jueves, 22 de noviembre de 2012

FORO 13: INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN EDUCATIVA

El Consejo directivo del Geoforo ha decidido editar en ARCHIVO DEL FORO las conclusiones teóricas de la Tesis doctoral de nuestra compañera Diana Durán, pues estimamos que son muy pertinentes para avanzar en la definición de una educación geográfica, social y ciudadana, que sirva a los docentes y alumnos en el marco escolar. Para poder centrar nuestro análisis la propia Diana Durán nos ha dejado estas cuestiones o preguntas: 1- ¿Cómo se plantea la difusión espacial de las innovaciones en los países iberoamericanos? 2- ¿Qué papel han cumplido las reformas curriculares y educativas en la difusión espacial de las innovaciones? 3- ¿Cómo se evalúa las acciones de los colectivos geográficos frente a tales procesos? 4- ¿Cómo se valora el papel del habitus de los profesores en términos de la difusión de las innovaciones en la educación geográfica? Hemos añadido las opiniones recogidas en la sección NOTICIAS, para contextualizar el debate que se ha iniciado hace dos meses. Esperamos que estos documentos nos ayuden a precisar los modelos de difusión de las innovaciones didácticas, que a menudo se encuentran con obstáculos que desconocemos. artículo innovaciones 22 de noviembre diana durán
DIANA.COMENTARIOS

32 comentarios:

  1. En España existe una red de grupos de innovación educativa que se denomina Innova. Esta red ha celebrado algunos encuentros para definir el concepto que define la actividad de renovación pedagógica. En el mes de noviembre de 2011 tuve que coordinar un grupo de trabajo y en él ofrecí mis criterios para definir Innovación. En las próximas intervenciones haré referencia a éstas
    Innovación (e innovar) es una palabra que tiene un uso antiguo, a tenor de las definiciones que aparecen en las diferentes ediciones del Diccionario de la Real Academia española. Cuando rastreamos sus diversos significados nos encontramos con algunos matices que me parecen pertinentes para poder definir con claridad el alcance y objetivos de este grupo de trabajo.
    En las ediciones de los siglos XVIII y XIX el significado de innovación está encuadrado en la acción de mudar o renovar algo, lo que suponía volver una cosa a su anterior estado. Sin embargo, en la edición de 1927 se incorpora un matiza: “mudar o alterar las cosas introduciendo novedades”. En el ámbito de este grupo parece conveniente precisar qué novedades se supone que incorporan las redes a la tarea educativa. Más peligroso es el matiz de la edición de 1992, pues indica que la innovación supone “la creación o modificaciones de un producto y su introducción en el mercado”. Me parece que sería más preciso subrayar en el debate cómo el mercado puede influir en las decisiones que adoptan los grupos de profesores o una comunidad escolar. Cuando me refiero a la influencia que puede ejercer e mercado me remito no solo a la producción empresarial del producto (p.e. la edición de los materiales por una empresa), sino sobre todo cómo los medios de comunicación y la búsqueda de una productividad inmediata pueden ahogar una innovación de mayor recorrido temporal.
    Seguiré escribiendo...
    Xosé M

    ResponderEliminar
  2. Por innovar en el aula debemos precisar las tareas que realiza el profesor o profesora en el contexto de un centro escolar, o sea que implica una organización del espacio y tiempo, así como del posible trabajo en equipo. Es decir, se precisa de una actitud ante la construcción del conocimiento escolar. Esta manera de organizarnos fue debatida en el II Congreso Innova, celebrado en Cuenca en diciembre de 2009, y alcanzó algunas conclusiones que me parece necesario recordar:
    1) Resulta imprescindible el aumento de expectativas entre el profesorado para aumentar la satisfacción y eficacia de la institución escolar.
    2) Las experiencias prácticas y el liderazgo de los grupos en red pueden ayudar a mejorar la organización educativa

    He querido señalar tan sólo estas dos, del total de siete porque en este momento me parecen más importantes para ser debatidas en el III Congreso de Innova. Por una parte, el aumento de las expectativas de satisfacción entre el profesorado. Es preciso combatir la abulia y desesperanza que han inundado muchos claustros y salas de profesores. Y ante ello ¿qué pueden ofrecer las redes de innovación? Las respuestas que hemos ido obteniendo nos hablan del compromiso con la acción diaria, el trabajo grupal y los resultados del trabajo realizado. Algunas frases que quiero destacar son las siguientes: “la estima que proporciona el aprender con los pares”, “trabajar en equipo mediante un trabajo cooperativo”, “porque las experiencias con que contamos nos animan a continuar” “organizar un punto de encuentro para el profesorado de Religión en torno a los problemas prácticos de su actividad profesional y orientarla a la mejora de la práctica docente”,…
    Si os parece oportuno podremos seguir precisando el concepto de innovación educativa en sucesivas intervenciones

