir muy bien los particulares de las hojas y distanciarse del tallo y las raíces, es por ello muy importante a mi juicio partir de un hecho con la descripción completa del fenómeno teniendo en cuenta las causas y las consecuencias. Luego, se debe vincular ese hecho al contexto del estudiantado con el objeto de que se haga piel lo aprendido y se de el paso del acontecimiento histórico al desarrollo del pensamiento crítico en acción. Saludos desde Cartago Colombia. Mario A Marin

    ResponderEliminar
  5. Las posiciones favorables a la innovación –entendida como el rechazo a la forma tradicional de enseñar, caracterizada esencialmente por el rol pasivo del alumno– comparten la enmienda a un amplio campo semántico que incluye la "repetición" del profesor, la "memorización" del alumno, el intento de "transmitir" el conocimiento como si fuera agua que pasa de una botella llena a un vaso vacío. En lógica, estas posiciones defienden la "interpretación", la "crítica", la "argumentación", la "construcción", al tiempo que proponen conocer las ideas previas de los alumnos como requisito para iniciar un proceso de enseñanza-aprendizaje eficaz, así como conectar el conocimiento científico con la cotidianidad de los estudiantes.

    Los términos del reto de la innovación parecen definidos. El problema aparece con la práctica. Con los profesores inclinados hacia la idea de innovar puede ocurrir como con la propia escuela, sobre la que pesa una insoportable cantidad de expectativas que la aboca inevitablemente a la frustración: se le pide que forme sujetos dispuestos a competir en una sociedad exigente al máximo pero que a la vez sean de lo más solidarios; que sepan valerse por sí mismos y reivindicar su yo pero al mismo tiempo compartir y reconocerse como seres sociales; que sean líderes pero que hagan piña y equipo como uno más; que tengan confianza en las instituciones democráticas pero que también sean críticos con las mismas; que respeten al extranjero pero que tengan sentimiento nacional... El profesor dispuestos en principio a innovar corre el riesgo de sentirse abrumado por la dimensión de la tarea que se abre ante él, como también por las contradicciones que encierra el desafío: introducir cambios sin producir traumas en el entorno del centro; llevar ideas abiertas a espacios cerrados; llegar con ilusión pero estar preparado para el fracaso; no caer en el cinismo pero tampoco pecar de idealismo.

    El punto de vista de la autora interesa no sólo por la propuesta –vincular la enseñanza de las ciencias sociales al entorno social y cultural–, sino porque ésta está acotada en sus términos. Resulta comprensible y abarcable. Es sencillo imaginarla puesta en práctica. No desalienta, sino que anima a probar. El sistema educativo es un tren en marcha al que cada nuevo profesor se sube sin la menor opción de poder alterar significativamente su rumbo. Su campo de acción se limita a su trabajo diario, que a veces puede ser percibido –sobre todo si el conjunto opera disfuncionalmente– como una gota en el océano. Es fundamental para mantener la motivación y las ganas de mejorar vincular el propósito innovador con metas realistas que puedan ser obtenidas gradualmente.

    ResponderEliminar
  6. Muy valiosa la aportación de Ángel muñárriz en relación con las posibilidades de innovación desde la práctica. Como él dice de la propuesta de Nancy Palacios: Resulta comprensible y abarcable. Es sencillo imaginarla puesta en práctica. No desalienta, sino que anima a probar. Por eso no somos gotas en un océano, en todo caso gotas que conforman un oasis, una cultura contra-corriente que busca la autonomía intelectual en un océano de superficialidades, donde todo el mundo sigue la senda de la cultura hegemónica que se manifiesta en los medios de masas: televisión, internet... que nos crea la fantasía de creer que estamos informados cuando estamos saturados de supercherías que poco explican y mucho ocultan.
    Por eso trabajar sobre el entorno local supone, en primer lugar, analizar los mismos conceptos de entorno (espacio/territorio/lugar) y local (referencia a los afectos y emociones). Sólo desde estos planteamientos podemos avanzar en una ciudadanía democrática.
    Un saludo
    Xosé m

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Xose. Olvidé presentarme al comentar. Soy del MAES de la Universidad de Sevilla. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Saludos a todos y todas. Soy Diego García Monteagudo, estudiante del Máster de Investigación en Didácticas Específicas por la Universidad de Valencia. En primer lugar, quiero manifestar mi gratitud por las personas que han creado este nuevo foro, que complementa y amplia los planteamientos del anterior foro 21, en el que yo mismo he abordado la importancia de las salidas de campo. El planteamiento inicial de la profesora Nancy Palacios acerca de la construcción del conocimiento social desde el medio próximo me parece de gran importancia para que los estudiantes comprendan la realidad social desde un enfoque científico. De hecho, el estudio del medio, bajo una concepción constructivista, ayuda al alumnado a reflexionar sobre los conocimientos, las vivencias y las experiencias que ya tienen, reestructurándolos según las nuevas visiones que le aporta el conocimiento científico (Batllori, 1994). En las últimas dos décadas, las dinámicas sociales han influido para que el pensamiento social, el pensamiento geográfico y el pensamiento pedagógico hayan realizado cambios sobre las prácticas educativas. En concreto, se han replanteado las necesidades educativas y formativas del alumnado en relación al conocimiento de los elementos geográficos e históricos que tienen físicamente más cerca (Vilarrasa, 2005). Por tanto, el medio local influye sobre el pensamiento y la percepción sobre la práctica que tiene el profesorado, y sobre el alumnado, haciendo aflorar sus representaciones sociales y adecuando los contenidos teóricos a la práctica. Para lograr el aprendizaje significativo del alumnado, se tiene que desarrollar el trabajo de campo y trabajar sobre el medio a diferentes escalas.
    Además del conocimiento social se puede añadir que el conocimiento ambiental también puede ser aprendido a partir de la indagación en las ideas previas de los estudiantes. En concreto, la vertiente de espacio subjetivo a la que alude el profesor Xosé M. Souto, es un componente del paisaje. El paisaje es un concepto interdisciplinar y tripartito (medio natural, espacio subjetivo y práctica social) que posibilita el aprendizaje y la generación de conocimiento geográfico escolar si se confrontan los saberes académicos con los personales (Cavalcanti, 2010). Este conflicto cognitivo puede iniciarse mediante el trabajo con representaciones pictóricas y la lectura de pequeños fragmentos literarios que despierten emociones entre el alumnado. Al despertarse emociones, se contribuye a que afloren estereotipos, prejuicios y visiones idealizadas de las representaciones sociales de un paisaje (Santana, Morales y Souto, 2014) que será visitado a través una salida de campo. Según Reigota (2001), todas esas percepciones son clave para acceder al conocimiento personal del paisaje. La interdisciplinariedad del paisaje se pone de relieve con el renacimiento de las geografías emocionales, que proporcionan importancia a las relaciones afectivas y emotivas de las personas por sus lugares y sus paisajes. Esta nueva relación es la que vincula la Geografía con la teoría de la comunicación. Como apunta Nogué (2011), cada vez más el territorio está desarrollando el papel de mediador de los procesos de comunicación, de creación y de consolidación de identidades territoriales, independientemente de la escala.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. En consecuencia, mi experiencia como estudiante de Máster y la realización de salidas de campo, me lleva a afirmar que el estudio del medio favorece que los futuros ciudadanos (hoy estudiantes en diferentes niveles educativos) participen con criterio en la gestión del desarrollo local. Para ello mi aportación particular es que se tiene que favorecer la perspectiva de educación ambiental. Es importante subrayar que la vertiente de medio natural y la participación social que delimitan el concepto de paisaje, contribuirán a comprender que las acciones locales tienen consecuencias globales. Por ello, el estudio del medio local no debe separarse de la educación ambiental integral, pues los seres humanos desarrollan su vida en un entorno global complejo. La educación ambiental tiene que enseñar todas las vertientes de los problemas ambientales que se estén estudiando a escala local para que las sociedades participen, diseñen y cumplan las estrategias que tendrán eco en la esfera global. Y aunque al inicio, estas acciones docentes puedan ser como una gota en el océano, se tiene que seguir con esta formación para que se consoliden nuevos horizontes interdisciplinares que contribuyan al desarrollo de una ciudadanía democrática y crítica.
    Saludos,
    Diego García Monteagudo

    Bibliografía
    Batllori, R. (1994). L´estudi del medi. Perspectiva Escolar, 182, pp. 21-26.
    Cavalcanti. L. (2010). A geografia e a realidade escolar contemporânea: avanços, caminhos, alternativas. Anais do I Seminário Nacional. Currículo em movimiento. Perspectivas Atuais, Belo Horizonte.
    Nogué, J. (2011). Paisaje y comunicación: el resurgir de las geografías emocionales. En L. Puigbert, A. Losantos y G. Bretcha (eds.), Teoría y paisaje: reflexiones desde miradas interdisciplinarias, (pp. 25-42). Olot: Observatorio del Paisaje de Cataluña.
    Reigota, M. (2001). Meio ambiente e representação social. São Paulo: Cortez Editora.
    Santana, D., Morales, A.J. y Souto, X.M. (2014). Las representaciones sociales del paisaje en los trabajos de campo con Educación Primaria, En R. Martínez y E.M. Tonda. (eds.), Nuevas perspectivas conceptuales y metodológicas para la educación geográfica, Vol. I. (pp. 167-182). Córdoba: Área de Didáctica de las Ciencias Sociales de la Universidad de Córdoba.
    Vilarrasa, A. (2005). El medio local como escala de análisis en la didáctica de las ciencias sociales en educación secundaria. Enseñanza de las Ciencias Sociales, 4, pp. 11-19.


    ResponderEliminar
  12. Estimados amigos del Geoforo,

    Aprender Ciencias Sociales es vivir con conciencia espacio temporal, ser ciudadano y construir un hoy y un mañana diferente, siendo crítico propositivo de la realidad social que se vive en cada contexto, por eso desde la experiencia de ser profesor de educación básica en Colombia me gustaría compartir con ustedes como aprendemos de nuestro entorno con niños de grado cuarto de primaria.
    Aprender el entorno en las ciencias sociales es referirnos al espacio vivido, ese que está en contacto diario con nosotros en el cual hacemos nuestras actividades diarias y porque no el que soñamos cada día por construir un futuro desde un presente consciente con la historia, el espacio y la sociedad.
    En cuarto de primaria trabajamos la casa como un espacio vivido, este cargado de atributos, permite llegar a la vida de cada estudiante a partir de relatos de vida como descripción de la cotidianidad.
    La habitación como espacio primario e íntimo simboliza una oportunidad para aprender (acción individual y colectiva) el orden que cada ser humano le da a las relaciones que se construyen día a día. Otros espacios en la casa son parte de la vida cotidiana, pero a la vez simbolizan gustos y desagrados por ende algunos no aparecen en los relatos de vida como parte de las acciones que se realizan en él.
    Utilizamos los dibujos como una forma de representar ese entorno, ese mundo vivido, en estos los niños y niñas señalan las zonas más importantes de su casa, pero también reflexionan sobre el rol que cumplen en ella, desde las tareas que les asignan hasta los lugares de ocio y recreación que aunque improvisados son muy importantes en la edad de los 10 años. Estos dibujos son socializados con sus compañeros en donde se busca atender a unas preguntas orientadoras que se define en el grupo, la reflexión entonces ronda en el aprender de lo cotidiano, pero también en la relación social que se construye por medio de las acciones en el espacio.
    De esta manera pensar la casa como vivienda, pero también como habitación, hace relativo lo cercano y se reflexiona en lo lejano, las condiciones de diferentes tipos de casas en lugares con clima cálido a los de frio, de montaña a zonas planas y edificios como una forma de vivienda en donde se comparte paredes, puertas, corredores y zonas verdes, no sólo permite aprender del entorno, sino a ser ciudadanos críticos, propositivos y con sentido en la relación del espacio, el tiempo y la sociedad. Es decir aprender Ciencias Sociales de lo cercano hacia lo lejano.
    Cordial saludo,
    Johan Camilo Lombo Ayala
    Estudiante Maestría en Estudios Sociales
    Universidad Pedagógica Nacional
    Bogotá D.C. Colombia

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias a todos los que se han vinculado al debate con sus valiosos aportes, creo que un punto en el que coincidimos es en la importancia que tiene el aprendizaje de las ciencias sociales desde las vivencias, por lo significativo que puede llegar a ser. Sin embargo, uno de los retos que generó la estrategia pedagógica fue alcanzar el equilibrio entre aprendizajes de lugares cercanos y lugares lejanos, así como un equilibrio entre la enseñanza de los contenidos espaciales y temporales. ¡Que siga el debate!
    Nancy Palacios Mena

    ResponderEliminar
  14. Teniendo en cuenta lo anterior, considero que la investigación en el aula puede favorecer a la enseñanza de las ciencias sociales por medio del análisis de la cotidianidad, pero para ello se hace necesario que el o la maestra genere una motivación, y al mismo tiempo que se investigue un medio significativo para los y las estudiantes. Básicamente, estaríamos hablando de romper el paradigma de la repetición y encontrar en las ciencias sociales el camino para formar ciudadanos, unos ciudadanos que gracias a una buena enseñanza de las ciencias sociales podrían hablar de manera objetiva de situaciones cotidianas, unos ciudadanos que apreciarían la cultura, unos ciudadanos "integrales", que a mi manera de pensar es lo mas necesario en la actualidad. Finalmente la enseñanza de las ciencias sociales debe generar una investigación en el aula para así poder articular la historia y la geografía, y así poder analizar un entorno inmediato, dando respuesta a las exigencias de MEN sobre la enseñanza de las ciencias sociales.

    Jesús Arturo Pineda López
    Licenciatura en Ciencias Sociales
    IX Semestre.

    ResponderEliminar
  15. Estimados maestros y maestras del geoforo.

    Educación para una nueva era, así lo planteó el politólogo socialista norteamericano Sidney Hook, cuando hizo hincapié en que las ciencias sociales a través de la educación deben sepultar los espectros del pasado, e ir transformándose paulatinamente en la endémica formula de libertad que tanto añoramos. Es imperativo cuestionarnos constantemente nuestra labor, pues de esta práctica, depende nuestras mejoras o en su defecto, nuestra involución como maestros.
    Por otro lado, el aporte de la maestra Nancy respecto a la investigación educativa es muy valiosa; La indagación en el aula debe ir depurando las contradicciones internas del sistema educativo el cual evoca una educación crítica y reflexiva, empero, a su vez, yuxtapone los derechos educativos de todos los ciudadanos dándole prioridad al capital privado el cual dispone de manera despótica el que hacer pedagógico. Los maestros tienen la grandiosa labor de coartar el paradigma de dominio educativo en el que siempre hemos estado inmerso, tal como lo sugirió el filósofo francés Louis Althusser, la educación no debe someterse como un aparato ideológico del estado, por el contrario, debe ser el único bastión de la inconformidad y la resistencia de una sociedad atada al yugo de la individualización y despojo de lo que creemos conocer como proyecto de modernidad. Así mismo, la ciencia social a través del proceso de enseñanza-aprendizaje debe generar más componentes axiológicos, que garanticen un dispositivo ético en nuestros estudiantes como futuros hacedores y edificadores del mañana, es decir, comenzar a pensarnos dialécticamente lo local a través de lo global, es hacer entender a los estudiantes que el mundo está inmerso en una dinámica social, económica y política compleja que afecta de una u otra manera la vida personal de cada uno de ellos (a).

    a groso modo, los retos educativos cada vez son más complejos, nuestra sociedad demanda maestros dinámicos, eficientes y comprometidos con su quehacer, es una labor que debe generar soluciones a través de proyectos de progreso a escala personal, para de esta forma, pensar objetivamente un bienestar colectivo en aras de una educación trascendental y fortalecida en nuestras escuelas. Es nuestra labor y nuestro objetivo, hay que seguir trabajando por ello.
    Cordial saludo.

    Julian Escobar Avila
    Estudiante IX semestre Lic. Ciencias Sociales.
    Universidad del Tolima.

    ResponderEliminar
  16. Interesante aporte del saber y ser educativo por parte de la Docente Nancy Palacios, sobre la pedagogía del conocimiento direccionado al estudiantado. Esta contribución lleva a ver la complejidad de la educación ante la sociedad, para objetar los derechos del estudiante valorizando su conocimiento propio, dando lugar a la interacción del estudiante, en este campo de acción donde se da la apropiación al estudiante, sobre el saber autónomo. Aboliendo la cotidianidad en la enseñanza de la pedagogía siendo innovadores; forjando nuevas bases para el fomento del pensamiento critico y reflexivo, plasmando problemáticas del contexto social. Debemos entender que la enseñanza esta inmersa en una ideología que día tras día se da con el fenómeno de la globalización. somos críticos al cuestionar la enseñanza de nuestro conocimiento ante determinados sucesos que se presentan en el complejo entorno social actual; por ello, debemos fortalecer nuestro proceso pedagógico objetando un interés sumamente significativo en la concepción de nuevas estrategias que den lugar a la innovación y modernización del saber pedagógico en la educación.

    leonardo Rodriguez ortiz
    Estudiante IX semestre de Lic. ciencias sociales
    universidad del tolima

    ResponderEliminar
  17. Los resultados obtenidos porla porfe Nancy mena en su labor docente, son el reflejo de la dedicacion y el arduo trabajo vislumbrado en su premio compartir al maestro. La aplicación de la teoría a la practica o al entorno de los estudiantes tiene un valor significativo, no solo siendo beneficiada ella, sino mas que todo nuestro objetivo primordial que son los estudiantes, que gracias a las estrategias pedagógicas y didácticas que nos dice la profe que apliquemos con seguridad tendremos exito.
    La profesora Nancy comprende muy bien que las ideas previas son fundamentales en los estudiantes como inicio para comprender el medio social, que así sean de forma desordenada y sin mucha conexión, pero que precisamente desde aqui iniciamos nuestra labor como profesores. Estas nociones como componentes basicos como nos dice, son la construccion de cualquier nuevo conocimiento con sus propias ideas, son la base de la interaccion profesor estudiante, estudiante profesor y estudiante medio social, como estrategia didactica y fundamental en la construccion de conocimiento.

    ResponderEliminar
  18. Siempre se me ha ocurrido que el estudio de las ciencias sociales son el motor que se aplica para la formación de ciudadanos y la formación de estrategias que hagan de la licenciatura y el aprendizaje de las ciencias sociales aproximaciones al conocimiento científico social los planeamientos que esboza la profesora palacios son muy interesante y a la vez se hacen necesarios para la enseñanza desde la cotidianidad del alumno en su formación de ciudadano participativo y critico a partir de los esquemas conceptuales que se aplican en la escuela con el fin de hacer de la enseñanza y los procesos de formación de conceptos y desarrollos de competencias como se plantea en el geoforo del aprendizaje de las ciencias sociales, dichas estrategias que plantea Nancy Palacios dejan en contemplado saber que las destrezas implantadas siempre deben ser innovadoras y del agrado de los estudiantes para que satisfagan sus competencias ciudadanas y los intereses que emanan de una sociedad desde la construcción de modelos pedagógicos que sean usados en el ambiente escolar para que se den soluciones o por lo menos se adquiera conocimiento de las problemáticas sociales de la comunidad a la que se pertenezca desde sus conocimientos cotidianos del entorno que se conocerán gracias a la indagación que se ha realizado para la creación de nuevos planteamientos y proyectos de formación de ciudadanos según los retos educativos que se están planteando desde el MEN hacia el acercamiento del conocimiento científico social y los retos que emanen de la escuela y su entorno social, es un reto que tenemos tanto profesores como alumnos y por ende tenemos que hacerle pie y dar más de lo que tenemos en nuestro alcance.
    Feliz día.
    Andrés Camilo Zambrano Hernández
    Lic. Ciencias sociales
    Noveno semestre
    Universidad del Tolima

    ResponderEliminar
  19. El presente documento me trae a la mente recuerdos de cuando estuve en el colegio, afortunadamente tuve un profesor que lo recuerdo con mucho agrado precisamente por que era a partir de nuestro entorno que con algunas caminatas de campo explicaba temas que en un salón de clase era un poco complicado de entender, ademas que con solo una salida servia para abarcar gran contenido temático. En lo único que considero no debe ser es lo relacionado con el aprendizaje memorístico, ya que en el proceso de enseñanza y con el aprendizaje es necesario que el o la estudiante tenga la capacidad de recordar información que se relevante para la asignatura de las ciencias sociales. sin animo de decir que solo en el proceso memorístico es que se aprende podemos buscar una manera de desarrollar una clase en la cual se utilice las experiencias del estudiante, la información que debería aprender para la vida el y la estudiante, y finalmente el entorno como ente que sirve para integrar el conocimiento y así el aprendizaje sea significativo.
    es oportuno tratar estos temas ya que como maestros en formación debemos crear un cambio donde el profesor o profesora se comprometa a la reestructuración de su manera de enseñar, así por medio de la indagación el o la estudiante generara un proceso no propiamente memorístico sino mas bien un aprendizaje significativo que este enfocado en sus necesidades y en donde el maestro o la maestra sea un co actor de acciones sociales que cambien la sociedad.
    Briyith Vanessa Arias
    Lic. En Ciencias Sociales
    9º Semestre

    ResponderEliminar
  20. Prezados,
    Visando contribuir com este debate, venho refletir acerca do texto fazendo uma interface com a realidade educacional no Brasil, especificamente no Estado de São Paulo. Neste, o ensino de Geografia nas séries iniciais da educação básica tem sofrido com a degradação de seu currículo. Tem-se focado no processo de alfabetização em língua portuguesa e matemática, o que pressupõe que os alunos conseguirão apenas decodificar os textos, e não efetivamente participar e interpretá-los, pois lhes falta justamente às noções históricas e de localidade que somente a história e a geografia podem desenvolver.
    Desta forma, este trabalho da Nancy Palacios Mena traz uma contribuição metodológica de suma relevância para defendermos que o ensino seja recuperado e sofra mudanças estruturais.
    Isto porque o tipo de ensino proposto é um diferencial que coloca a escola como lugar integrado à sociedade e extrapola os muros simbólicos que por vezes tenta-se construir. Os alunos possuem história, eles fazem e vivem a história, e aliená-los disto é também alienar a escola. Ir além do conhecimento consolidado no currículo escolar traz um novo significado na aprendizagem dos alunos, faz com que eles se instrumentalizem para agir na realidade, além de valorizar os conhecimentos familiares e da comunidade as quais eles pertencem.
    As propostas de Nancy pressupõem a formação de um cidadão crítico, que irá atuar na sociedade de forma consciente, pois ele terá desenvolvido na escola as competências da reflexão perante sua realidade e o contexto sócio-histórico no qual está vivendo e conseguirá ainda fazer inferências ao passado da humanidade.
    Mas me ponho a refletir e repasso meus questionamentos a vocês. A concepção de ensino atual (copista, reprodutora) implica o desenvolvimento que tipo de aluno? É o mesmo aluno que está previsto nas leis que regem os países nos quais atuamos? É interessante ao sistema capitalista no qual estamos inseridos que a escola seja formadora de cidadãos críticos? E por fim, qual é o papel do professor neste cenário de contradições?
    Meus cumprimentos,
    GABRIELLA BESSA DE ANDRADE.
    Aluna do 5º semestre curso de Pedagogia da Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto – UNIVERSIDADE DE SÃO PAULO (USP), BRASIL.

    ResponderEliminar
  21. Buen día comunidad
    Es realmente valioso conocer las contribuciones que a lo largo del foro se han traído a colación con respecto al aprendizaje de las ciencias sociales desde el entorno, teniendo en cuenta la ilustración conceptual y contextual que realiza la maestra Nancy Mena denotando claramente que si es posible investigar en el aula sin importar su entorno.
    En ese orden de ideas el aprendizaje de las ciencias sociales desde el entorno es una pauta importante de reflexión para con nosotros los docentes, personajes vitales comprendidos como agentes de transformación social capaces de guiar estudiantes con capacidades críticas, analíticas y reflexivas, conllevando así procesos de enseñanza-aprendizaje de nuestras amadas ciencias sociales, no solo como un conjunto de disciplinas que tienen por objeto el estudio de las actitudes y comportamientos humanos, si no contribuir en la formación de individuos desde una perspectiva de carácter hermenéutico que realmente sobre pase las barreras de los esquemas básicos para que mejoren así, su percepción social comprendiendo así su pasado, presente y futuro desde cualquier índole de carácter contextual.
    Luis Alberto Monroy Rojas
    Lic. En Ciencias Sociales
    9º semestre
    Universidad del Tolima

    ResponderEliminar
  22. A compreensão sobre o ensino das ciências nos primeiros anos da escolarização formal, deve ampliar-se a atingir as necessidades de ensinar e aprender as ciências sociais, no currículo brasileiro atual para tal ciclo, ciências, historia e geografia, do seu sujeito educando e do sujeito professor, fazendo-se ação pedagógica significante para formação humana na perspectiva socio-histórica.Construindo estratégias didáticas plurais, versáteis e multiculturalistas que superem as concepções tradicionalistas da educação. Enriquecendo os processos de ensino e aprendizagem, com praticas pedagógicas que promovam o reconhecimento e a construção da identidade, compreendendo a formação dos sujeitos e do seu locus, para que se possa cada vez mais tornar o conhecimento significativo de todas as maneiras.
    Tainá N. Kühl
    Pedagogia
    FFCLRP-USP

    ResponderEliminar
  23. Todo indivíduo uma vez que nasce em sociedade já tem um conhecimento de mundo, fazendo com que ele não dependa unicamente do que ele aprende na escola, mas do que ele carrega da sua cultura. Todavia, a escola não só tem o compromisso governamental de ofertar a todos um conhecimento mais generalizado como também tem a responsabilidade de aprofundar os indivíduos acerca do meio social em que vivem. Tal dever pode possibilitar a união do conhecimento aprendido tanto na escola quanto nas vivências do aluno, fazendo com que o mesmo desenvolva todas as vertentes disciplinares sendo aplicável no seu cotidiano.
    Essa formação auxilia o indivíduo em sua contribuição social. A criação de um pensamento próprio e único leva o indivíduo a ter uma criticidade em relação ao mundo. Esta quebra o conceito de eco, onde as invés de haver repetição, ocorre um questionamento em que o faz remodelar o que se assimila. Isso mostra que as disciplinas de História e Geografia são essenciais para a formação de novos pensadores dos anos iniciais.
    Em suma, nota-se um perigo ao desaparecer tais matérias no âmbito brasileiro, gerando assim uma escassez de pessoas pensantes, questionadores e argumentadoras.

    JULIA MAZIERO LAUS.
    Aluna do 5° semestre do curso de Pedagogia da Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto – UNIVERSIDADE DE SÃO PAULO (USP), BRASIL.

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  25. Todo conocimiento adquirido por los seres humanos, ya sea a través del proceso histórico o en su desarrollo personal tiene como base la práctica y que cualquier idea que pueda tener ha sido el resultado de complejos procesos que requieren no solo de sus capacidades y habilidades sino que también ha sido heredada por la humanidad, a través de un proceso milenario.
    Según Davidov “La base de todo conocimiento humano es la actividad objetal práctica, productiva; el trabajo” (DAVIDOV, 1999) Este conocimiento práctico está a la base de cualquier teoría y aunque los conceptos son importantes en la enseñanza, desprovistos de la práctica se convierten en contenidos vacíos para nuestros estudiantes.
    Una educación formadora y transformadora debe tener en cuenta que la sociedad está en continuo cambio y que los estudiantes también cambian. No como resultado de los procesos de enseñanza realizados en la escuela, sino como resultado de sus vivencias particulares y locales, pues su entorno es primordial a la hora de abordar el conocimiento, y por lo tanto la escuela no puede estar en un lado y la sociedad en otro. En este sentido la educación debe ponerse al servicio de la sociedad para generar cambios y este debe ser el ideal de las ciencias sociales.
    REFERENTE CONCEPTUAL
    DAVIDOV, V. (1999). Principales tesis de la teorìa materialista dialectìa del pensamiento. MADRID: PAIDOS .

    DUVAN ANDRES DIAZ DIMATE
    Lic. En Ciencias Sociales
    9º Semestre

    ResponderEliminar
  26. O texto exposto é muito instigante e de grande valia para que nós, profissionais e futuros profissionais da área da educação, pensemos a respeito de uma educação mais reflexiva, de modo a fazer os alunos pensarem e questionarem a respeito do que apre(e)ndem, para que possam enxergar que estão conectados com o mundo a sua volta, e que realmente haja, como dito no texto, uma interação entre o conhecimento e o estudante através das ciências sociais.
    É interessante pensar que a ação pedagógica no estudo de Ciências Sociais deva aproximar o conhecimento dos alunos, de seu próprio mundo, e dos conhecimentos científicos, para que o reconheçam como acessível e entendível, a fim de que possam compreender outras formas de conhecimento, reconhecê-los e relacioná-los com pensamentos e ideias mais comuns e rotineiros dos estudantes, assim como da sociedade em que estão inseridos, de modo a realmente conhecerem, compreenderem e interpretarem o mundo a que estão inseridos, havendo, de fato, uma aprendizagem significativa e satisfatória para que alunos e, principalmente, professores, que podem observar as reflexões e progressos de seus educandos com relação aos conhecimentos incorporados.
    Vejo isso frequentemente em projetos nos estágios da faculdade onde estudo, e fico muito feliz e orgulhosa em saber que estas práticas são reais e que podem dar certo, se forem bem planejadas e executadas de maneira correta e segura, o que me motiva ainda mais a prosseguir e ter mais confiança no futuro da educação.

    Bárbara Arcanjo Campos
    Aluna da Pedagogia da Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto; Universidade de São Paulo.
    BRASIL

    ResponderEliminar
  27. Achei muito valiosa esta discussão acerca das estratégias pedagógicas para o desenvolvimento das ciências sociais, mencionadas por Nancy Palacios Mena. Pensando na escola como lócus das primeiras relações sociais e onde de fato o conhecimento torna-se sistematizado, buscar possibilidades que viabilizem a apropriação e ressignificação deste conhecimento, tendo como princípio a formação de um sujeito crítico-reflexivo, é com certeza um caminho a ser pensado e refletido pelos docentes, principalmente na área das ciências sociais.
    Destaco aqui, as dificuldades encontradas no desenvolvimento de aprendizagens do ensino de ciências sociais, especialmente para alunos dos anos iniciais, em que os esforços estão voltados para a alfabetização, na codificação e decodificação das linguagens, baseada em atividades mecânicas, fragmentadas e sem produção de significados para o aluno. Consequentemente, estas práticas não conseguem dar conta do caráter formador e transformador da educação.
    Acredito que o processo educativo verdadeiramente significativo precisa ser vivenciado para levar ao pensamento reflexivo, ponto chave para a significação das relações entre os indivíduos e o mundo na sociedade em que se vive. Portanto, a ideia de uma abordagem educativa que pressupõe a realidade do aluno como ponto de partida para o desenvolvimento da aprendizagem, acaba por instrumentalizar este pensamento, desencadeando percepções cada vez mais elaboradas e complexas, reduzindo desse modo a distância entre o campo científico e a realidade do aluno, ou seja, partindo do concreto para se chegar ao abstracionismo científico, e, por conseguinte a compreensão do mundo a sua volta.
    É preciso considerar que ensino de ciências sociais está muito além de proporcionar o conhecimento e a compreensão da produção humana, é também meio de significação e ressignificação na elaboração de novos sentidos na sociedade.
    Considero enriquecedor abordagens que partem da prática cotidiana, da troca de ideias, do compartilhamento de informações que aprofundem e diversifiquem o repertório do aluno, buscando sempre compreender o ensino em seu sentido mais amplo, que contribua para a constituição de um sujeito que seja capaz de atuar criticamente em sociedade e compreender o mundo a sua volta.

    Danila R. R. Marques
    Aluna do Curso de Pedagogia da Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto – Universidade de São Paulo (USP).

    ResponderEliminar
  28. Um ótimo texto para fazer uma reflexão quanto a grade curricular de nossas escolas. Nesta reflexão cabe discutir e problematizar a escola no âmbito público e privado, uma vez que tem-se como verdade plena no pensamento popular de que as escolas públicas (escolas municipais e estaduais de ensino fundamental e médio) são de qualidade inferior em comparação com a escola privada - esta afirmação nem sempre é verdadeira - ou seja, pensar em meios de como contribuir para uma melhora significativa pensando na educação popular; discutir sobre a intencionalidade pedagógica, formação à docência em ciências sociais e sua metodologia.

    O ensino de ciências sociais vai além do que a escritora deste artigo propõe: este ensino deve servir para ampliar a visão de mundo, uma visão mais holística, mais crítica, pensar a ação e reflexão, fazer com que o lecionando sinta-se parte do mundo e atue em sua mudança e que esta ação o torne mais humano.
    Além do ensino da gramática, história, geografia, matemática, etc, temos que também pensar em ciências sociais como grade curricular no ensino fundamental (acrescentaria ainda como grade curricular os Direitos Sociais) pois ela é de um caráter ímpar no desenvolvimento social do sujeito, possibilitando o mesmo a fazer da teoria uma práxis cotidiana, como afirma Paulo Freire em seu livro Educação e Mudança: "Se ação e reflexão, como constituintes inseparáveis da práxis, são a maneira humana de existir, isto não significa, contudo, que não estão condicionadas, como se fossem absolutas, pela realidade em que está a humanidade".

    André Carvalho
    Aluno da Pedagogia da Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto (FFCLRP) – Universidade de São Paulo (USP).

    ResponderEliminar
  29. Saludos.

    Ahora más que nunca los docentes debemos estar preparados, para asumir los retos que se nos presentan en el campo educativo. Se convierte entonces para nosotros en una prioridad, la actualización permanente, la investigación en el aula, la transformación de los esquemas tradicionales de enseñanza aprendizaje, puesto que debemos responder desde el aproximamiento con el ejercicio científico, a esas formas que hacen posible el acceso a un conocimiento más elaborado y por supuesto con un sentido que apunta más al mundo real, un mundo en el cual abundan las problemáticas, y a las cuales les podemos plantear alternativas de solución, precisamente desde el conocimiento científico.

    Es placentero poder ver, como desde las diferentes disciplinas y ramas de las Ciencias Sociales, se trabaja para que el conocimiento científico, que en algún momento de la historia se consideró como privilegio de unos pocos, hoy se pueda concebir y proyectar como un saber de dominio público y social.
    Alberto Pérez Villa
    Universidad del Tolima
    9no Semestre LCS

    ResponderEliminar
  30. Há muito que o ensino voltado para as concepções políticas, geográficas, históricas e sociológicas para os alunos do Ensino Médio tem sido relegado a pueris debates, sistemáticas demonstrações superficiais e um inerente distanciamento entre o indivíduo (aluno), a realidade que o cerca e os temas histórico-políticos globais. Nota-se, não obstante, que podemos evidenciar uma ‘agenda’ de ações que possuem por intuito deixar que os alunos não consigam ou não possam libertarem-se das amarras do senso comum e expandirem-se para a compreensão e ativização daquilo que nos move em sociedade.
    Ensinar de forma a se aplicar o questionamento, o interesse, a dedução, a argumentação para os alunos desde esta sua fase da vida (e desde antes, claro) é auxilia-los a se desfazerem das amarras milenares a todos nós impostas, de aceitação na ignorância do que nos transforma na sociedade que hoje somos.
    É de vital importância que o ensino de geografia ocorra no Ensino Médio como forma de fomentar a indagação e não apenas mnemônico, com fórmulas de decoras que nos levam a apenas um mui rasa lembrança e compreensão quase zero.
    Henrique Dal Bo Campanilli
    Aluno da Pedagogia da Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto (FFCLRP) – Universidade de São Paulo (USP).