    ResponderEliminar
  3. No hay duda que la noción de innovación se ha difundido especialmente en los ámbitos económicos, industriales, informáticos y científicos y, se "agrega" a la educación como un ámbito más de menor relevancia, lo que es erróneo a todas luces, pues sin innovación educativa no se sustentarán las bases del resto.
    El mercado no debería ser el foco de la innovación educativa, pero sabemos que hay mucho que hacer para disminuir tal influencia a través de, por ejemplo, las redes sociales o los proyectos participativos. Por creemos necesaria también la producción de materiales de calidad educativa a través de las Universidades, profesorados y organismos no gubernamentales, ligadas a los niveles medios para cerrar los abismos entre educación universitaria y terciaria, tan típico de la Argentina, por ejemplo.

    ResponderEliminar
  4. La ligazón de la innovación educativa con los procesos de difusión espacial es sustantiva como he podido constatar en la tesis doctoral.
    Son muy intereantes las propuestas del II Congreso Innova. En tal sentido y con referencia a la segunda conclusión, los proyectos colaborativos que día a día se promueven en la WEB, por ejemplo, a través del Google Maps, la blogosfera y nuestro mismo Geoforo son campos de muy reciente data.
    En el caso de la Argentina, el programa Conectar Igualdad que está llegando a los profesorados terciarios promoverá un proceso de difusión fenomenal de las innovaciones en el campo de la Educación Geográfica. Esto por ahora... Seguiremos pensando

    ResponderEliminar
  5. Prezados companheiros do GeoForo,

    Novamente é um grande prazer poder conectar-me com vocês!
    Estou concluindo o módulo B1.4, do Instituto Cervantes, mas ainda não me atrevo a escrever todo um comentário em Espanhol, portanto, o faço em Português.
    Não há dúvidas de que a temática das novas tecnologias, quando aplicadas ao ensino da Geografia, vem ganhando espaço nas discussões acadêmicas da atualidade.
    O texto apresentado é provocador, no sentido de que o ensino de Geografia avança, mas muitos professores, principalmente da educação bádica, não acompanham este avanço.
    Aqui no Brasil, e mais especificamente em minha cidade, Porto Alegre, capital do Estado do Rio Grande do Sul, existem pesquisas que desenvolvem esta importante temática, pesquisas realizadas pricipalmente pelos orientandos da Profa. Dra. Ivaine Maria Tonini, quando abordam as questões pertinentes às novas tecnologias aplicadas ao ensino da Geografia, como: internet, wikis, facebook, blogs, etc.
    O alunado contemporâneo opera em diferentes funções, ao mesmo tempo. A aula tradicional, unicamente expositiva, não vence as necessidades deste aluno contemporâneo. É necessário que o mesmo interaja e intere-se, na prática, daquilo que está sendo trabalhado.
    E as novas tecnologias vêm a nosso favor, quando são linguagues com as quais nossos alunos tem contato pleno.
    Só que isto exige alguns compromissos, por parte de nós, professores: 1 - atulização constante, para não ficarmos obsoletos; 2 - diálogo com os alunos, para mantermos informados do que eles estão informados; 3 - participação em congressos, cursos e conferências, para saber o que pensa e como trabalha a academia neste sentido.
    Com o desejo de sempre mais continuar coleborando para o avanço das discussões sobre Geografia e seu ensino,
    Victor Hugo Nedel Oliveira
    Licenciado em Geografia
    Universidade Federal do Rio Grande do Sul - UFRGS
    Porto Alegre - RS - Brasil

    ResponderEliminar
  6. Victor Hugo, concordo. Sem dúvida. Não só na àrea de Geografia. Todas as outras disciplinas se beneficiam das novas tecnologias. E esse alunado que temos hoje, que consegue lidar com milhares de assuntos e atividades num mesmo momento necessita das novas tecnologias para se interessar pelo objeto de estudo. Nesse processo cabe ao professor procurar diferentes formas de formação continuada. Diana Durán, muito obrigada por dispor sua tese. É muito interessanta e pertinente além de contribuir com a formação continuada.
    Abraços a todos!
    Rejane T. Guimarães
    Bel. e Lic. em História (FCHSF - UNESP)
    Graduanda em Pedagogia (FFCLRP - USP)
    Pesquisadora de Ibiciação Científica - Programa Ensinar com Pesquisa (USP)
    Membro Estudante Grupo ELO (Grupo de Estudos da Lcalidade)

    ResponderEliminar
  7. Saudações aos prezados colegas do Geoforo!

    A exemplo do Victor Hugo (Porto Alegre) gosto muito do idioma espanhol, mas meu presente comentário está em português.