    ResponderEliminar
  31. L’objectiu de l’educació i ensenyament de la Geografia i la Història és en molts casos una feina molt dificultosa per falta d’interès i motivació dels alumnes, com en moltes altres assignatures, però posem èmfasi en aquestes, ja que existeix la creença generalitzada de que la història i la geografia són unes assignatures sense valor on es treballa de forma memorística i repetitiva sense dinamisme, on la classe magistral impera. En aquesta entrada volem intentar desmentir aquestes creences generalitzades oferint unes alternatives poc usuals però que imprimirien un gran dinamisme a les classes. Estem totalment d’acord amb els apunts realitzats al fòrum i destaquem la important tasca pràctica que juga l’entorn per a introduir a l’alumne de manera directa amb diferents perspectives d’entendre’l, que els aspectes teòrics més tradicionals no assoleixen.
    En primer lloc volem mencionar que la falta de motivació de l’alumnat és, i cada vegada més, un problema endèmic perquè l’avanç de la cultura audiovisual, en substitució de la cultura escrita nostra, és un fet i les noves generacions cada vegada tenen un major control sobre aquestes noves tecnologies i una major desvinculació de la cultura escrita tradicional. Considerem que cal fer una adaptació a aquestes, cosa que si més no la majoria del professorat té present, però ara més que mai també hi ha que recordar-li a l’alumnat que existeix un món, no fora de les aules, sinó que també fora del “smartphone”.
    En segon lloc una de les nostres propostes que poden servir per a dinamitzar l’ensenyament de la història és l’estudi de camp, que alhora és un pilar clau per a la posada en valor del patrimoni històric i cultural que ens han llegat les societats del passat, per a açò trobem infinitat de musealitzacions de les restes arqueològiques, com ara castells, jaciments, poblats etc.. Els quals es poden visitar i tenen en molts casos les explicacions i guies referents a les èpoques d’ús d’aquest. Considerem que d’aquesta forma es poden crear vincles entre els alumnes i els seus entorns, ja que no hi ha major desconegut per a molta gent que les seues rodalies i immediacions. Gràcies a un adequat treball previ la interacció amb el medi pot esdevenir altament positiva.
    En tercer lloc proposem que una forma de complementar jaciments i musealitzacions és la recreació històrica, perquè encara que siga una forma de representar el passat, per exemple una batalla, que sol ser una de les coses més impactants per als alumnes i la gent en general, és una forma de vore eixe succés històric eixint-se’n dels mètodes més comuns com els reportatges o les pel•lícules, alhora açò ens permetria “recordar” als alumnes que el passat és una part fonamental de les característiques de les societats actuals.
    Per últim hem de valorar les problemàtiques que presenta el treballar amb la recreació històrica, una d’elles, la més important és la disponibilitat econòmica, ja que rarament aquestes es duran a terme al mateix lloc on donem classe, això ens obligaria a moure’s amb la conseqüent despesa. Altra problemàtica i en aquesta em de posar molt d’èmfasi és la veracitat tant dels fets com dels participants en la seua indumentària, materials, armes, armadures, ferramentes, actuacions i fins i tot conversacions, no obstant hem de mencionar que el món de la recreació va millorant progressivament, ja que molts grups tenen historiadors provinents de les universitats que s’esforcen en mantindre uns mínims de veracitat, així com que als grups que no pertoquen ni a l’època ni al context no se’ls permet participar quan la recreació és seriosa. El professor hauria de treballar prèviament amb els alumnes per a portar-los fins aquest següent estadi d’integració en l’entorn.

    Josep Rostoll
    Xavier Andreu Montava

    Alumnes del Màster d'Educació en Seccundària UV

    ResponderEliminar
  32. Hem de tindre ben clars quins són els nostres objectius com a docents, els quals varien depenent de a quin cicle estem donant-li classe, així com dels temes de l’assignatura d’història que estem impartint i fins i tot en els interessos dels diferents grups i persones que componen les aules, els quals marcaran completament els fracàs o l’èxit de la nostra metodologia, tractem per tant de buscar un mètode de motivació nou, desvinculant-se de les tecnologies audiovisuals que estan tant presents en l’actualitat en tots els àmbits.
    El nostre principal objectiu és oferir-li a l’alumnat una visió més ampla i una vivència més directa dels fets històrics que estem impartint a classe, dins de les nostres possibilitats. Complementant les classes més tradicionals, com són les lliçons magistrals dins de les aules, amb els estudis de camp que ens permeten realitzar aquestes activitats. O també podem considerar que aquest estudi de camp és una complementació als projectes d’investigació, que proposen les escoles més innovadores actualment superant el vell sistema de les classes magistrals.
    En segon lloc, un objectiu més important que l’anterior és la pressa de consciència de la importància del patrimoni històric i cultural que rau en la creació de vincles entre els nostres estudiants i els monuments històrics al voltant dels quals es solen realitzar les recreacions, és una forma de posar en valor aquestos vestigis de les societats del passat i de les seues formes de vida, alhora que permet facilitar la comprensió de les societats del passat per als nostres estudiants.
    La contextualització és una part fonamental alhora d’aprofitar les recreacions com a mètode d’ensenyament de la història perquè cal explicar prèviament a l’activitat quin és el context històric tant del jaciment o monument on s’ha de realitzar l’activitat, com de l’actuació que s’ha de presenciar.
    En primer lloc hem de tindre present amb quines unitats didàctiques de l’assignatura d’història estem treballant i quines són coetànies amb els fets que s’han de vore en la recreació històrica que anem a visitar, per a poder relacionar les activitats estudiades a classe amb les que s’han d’estudiar durant la recreació. També s’ha d’explicar prèviament quin fet històric es va a visitar així com entendre la situació en la qual es va desenvolupar, ja que aquesta és la que va a marcar el desenvolupament del fet en qüestió.

    Josep Rostoll
    Xavier Andreu Montava
    Alumnes del Màster en Educació Secundària UV

    ResponderEliminar
  33. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  34. Atualmente, a realidade do ensino no Brasil foge a tudo aquilo que este trabalho defende como relevante. Temos um sistema onde o professor deve pensar em resultados rápidos, sendo estes mostrados em avaliações externas. Assim, o foco maior do ensino dá-se à Língua Portuguesa e Matemática. Porém, como graduanda do curso de Pedagogia, muitos estudos nos mostram o equívoco do nosso sistema.
    O presente texto nos faz refletir a importância de formarmos cidadãos participantes, pensantes. Valorizar todo e qualquer conhecimento prévio dos alunos e estimularmos os mesmos a participar da sociedade em que vive. Fazê-los compreender que são parte da história, não meros reprodutores, decoradores de conteúdo.
    Para que essas melhorias aconteçam é preciso grandes mudanças no currículo educacional, principalmente nas áreas de História, Ciências e Geografia. Mas há pequenas mudanças que podem começar partindo do professor. É preciso reconhecer a importância de formar alunos críticos e participantes, pois ao contrario do que é exigido pelo sistema atualmente, nós, professores, somos agentes transformadores, a mudança começa por nós, na sala de aula.

    Anna Clayme Andrade Telles Soares
    Aluna do 5º semestre do curso de Pedagogia da Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto - UNIVERSIDADE DE SÃO PAULO (USP)

    ResponderEliminar
  35. Saludos.

    Biviana Olivero Palma
    Licenciatura en ciencias sociales
    Universidad del Tolima
    Si se considera el aprendizaje como un proceso activo de construcción de conocimientos, partiendo del significado que se le atribuye, entonces se puede decir que la enseñanza tendrá y tiene como propósito orientar el proceso de construcción del aprendizaje en el alumno durante el transcurso de enseñanza que le orienta la escuela, por lo tanto, es importante que la construcción del conocimiento se haga de otras formas, entrando con nuevas estrategias pedagógicas innovadoras para el aprendizaje de las ciencias sociales en el que este sumergida la historia y la geografía continuamente el en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
    Este propósito se debe hacer con el fin de mejorar el rol del docente frente al aula de clase, y hacer de las ciencias sociales un espacio más agradable para los alumnos, teniendo en cuenta que muchas veces las ciencias sociales se tornan aburridas para los alumnos, yo lo digo desde mi poca experiencia como practicante en los colegios y como egresada que fui, ya que muchas veces los docentes hacen de la clase una rutina diaria, en el que no hay mucha interacción del docente con el alumno; todavía se sigue con ese modelo tradicional de enseñar.
    Actualmente el mundo se halla cada vez más estructurado sobre las ciencias y la tecnología y en él se adquieren recursos fuertes para inquietar, concientizar e incitar a los alumnos con nuevas estrategias, logrando promover la innovación pedagógica, dentro del currículo escolar, teniendo en cuenta que la innovación es un fenómeno complejo donde hay diferentes interpretaciones y perspectivas que dependen del ámbito en que se desarrolle. La innovación puede ser entendida de diversas maneras, como en el sistema educativo, en el que intervienen diferentes actores que inquieren una forma especial de cambio, en el cual debe responder a los intereses que busca la educación en la formación de los estudiantes. Por lo tanto es importante que en la construcción de conocimiento se destaquen tareas de observación, interacción con el medio natural y social que le permita reflexionar, criticar y dar respuesta a lo ocurrido.
    En este caso como futura profesora y para los futuros profesores, esta será una tarea o más que eso una obligación mejorar las dinámicas de la enseñanza de las ciencias sociales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es necesario que el docente reflexione sobre la importancia de la innovación de las estrategias ese es el pan vivir de todo docente, pero el verdadero problema es la indiferencia por parte de algunos docentes que no quieren innovar su forma de enseñar, porque mejor, no nos preguntamos ¿cómo hacer que los docentes tengan claro la importancia de las nuevas innovaciones estratégicas que algunos autores como en el caso de la profesora Nancy palacios nos propone?

      Eliminar
  36. Buenas tardes,

    Mi nombre es Iban Fort y soy estudiante de la Universitat de València en el Máster de Profesor en Educación Secundaria.

    Coincido con el planteamiento de Nancy Palacios de entender al individuo (al estudiante, a la persona) como parte integrante de un entorno social, de una comunidad. Es decir, escapar del individualismo aislado que pregona el discurso hegemónico. Igualmente, la innovación resulta crucial a la hora de involucrar en el proceso de enseñanza-aprendizaje a los estudiantes: en este sentido, las miserias de los contenidos enciclopédicos, la memorística y los métodos catequísticos han sido destapadas con fundamento.

    Partiendo de esta base, recalco la idea de que el conocimiento local de los estudiantes, en tanto que estructura el entorno cotidiano de los mismos, debe ser el principal sustento a la hora de llevar a cabo la construcción de un aprendizaje escolar significativo. Cuando la autora habla de “convertir la cotidianidad de los estudiantes en eje central” entiendo que busca ahondar en las principales lealtades afectivas de los estudiantes y, por tanto, en sus identidades sociales y ambientales para de esta forma poder aprender “desde la interacción con su entorno”.

    La idea, pues, es alentar un proceso de enseñanza-aprendizaje que les permita ser capaces de cuestionar el entorno que les rodea, reflexionando así sobre los hechos sociales que afectan al espacio en el que ellas y ellos habitan.

    Por tanto, si partimos de las experiencias de los alumnos en la construcción de un conocimiento escolar no deberíamos limitarnos simplemente a problematizar desde el entorno, sino más bien, igualmente, a problematizar el entorno mismo.

    ResponderEliminar
  37. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  38. jhon alexander sepulveda
    lic.ciencias sociales
    La enseñanza de la ciencias sociales ha sido de gran fuente de experiencias para los docentes, porque han buscado nuevas alternativas u orientaciones así ella misma, en el caso de la geografía se es necesario las estrategias pedagógicas, porque son aquellas que facilitan y motivan a los alumnos así el aprendizaje (no quiere decir que las demás ciencias de las sociales no necesiten estrategias), por ende la profesora enfatiza la importancia de la cotidianidad del estudiante como fuente principal de enseñanza porque a partir de ella se genera un vínculo más adecuado al tema a tratar y lo que el estudiante hace. Pero mi pregunta es ¿puede llegar el estudiante a reflexionar?, esta duda, me hace pensar en los docentes que toman una posición propia y la dan a entender a los estudiantes como la verdad, por ello es necesario expresar si en verdad estamos haciendo que los estudiantes reflexionen desde su punto de vista o desde el punto de vista del docente y de esta manera podemos afirmar si se cumple el verdadero objetivo del ministerio de educación o no.
    Las propuestas didácticas son un medio importante para la enseñanza de las ciencias sociales para comprender las diferentes implicaciones de la sociedad que lo rodea y desde mi punto de vista son la base importante, pero me pregunto ¿cómo hacer que los docentes entiendan la importancia de ello, sino quieren cambiar su metodología?, aunque los nuevos docentes de ciencias sociales van a reconocer la importancia de la innovación de las propuestas didácticas pero que vamos hacer con los docentes que no tienen claro esta forma de enseñar


    ResponderEliminar
  39. Lucero Parra Hernandez22 de junio de 2016, 8:23

    La enseñanza de las ciencias sociales debe incluir la exploración de preguntas abiertas que desafié el pensamiento de los estudiantes; una participación activa de los educandos y docentes no solo en el aula de clase, sino también en la comunidad, para así colocar en práctica los conceptos que se están enseñando, además deben comprometer a los estudiantes con la lectura, la escritura, la observación y el debate para asegurar su participación activa en el aprendizaje; un aprendizaje que se puede construir a través del conocimiento previo de los estudiantes, tanto de sus vidas, como de sus comunidades. De esta manera debe ser una enseñanza como medio para incentivar la mente de los jóvenes hacia la creatividad y lo critico de la explicación de su entorno, para ello, el docente debe implementar metodologías para que el alumno no solo sea un receptor, sino más bien sea creador y tenga la capacidad de analizar, para que se encuentre consigo mismo y sea capaz de confrontar los fenómenos sociales, a la vez que razonen y faciliten la capacidad de su auto aprendizaje, es decir un ente activo, capaz de crear y descubrir.

    ResponderEliminar
  40. Saludos

    Katerine Yulieth Ramirez Toloza
    Licenciatura en ciencias Sociales
    Universidad del Tolima

    En primera instancia considero de gran importancia el fomento de estos espacios para la retroalimentación de pensamientos y pensamientos acerca de la importancia de las ciencias sociales para la trasformación de los ciudadanos del siglo XXI, hoy en cuando los docentes debemos replantear nuestro quehacer en las instituciones educativas, crear estrategias acordes a las dinámicas escolares en las instituciones.
    El objetivo de la educación y enseñanza de la Geografía y la Historia es en muchos casos un trabajo muy dificultosa por falta de interés y motivación de los alumnos , como en muchas otras asignaturas , pero ponemos énfasis en ellas, ya que existe la creencia generalizada de que la historia y la geografía son unas asignaturas sin valor donde se trabaja de forma memorística y repetitiva sin dinamismo , donde la clase magistral impera . En esta entrada vamos a intentar desmentir estas creencias generalizadas ofreciendo unas alternativas poco usuales pero que imprime un gran dinamismo a las clases. Estamos totalmente de acuerdo con los apuntes realizados en el foro y destacamos la importante tarea práctica que juega el entorno para introducir al alumno de manera directa con diferentes perspectivas de entenderlo, que los aspectos teóricos más tradicionales no alcanzan .

    ResponderEliminar
  41. Buenas noches....

    Soy John Fredy Boada Poveda.......un simple educador de artística que desde la experiencia con la comunidad, del trabajo con ella, desde sus inquietudes, desde la necesidad de enfrentar fenomenos que vienen con el tiempo, el contexto y las modas, y el integrar otras areas del saber, desde lo sensible y lo espiritual, hace que las ciencias sociales se enriquesca el quehacer de las personas, de las preguntas que puede hacer a si mismo y a los otros, de formar redes de informacion que haga ser consciente de su entorno y la educacion publica y privada tomen su papel en el desarrollo del bien comun....

    La transformacion hacia una construccion de una vida digna desde el saber hacer, saber acompañar y el saber interpretar los fenomenos actuales, asi mismo de estar informado de lo que pasa en el mundo, para luego armar ese rompecabezas que es el ser comunidad sin perder lo individual....

    ResponderEliminar
  42. Partir del conocimiento previo del estudiante, es fundamental para crear desde allí los diferentes caminos que nos llevaran al interés por aprender más, el vínculo de conocimientos previos, vida cotidiana y ciencia, es un proceso que debemos realizar, el cuidado que debemos tener los docentes con el currículo y lo establecido por las diferentes leyes de educación en las competencias ciudadanas, nos hacen pensar que esto es muy complicado o a veces imposible. Retomar el pensamiento del aprendizaje del mundo de la vida y para ella, es fundamental para establecer una relación entre cotidianidad, problemática y estudio. Esta estrategia pedagógica de retomar el conocimiento previo del estudiante para alcanzar diferentes fines en la educación me parece una excelente propuesta ya que desde ella se puede lograr que el estudiante no solo cumpla lo establecido por la escuela sino que la supere y llegue a increíbles resultados por sí mismo, logrando impresionar al docente y a la educación con la innovación, porque donde hay libertad y creatividad se logra lo mejor y lo mejor solo parte desde el interés personal.

    Angel Aguirre
    10 Semestre. lic. E.B.E. Humanidades y lengua Castellana (Universidad Distrital)
    Bogotá- Colombia

    ResponderEliminar
  43. Partir del conocimiento previo del estudiante, es fundamental para crear desde allí los diferentes caminos que nos llevaran al interés por aprender más, el vínculo de conocimientos previos, vida cotidiana y ciencia, es un proceso que debemos realizar, el cuidado que debemos tener los docentes con el currículo y lo establecido por las diferentes leyes de educación en las competencias ciudadanas, nos hacen pensar que esto es muy complicado o a veces imposible. Retomar el pensamiento del aprendizaje del mundo de la vida y para ella, es fundamental para establecer una relación entre cotidianidad, problemática y estudio. Esta estrategia pedagógica de retomar el conocimiento previo del estudiante para alcanzar diferentes fines en la educación me parece una excelente propuesta ya que desde ella se puede lograr que el estudiante no solo cumpla lo establecido por la escuela sino que la supere y llegue a increíbles resultados por sí mismo, logrando impresionar al docente y a la educación con la innovación, porque donde hay libertad y creatividad se logra lo mejor y lo mejor solo parte desde el interés personal.