    Texto excelente da Professora Diana! Concordo com o apontamento do Victor quanto aos avanços das pesquisas na área educacional, não apenas na linha do uso de tecnologias, mas também aquelas que valorizam o ensino da localidade, o cotidiano vivido pelo aluno. Há também diferentes grupos de estudos, nos quais os professores refletem suas práticas. Entretanto, são avanços muito modestos frente às demandas que temos, e o mais grave, a meu ver, é que as políticas públicas são concebidas seguindo ideias que desconsideram essas reflexões produzidas pelos saberes do cotidiano escolar. Sou professor da Rede Pública do Estado de São Paulo, portanto, falo a partir da realidade que vivencio no Estado de São Paulo, onde as políticas públicas para a educação nas ultimas duas décadas tem proposto inovações. Tem colocado nas escolas muitos computadores, internet, e uma enorme gama de equipamentos multimídia, próprios a Unidade Federativa (Estado) que tem a segunda maior arrecadação do País. O problema é que os impactos na qualidade do ensino não correspondem aos investimentos, o que tem estimulado um acirrado debate, que muitas vezes se limita a procurar um culpado, permeado por disputas ideológicas, políticas e partidárias. O fato é que o professorado paulista recebe um material de caráter prescritivo e tem encontrado muita dificuldade para resistir ao rótulo que lhe tem sido imposto, como sendo o único culpado pelos resultados que indicam a baixa qualidade. Sou membro do Grupo ELO - Estudo da Localidade, há seis anos, cuja trajetória confirma o que a Professora Diana afirmou, pois é nesta experiência de pesquisar o local, e construir coletivamente conhecimentos (didáticos, pedagógicos, geográficos e históricos) com base em nossas experiências é que temos reconstruído um novo sentido para o nosso fazer docente, em Ribeirão Preto, interior de São Paulo. Além de trabalhar coletivamente, talvez nos falte no Brasil uma articulação política, para construirmos juntos soluções mais adequadas aos diferentes contextos sociais, e educacionais brasileiros, e assim, termos importância ao ponto de a esfera política não conseguir nos ignorar.

    José Faustino de Almeida Santos
    Mestrando em Educação - DEDIC/FFCLRP/USP
    Membro do Grupo ELO/LAIFE/FFCLRP/USP
    Prof. Educação Básica II - SESP

    ResponderEliminar
  8. Profesora Diana Cristina Alejandra Durán, cordial saludo desde Colombia.
    Considero que si hay algo importante en la educación contemporánea, es la investigación e innovación en este campo. La educación geográfica por lo menos en el caso colombiano necesita urgentemente, que los docentes en ciencias sociales en formación de las diferentes universidades y facultades de educación, empiecen desde sus investigaciones a construir conocimiento acerca de los procesos de enseñanza-aprendizaje de la geografía, donde se construyan nuevas estrategias pedagógicas y didácticas que permitan una mayor apropiación de contenidos y conceptos geográficos, los cuales le permitan al estudiante aprender a valorar el espacio geográfico. todo lo anterior es posible en la medida en que mediante un proceso de reflexión sobre la labor docente, se de cuenta del compromiso que se tiene respecto a la innovación y obviamente a la investigación educativa, pues quien mejor que el profesor para hacer esto, quien es quien conoce las realidades y necesidades educativas de sus estudiantes.

    Gracias, excelente texto.

    Andrés Muñoz
    Estudiante
    Universidad Pedagógica Nacional - Colombia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thais Angela Cavalheiro de Azevedo12 de diciembre de 2012, 5:09

      Saudações colegas do Geoforo,

      Agradeço à professora Diana Cristina Alejandra Durán , por dispor seu texto e assim contribuir para as ricas reflexões construídas no Geoforo.
      Acredito atualmente nossos alunos interagem com diferentes vias de informação ao mesmo tempo. E pensarmos Inovação, entendendo-as por mudanças e renovações, é essencial para a melhoria da qualidade educativa, contarmos com as contribuições de novas tecnologias é especialmente enriquecedor, visto que os alunos tem contato pleno e estão imersos nesse universo das redes de comunicação e informação. Assim como as propostas de blogs que promovem os projetos de investigações escolares, ligadas ao contexto da realidade local escolar.
      Agradecimentos sinceros por poder conectar-me com vocês.
      Abraços à todos.

      Thais Angela Cavalheiro de Aazevedo
      Graduanda em Pedagogia – FFCLRP/USP
      Membro do Grupo ELO (Grupo de Estudos da Localidade) LAIFE/FFCLRP/USP

      Eliminar
  9. Muy interesantes las reflexiones de Victor Hugo Nedel Oliveira -de Porto Alegre, Brasil-, acerca de la enseñanza de la geografía y el aporte de las nuevas tecnologías, en las que como señala la influencia de la labor docente como mediador del trabajo con los alumnos es sustantiva.
    Asimismo, Rejane T. Guimarães -de la USP-, amplía el impacto de las Tics para todas las disciplinas y señala la importancia de la formación docente.
    José Faustino de Almeida Santos -también de la USP-, instala la cuestión del estudio de lo local y lo cotidiano como innovadores en la enseñanza de la geografía y plantea la dicotomía entre el accionar de las gestiones educativas vs los profesores retomando nuestro planteo de la necesidad de superación del antagonismo entre procesos endógenos y exógenos en la difusión de las innovaciones en geografía.
    Asimismo, Andrés Muñoz -estudiante de Colombia-, requiere que los profesores construyan nuevas estrategias pedagógicas y didácticas en base a su experiencia para promover innovaciones.
    También Thais Angela Cavalheiro de Aazevedo -de la USP-, reafirma el poder de la innovación a través de la promoción de proyectos y la inserción de Tics.
    Se advierten confluencias conceptuales fundadas en los distintos casos propuestos por los geógrafos y educadores mencionados que enriquecen con sus aportes este debate del Geoforo. Iremos señalando poco a poco las convergencias de sus opiniones y juicios que agradezco.

    ResponderEliminar
  10. Saudações cordiais aos membros do Geoforo,
    Como a tese de Doutorado da Professora Diana Durán nos indica, o termo “inovação” é proveniente da indústria, e segundo a autora seu contexto hoje é bem mais amplo. Chamar atenção para o uso desta palavra no Ensino de Geografia é muito oportuno, visto que vem sendo repetida no campo da pesquisa acadêmica, e no Brasil o ministério que gere a área da investigação científica é denominado da Ciência, Tecnologia e Inovação (MCTI).
    É importante saber, por meio da contribuição do Professor Xose Souto, que na Espanha existem grupos pensando a inovação na Educação. E também concordo com a sua preocupação com o uso que possa ser feito pelo mercado, assim como a importância do trabalho em equipe e a preocupação com a satisfação dos professores.
    Em relação às políticas públicas para a Educação no Brasil, o que vemos é uma descontinuidade dos programas por parte dos governos, e uma ênfase no Ensino de Matemática e Língua Materna, em especial, nos anos iniciais do Ensino Fundamental. Quanto à inovação na prática em sala de aula, muito foi investido em tecnologia por meio de equipamentos, contratação de pessoal e de empresas de softwares educacionais. Reiterando a opinião do colega José Faustino de Almeida Santos (USP), o grande impasse é o fato de todo este investimento não ter refletido em melhoria nos índices de educação. Este é um ponto de reflexão, posto que se está investindo dinheiro dos impostos sem obter os resultados esperados. Há que se verificar em que ponto esta política está apresentando falhas, e é papel da sociedade cobrar estes resultados dos seus representantes nos Governos.
    Sou professora da Educação Básica na cidade de Ribeirão Preto, no estado de São Paulo. Procuro fazer uso das tecnologias postas à minha disposição, e dos demais professores na escola onde leciono, e atesto que elas estimulam o aluno quando bem direcionadas. Os estudantes sentem-se mais estimulados e dispostos a aprender, interagindo junto a um meio o qual eles tem grande afinidade, e por isso concordo com os comentários da Rejane T. Guimaraes (USP) e do Victor Hugo Nedel Oliveira (UFRGS).
    Conhecer a situação argentina, por meio da tese da professora Diana Durán, nos leva a refletir a respeito do contexto brasileiro no qual grande parte das políticas ligadas ao Ensino, quando dispostas a “inovar”, apresentam soluções vindas “de cima para baixo”, ou seja, as mudanças são impostas por leis e decretos governamentais, sem ouvir os professores, instituições e os demais membros da comunidade escolar, nem levar em consideração o contexto local.
    Portanto, diante de todo o exposto e do debate aqui suscitado, agradeço à professora Diana Durán por dispor sua tese e a este espaço proporcionado pelo Geoforo, como de grande relevância para que possamos conhecer outras realidades, e percebermos o quanto de semelhanças existe entre elas.
    Adriana Cristina de Godoy
    Mestranda em Educação- DEDIC/FFCLRP/USP
    Membro do Grupo ELO- LAIFE/FFCLRP/USP
    Professora da Educação Básica III em Ribeirão Preto- São Paulo- Brasil.