    Angel Aguirre
    10 Semestre. lic. E.B.E. Humanidades y lengua Castellana (Universidad Distrital)
    Bogotá- Colombia

    ResponderEliminar
  44. (Grupo de estudiantes Maestría de Educacion, Seminario de Énfasis (Liliana Rodríguez), Ángel David Aguirre Acuña, Luisa Fernanda Infante, John Fredy Boada Poveda y Carlos Andrés Fajardo Álvarez)

    Para la profesora Nancy Palacio, la educacion de las ciencias sociales debe tener unos ítems o categorías con las cuales los educandos pueden tener una mejor aprehensión de sus conocimientos y fortalecimiento de los mismo; la construcción de conocimiento por parte del estudiante, no solo debe ser en el aula, sino con la utilización de la cotidianidad, lo cual como dice la autora tiene un valor pedagógico y didáctico; con lo anterior se puede ver como la distancia entre cotidianidad y ciencia no es demasiada. Las ciencias sociales tienden a enseñar muchas cosas entre las cuales están, la reflexión y comprensión en la vida cotidiana, la producción y conocimiento de contextos, construcción de conceptos, conflicto cognitivo con el fin de cuestionar lo conocido con el fin de la “acomodación y la asimilación” de los conocimientos, lo que lleva a una afirmación, divergencia o reformulación de los mismos; la formación de pensamiento crítico que lleva al conocimiento e interacción con el entorno y la actividad contante de la enseñanza y aprendizaje. Podemos ver como a partir de estas ideas claras, la función de las ciencias sociales es activa, sin olvidar que ellas no trabajan solas, podríamos asegurar que son una ciencia holística y completa para la comprensión del ser humano con su vida social, cultural, ética, política y demás aspectos que lo interpelan.

    La autora nos motiva a reflexionar sobre las estrategias pedagógicas que como docentes utilizamos en el aula para generar conocimientos y proponer estrategias pedagógicas innovadoras para la enseñanza de las ciencias sociales. Nos propone la incorporación de acciones que conlleven al pensamiento y su producción, integrando las problemáticas de los contextos donde se ubican los estudiantes para una construcción de conocimiento escolar. Dicha reflexión sobre las estrategias pedagógicas pone en juego el papel que como docentes ejercemos en las aulas, puesto que debemos integrar los saberes previos de cada estudiante y la capacidad que tiene para aprender desde la interacción con el contexto quiere decir las posibilidades que brindamos al estudiante de explorar y generar su propio saber desde su contacto con el mundo.

    Lo que nos plantea Nancy Palacios es a través de su labor como docente investigadora en los campos de la pedagogía y las ciencias sociales, teniendo una preocupación de cómo enseñar y es desde allí que resalta la importancia de los saberes previos de los estudiantes, concuerdo con ella puesto que a veces la educación está demasiado estandarizada con los conocimientos que tiene el docente siendo estos únicos, verdaderos e irrefutables, pero la realidad de las aulas debe ser otra, las metodologías de enseñanza se van transformando día a día, y nos encontramos en las aulas con estudiantes pilos y que desean explorar su medio, por lo tanto debemos como docentes partir de la lógica y conocimientos previos de cada uno de los estudiantes para permitir una construcción de conceptos y saberes que ayuden a generar estrategias que innoven la educación y la enseñanza no solo de las ciencias sociales sino de cualquier área.

    ResponderEliminar
  45. (Grupo de estudiantes Maestría de Educacion, Seminario de Énfasis (Liliana Rodríguez), Ángel David Aguirre Acuña, Luisa Fernanda Infante, John Fredy Boada Poveda y Carlos Andrés Fajardo Álvarez)
    La posibilidad de que todos los sujetos, sin distingo de edad, puedan hacer un reconocimiento de su entorno, de las dificultades que vive a nivel social, económico, cultural, político, artístico hace que las ciencias sociales y la comunidad estrechen más una relación que hasta el momento es inconsciente y más en los sectores marginados donde las necesidades están a flor de piel. Desde lo aportes que hace Paulo Freire a la educación popular para el reconocimiento de los fenómenos que agreden, violentan y afectan a los sujetos, desde el más pequeño hasta el mayor de edad, hace conciencia de su realidad y se auto cuestiona su papel dentro de la comunidad y empieza a hacer aportes para cambiarla

    Su principal objetivo es generar estrategias pedagógicas en las cuales se pueda convertir la cotidianidad en eje central del aprendizaje. Frente a la enseñanza de ciencias sociales, aproximar el conocimiento científico, el reto radica de cómo se puede reducir la distancia entre el campo científico y el estudiante. En este primer aspecto, es esencial cuestionar cómo podemos generar didácticas que incluyan el desarrollo del campo científico, en donde los contenidos fuerzan la investigación. Para generar una reflexión se destacan varios autores, con puntos de vista diferentes, pero que convergen en el uso de la realidad o el entorno. Un análisis de estos nos ayuda a encontrar que su principal semejanza nace de la comprensión individual del entorno, para generar un reconstrucción del análisis de los hechos sociales, tanto cotidianos como pasados, para una mirada crítica capaz de participar en el cambio. Frente a mi experiencia puede proponer que fomentar la investigación desde los intereses de los estudiantes, en problemáticas sociales, construye un aprendizaje activo y además un fomento a la autónoma investigación. Los estándares básicos, 2004, establecen para la enseñanza de ciencias sociales, la aproximación al conocimiento científico social, la construcción de conceptos de desarrollo de competencias en las cuales existe la convivencia social, la participación democrática y el valorar el pluralismo. En este punto es esencial analizar Cuantos de estas competencias se pueden desarrollar con los contenidos impuestos por estos estándares?
    Un elemento fundamental para el estudio de las ciencias sociales desde el entorno, son los conocimientos previos, ya que estos son potenciadores de formulación de preguntas y construcción de hipótesis. Partir desde la vida cotidiana del estudiante, lo ayudará a que construya relaciones más fáciles con los conocimientos implantados en la escuela. Lo importante en esta propuesta pedagógica es construir un puente para los estudiantes, en el cual se afronta lo que se sabe con lo que se aprendió.

    ResponderEliminar
  46. Realidades (des)encontradas: educación entre la teoría y la realidad (Primera parte)

    Una de las críticas más fuertes que ha recibido la educación a lo largo de la historia, ha sido su vínculo con metodologías <>, en las que se desconoce el papel activo del estudiante en el aula. Nos referimos aquí a modelos pedagógicos tradicionales, en los que los alumnos son vistos como tabulas razas cuyos conocimientos son depositados por los docentes. La figura de una alcancía que debe ser llenada, utilizada por Freire, resulta ilustradora frente a este punto. El desconocimiento de los saberes del estudiante, trajo consigo la invisibilización, por parte de la escuela, de su contexto social. De esta forma, la visión del aula representaba una comunidad de sujetos homogéneos, sin saberes, emociones, historia, ni vida comunitaria, que debían ser educados.

    ¿Entrar en el sistema educativo representa recibir, memorizar y reproducir la información? ¿Sugiere silenciar la humanidad tras los rostros que escuchan atentos? ¿Implica silenciar las preguntas, opiniones y disentimientos derivados de los saberes adquiridos en la experiencia con nuestro entorno? ¿Qué legitimidad tiene la escuela si enmarca su práctica en fines inmediatos y desconoce la vida fuera de sí misma? Ante este panorama, surgieron otros modelos pedagógicos que buscaron romper la unidireccionalidad que había caracterizado la escuela (maestro estudiante) y, aún, la bidireccionalidad que ésta logró con los años (maestro  estudiante) Dicho rompimiento, tuvo como propósito central, otorgar un lugar a las múltiples voces que intervienen en la educación (estudiante, maestro, comunidad educativa, familia, sociedad, contexto, etc.) y, con ello, replantear su sentido.

    Dentro de estos modelos, encontramos a finales del siglo XIX e inicios del XX, la aparición de la Escuela Nueva, la cual surge con el ideal de rebatir la educación tradicional. En este nuevo modelo, el niño pasa de ser un sujeto pasivo a uno activo, se involucra a la familia como entorno fundamental en los procesos de enseñanza/aprendizaje y se genera una renovación metodológica en la que los intereses del niño, así como las actividades de observación, exploración y experimentación resultan fundamentales (Dewey, 1948)

    ResponderEliminar
  47. Realidades (des)encontradas: educación entre la teoría y la realidad (Segunda parte)

    Este modelo está estrechamente vinculado con el aprendizaje de las ciencias sociales, pues en ambos se concibe al estudiante como centro del aprendizaje en relación con su contexto, sus experiencias y realidades; concepción que conduce a la formación de sujetos reflexivos, propositivos, con habilidades científicas y ciudadanas. Sin embargo, hacer significativo el contexto de los estudiantes y, en especial, convertirlo en objeto de estudio, no sólo ha situado un reto en el pensamiento pedagógico, también ha demandado el reconocimiento por parte de las instituciones (escuela, MEN, Estado) frente a la relevancia que comporta “deshabitar” una escuela históricamente enajenada de la realidad y construir un escenario educativo consecuente con la misma.
    A pesar de los obstáculos generacionales que se interponen en el campo educativo, acerca de las concepciones de los proceso de enseñanza/aprendizaje, así como los contenidos y metodologías tradicionales que aún siguen “impartiéndose” en diferentes escuelas públicas y privadas, la escuela ha empezado a replantear las formas de conocer, así como aquello que se conoce, pues más allá de un saber teórico –sin deslegitimar su importancia-, ha encontrado en los saberes previos, las experiencias acumuladas, las interacciones en el entorno, entre otros medios, la posibilidad de acercar aquello que parecía abstracto a la realidad de los estudiantes.
    Fuera de la escuela, el estudiante también aprende, y en relación a ello, el maestro debe crear estrategias que potencien y hagan realmente significativo el proceso del que es participe y protagonista todos los días. De esta manera, es importante resaltar que, tal como lo señala Mena, con la creación de una dialéctica entre la escuela y la vida del estudiante, el aprendizaje no se verá reducido a un compendio de deberes y notas, pues se convertirá en una herramienta cuyo valor real se evidencia en el diálogo de saberes y experiencias.
    Ahora bien, el reto parece plantearse en otro sentido: centrar el trabajo con los estudiantes en aquellos asuntos que les resultan significativos y urgentes, sin olvidar aquellos que son prioritarios en la vida comunitaria, es decir, aquellos que afectan las identidades tanto individuales como colectivas, pues puede caerse en una pedagogía de la singularidad y la mismidad.
    Comentario elaborado por: Jennifer Camacho, Keilyn Sánchez, Carlos Castro y Oscar Alba
    Referencias:
    Dewey, J. (1948) La experiencia y la naturaleza.

    ResponderEliminar
  48. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  49. Cuando hablamos del aprendizaje de las ciencias sociales, la ética y la política no se habla de materias dogmáticas, sino por el contrario unos saberes que llaman la atención sobre una vida examinada; existen tipos de saberes que se ocupan de que la gente examine su vida y como pueden ser mejores sus relaciones sociales, como se desarrollan y buscan el bien de la comunidad. las ciencias sociales, la ética y la política tienen una profunda relación, en tanto versan sobre las acciones y buscan el bienestar social. Las ciencias sociales, la ética y la política no son saberes teóricos, técnicos, científicos o administrativos, por lo tanto, no tienen que ver con la búsqueda del conocimiento, sino, con la búsqueda del bien, no estudiamos para saber o para adquirir conocimientos teóricos sobre Ciencias sociales, política y ética, lo estudiamos para mejorar las acciones.

    Carlos Andres Fajardo Alvarez
    Licenciado en Filosofía (Corporacion Universitaria Minuto de Dios)
    Estudiante Maestría en Educación, énfasis en ética, política y Ciencias Sociales (Universidad Distrital Francisco Jose de Caldas)

    ResponderEliminar
  50. Integrantes:
    Darío Rosado, Alexander Caleño Cruz, Carlos David Rodríguez, Cristian Camilo Sanabria, Francy García Franco
    El aprendizaje de las Ciencias Sociales desde el Entorno-Nancy Palacios Mena.
    Nancy Palacios Mena nos habla del reto que tiene el docente de sociales al construir estrategias pedagógicas innovadoras, vinculadas a la observación, interpretación, argumentación y proposición en los sujetos que participan en el proceso de enseñanza-aprendizaje; esto significa incentivar el trabajo investigativo en los sujetos dentro del aula, haciéndolos partícipes y activos en el proceso educativo. Así mismo, la investigación como estrategia debe tener un sentir metodológico que se corresponda con el reconocimiento de saberes previos y una finalidad concreta en el estudiante: Entorno Social.
    Según lo anterior, el pensamiento de la profesora Nancy Palacios se encuentra directamente relacionado con algunas ideas de Paulo Freire, por eso nos permitimos iniciar esta parte con la siguiente cita:
    “No hay enseñanza sin investigación ni investigación sin enseñanza. Esos quehaceres se encuentran cada uno en el cuerpo del otro. Mientras enseño continúo buscando, indagando. Enseño porque busco, porque indagué, porque indago y me indago. Investigo para comprobar, comprobando intervengo, interviniendo educo y me educo. Investigo para conocer lo que aún no conozco y comunicar o anunciar la novedad” (Freire, 1996: 14).
    De acuerdo a Freire, para Nancy Palacios la investigación en los procesos educativos sirve para dotar de sentido todos los fenómenos que componen el mundo. Así tenemos que en la modernidad se ha configurado un orden educativo y éste debe ser re-fundamentado y re-construido, esto implica reconocer la importancia que tienen las transformaciones tanto en el campo pedagógico general como en el campo de las instituciones.
    De esta manera la investigación se consolida como una estrategia pedagógica que necesita tener en cuenta el entorno social para postularse como una propuesta propia dando cuenta de las particularidades de una comunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Integrantes:
      Darío Rosado, Alexander Caleño Cruz, Carlos David Rodríguez, Cristian Camilo Sanabria, Francy García Franco
      En este orden de ideas, se puede evidenciar que la investigación parte de dos [2] aspectos que la caracterizan:
      1. Problematizando la educación:
      La investigación como estrategia pedagógica está construida sobre la base de una ruptura epistemológica en cuyo interior se visibilizan diferentes formas de interacción y relación con el conocimiento a partir del entorno social: la investigación se debe ubicar en el mundo de los estudiantes y por ello su soporte será el contexto para construir un aprendizaje situado. Esto significa que toda actividad investigativa y educativa estará mediada por las realidades sociales y culturales del tiempo histórico inmediato; necesitará también de un cambio social, de la transformación de la realidad.
      Pero sobre este aspecto ¿quién es el maestro?: El maestro será el encargado de guiar a los estudiantes al mundo científico para que, a partir de la práctica de su vida cotidiana, pueda comprender, analizar y reflexionar sobre los fenómenos que lo rodean. Será un sujeto autónomo encaminado a transformar la pedagogía para satisfacer las necesidades del contexto del que son actores dejando de lado la función reproductora de conocimientos. En resumen, la ciencia en el campo de la pedagogía se construye fijando una meta, un método y su aplicación, todo esto debe estar en completa sincronía y coherencia con el contexto escolar.
      2. Creación de nuevas metodologías:
      El segundo aspecto que entiende la investigación es el de contener la emergencia de métodos que replantean la relación entre sujeto y objeto, un ejemplo de esto es la Investigación Acción Participativa y la sistematización. Ahora bien, comienzan a emerger propuestas metodológicas que combinan el aspecto cualitativo con el cuantitativo resaltando la importancia del contexto y de la vida social de los actores de la escuela y del proceso de aprendizaje-enseñanza en general, así se diferencia el conocimiento científico del escolar; se hace entonces un énfasis en el ámbito cognitivo integrando la ética, la estética y la crítica en la transformación del mundo. En este orden de ideas, los procesos educativos que se integran a la actividad científica es la innovación con su aplicación.

      Eliminar
    2. Integrantes:
      Darío Rosado, Alexander Caleño Cruz, Carlos David Rodríguez, Cristian Camilo Sanabria,Francy García Franco

      De la enseñanza centrada en la Comprensión:
      La perspectiva de análisis propuesto por Nancy Palacios es retadora frente a las preconcepciones que tenemos de lo educativo y la necesidad que se indica de enlazar sus problemáticas con el entorno (cotidianidad) del estudiante. La propuesta misma se encuentra enmarcada en una mirada constructivista que propone el centro del desarrollo cognitivo en el rol del estudiante asumiéndolo como depositario de la acción educativa generadora de nuevos aprendizajes con sentido.
      Desde esa mirada, el aporte de los postulados de la Enseñanza para la Comprensión tiene una importancia central en la medida en que se propone la comprensión más allá de la repetición de unos contenidos temáticos emanados, bien sea de la directriz normativa o por la tensión institucional de cumplir con una organización curricular fundada en la repetición de saberes. Al respecto, Perkins (2010), Perkins y Blythe (1994), Stone (1999) y Hurtado (2015) proponen una mirada que se enlaza con una educación centrada en la comprensión, que hace eco de los principios pedagógicos del constructivismo como horizonte de desarrollo de procesos de enseñanza - aprendizaje. Visto de esta manera, la propuesta es unir en una relación dialógica el aprendizaje y la realidad, que entre otras cosas como lo cita la autora, es una de las apuestas de la columna "me aproximo al conocimiento como científico social" presente en los estándares básicos de competencias en ciencias sociales.
      Ahora bien, quedan sueltas algunas inquietudes que podrían consolidar la propuesta, partiendo de Carvajal (2006) y de Porlán (1996) en donde se indica la importancia de un análisis del currículo como un asunto de carácter social, político, histórico y cultural enlazado con unas ideas de educación promovidas en un contexto particular, se haría imprescindible la búsqueda de un horizonte que permita su análisis y la revisión de las tensiones que se pueden hacer presentes en la disposición temática escolar.
      Además de lo anterior aparece algo inquietante, en la medida en que se hace un fuerte énfasis en el papel del estudiante se pierde de referente la acción del docente y la importancia que dicha relación dialógica tiene en la consolidación de los aprendizajes, que es en última instancia el asunto central. Dicha relación se encuentra descrita de manera precisa en la perspectiva de Radford (2008, 2014) leída desde el horizonte hegeliano de labor. En otras palabras, el énfasis del aprendizaje, si bien debe estar enlazado con la realidad concreta del estudiante, de su entorno, no implica una pérdida en el horizonte de reflexión en torno al papel que le damos a la acción pedagógica como constructo del fenómeno presente en todo proceso de enseñanza - aprendizaje.

      Eliminar
  51. Como en un comentario anterior se indicó, la propuesta de Nancy se enmarca en un modelo pedagógico constructivista, lo que permite que el foco de atención sea el estudiante y desde el mismo se pretenda generar la apropiación de un conocimiento fundado en las inquietudes que aparecen pertinentes desde el entorno; sin embargo, es importante considerar que dichos acercamientos se encuentran también mediados por los ámbitos culturales desde donde se construyen, es decir, para abordar la propuesta se podrían hacer algunas precisiones como sigue.
    En principio el modelo que subyace en la propuesta es denominado por (Arboleda, 2007) como autoestructurante donde es el mismo estudiante el que gestiona su proceso de aprendizaje, por lo que la cuestión de enseñanza - aprendizaje aparece en términos de lo que se puede enseñar y lo que es pertinente aprender, pero qué sucede, si por la misma vía del autor citado, se propone una migración hacia lo que él denomina un enfoque interestructurante que concibe los dos "actores" del proceso enseñanza - aprendizaje; visto así, el entorno escolar se transforma en la confluencia de procesos de enseñanza - enseñanza y aprendizaje - aprendizaje donde tanto el docente como el estudiante se hacen eco de un sinnúmero de procesos culturales, políticos, sociales y económicos que están detrás de los procesos educativos.
    Es por esta misma vía en donde los aportes de (Radford, 2014) indican algunos elementos a partir de la consideración de los roles conjuntos estudiante – docente vistos desde la perspectiva de una labor en sentido fenomenológico considerada desde Hegel; así, el entorno que pretende ser estudiado en el área de ciencias sociales, debe ser entendido en sus sentidos ampliamente definidos y propios de la realidad.
    Por último, es importante hacer evidente también los procesos de migración conceptual del área en los nuevos ajustes propuestos por el MEN frente a la cuestión de las competencias que pasaron de interpretación, argumentación y proposición a las nuevas propuestas desde el pensamiento social, la interpretación y análisis de perspectivas y el pensamiento reflexivo y sistémico, que no solo constituyen un cambio de carácter lingüístico sino también en las miradas frente al ámbito educativo que hace presencia en el aula de clases.

    ResponderEliminar
  52. Como en un comentario anterior se indicó, la propuesta de Nancy se enmarca en un modelo pedagógico constructivista, lo que permite que el foco de atención sea el estudiante y desde el mismo se pretenda generar la apropiación de un conocimiento fundado en las inquietudes que aparecen pertinentes desde el entorno; sin embargo, es importante considerar que dichos acercamientos se encuentran también mediados por los ámbitos culturales desde donde se construyen, es decir, para abordar la propuesta se podrían hacer algunas precisiones como sigue.
    En principio el modelo que subyace en la propuesta es denominado por (Arboleda, 2007) como autoestructurante donde es el mismo estudiante el que gestiona su proceso de aprendizaje, por lo que la cuestión de enseñanza - aprendizaje aparece en términos de lo que se puede enseñar y lo que es pertinente aprender, pero qué sucede, si por la misma vía del autor citado, se propone una migración hacia lo que él denomina un enfoque interestructurante que concibe los dos "actores" del proceso enseñanza - aprendizaje; visto así, el entorno escolar se transforma en la confluencia de procesos de enseñanza - enseñanza y aprendizaje - aprendizaje donde tanto el docente como el estudiante se hacen eco de un sinnúmero de procesos culturales, políticos, sociales y económicos que están detrás de los procesos educativos.
    Es por esta misma vía en donde los aportes de (Radford, 2014) indican algunos elementos a partir de la consideración de los roles conjuntos estudiante – docente vistos desde la perspectiva de una labor en sentido fenomenológico considerada desde Hegel; así, el entorno que pretende ser estudiado en el área de ciencias sociales, debe ser entendido en sus sentidos ampliamente definidos y propios de la realidad.
    Por último, es importante hacer evidente también los procesos de migración conceptual del área en los nuevos ajustes propuestos por el MEN frente a la cuestión de las competencias que pasaron de interpretación, argumentación y proposición a las nuevas propuestas desde el pensamiento social, la interpretación y análisis de perspectivas y el pensamiento reflexivo y sistémico, que no solo constituyen un cambio de carácter lingüístico sino también en las miradas frente al ámbito educativo que hace presencia en el aula de clases.

    ResponderEliminar
  53. Aprender Ciencias Sociales en un país como Colombia no puede estar ajeno al contexto en que se está estudiando. Algo similar, sucede si revisamos el tema desde la perspectiva de la enseñanza, no puede hacerse solamente desde la asignatura así llamada en el currículo.
    Es muy relevante tener en cuenta que, independientemente de la disciplina o ciencia en la que los maestros nos hayamos formado, no podemos desentendernos de la formación en otras ciencias. Esto, paulatinamente conduce el proceso educativo a un momento donde tarde o temprano este se interrumpe, porque los mismos docentes ponemos límites a nuestro trabajo; los números son solamente de Matemáticas, las plantas de Biología, la ortografía del Lenguaje y todo lo relativo a política, economía y demás, es de Sociales.
    Esto resulta complicado, por diferentes razones. En primer lugar no se envía un mensaje sano a nuestros estudiantes, pues de alguna manera les dice que deben limitarse a lo estrictamente necesario o mínimo de sus funciones o deberes; además de construir fronteras entre las diferentes asignaturas del currículo, delimitar los conocimientos e impedir transversalización e incluso, modelos de pedagogía por proyectos.
    Las Ciencias Sociales tienen un claro enfoque por el ser humano, es quizá la asignatura que más se concentra en hacer a los estudiantes seres analíticos, críticos, ciudadanos. Una de las grandes tareas que median entre lo que se mencionaba al principio de este párrafo, está algo que la profesora Palacios Mena menciona de forma explícita: la capacidad de aprender desde la interacción con el entorno. Esto es esencial, si tenemos en cuenta que los estudiantes se forman para hacer parte de ese entorno en cuestión.
    Teniendo en cuenta lo anterior, los maestros de las diferentes áreas estamos llamados a rodear las Ciencias Sociales, obviamente sin desatender las tareas propias. Y es que lastimosamente esta asignatura está sobrecargada: es inconcebible que a una sola asignatura, cargue consigo disciplinas esenciales como la geografía, la historia, la política entre otras.
    Finalmente, rescato del texto de la profesora Nancy Palacios, ese enfoque reflexivo e inquietante en relación a ¿Cómo se está formando en Ciencias Sociales?, ¿Cómo se piensa las Ciencias Sociales en un currículo?, ¿Cómo darle un valor real, que trascienda a la escuela, a las Ciencias Sociales?

    ResponderEliminar
  54. La experiencia que habita
    Comprender que los procesos de enseñanza/aprendizaje están cargados de experiencia humana, exige reconocer a los sujetos como seres que habitan socialmente el mundo. En otras palabras, requiere asumir que el ser y acontecer de los seres humanos se encuentra interpelado por la historia, tradición, cultura y formación, pero en especial, por los vínculos sociales y afectivos que establecen los sujetos consigo mismos, con los otros y con lo otro.
    Podríamos decir entonces que, si bien, tal como lo señala Cajiao –citado por la autora-, las ciencias sociales permiten que los sujetos realicen una reflexión comprensiva de su acontecer individual, inmerso en un entorno social, partir de la experiencia humana permite también realizar el proceso inverso: generar una reflexión comprensiva del acontecer colectivo/social, inmerso en la experiencia subjetiva.
    De esta forma, al procurar acceder, observar, interpretar, comprender y/o transformar las realidades sociales, lo hacemos a partir de nuestra experiencia y no como seres desalojados, desapropiados o desprovistos de la misma. Lo anterior, nos permite comprender por qué, tal como lo señala Palacios “…convertir la cotidianidad de los estudiantes en eje central de su aprendizaje tiene un gran valor pedagógico y didáctico…”, pues el conocimiento no resulta de la neutralidad, sino de la interpelación humana a la realidad.
    Finalmente, siguiendo a Palacios, quien señala que las ciencias sociales exceden el interés por saber qué y cómo son las cosas, para vincular su preocupación a la comprensión de lo humano y, tomando en consideración la mención realizada a los estándares en competencias ciudadanas, quisiera presentar otro camino para la discusión: el aprendizaje de las ciencias sociales desde un entorno teñido de emociones. En otras palabras, comparto el interrogante acerca del papel que tienen las emociones en el devenir de la experiencia humana y con ello, de los fenómenos sociales.
    Un saludo cordial. Keilyn Sánchez, estudiante de la Maestría en Educación de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

    ResponderEliminar
  55. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  56. Enseñanza, discusiones epistemológicas.

    La profesora Nancy Palacios realiza una propuesta acerca de integrar las características y las problemáticas del contexto social de los estudiantes a la construcción del conocimiento escolar, es decir integrar el saber del aula con la realidad. Defiende la tesis que el aprendizaje de las ciencias sociales en la escuela secundaria está estrechamente ligado a la experiencia de los estudiantes. Así que nos plantea una educación que no se base en la enseñanza tradicional de repetir sino que sirva para conocer, comprender e interpretar el mundo.

    En consonancia, partiendo desde lo anterior, mi aporte se situara en dirigir la discusión a la construcción del conocimiento social en la escuela desde la mirada del profesor Jairo Gómez ,el cual afirma que en la escuela circulan tres tipos de conocimientos, el primero de ellos es un conocimiento escolar caracterizado por ser la mirada curricular e institucional, que tiene diferentes objetivos, cumple una función socializadora y aporta al estudiante una cultura de paso, transicional y provisoria, es una cultura para sobrevivir en la escuela; el segundo de ellos es un conocimiento cotidiano, que nos habla de lo social es decir de la apropiación de prácticas culturales circulantes que son cotidianas y el tercero de ellos un conocimiento científico donde se ubican las ciencias sociales que en la escuela es reducido a la ordenación de la realidad social a partir de mostrar un mundo físico-natural. Al identificar estos tres tipos de conocimiento se puede afirmar que la discusión que se establece es de orden epistemológico, entendida esta como “los procesos de construcción, validación y legitimación social y metodológica de cualquier forma de conocimiento con pertinencia escolar y pedagógica y pertinencia comunitaria y social” (Gómez 2004) donde lo relevante en el hacer docente seria el lograr establecer relaciones entre estos tres tipos de conocimiento donde la cultura que se aprenda no sea solo para sobrevivir en la escuela sino que pueda tener una relación directa con las prácticas sociales circulantes y desborde el conocimiento científico en su aspecto descriptivo del mundo físico-natural llegando a entender procesos sociales de los cuales somos parte como por ejemplo la geografía de la vida cotidiana que estudia la relación espacio/sociedad de las situaciones de interacción. Demarcando que lo que busca esta relación es “promover procesos de crecimiento personal que potencialicen las competencias críticas y propositivas de los estudiantes, y los faculte para desarrollar capacidades de auto aprendizaje ético, cognitivo, afectivo y social” (Gómez 2004)

    Podemos afirmar entonces que la discusión en la cual nos sumergimos es de carácter epistémico es decir no hace la pregunta acerca de ¿Cómo se construye, valida y legítima el conocimiento en la escuela? Y nos deja cuestionamientos tales como ¿Cuáles son los actores responsables de este hacer? ¿En la enseñanza de las ciencias sociales, la discusión epistemológica es una discusión zanjada? ¿Qué hacer con lo que se aprende en la escuela?

    Carlos David Rodríguez Mancera. Estudiante Maestría en Educación U.D.

    ResponderEliminar
  57. Si las ciencias sociales son la indagación acerca de qué son y cómo son las cosas y la comprensión de las personas, los grupos, los hechos y el entorno (Palacios, Nancy), ¿qué podría ser más pertinente que un sujeto activo en relación con su mundo, un estudiante parte vital de su proceso educativo y un sujeto crítico?
    Con este tipo de estudiante los resulta los esperados del modelo educativo no serán solo conceptos vacíos sino que habrán acciones de pensamiento y de producción que integrarán el conocimiento escolar con el contexto.
    En ese sentido, tendremos un sujeto capaz de cuestionar el entorno que le rodea reflexionando así sobre los hechos sociales que afectan el espacio que habita (Fort, Iban). Éste propósito es el nuevo horizonte de la educación, se plantea un proceso de ensenanza-aprendizaje que no sólo de cuenta de los contenidos propuestos por el currículo sino que se educa la capacidad de pensar; dicha capacidad tiene que ver con la habilidad para resolver problemas autónomamente con el pensamiento, poder formular preguntas y desarrollar un pensamiento creativo (Ilienkov, Evald).

    Ilienkov, Evald. 1964. La escuela debe enseñar a pensar.

    Jennifer Camacho García
    Lic. Artes Escénicas
    Estudiante Maestría en Educación U. Distrital

    ResponderEliminar
  58. Buenas tardes, Mi nombre es Luisa Fernanda Infante Galeano soy Licenciada en Pedagogía Infantil y actualmente me encuentro desarrollando la Maestría en Educación, a partir de la lectura del aprendizaje de las ciencias sociales desde el entorno me surge la cuestión sobre los aprendizajes que deberíamos desaprender como docentes en formación, puesto que a veces estamos cargados de prejuicios y valores acerca del conocimiento que se debe impartir en las escuelas, por lo tanto planteo algunos preconceptos, el primero con relación a los conocimientos que trae inmerso el estudiante al aula de clase, ya que muchos docentes piensan que este llega como un frasco vacío que se debe llenar y no como una nueva oportunidad de generar conocimiento, se parte del concepto de conocimiento como una “habilidad que tiene el ser humano para comprender la razón de la naturaleza” (Marx) esta habilidad está ligada al contexto en el que cada persona se desenvuelve ya que este es el que marca la pauta inicial para su construcción, por lo tanto los niños al llegar a la escuela traen consigo conocimiento y están inmersos dentro de una cultura y una sociedad, se crean dentro de ella y así mismo aportan con sus ideales a que el aula se componga de un conocimiento multicultural.

    Otro preconcepto es sobre las problemáticas de la cultura puesto que algunas veces dividimos el contexto por un lado el escolar y por el otro el familiar-social, por lo tanto deberíamos integrar las problemáticas del contexto social a la construcción de un conocimiento escolar permitiendo los nuevos conceptos y desarrollo de competencias, esto como una estrategia pedagógica para incorporar las actividades de los estudiantes y sus diferentes capacidades para generar interacción con su entorno, partiendo de la lógica de los estudiantes y sus ideas previas.

    Lo anterior lo hace relevante Francisco Cajiao cuando expresa el objetivo de la enseñanza el cual sería lograr que la persona sea capaz de hacer una reflexión comprensiva acerca de su acontecer individual inmerso en su entorno social, por lo que como docente trataría de trasformar lo cotidiano de los estudiantes como eje central de su aprendizaje llevándolo a que se fortalezca desde lo científico teórico, como lo es planteado en los estándares básicos de 2004 donde se espera que aprendan conocimientos científicos para permitir una construcción desde lo social y el desarrollo de las competencias ciudadanas, relacionadas al aprendizaje de las ciencias sociales desde la orientación de las personas y grupos humanos y así comprender el mundo.

    Para concluir es importante implementar en las aulas de clase aquellas propuestas desde lo pedagógico que permitan explorar las problemáticas de los contextos y recoja aquellas problemáticas sociales que son relevantes de los estudiantes, dando una posible solución desde la comunidad escolar para la construcción de aprendizajes significativos.