    ResponderEliminar
  11. Bien sabemos, que la innovación educativa supone una nueva manera de acercar al alumno a su propio proceso de aprendizaje desde parámetros que le resulten lo suficientemente estimulantes y atractivos, asimismo, la innovación educativa posibilita una forma más amena de aprendizaje, el cual se transforma en el “hacedor” fundamental de su aprendizaje y ya no solo en el plano académico y/o intelectual, sino también social, a manera de ejemplo puedo destacar que , recientemente alumnos y docentes de la carrera de Geografía de los Institutos: “Antonio Ruiz de Montoya” de la ciudad de Posadas/Misiones/Argentina y el IFD Nº 79 de la localidad de Punta Alta, provincia de Buenos Aires también en la argentina, llevaron adelante un programa de intercambio interinstitucional sin muchos precedentes en la educación superior de nuestro país, esta experiencia y oportunidad pedagógica sin lugar a dudas puede enmarcase como una innovación en materia de educación geográfica ya que ha permitido aplicar el aprendizaje in situ para la comprensión y contextualización de otras realidades, ya que justamente y como lo sostiene la Dra. Diana Durán, Innovar No significa sólo introducir “novedades” en la educación geográfica, sino también rescatar principios, conceptos y procedimientos tradicionales que han sufrido una merma debido a los cambios curriculares.
    Toda innovación supone un cambio, que, en el caso de la educación geográfica, aporta aspectos atractivos para todos los elementos intervinientes, y que pueden servir para dotar de una mayor facilidad y predisposición hacia un aprendizaje realmente significativo del espacio geográfico.

    Lic. Sergio Páez.
    Departamento de Geografía
    Instituto Suerior "Antonio Ruiz de Montoya"
    Posadas-Misiones-Argentina.

    ResponderEliminar
  12. Andrea Coelho Lastória15 de diciembre de 2012, 4:58

    Amigos de GEOFORO, saudações!

    O artigo da professora Diana Durán é muito interessante pela temática exposta e por possibilitar comparações entre o que ela explicita a respeito do contexto argentino com nossos diversos contextos de Ibero-América.

    Concordo plenamente com a professora a respeito das inovações educativas em Geografia serem tomadas como processos complexos por conta de sua tríplice composição, ou seja, elas envolvem o processo de inovação, o campo da educação e as próprias características da ciência geográfica. Sob minha ótica, o que a professora apresenta e reflete tomando como pauta o cenário argentino pode ser também considerado como equivalente nas diversas realidades educativas do Brasil.

    Assim como mencionado pela autora, o livro texto (no Brasil mais conhecido como livro didático) também é considerado um dos recursos educativos que mais influenciam a difusão de inovações educativas. Diana citou que na Argentina ocorrem eventos extra-escolares como a Olimpíada de Geografia da República Argentina, no Brasil também ocorrem tais eventos. A de maior divulgação é a Olimpíada de Geografia denominada Viagem do Conhecimento promovida pela PETROBRAS, para estudantes de escolas públicas e privadas.

    Sobre inovações, do ponto de vista endógeno, Diana se refere aos próprios docentes que ministram a Geografia. Considero também os professores como vetores de difusão e concordo com a professora a respeito da necessidade de uma investigação para se levantar quantos são os professores de Geografia, onde e como eles atuam (pesquisa do tipo diagnóstica). Tal investigação relaciona-se ao tipo de prática pedagógica que os professores realizam em suas diferentes localidades. Ainda sobre isso, Diana destaca a questão complexa sobre como se dá a capacitação dos professores (que aqui no Brasil denominamos por formação contínua ou continuada). Onde essa capacitação ocorre? Como? Quem a financia e organiza? Quando é realizada? Consideramos essas questões importantes, pois elas indicam o quanto os professores estão sendo (ou não) preparados para lidar com s inovações educativas (como por exemplo, as TICs).

    Profa. Dra. Andrea Coelho Lastória

    Coordenadora do grupo de estudos da localidade – ELO / FFCLRP / USP

    UNIVERSIDADE DE SÃO PAULO – BRASIL


    ResponderEliminar
  13. Hola a tod@s.

    La siguiente reflexión viene a reafirmar lo que el Licenciado Sergio Páez de Argentina ha comentado en torno a la relación entre innovación y aprendizaje significativo.

    Aceptamos y compartimos que las nuevas tecnologías potencian los métodos innovadores en la enseñanza de la Geografía. Sin embargo, pensamos, que no hemos de olvidar que tras el “boom” de las Tics también existen otras herramientas que nos pueden ayudar a innovar en el aula. Como puede ser en el enfoque de los contenidos. Pensamos, que los contenidos de la Geografía deberían desarrollarse de un modo que acerquen al alumno a su realidad más próxima, lo que como ya sabemos potenciará un aprendizaje significativo, además de un aumento del grado de involucración del alumnado con la Geografía y su motivación. Para ello, es necesario que los docentes sean capaces de transmitir a los alumnos la necesidad, la utilidad y la realidad de los contenidos geográficos. A la par que reforzar esta “utilidad social” de la Geografía, tanto desde el aula, como desde las investigaciones en didáctica en las universidades. Establecer dentro de lo posible conexión directa entre las investigaciones y su práctica en el aula. Hacemos referencia a todo esto, porque pensamos que el objetivo prioritario de la innovación educativa pasa por conseguir mejores resultados del alumnado en Geografía y un aumento del rendimiento. Es decir, luchar versus el fracaso escolar. Para ello consideramos que se han de buscar herramientas que nos permitan motivar al alumnado, las Tics son muy buena opción, pero también existen otras como trabajar los contendidos geográficos desde las geografías individuales.
    En el caso español, para llevar a cabo acciones como estas serían necesarios algunos cambios, como un aumento de la formación al docente, contemplada esta opción dentro de la misma carrera de Geografía, una mayor formación continua del profesorado que ejerce como tal, una revisión de los amplios contenidos de los currículos, etc.
    Desde mi humilde punto de vista, innovar en educación no depende solo de lo que el docente haga en el aula o de los recursos utilizados, sino de nuevas alternativas a la hora de plantear la asignatura, los contenidos, aumentar la relación docencia-necesidades del alumnado, etc. Un conjunto de cambios y búsquedas de alternativas en todo lo que rodea al sistema educativo y a la enseñanza de la Geografía.

    Alba Jiménez.

    Máster de Investigación en didáctica específica de Ciencias Sociales.
    Universidad de Valencia ( España)

    ResponderEliminar
  14. Estimada Alba Jiménez

    Es sumamente acertado lo que dice respecto de que "innovar en educación no depende solo de lo que el docente haga en el aula..." Pero de acuerdo a lo que hemos planteado los procesos exógenos definidos por el control del poder quedan mediatizados por el "habitus" de los docentes y, en definitiva, ellos definen la aplicación de las innovaciones, de allí su papel fundamental en los cambios que cuando son impuestos en realidad se constituyen en una limitación para la introducción de innovaciones. Al menos es la experiencia que tenemos en América Latina.
    Agradezco sus opiniones.

    Dra. Diana Durán
    Universidad del Salvador
    Buenos Aires (Argentina)

    ResponderEliminar
  15. Estimada Diana, también en España contamos con dichas limitaciones. Por lo que estoy totalmente de acuerdo con usted. Sin embargo, ¿ se deberían de intentar encontrar maneras de superar o al menos disminuir dichas limitaciones, no? O quizás, estos planteamientos son simples "ilusiones" debidos a mi joven formación...

    No obstante, agradezco su reflexión.

    Alba Jiménez.

    Máster de Investigación en didáctica específica de Ciencias Sociales.
    Universidad de Valencia ( España)

    ResponderEliminar
  16. Estimada Alba

    Desde ningún punto de vista son "ilusiones" de novel investigadora, sino que necesitamos en todos los países -quise mencionar a América Latina, pero hace poco tiempo también supimos de la merma en la educación geográfica en Bélgica-, redes de profesores, alumnos, investigadores que día a día se dediquen a la promoción y difusión de las innovaciones y también a intentar unas gestiones gubernamentales más participativas con la inserción de verdaderos profesores o maestros de geografía en la toma de decisiones pedagógicas. Esta sí es una demanda de nuestros colectivos sociales y académicos que, de otra manera, quedarán siempre por "fuera" e insistiendo desde la individualidades.

    Saludos cordiales,
    Diana Durán

    ResponderEliminar
  17. Carlos Fuster García4 de junio de 2013, 1:56

    Hola compañeros/as:

    Mi aportación al debate me gustaría dirigirla a lo apuntado en el último comentario de la Dra. Diana Durán, y que también trata en su artículo; y es el tema de la promoción y difusión de las innovaciones. Estos días atrás he tenido la oportunidad de asistir al V Simposio Internacional de Didáctica de las Ciencias Sociales en el ámbito Iberoamericano, donde el Dr. Joaquim Prats realizó una conferencia sobre “La Organización de la Comunidad Científica en Didáctica de la Historia”, en la cual compartió lo que el profesor considera los problemas de un área que comienza su construcción teórica: (1) insuficiencia sobre núcleos conceptuales (2) falta de consenso por investigar (3) métodos y técnicas de investigación (4) colonización de CCSS próximas (5) confusión entre innovación y la investigación (6) impregnación ideológica. Pero el Dr. Prats señaló como urgencias alrededor de la didáctica de las CCSS las siguientes: (1) fomentar los instrumentos de intercambio (2) contrastar con la realidad educativa las conclusiones a las que se van llegando (3) y la creación de grupos estables.