    ResponderEliminar
  59. EL ENTORNO Y SU APRENDIZAJE
    Es importante proponer estrategias innovadoras para el desarrollo del conocimiento, que llamen la atención de los estudiantes ya que ellos están en una postura de abstinencia frente a las propuestas de aula de las clases magistrales, que no permiten la interacción directa con el conocimiento. Es importante que los estudiantes relacionen la información nueva con la que ya poseen re-ajustándola a las necesidades de acuerdo a su entorno y así permitir optimizar su aprendizaje con su vida cotidiana, teniendo en cuenta que el estudiante aprende mejor lo que relaciona con su convivencia y sus necesidades actuales, los problemas que enfrentan que son importantes para él.
    Es importante resaltar la importancia del uso de las imágenes y representaciones cartográficas para el desarrollo de nuevas metodologías que permita al estudiante identificar, localizar y analizar los diferentes hechos y/o acontecimientos que suceden en su entorno, en su ciudad, en el país y hasta en su continente teniendo en cuenta los diferentes acontecimientos que han venido sucediendo a través de la historia.
    Cabe resaltar que esta labor no solo debe ser de las ciencias sociales sino también de todas las áreas ya que se debe trabajar en el desarrollo de competencias para el fortalecimiento del aprendizaje y conocimiento de los estudiantes frente a su realidad y su entorno

    Alexander Caleño Cruz
    Lic. en educación básica con énfasis en Educación Física Recreación y Deporte
    Estudiante Maestría en Educación U. Distrital

    ResponderEliminar
  60. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  61. Indagación-Investigación y lenguaje:
    1. Teniendo en cuenta la idea propuesta por Nancy Palacios Mena, sobre las ideas de los estudiantes transformadas a partir de su contacto e interacción con el medio, es preciso decir que:
    Cuando el proceso de enseñanza-aprendizaje le otorga importancia al estudiante (y al docente)y sus conocimientos previos se puede generar un interés sobre el sujeto partícipe del proceso, y este interés provoca y/o sugiere una problematización del contexto social por parte del sujeto, buscando así una serie de métodos para dar respuesta a sus inquietudes; según lo anterior, desde allí se puede partir para propiciar un proceso de investigación que, de acuerdo a Marco Raúl Mejía, se plantea un APRENDIZAJE PROBLEMATIZADOR DEL ENTORNO, que significa partir de una pregunta sobre el medio, su contexto social, y de esta forma, tanto pregunta como respuesta representa una forma de interpretar y, tal vez, transformar su realidad.
    2. La capacidad que tiene el sujeto (en el caso de la lectura, el estudiante) de aprender desde la interacción de su entorno y con los demás partícipes del proceso de enseñanza-aprendizaje dentro y fuera de la escuela, me hace pensar en la función del lenguaje en este proceso, ¿acaso dicha interacción no se da, en gran medida, a través del lenguaje? y con él se genera una relación LENGUAJE-CONTEXTO SOCIAL-CONOCIMIENTO ESCOLAR, para construir un nuevo esquema cognitivo; así, es importante el reconocimiento de los conceptos previos que permitirán una interacción de saberes que producirá un nuevo esquema cognitivo, de no ser así, el docente seguirá reproduciendo información sin que el estudiante tenga la oportunidad de realmente de discutirla y problematizarla, entonces la información comenzará a ser acumulativa y no permitirá que los esquemas mentales del ser humano se re-configuren y realicen una ruptura epistemológica y crítica cultural de su contexto. En este sentido es necesario resaltar la importancia del conocimiento experiencial.
    Mejía, M., & Manjarréz, M. (2013). La Investigación como Estrategia Pedagógica, una propuesta desde el Sur. Bogotá: Ediciones desde Abajo.
    (Francy García).

    ResponderEliminar
  62. Buen día compañeros

    En relación al aprendizaje de las Ciencias Sociales desde la propuesta de Nancy Palacios cabe mencionar:

    1. El entorno, es el primer y principal escenario de aprendizaje, y más si la preocupación gira entorno a los conocimientos de las ciencias sociales, ya que son un conglomerado de ciencias que pretenden dar sentido a aquellas configuraciones que en el campo de lo social se han entretejido.

    2. Se debe comprender por entorno aquellas prácticas que nos rodean y en las cuales estamos inmersos constantemente, y que son el resultado de elaboraciones colectivas. Esto quiere decir que lo cotidiano debe ser analizado desde las ciencias sociales como aquello falto de exploración por su carácter de invisibilización desde el discurso normalizado.

    3. La función de la formación en ciencias sociales tiene como principal objetivo la formación delvala individuo desde la perspectiva de formar para lo cotidiano, es decir, que el conocimiento, capacidades, competencias, etc, deben estar en relación a la interacción social que como sujetos nos es constitutiva.

    4. Formar en ciencias sociales es una práctica de libertad guiada, debido a que se debe buscar la comprensión de la mejor manera de aquellas situaciones sociales que nos atañen, desde la rigurosidad que las ciencias sociales escolares ofrecen, pero con la máxima del respeto a la individualidad, la particularidad y el juicio de quien se está formando en CCSS para que sea él durante todo el proceso de enseñanza y de aprendizaje el protagonista en la restructuración del saber social.

    Cristian Camilo Sanabria Velasquez
    Estudiante en licenciatura en educación básica con énfasis en Ciencias Sociales- X Semestre
    Universidad Distrital Francisco Josè de Caldas

    ResponderEliminar
  63. Buen día compañeros

    En relación al aprendizaje de las Ciencias Sociales desde la propuesta de Nancy Palacios cabe mencionar:

    1. El entorno, es el primer y principal escenario de aprendizaje, y más si la preocupación gira entorno a los conocimientos de las ciencias sociales, ya que son un conglomerado de ciencias que pretenden dar sentido a aquellas configuraciones que en el campo de lo social se han entretejido.

    2. Se debe comprender por entorno aquellas prácticas que nos rodean y en las cuales estamos inmersos constantemente, y que son el resultado de elaboraciones colectivas. Esto quiere decir que lo cotidiano debe ser analizado desde las ciencias sociales como aquello falto de exploración por su carácter de invisibilización desde el discurso normalizado.

    3. La función de la formación en ciencias sociales tiene como principal objetivo la formación delvala individuo desde la perspectiva de formar para lo cotidiano, es decir, que el conocimiento, capacidades, competencias, etc, deben estar en relación a la interacción social que como sujetos nos es constitutiva.

    4. Formar en ciencias sociales es una práctica de libertad guiada, debido a que se debe buscar la comprensión de la mejor manera de aquellas situaciones sociales que nos atañen, desde la rigurosidad que las ciencias sociales escolares ofrecen, pero con la máxima del respeto a la individualidad, la particularidad y el juicio de quien se está formando en CCSS para que sea él durante todo el proceso de enseñanza y de aprendizaje el protagonista en la restructuración del saber social.

    Cristian Camilo Sanabria Velasquez
    Estudiante en licenciatura en educación básica con énfasis en Ciencias Sociales- X Semestre
    Universidad Distrital Francisco Josè de Caldas

    ResponderEliminar
  64. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  65. Desde la tradición aristotélica conforme a la ética y la política existe una preponderancia del caso, cuando hablamos del caso estamos hablando de un saber o conocimiento que existe sobre algo determinado, con unos presupuestos de conocimientos éticos y morales, como lo son las virtudes y los valores. Podemos vislumbrar que en este caso de la construcción del conocimiento del aprendizaje de las ciencias sociales desde el entorno, nos remontamos a la construcción de enseñanza y enseñabilidad desde la cotidianidad; la cotidianidad, la vida diaria, son aquellas acepciones que podemos encontrar en comparación como el caso. Esta enseñanza parte desde las relaciones del ser humano nos indica Constancio de Castro, el cual nos muestra como el hombre urbano es un consumidor de noticias, información, sin embargo la búsqueda en estos casos es de cómo se aloja en la mente, memoria o pensamiento, la información cotidiana de las ciencias sociales y en este caso específico de la geografía. El acercamiento de la Profesora Nancy Palacios, es de suma importancia como análisis de caso, de la cotidianidad y el entorno.

    Carlos Andres Fajardo

    ResponderEliminar

  66. La propuesta plantea tres elementos con los cuales la pedagogía de las Ciencias Sociales deberá siempre apuntar, como son el desarrollo de competencias, los conocimientos previos y el interés de los estudiantes. Bajo esta exigencia se analiza la propuesta con los aportes que desarrolla Pozo y Gómez, Francisco Cajiao y Diego Arias en cuanto a tres maneras de hacer significativo ese aprendizaje, la primera, es la reducción que empieza a existir entre conocimiento cotidiano y el conocimiento científico al aprovechar esos conocimientos previos que estudiante lleva consigo. Segundo una reflexión comprensiva de la cotidianidad que lo rodea y por ultimo una construcción gradual de ese conocimiento.
    De esta manera se privilegia aquellos conocimientos producto de la experiencia que permite dinamizar las estrategias, como las formas de acercarse al conocimiento científico ósea, desarrollar la capacidad que sirva para comprender e interpretar el mundo.
    A esta propuesta que personalmente la denominaría en términos Louis Not heteroestructurante pues considera que la creación del conocimiento se realiza por fuera del salón de clase esto quiere decir que la experiencia es clave en la creación de un modelo que tenga como prioridad la construcción científica a partir hacer significativo aquello que el estudiante aprenda.

    Carlos Castro

    ResponderEliminar
  67. Concuerdo plenamente con Cajiao cuando nos señala que las ciencias sociales tienen como objetivo "(...)lograr que la persona sea capaz de hacer una reflexión comprensiva acerca de su acontecer individual, inmerso en su entorno social". Me parece que nuestra labor desde el aula debe estar ligada a entregar herramientas a los estudiantes para que puedan desarrollarse activamente dentro de su entorno, tanto de manera personal como en sociedad. En el caso de mi país, Chile, esto es posible de vincularse pedagógicamente a través de la irrupción de la formación ciudadana dentro de las bases curriculares a nivel nacional, que tienen como objetivo que los estudiantes adquieran habilidades y competencias para desenvolverse en su entorno, a través de la convivencia en comunidad, el respeto y la tolerancia, la participación activa en la toma de decisiones (tanto a nivel micro como a nivel macro, además de fomentar el respeto hacia la diversidad y multiculturalidad existente en nuestro mundo actual. Sin embargo, dicha formación ciudadana dentro del contexto escolar se encuentra tan solo en ciernes, por lo cual aún no podemos evaluar su funcionamiento dentro del contexto escolar chileno a toda cabalidad.

    Atentamente
    Francisco Aqueveque Álvarez
    Pedagogía en Historia y Geografía
    Cuarto año de pregrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con respecto esto, González y Pagès (2002) han comprobado el papel marginal que juega, en la mayoría de los casos, el patrimonio en el currículo. A su vez, aseveran que se tiene consciencia de él y su potencialidad, por lo que eventualmente, dependiendo del contexto, aparecerá citado dentro del currículum, sin embargo, esto no implica que el patrimonio este integrado, y en el caso de que sí, no lo está de forma sistemática.

      Con ese panorama, como ciudadanos conscientes y críticos, desde nuestro entorno social más cercano, el barrio, con nuestros vecinos y amigos, es decir, desde la base de la verdadera soberanía, comencemos a instruir a la gente en formación ciudadana, y no como docentes necesariamente, sino como personas que comparten una cultura, buscando siempre le bien común.

      Esteban Álvarez Herras
      Pedagogía en Historia y Geografía
      Universidad de La Serena

      Fuente: González, N. y Pagès, J. (2002), "La presencia del patrimonio en los currículos de historia y ciencias sociales en la educación obligatoria", Universitat Autònoma de Barcelona: Barcelona.

      Eliminar
  68. Uno de los aspectos que más ha tenido énfasis, para las disciplinas didácticas, tanto en el mundo académico como en el mundo escolar, es la educación para la ciudadanía. Esto debido a múltiples necesidades y carencias que han surgido en los sujetos, dentro de la escuela misma. Así como en las ideas de sociedad que han ideo permeando lentamente al sistema escolar, y que son un reflejo de paradigmas culturales que se van levantando sobre los restos de otros paradigmas más antiguos.
    En este sentido la educación para la ciudadanía se transforma en un agente importantísimo para el aprendizaje del entorno, ya que supera la visión instrumental del espacio poniéndolo en una categoría de acción social, en donde la geografía pasa de ser aquella ciencia por la cual entendemos los procesos del sistema Tierra, a una en donde comprendemos los procesos geográficos asociados al territorio que nos rodea, en función de su incidencia cotidiana en los sujetos individuales y colectivos. Esto quiere decir que al darle un lugar en la educación para la ciudadanía al espacio, inmediatamente integramos distintas categorías de análisis en cuanto a él y de lo cual surgen aprendizajes mucho más diversos y significativos para las comunidades.
    Al situar al estudiante en el espacio, de inmediato es conectado con su entorno, y por lo tanto conectado con su experiencia, ya que ningún sujeto está desmembrado del espacio en el que habita. Por lo tanto se pueden incentivar aprendizajes que favorezcan el desarrollo de sujetos conscientes y activos del (y) para el espacio en donde habitan. En este sentido el valor más importante implícito en el aprendizaje del entorno es el de fomentar una sociedad en relación estrecha con su espacio, ya que, si se produce dicha relación, un a comunidad puede construirse material e inmaterialmente en relación a la geografía que le rodea implicando una valoración de su entorno como espacio contenedor y posibilitador de cultura, por lo tanto con una visión ciudadana del esapcio.

    William Sebastian Mitchell Acevedo
    Estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía de la Universidad de La Serena, Chile

    ResponderEliminar
  69. Para el profesor el desarrollar competencias que permitan manejar los conocimientos previos de los educandos, los que se desprenden de sus propios contextos y de su historia personal, los que hacen posible articular una metodología y una didáctica que lleve a generar esta acomodación de conocimiento por medio del conflicto cognitivo, es fundamental, ya que permite que el aprendizaje sea significativo, que realmente se produzca, que sea real.
    Es por ello que esta estrategia debe convertirse en uno de los ejes fundamentales dentro de la formación de los profesores, no tan solo de aquellos que están relacionados con las ciencias sociales, sino que la tarea se extiende a todo buen docente, ‘pues todos persiguen los mismos fines, ¿no?
    En relación a esto debemos plantear que las universidades y los mismos profesores encargados de diseñar el currículo de las distintas carreras, deben procurar que esta estrategia se haga presente en las distintas cátedras de educación, para que el futuro pedagogo se relacione y aprehenda sobre esta importante dimensión del aprendizaje, para así sacarle el máximo provecho.

    Mateo Lucas Araya Vega
    Estudiante de pedagogía en Historia y Geografía de la Universidad de La Serena
    Chile

    ResponderEliminar
  70. Camilo López Rojas
    Estudiante de Pedagogía en Historia Y Geografía

    Las distintas estrategias de enseñanza propuestas vienen a reafirmar lo que la mayoría de los profesores y estudiantes en formación buscamos, una ampliación de los conocimientos en el ámbito de las Ciencias Sociales, pero no desde el punto de vista de formar eruditos en las distintas ramas, sino que lograr que se fortalezcan los aspectos relativos al ejercicio mismo de la ciudadanía. Convertir la cotidianidad de los estudiantes en eje central de su aprendizaje tiene un gran valor pedagógico y didáctico.
    Nuestra gran tarea es lograr un conocimiento holístico y comprensivo en aspectos tan relevantes como son la participación ciudadana (que no significa solo levantarse a votar cada ciertos años)y el desarrollo sustentable.Este último aspecto es inseparable del otro, porque una ciudadanía responsable implica el manejo adecuado de los recursos y sobretodo una conciencia en cuanto al entorno.

    ResponderEliminar
  71. Aprender desde el entorno, es un pilar importante en el cual se puede sostener la educación de la geografía, ya que conocer el medio en el cual se desarrolla un individuo es indispensable para generar elementos de relación entre entorno y sujeto. Por tanto es ideal realizar un acercamiento del alumnado desde sus primeros años en el mundo educativo, para lo cual existe un sustento psicológico: "Partiendo de la concepción piagetiana que considera que el sujeto aprende cuando un conocimiento nuevo se integra en los esquemas de conocimiento que ya posee, modifcándolo, podemos decir que las salidas permiten y favorecen la integración de conocimientos y la modificación de esquemas" (Tejada, 2009).
    Además de los aspectos relevantes que tiene, dentro de la formación de los estudiantes, la salida a terreno. En el caso de la realidad chilena, resulta sumamente favorable contar con una diversidad de zonas de norte a sur, la franja larga y angosta entrega un abanico no menor de posibilidades para relacionar a los estudiantes con su entorno.

    Manuel Cortés Valderrama
    Pedagogía en Historia y Geografía
    Universidad de la Serena
    Chile

    ResponderEliminar
  72. Para la enseñar la geografía resulta imposible sin la comprensión del medio en donde se desarrolla el sujeto. Para ello debemos utilizar estrategias educativas que le permitan al sujeto comprender de forma crítica su entorno y convertirse en un ser más activo en su entorno. Por ende el estudiante debe crear experiencias que les permitan crear conexiones, para que el sujeto tenga las herramientas suficientes para convertirse en un ser mucho más activo dentro del medio en el cual se desarrolla el sujeto, para ello debemos ser capases de crear estrategias de aprendizajes que permitan al sujeto a comprender los procesos que se interrelacionan en un entornos y que sea capaz de detectar y comprender la problemáticas sujetas a un entorno.
    Nombre: Jannis Griem
    Institución: Universidad de La Serena
    Estudiante de Pedagogía de Historia y Geografía

    ResponderEliminar
  73. Es de suma importancia para los estudiantes valorar el entorno en el cual se desarrollan y transcurre su vida cotidiana, pero esa “valoración” que tiene por objetivo alcanzar, en cierto sentido las ciencias sociales, debe traducirse en lo que señala el autor del foro, o sea la adquisición de diversos conceptos y actitudes, las cuales el docente debe saber fomentar, no solo en el contexto de una asignatura en concreto (en el caso chileno seria “Formación para la ciudadanía”), si no que a través de un trabajo interdisciplinario en todas las clases, siempre recalcando la importancia del conocimiento de su entorno para la toma de decisiones. Las diversas decisiones que toman los alumnos en relación a su entorno, tiene que ver con los mecanismos de participación efectiva que realizan ellos en su comunidad, y no necesariamente viendo la participación en la vida social como las instancias que ofrece el Estado para la intervención de la ciudadanía en materia cívica, únicamente reservada para aquellos que son mayores de edad y que pueden ejercer el derecho a voto, más bien debe ser entendida como la capacidad de los estudiantes de analizar críticamente los fenómenos que se están dando en su comunidad, y debatir las ideas que tienen en relación a aquella, contraponiendo argumentos y diversas posturas en pos de una mejor vida en comunidad.
    En este sentido, la labor del docente será inculcar a los estudiantes diversas herramientas para que realicen un análisis crítico de la sociedad, lo cual le generara al estudiante una forma procedimental para comprender su entorno, y en base a ello plantear diversas soluciones que van más allá del aparato burocrático estatal, sino que afectan a la comunidad a nivel local.

    Patricio Espinoza Pizarro
    Pedagogía en Historia y Geografía
    Universidad de La Serena.