    Coincido con el Dr. Prats al señalar dichas urgencias, porque he tenido oportunidad de comprobarlo en la presentación de las diferentes comunicaciones que se presentaron tanto en el Simposio como en el XIII Congresso Internacional Jornadas de Educaçáo Histórica.

    Algo en lo que me gustaría hacer hincapié de todo lo señalado es la ruptura comunicativa entre la esfera universitaria y académica, desde donde fluyen la mayoría de investigaciones y la comunidad educativa (educación primaria-secundaria). Intentando realizar un análisis que ayude a dar soluciones para los problemas reales de la educación, sostengo que en muchas ocasiones las investigaciones se centran en identificar los problemas pero sin proporcionar verdaderas propuestas de cambio; esta situación unida quizás a la falta de interés por parte del profesorado de educación primaria y secundaria, provoca la falta de entendimiento.

    Por una parte, los investigadores, creen que sus aportaciones no van a ser consideradas como posibilidad de cambio, y por otra parte, los profesores, que se enfrentan con multitud de problemas en su día a día, no consideran que se estén dando respuestas a sus problemas de aula. A este respecto hemos hablado en el Master de Investigación junto al Dr. Xosé Souto, de la necesidad de que los profesores seas capaces de transmitir los verdaderos problemas con los que se enfrentan para que las posibles investigaciones futuras vayan encaminadas a dar solución a los mismos.

    Me gustaría acabar esta aportación con una cita de Thomas Kuhn (1962) “Una comunidad científica es aquel grupo de personas que practican conjuntamente una profesión científica. Están ligados por elementos comunes para llevar a cabo la resolución de metas y objetivos de su investigación, es decir, realizan su proyecto basado en un paradigma”

    Carlos Fuster García.
    Alumno del Máster de Investigación en Didáctica de las Ciencias Sociales.
    Universitat de València.

    ResponderEliminar
  18. Estimados compañeros;

    retomando un poco lo expuesto por vuestros comentarios, quisiera hacer una breve y modesta reflexión sobre la relación establecida entre innovación e investigación. Si, a título personal y en especial por lo que respecta a los compañeros del Máster de Didácticas, la licenciatura hizo despertar el interés y el dominio de las Ciencias Sociales, el Máster de Profesorado concienció sobre la necesidad de apostar por la innovación educativa y el Máster de Investigación dio las claves para realizar una investigación educativa, está claro que el resultado debe basarse en unir la innovación educativa con la investigación, es decir, que la investigación sirva para profundizar en la innovación educativa y ofrecer resultados que puedan ser de ayuda para profesores a nivel de praxis docente. El reto de la innovación supone, a menudo, desmarcarse de los tradicionales materiales didácticos y recurrir a nuevos recursos o elaborar nuevos materiales, a menudo de cosecha propia, que deben ser probados para su confirmación o su rechazo. Aún así, hablamos de un marco extremadamente complejo, ya que las aulas son diversas y lo que funciona con un determinado grupo de alumnos podría no ser lo más adecuado para otros. Ello requiere del profesor la constante experimentación, revisión y adaptación de los materiales para la praxis docente. En sí, este trabajo constante de experimentación y reformulación es ya una investigación, de ahí que esta relación indiscutible entre innovación e investigación sea más que obvia.

    Pero, ¿qué diferencia hay entre ambas, una vez clara su estrecha relación? La innovación es el acto en sí de personalizar, adaptar y elaborar los propios materiales para la clase, recurriendo a distintas fuentes y recursos bajo la premisa del aprendizaje significativo, es decir, del aprendizaje útil que no busca sólo transmitir conocimientos, sino facilitar a los alumnos unas herramientas básicas que les permitan seguir aprendiendo a lo largo de la vida, tener autonomía de pensamiento y capacidad crítica para reflexionar y valorar situaciones y problemas cotidianos, más allá de la simple acumulación por memorización de conceptos. La investigación es el método que permite acceder a esta realidad. El profesor que no investiga no puede innovar; y del mismo modo, el profesor interesado en la innovación debe investigar. Con frecuencia hemos visto la situación del docente solo y aislado, que encuentra dificultades para la innovación por la falta de apoyo departamental o del centro, y que a menudo se desanima, abandonando el camino de la innovación para dejarse mecer por la cómoda rutina del libro de texto y la docencia transmisiva. Y es que la innovación cuesta un esfuerzo, el esfuerzo de la investigación, de la experimentación y de la puesta en práctica de intervenciones en el aula que permitan mejorar la enseñanza y la educación en general. Por ello, es indispensable que el profesor que quiera ser innovador sea investigador, y para ello, como bien ha expuesto mi compañero Carlos, es fundamental estar conectado al mundo académico de la investigación y que conozca y domine las herramientas básicas para la experimentación, la formulación de hipótesis y la validación de ambos. Es fundamental romper el aislamiento que hay entre el aula y el mundo académico de la investigación y conectar de una forma efectiva ambas realidades, porque es así como mejor servirá al propósito de renovar, innovar y transformar la educación.