    ResponderEliminar
  74. Saludos cordiales!
    Comparto las visiones dadas por todos en el presente foro. Es importante para la educación geográfica poder vincular los contenidos con el entorno ya que así permite a los estudiantes (y a la sociedad en general) tener mayor conocimiento en lo que respecta al espacio. Así, poder tener conocimiento de los riesgos naturales y la forma de prevenirlo es uno de los tantos ejemplos que prueba el empoderamiento de la teoría geográfica por parte de las/os jóvenes.
    Sin embargo, pienso que las instituciones de educación superior deben dar mayor énfasis en el desarrollo de nuevas estrategias para que este conocimiento pueda ser más completo. Si bien aquello depende de los recursos que tenga una casa de estudios, es necesario hacer el esfuerzo ya que es vital para la ciudadanía conocer el lugar en donde habita y la forma de reaccionar ante él.
    El uso de las nuevas tecnologías de información son un medio fundamental para esto y que, además, permite el desarrollo de un aprendizaje multidisciplinario con respecto a las ciencias sociales.
    Es vital permitir a los estudiantes estar en contacto con la naturaleza pues logran desarrollar habilidades complementarias a los objetivos esperados planteados por el currículum central. Para lograr el desarrollo de una ciudadanía amigable con el medio ambiente y consciente con su entorno no se debe limitar el acceso a la información.

    Roylester Núñez Zegarra
    Estudiante Pedagogía en Historia y Geografía
    Universidad de La Serena
    Chile

    ResponderEliminar
  75. El aprendizaje en base a las percepciones del entorno me parece que es una excelente oportunidad pedagógica para profundizar contenidos. En ese sentido la problematización sobre la realidad local implica ante todo un desarrollo sistemático de las habilidades geográficas por parte de los alumnos y un conocimiento didáctico por parte del docente que permita trasladar esa percepción del entorno hacia una transposición didáctica optima en los contenidos curriculares.
    Es muy interesante desde la óptica sistemática porque un aprendizaje basado en el entorno debe desarrollarse a lo largo de los años del sistema escolar partiendo desde los inicios de este en función de que los alumnos logren ir desarrollando en el aula las habilidades propias de la geografía en base a las percepciones, por ejemplo con alumnos pequeños analizar el medioambiente, los elementos más básicos de las ciudades y el campo, los lugares donde viven, etc. Eso se verá reflejado en que llegado ya hacia la educación secundaria será mucho más provechoso y fácil trabajar las problemáticas tales como la contaminación, la segregación espacial, los constituyentes de las áreas urbanas y rurales, entre otros tantos temas.
    Hoy en día es de vital importancia lograr ese vinculo con el entorno por parte de los alumnos en la medida que las problemáticas espaciales a escala local deben ser foco de problematización, considerado que el entorno esta sujeto a los cambios que puedan venir ya sea de forma física como antropica en el. Por ello es que se vuelve un elemento insoslayable para el aprendizaje de la Geografía.

    Felipe Trujillo Prra
    Estudiante Pedagogía en Historia y Geografía
    Universidad de La Serena - Chile.

    ResponderEliminar
  76. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  77. Comparto totalmente la importancia de tener en cuenta las percepciones del entorno de los mismos estudiantes. Educar tiene que ver precisamente con lograr que los estudiantes logren una comprensión de la realidad desde las distintas áreas del saber, y por lo tanto, hay que partir de la base de lo que ya saben para poder lograr aprendizajes más complejos. No debemos olvidar que los entornos que rodean a los estudiantes pueden ser sumamente distintos los unos de los otros, lo que influye en la manera en que cómo los docentes debemos plantearnos en el aula y en cómo tendremos que desarrollar nuestras clases.
    Desde esta perspectiva, trabajar en base a las percepciones del entorno se vuelve fundamental inclusive para trabajar la formación ciudadana, dado que esta última no solo se debe vincular solo al aprendizaje de un derecho constitucional, sino que debe enfocarse en el estudiante como un ciudadano cuya responsabilidad también está con su entorno. Desde esta visión, podemos decir que trabajar con el entorno se vincula con la formación ciudadana en cuanto se vuelve necesario conocer el medio para detectar problemas los cuales, con el ejercicio ciudadano se puede aportar en la solución y mejoramiento, ya sea en el medio social o geográfico. El trabajo integral deberá resultar entonces en un ciudadano consciente y conocedor tanto de su medio más cercano como de una escala global.

    ResponderEliminar
  78. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  79. Concuerdo con la tesis presentada por la autora, al señalar la importancia de las ciencias sociales desde el entorno en la construcción social y espacial tanto del individuo, como de la comunidad misma, siendo la interacción constante entre estos la formadora de nuevos conocimientos, como de espacios que den una identidad cultural en la sinérgica relación entre ambos agentes sociales, es aquí donde quiero resaltar las palabras expuestas en el siguiente foro por la autora Palacios "Estos esquemas conceptuales previos, tienen una lógica y resultan útiles y operativos en el proceso de construcción de nuevos conocimientos. Se parte del principio que las concepciones de los estudiantes están en constante evolución, se construyen en la interacción con su medio, en su cotidianidad, y pueden proporcionar claves de interés para favorecer el proceso de construcción de cualquier nuevo aprendizaje; las nociones que tienen los estudiantes aparecen como un referente básico para la construcción de cualquier nuevo conocimiento, es decir, para favorecer ese proceso de complejización y enriquecimiento de sus propias ideas hacia un conocimiento escolar deseable." , al referirse a la irrupción que tiene un estudiante dentro del contexto educativo institucional, el cual ya viene con una construcción social y propia de su entorno, da el espacio idóneo para dar una conexión entre los contenidos que aborden las distintas disciplinas que aborde las ciencias sociales, para que sean utilizadas para irrumpir y transformar su espacio comunitario, para aportar al desarrollo cultural y social desde las propias herramientas cognitivas que le pueda entregar la escuela al educando.

    Sin embargo, dentro del contexto educacional chileno, los contenidos abordados desde las ciencias sociales, suelen estar poco relacionados con la experiencia real a la que se ven enfrentados los alumnos en su cotidianidad dentro de los espacios en los cuales conviven, siendo un curriculum homogeneizador donde impone contenidos igualitarios desde los planes y programas emanados desde el Ministerio, dejando tan solo en conceptos abstractos y difusos con poca conexión con su realidad local, como lo señala Mateo et Al (2011); "En la escuela la enseñanza de la geografía todavía conserva una tendencia a reducir y mantener su concepción como un inventario o catálogo de fenómenos totalmente abstraídos de una relación existencial recíproca entre hombre y naturaleza."

    Es por eso, que se hace indispensable la tarea de llevar el conocimiento de las ciencias sociales, al contexto en el cual nos veamos envueltos tanto dentro como fuera del aula, siendo una herramienta en constante construcción para la formación de individuos íntegros que logren extrapolar los aprendizajes obtenidos en los espacios educativos en el entorno, con su interacción cotidiana dentro de su comunidad, ademas, debiese estar presente el desarrollo de una mirada crítica de las problemáticas y retos tantos individuales como colectivos que puedan presentarse en el contexto dentro del cual se desenvuelve, cito nuevamente a la autora Palacios cuando menciona que; "La comprensión del mundo implica la capacidad de establecer diversas relaciones entre conceptos, para analizar las causas y las consecuencias o efectos de determinados hechos y problemas".

    Cristián Palma Gómez
    Estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía, Universidad de La Serena, Chile.


    Bibliografía

    Moreno Nubia et. al. (2011). Salida de Campo, se hace escuela al andar. Distrito Francisco Jose de Caldas: Grupo Interinstitucional de Investigación Geopaideia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de concordar con lo expuesto por la autora, me parece muy interesante tu crítica al sistema educativo actual realizada por Cristian Palma, pues tal como la o el estudiante comprenderá los contenidos al relacionarlo con su realidad, nosotros, como docentes, podremos mejorar nuestras prácticas educativas solo si somos capaces de analizar y transformar el sistema.
      La escuela se ha cerrado a la interacción con su medio, olvidando que los aprendizajes significativos requieren de la vinculación de la práctica y la teoría.
      La enseñanza tradicional de la geografía consiste, según Rodríguez (2006), en la yuxtaposición de contenidos y estrategias logrando la repetición de conceptos, resulta primordial la integración de la construcción y producción del conocimiento a partir de la realidad inmediata de las y los estudiantes, incorporando así miradas y análisis más complejos de los contenidos, que dirijan a las y los estudiantes al desarrollo del pensamiento critico.La enseñanza de los sistemas litorales y sus riesgos asociados resulta mucho más atractivo y efectivo si es complementado con una salida a terreno a la Bahía de Coquimbo (1) o el efecto antrópico con una salida a terreno al río Elqui (2) o al humedal del Culebron(3), lo mismo si recorremos la ciudad si nos referimos a geografía urbana, etc. Es importante aclarar que no busco reducir la enseñanza de la geografía a una escala local, sino que creo que es posible hacer análisis inductivos o deductivos pasando por las distintas escalas.
      Para cerrar utilizaré una cita del mismo autor, quien nos dice que para "Concretar situaciones y hechos resultan imposible encerrados en un aula. Los niños tienen que entender su realidad a partir del contacto directo con ella y conectarla a su experiencia pedagógica diaria"

      (1) Bahía de la conurbación "Coquimbo-La Serena"
      (2) Río de la ciudad, desemboca en la Bahía de Coquimbo.
      (3) Humedal ubicado en la Ciudad de Coquimbo.

      Deborah Ortega
      Estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía, Universidad de La Serena, Chile.

      Bibliografía:
      Rodríguez, Efrén. (2006). Enseñar geografía para los nuevos tiempos. Paradígma, 27(2), 73-92.

      Eliminar
  80. Efectivamente, tal como se plantea en un comienzo, proponer estrategias pedagógicas innovadoras para el aprendizaje de las ciencias sociales en el aula y fuera de ella, constituye un reto para los docentes del área. Indudablemente, el aprendizaje con base en la interacción del sujeto con el entorno, es una estrategia didáctica que le permite al estudiantes articular la vida cotidiana, con los conocimientos que brinda la escuela. La interacción con el entorno, le permite al individuo construirse a si mismo, siendo capaz de moldearse, para lograr enfrentarse al mundo y adaptarse a el. A partir de esa construcción bruta, es el docente quien tiene el trabajo de pulir a los estudiantes mediante el proceso de enseñanza aprendizaje, demostrando que deben ser capacer de valorar su entorno y ser conscientes de todo cuanto los rodea. Para ello es menester, desarrollar diversas habilidades sociocognitivas, como ser capaces de crear experiencias diversas y extraer de ellas conocimientos utilitarios que le permitan construir su camino en el sendero de la comprensión del mundo. Colocar al estudiante, muchas veces fuera de su zona de confort, resulta ser de gran ayuda si por ejemplo, buscamos que este valore, las diversidad de entornos que existen, fuera de si. Comprender el mundo en su funcionamiento, a nivel sociocultural, es imprescindible para valernos por si mismos dentro de el. Y he ahí que situarnos geográficamente en un lugar determinado, no sólo dentro del aula, sino que fuera de ella, nos permite lograr este tipo de objetivos, con la ayuda del ejercicio docente.

    ResponderEliminar
  81. Penso primeiro ser necessário dar voz, ouvir e refletir o que os estudantes têm a dizer, não os tratando como meros receptores de conteúdo. O conhecimento, neste sentido, não pode ser adquirido, mas construído coletivamente. Esta construção deve romper com a indiferença e a relação de distanciamento, permitindo transformar a subjetividade de professores e alunos, sujeitos do ensino e da aprendizagem. É, consequentemente, um processo de deslocamento e retirada do lugar comum.
    Educar o outro pressupõe conhecê-lo em sua realidade. A educação não pode ser pensada como um meio para atingirmos algo que está sempre no futuro, é necessário, portanto, formarmos pessoas não para um mundo que pode vir a ser, mas para serem sujeitos capazes de pensar, refletir e se posicionar a respeito do próprio tempo e das relações que estabelecem com a vida. Quando retiramos dos estudantes esta potencialidade, estamos produzindo discípulos, indivíduos não-autônomos. Na exigência por reestabelecermos e mantermos a ordem e a disciplina, naturalizamos a opressão e mecanismos de controle, como as temidas provas. Esta é a lógica da educação tradicional.
    Existe uma forma definitiva de como o professor deve agir e atuar em sala de aula? Chego à conclusão que não. Sem desconsiderar as dificuldades impostas, não podemos restringir nossas formas de ação. é importante não nos deixarmos consumir pela apatia e pelas zonas de conforto. As ciências sociais, nesse sentido, problematiza a prática cotidiana, o espaço da sala de aula, as vivências e relações que nele se estabelecem, conhecermos e não generalizarmos nossos alunos e não nos limitarmos à imitação de experiências anteriores e às receitas de cartilhas e manuais teóricos, em estimularmos o pensamento livre, reflexivo por parte dos estudantes e não a doutrinação e memorização de conceitos e ideias pré-definidos.

    ResponderEliminar
  82. De fato, a relação ensino-aprendizagem, penso eu, deve partir das experiências concretas dos alunos. As ciências sociais, de modo geral, operam em altíssimo nível de abstração e quase sempre são tratadas como conteúdo sem serventia, ou esta a reboque de suprimento de informações sobre o mundo. Deste modo, partindo-se da realidade do aluno e mostrando o espaço que esses conteúdos ocupam em seu fazer diário confere ao aluno o entendimento da necessidade de apropriação desses objetos da cultura, conferindo-os significância. Ao problematizar o fazer cotidiano e as ações mais naturalizadas, enfrenta-se o perigo de reduzir esses conteúdos a uma explicação conceitual, restrita aos espaços da sala de aula. Desse modo, as histórias de vida, os contextos particulares funcionam como ferramentas explicativas ao professor, o que Vygostky chamou de mediação.

    Penso que antes de qualquer coisa, o professor deva-se perguntar qual o sentido dessa atividade, o sentido desse conteúdo nesse momento da fase de aprendizagem da disciplina? Com isso, construirá elementos de mediação entre os conteúdos, que funcionam a partir de generalizações complexas e abstratas, e a materialidade cotidiana na qual os alunos estão inseridos, dotando esses conteúdos, assim, de relevância prática. A isso Vygotsky deu o nome de zona de desenvolvimento proximal, qual seja, o espaço entre a real apropriação de um objeto e a apropriação potencia, possibilitada pelas mediações feitas pelo professor por intermédio de instrumentos mediadores. Faz-se importante lembrar aqui que, para Florestan Fernandes, é mais importante os modos como o conteúdo é transmito do que necessariamente os próprios conteúdos.

    O problema é complexo de mais e, penso eu, devemos atacá-lo em sua raiz. A escola perdeu seu significado social, é um espaço onde os jovens não querem estar. Olhando para esse cenário, perguntemo-nos: Que fazer? Como pensar nossas aulas, como trabalhar os conteúdos de modo que eles despertem algo nos jovens? Essa é uma tarefa histórica colocada a nós.

    ResponderEliminar
  83. A primeira pergunta a ser pensada é: para quê a escola e a educação dentro dela servem? , e assim, pautados ideias de Paulo Freire, Florestan Fernandes, Miguel Arroyo, Vigotski, entre outros, entendemos que a educação é um processo de formação do ser humano para além da sistematização e transmissão de conteúdos, mas, como um processo humanizador , que permite o individuo a desenvolver suas funções psicológicas superiores e um ato político :
    Como experiência especificamente humana, a educação é uma forma de intervenção no mundo. Intervenção que além do conhecimento dos conteúdos bem ou mal ensinados e/ou aprendidos implica tanto o esforço de reprodução da ideologia dominante quanto o seu desmascaramento. (FREIRE, 1996, pág. 110)
    Sendo assim, o ensino de sociologia parecem convergir nesta direção. Mas, o ensino de sociologia tem mesmo esse fim? Saviani (1996) diz em um artigo referente ao Florestan e a Educação que a sociologia ao atingir sua ação educativa acaba se tornando a segunda essência humana:
    [Florestan diz] "o ensino de sociologia e a pesquisa sociológica dobraram o meu rude individualismo, forçando-me a travar as últimas batalhas que assinalam o aparecimento de uma segunda natureza humana dentro de mim, a qual se confunde com o 'professor' e o 'sociólogo' em que me converti, inteiramente voltado para fora, para os 'problemas dos outros', os 'dilemas de nossa época' e o 'controle racional da mudança social'" (Ibid.:171). Nesse ponto atinge-se o núcleo constitutivo da natureza da educação. E a própria expressão "segunda natureza", também já referida por Gramsci, assim como o conceito de habitus (Bourdieu-Passeron, 1970:46-70), remetem exatamente para a compreensão da essência da educação. Esses conceitos foram por mim (Saviani, 1995a:81-82) assumidos e sintetizados no conceito gramsciano de "catarse" entendido como a "assimilação superior da estrutura em superestrutura na consciência dos homens" (Gramsci, 1977:48) buscando identificar o ponto culminante do processo educativo que se define pelo "ato de produzir, direta e intencionalmente, em cada indivíduo singular, a humanidade que é produzida histórica e coletivamente pelo conjunto dos homens" (Saviani, 1995b:17). Ao considerar que o ensino da sociologia e a pesquisa sociológica provocaram "o aparecimento de uma segunda natureza humana dentro de mim", Florestan está apontando para a essência da educação, isto é, um processo que visa à transformação interna dos sujeitos pela incorporação de elementos que não são dados naturalmente e nem adquiridos espontaneamente, mas que, uma vez incorporados pela mediação da ação educativa, passam a operar como se fossem naturais. Constituem, pois, um habitus, ou seja, uma disposição permanente e irreversível que passa a constituir a própria estrutura do sujeito, não lhe sendo possível agir sem que intervenham esses elementos. Trata-se, conseqüentemente, de uma segunda natureza construída pela educação sobre a base da primeira natureza transmitida por códigos genéticos e pela tradição espontânea. (SAVIANI, 1996)
    Podemos pensar então que o ensino de sociologia é parte de uma ação educativa plena, que consegue fazer parte do aluno, suas experiências, seu olhar sob o mundo é parte da construção do ensino de sociologia. Essas táticas e estratégias de ensino e aprendizagem das ciências sociais, culminam no ponto chave da educação da sociologia dentro das escolas: Além de ensinar ler e a escrever, também ensina a falar: "apesar das dificuldades encontradas, o educador pode ainda ensinar não só a ler e escrever, mas ensinar a falar. Ensinar a falar, a gritar, que é o papel político do educador" (GADOTTI, 2000, pág. 148)
    Bruna Larissa Sampaio
    Unesp Marília

    ResponderEliminar
  84. Primeiramente, gostaria de agradecer imensamente a ambas autora e tradutora do texto. O acesso à informação é importantíssimo e, infelizmente, a linguagem ainda é um entrave para alguns. Gostaria de poder responder nas duas línguas, mas não possuo os conhecimentos necessários.

    O que é possível apreender a partir do resumo é o olhar de alguém bastante experiente em relação ao contexto educacional e à dificuldade de superar a pedagogia tradicional e avançar, no sentido de alcançar o máximo do potencial das ciências sociais para os indivíduos presentes na sala de aula. Para tanto, é sugerida de maneira tímida a interdisciplinaridade, através do lugar. É interessante como situar quem está presente no lugar é um ponto de partida bastante promissor, quando percebemos que tal estratégia pedagógica própria do ensino de geografia (temos como uma das referências a autora Helena Copetti Callai) pode ser apropriada pelos cientistas sociais e intensificar a coerência a todos os sujeitos presentes no processo de ensino-aprendizagem. Na verdade, é inexorável a importância da geografia para se compreender qualquer contexto, uma vez que este é desencadeado a partir de diversos recortes interdependentes, nos quais onde os eventos ocorrem é preponderante.

    Neste caso em específico, está sendo colocado o lugar como uma ferramenta didática, didática por partir daquilo que os alunos conhecem (que seria o contexto da sua cidade ou região) para só então tratar da desnaturalização, apresentando-lhes novas lógicas de relação social que podem ser observadas em outros contextos, e em como cidade, região, território é determinante nisso, o que facilitará o progresso na "redução entre a distância do campo científico e o estudante", como apontado por Nancy Palacios.

    Outro detalhe significativo é o potencial da geografia na análise das causas e consequências de determinadas ações, pois utilizar o âmbito econômico, social ou histórico requer um grau enorme de abstração, que muitas vezes não é conveniente, sobretudo considerando a inexistência de acúmulo em dois dos três âmbitos quando os alunos ingressam no ensino médio aqui no Brasil. Embora a geografia tenha também o seu próprio potencial de abstração, a mesma é bastante incisiva quando tratamos dos desdobramentos de quaisquer dos âmbitos supracitados, a formação de cada Estado-nação, a especulação imobiliária, a definição de centro e periferia, impactos ambientais decorrentes de atividades produtivas, etc. Todas as questões podem ser alcançadas com o auxílio de conhecimentos geográficos e tornar o ensino de ciências sociais mais consistente.

    Concluo afirmando que estou em total concordância com tudo que foi dito por Nancy e creio que pensar a educação enquanto ciências humanas integradas invés de matérias separadas seria um grande salto, desde que nenhuma matéria fosse lesada ou boicotada, como estamos assistindo aqui no Brasil, e que assegurar a autonomia do professor em escolher ou montar o material adequado para trabalhar com cada uma de suas turmas os conteúdos que constam na grade é um passo que ajudaria em todos os sentidos, e que precisa ser amplamente suscitado.

    Jessica da Silva Nordbjorn
    Aluna do curso de Ciências Sociais (licenciatura)
    Universidade Estadual Paulista "Júlio de Mesquita Filho", Faculdade de Filosofia e Ciências - Brasil

    ResponderEliminar
  85. Concordo com a autora Nancy, no que diz respeito as inovações do ensino e aprendizagem das Ciências Sociais. É muito importante despertar o interesse do sujeito nas aulas, e também desenvolver competências como interpretação , a argumentação, e as competências de cidadãos. O papel do professor nesse sentimo é de suma importância, é preciso que ele tenha um domínio do conhecimento sobre as Ciências Sociais a ser ensinado, isso sera a primeira condição para que o professor desempenhe bem o seu papel,o conteúdo a ser ensinado tem que ser de acordo com a realidade social do aluno. O que o autor Francisco Cajiao ressalta sobre a reflexão compreensiva que o aluno tem que fazer da sua própria vida, é importante pois o sujeito tem que levar em consideração o seu contexto social, isso trás questões do cotidiano que estão presente na vida de cada sujeito, aonde pode levar a maior compreensão sobre os desafios da vida. As propostas educacionais que utilizam o conhecimento da escola na realidade, pode ser encontrada em alguns materiais didáticos, mas se o professor não trazer questões da cotidianidade de cada escola, o material acaba sendo generalizado, portanto precisa se fazer uma analise de cada escola e aborda a realidade de cada uma, assim o aluno não ficaria distante da sua realidade.

    Gisele Alves Afonso
    Estudante de Ciências Sociais
    Unesp Marília/SP

    ResponderEliminar
  86. Em consonância aos ideais apresentados por Nancy Palacios Mena, compreendemos que o aluno constitui a sociedade na qual está inserido, compondo o corpo responsável pelas decisões, transformações e reflexões críticas dos caminhos trilhados por sua comunidade no âmbito micro e macro. Assim, o sujeito reconhece-se como integrante do espaço e tempo estabelecido.
    Considerando este princípio, é imprescindível que o ensino de Ciências Sociais esteja relacionado ao cotidiano e ao contexto sócio-histórico do aluno - tomando como ponto de partida suas práticas sociais iniciais visando a aquisição de novos conhecimentos. De modo que este conceba tais saberes como ferramentas de transformação qualitativa do território que está inserido, adquirindo um papel ativo perante à sociedade.
    Portanto, como futuros pedagogos atuantes na Educação Básica, é nosso dever refletir práticas pedagógicas que alcancem as práticas iniciais dos alunos, utilizando estratégias e recursos que visem à associação entre o contexto social e cotidiano dos sujeitos aos conhecimentos científicos e teóricos trabalhados na escola, levando-os a, a partir disso, apreenderem novos e complexos conhecimentos, que os possibilitem atuarem criticamente na sociedade.

    Aglaia Ruffino Jalles, Nº USP: 4778047
    Lara Neves Carreira, Nº USP: 9289447
    Alunas do curso de Pedagogia
    FACULDADE DE FILOSOFIA, CIÊNCIAS E LETRAS DE RIBEIRÃO PRETO / UNIVERSIDADE DE SÃO PAULO, BRASIL.

    ResponderEliminar
  87. Partimos do pressuposto que pensar em estratégias metodológicas para o ensino das ciências sociais, implica considerar que estas ciências se relacionam direta e fundamentalmente com a realidade social. Dizer isto cabe para ressaltar a legitimidade de se pensar o ensino de tais ciências partindo do conhecimento e da realidade dos estudantes.
    Especialmente quando falamos do ensino de ciências sociais presente desde os anos iniciais, não se pode desvincular dos conteúdos ensinados a correspondência com a realidade que as crianças vivenciam no dia-a-dia.
    A mediação pedagógica do professor nesse sentido deve ser pautada na práxis, em que a reflexão e a prática fazem parte de um movimento dialético, que possibilita o diálogo entre a realidade dos sujeitos e a compreensão científica para aquelas situações.
    Defendemos este posicionamento, por acreditarmos que os saberes ensinados devam ser significativos para os alunos e isto só é possível quando existe uma mediação pedagógica que prioriza o aspecto humano do conhecimento, isto é, processos de ensino-aprendizagem que enfatizem que o conhecimento científico foi produzido historicamente pelos homens.
    Ensinar Geografia, por exemplo, não significa apenas fazer com os alunos saibam a definição de determinados fenômenos, mas sim que compreendam suas causas e implicações nos níveis macro e micro.
    É função então destas práticas pedagógicas, que permitam discussões e reflexões para a compreensão do processo histórico e do conhecimento produzido pelos homens de modo que sejam estabelecidas as relações pertinentes com o cotidiano e a realidade dos sujeitos alunos, visando sempre que os conteúdos ensinados não percam seu significado humano sendo apenas retratados de modo resumido e simplificado.

    Cinthia Maria Santos de Oliveira
    Michelle Cristina Silva
    Alunas do curso de Pedagogia
    Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto/ Universidade de São Paulo
    Brasil

    ResponderEliminar
  88. Como estudantes do curso de Pedagogia sempre nos preocupamos com a importância de se levar aos alunos atividades diferenciadas levando em consideração os conhecimentos e o cotidiano do aluno, de modo que ele possa pensar no que já sabe relacionando com o novo e assim ir adquirindo novos saberes.
    A importância de através da realidade do aluno formar caminhos para que ele se interesse por algo maior e pense em outras formas de conhecimentos que seriam mais distantes de sua realidade. Induzi-los a se questionarem sobre seus saberes e pesquisar sobre eles, aprimorando assim o senso crítico do aluno. Em suma, seria despertar a curiosidade do aluno sobre determinado assunto para que ele sozinho vá atrás daqueles conhecimentos e se aprimore de novos assuntos mais distantes de sua realidade, dessa maneira, o aluno sozinho começa a fazer relações desses estudos mais distantes com seu capital cultural e a partir daí vai aprimorando novos saberes.
    A criança já nasce no meio social e a todo instante ela recebe novas informações. O contato com meio físico e social da criança faz com que ela amplie e/ou modifique seus saberes. A escola não deve esquecer que na aprendizagem de novos saberes já há algo aprendido, o aluno já traz consigo conceitos adquiridos. Portanto, as experiencias que os alunos trazem consigo favorecem novas aprendizagens.

    Isis Tatiana Bifi - NºUSP: 9378721
    Josiane Fioroni - NºUSP: 7695728
    Alunas do curso de Pedagogia,
    FACULDADE DE FILOSOFIA, CIÊNCIAS E LETRAS DE RIBEIRÃO PRETO - UNIVERSIDADE DE SÃO PAULO, BRASIL.

    ResponderEliminar
  89. De acordo com Nancy Palacios Mena propor estratégias de ensino diferenciadas dentro e fora de sala de aula é um desafio para nós professores da área, para isso devemos pensar em práticas que estejam presentes no cotidiano do aluno, assim como é destacado por autores como; Francisco Cajiao, Diedo Hernán Arias e Ignacio Pozo.
    Francisco Cajiao enfatiza que o objetivo das ciências sociais é o de garantir que a pessoa faça uma reflexão global sobre as suas provas individuais, imerso em seu ambiente social. Sendo assim, podemos perceber a importância dos professores nessa formação inicial, para que possamos proporcionar atividades interessantes afim de que esses indivíduos sejam capazes de observar diversos aspectos do ponto de vista micro e macro.
    A aprendizagem das ciências sociais na escola está ligada à experiência dos alunos, seu ponto de partida é o seu ambiente social, pois o mesmo acredita que as concepções dos educandos estão em uma incessante evolução, são formulados na interação com o meio ambiente diariamente, podendo assim desencadear o interesse para qualquer novo aprendizado. Percebemos que se o ponto de partida não fosse o seu capital cultural, provavelmente o mesmo aluno não seria capaz de desconstruir um conceito para a formação de um novo.
    Compreendemos que nós como futuras pedagogas devemos proporcionar desde os anos iniciais a formação de indivíduos reflexivos e críticos para que possam analisar, reinventar o seu contexto social, visto que o cotidiano, a realidade política e cultural dos alunos podem ser utilizadas na sala de aula para a reflexão sobre diferentes realidades ou problemas sociais que afetem tanto a comunidade local quanto espaços políticos maiores, com assuntos relevantes que despertem o interesse atual dos alunos e sua formação a escolar e cívica. A geografia é sempre essencial para que se possa compreender a sociedade e o olhar crítico sobre ela, mas temos que abordar as reflexões em aula de forma dinâmica e interessante, sempre investindo nas oportunidades de pesquisas sobre os temas para depois eles serem centro de debates.
    Atualmente vivemos em um mundo, em que nossa opinião é facilmente coagida pela mídia, por isso devemos trabalhar com os alunos que a opinião sobre determinado assunto deve ser construída após um embasamento profundo sobre o mesmo, para que assim não cometamos o equívoco de tratar problemas sociais importantes com os famosos “achismos”, lembrando que é de fundamental importância que a escola proporcione a chance de analisar as várias faces dos problemas sociais principalmente sobre o espectro da geopolítica, na qual os conflitos devem sempre ser apresentados sobre os “dois lados da moeda”, para que assim uma posição possa ser tomada a partir de uma ótica real.

    Ana Laura Tavares
    Raíssa Muniz
    Alunas do curso de Pedagogia
    Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto/ Universidade de São Paulo
    Brasil

    ResponderEliminar
  90. O texto discute uma proposta pedagógica que, ao meu ver, é extremamente relevante. Partir do conhecimento prévio do aluno, de seu mundo, do que é conhecido e vivido por ele diariamente, e a partir deste trazer novas informações sobre acontecimentos que parecem tão distantes, fazem com que este aluno se coloque como parte da sociedade, que veja sua história como parte do mundo.
    O ensino, não só de ciências sociais que é tratado no texto, mas de todas as disciplinas, deve despertar a curiosidade do aluno, e fazer com que este utilize seus conhecimentos prévios em um processo de assimilação e acomodação, como a autora diz fazendo referência à teoria de Piaget, e utilizar essas relações como ferramentas para que possa compreender o mundo.
    Assim sendo, é de suma importância textos que tratem desta estratégia pedagógica de interação. Como trouxe a autora, o aluno precisa fazer parte do processo de ensino-aprendizagem, e não há maneira mais pertinente de se ter tal participação, do que utilizar suas experiências e vivências como elementos fundantes de um conhecimento que seja, acima de tudo, significante para o aluno.
    Lígia Pires, aluna do curso de Pedagogia da Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto-USP, Brasil.

    ResponderEliminar
  91. Como educadores em formação devemos sempre refletir sobre a aproximação dos espaços de vivência dos indivíduos envolvidos no ensino-aprendizagem, a escola deve ser um espaço de socialização de conhecimentos, sendo assim, devemos estar abertos a utilizar em nossas práticas formas de inclusão e alinhamento do que é necessário ser estudado com a riqueza da bagagem pessoal e cultural que os alunos têm a mostrar.
    Á exemplo disso, o nosso país, que possui uma diversidade cultural imensa que muitas vezes é silenciada indiretamente pela forma de abordagem com a qual é tratada dentro das escolas, sempre estudar a causa das problemáticas sociais por exemplo, mas nunca se enxergar como parte envolvida e representada nesse todo, como se a realidade fosse algo distante da escola e do seu papel.
    Considerando o nosso atual cenário político e econômico, é importante pensar como realmente somos parte da história a todo momento, o exercício de integrar os alunos e conscientiza-los de certo modo do quão imprescindível é o papel que eles tem na sociedade como cidadãos que necessitam ser hábeis em compreensão para discernir o rumo coletivo e o próprio na sociedade.
    Enfim, nossas práticas pedagógicas não podem ser engessadas, devemos adapta-las de acordo com cada espaço-indivíduo e considerar sempre as particularidades para que possamos juntos construir um ensino efetivo.
    Priscila Sena Rodrigues e Angelina Pezzi, alunas do curso de Pedagogia da FFCLRP, 3° ano.

    ResponderEliminar
  92. Los individuos son introducidos en la sociedaddesde el nacimiento siendo así que ya poseen noción y conocimientodel mundo, así pues, ellos no dependen exclusivamente de que la escuela enseñe y de toda su cultura. Pero nosotros sabemos que la escuela nececita promover a todos un conocimiento general e posean la responsabilidad de enseñar a los alumnos sobre el medio en que viven.
    La formación escolar debe permitir que el alumno se desenvuelva como individuo en la sociedad. Es necesario que los maestros busquen posibilidades para que los alumnos se apropien y dar un nuevo significado al conocimiento anterior para así cooperar en la formación de un sujeto crítico-reflexivo. Para que eso ocurra, es primordial utilizar lo cotidiano de la realidad del alumno en la sociedad como punto inicial, púes solo así será posible reducir la distancia entre la realidad de ellos y la de el área científica.


    Jéssica Christina Capuzzo de Souza, aluna do curso de Pedagogia da Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Ribeirão Preto/ Universidade de São Paulo,Brasil.

    ResponderEliminar
  93. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  94. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  95. Olá, primeiramente gostaria de parabenizar pelo belo texto postado, pois é de extrema importância esse debate que envolve o ensino de Geografia e a Educação. O trabalho do professor é um trabalho minucioso que requer objetivos e metodologias, desse modo é preciso planejamento para um bom desenvolvimento de sua prática. É necessário o aprofundamento de conceitos, pois a teoria e a pratica são indissociáveis. Em vista disso, a visita de estudo é indispensável para a aprendizagem de Geografia, os alunos podem aprender tanto ou mais que dentro da sala de aula, pois estarão próximo do objeto de estudo e se sentiram integrante desse processo, fato que desperta mais interesse e curiosidade entre os alunos e também pode se tornar mais significativo. A visita de estudo é um complemento que só vem a somar e será benéfico para a aprendizagem dos estudantes. Portanto, como no próprio texto diz, o professor tem que mostrar para os alunos que a viagem é mais uma aula dentro da programação. Desse modo, deve estar claro o motivo da escolha e da visita em determinado lugar, pois as saída de campo deve estar bem planejada, ligada ao tema que está sendo estudado em sala e também precisam saber os objetivos educacionais para tal programação, para que fique claro que não é um mero passeio turístico, mas sim uma saída escolar que fará parte de sua formação e é de grande importância para a construção de identidade dos alunos.


    Nayara Raimundo da Silva, aluna da FACULDADE DE FILOSOFIA, CIÊNCIAS E LETRAS DE RIBEIRÃO PRETO/UNIVERSIDADE DE SÃO PAULO, BRASIL.

    ResponderEliminar

Para participar en el debate tan solo tienes que hacer click en el título del debate, donde a continuación, además de aparecerte el texto a debatir, encontraras la manera de dejar tu comentario. Periódicamente, cada quince días, se renovarán los contenidos con el objetivo de de precisar el sentido, alcance y límite de los mismos. Para proponer nuevos debates escribe a:geoforo@gmail.com .