    En cualquier caso, requiere un compromiso personal del profesor en sí y tener conciencia de que los resultados de las investigaciones deben servir para transformar la praxis docente. La necesidad de un marco regulado de investigación en España a semejanza de como está presente en otros países -por ejemplo, Estados Unidos- ya sería otro tema que abordar.

    Ana María Ribes Crespo
    Alumna del Máster de Investigación en Didáctica de las Ciencias Sociales.
    Universitat de València.

    ResponderEliminar
  19. Desde los años de fines del siglo XX, se ha insistido en la literatura sobre las temáticas y problemáticas de la educación, la pedagogía y la didáctica que una opción para mejorar la calidad formativa del acto educante es promover la investigación sobre los acontecimientos del aula de clase. Entender esta iniciativa implica reconocer que el escenario escolar ha sido poco estudiado pues se trata de un suceso donde se conoce previamente lo que va ha ocurrir; es decir, los incentivos para indagar los procesos de enseñanza y de aprendizaje son pocos por la razón expuesta. Al avanzar en procura de una explicación es posible encontrar que se trata de un evento ritualizado, habitual e inmutable pues fue concebido para facilitar un conocimiento entre quien sabe y quien no sabe. Eso supuso una relación vertical y directiva impregnada de una rutina donde se mostró la capacidad intelectualizada del docente como portador del conocimiento. Entonces ¿Para que investigar algo de tan poca importancia por su rutina e inmutabilidad? Un cambio se produjo cuando el docente tuvo que enseñar los contenidos establecidos en el programa oficial hacia el logro de los objetivos. Aquí tampoco hubo problemas pues en el programa se indicó al docente que era lo que tenía que enseñar y cómo evaluar lo enseñado. Sin embargo, si se manifestó una situación. El ente oficial comenzó a inquietarse por la promoción escolar, el ausentismo de los estudiantes y los niveles de exclusión y apeló a la estadística para cuantificar cada uno de esos casos. Pero los acontecimientos del aula de clase tampoco fueron objeto de investigación. Cuando se aplicaron los fundamentos teóricos y metodológicos del cognitivismo y el constructivismo se reveló el interés por esculcar las circunstancias de la práctica escolar cotidiana. La necesidad de esa acción fue ¿Cómo aprenden los estudiantes? y hubo la necesidad de indagar los procesos habituales del aula y se motivó entre los docentes investigadores analizar la complejidad del escenario escolar cotidiano.

    José Armando Santiago Rivera

    ResponderEliminar
  20. Hola Compañer@s!!!!
    Coincidiendo con lo expuesto por Carlos Fuster, creo que existe esa ruptura que él exponía entre la comunicación entre la Universidad (entiéndase los investigadores que trabajan en la educación) y la Comunidad de Profesores de Primaria y Secundaria. Creo que los Investigadores pueden conseguir proponer nuevos caminos para la educación a partir de las sucesivas investigaciones pero, como dice Carlos Fuster, el problema está en el análisis del problema y no en buscar una solución. Aunque, esta tendencia se está rompiendo (por lo menos a partir de mi experiencia). Ya que durante el Máster de Investigación en Didáctica Específicas de las Ciencias Sociales, las múltiples sesiones dirigidas por el Dr.Xosé M. Souto no solo nos han servido de seminarios sino que, han servido para que los diferentes docentes a los que hemos recurrido durante nuestras investigaciones para realizar los diferentes TFM’s les han hecho reflexionar sobre su práctica docente.
    ¿A qué me refiero con esto?, pues que en casos como los Grupos de Discusión realizados con docentes del grupo Gea-Clio o, por ejemplo, el realizado por mi compañera Sara Fita con docentes de diferentes niveles educativos sobre las finalidades de la Historia, muestran que en cierta medida diferentes docentes se han planteado su práctica y han visto la existencia de otros caminos, otras metodologías, etc… Por lo que actividades como estas (grupos de discusión, entrevistas,…) realizadas en nuestras investigaciones pueden ayudar a cambiar la Educación, en general, y las Ciencias Sociales, en particular.
    Por lo tanto, personalmente, creo que si hay conexiones entre la Universidad y la Educación Secundaria. Es cierto que estos caminos son muy oscuros y poco conocidos, pero existen y eso es lo positivo.
    Creo que existe una nueva vía para conseguir mejorar la educación a partir de la investigación y yo lo he comprobado a partir de mi trabajo y el de mis compañer@s de Máster, puesto que no solo nos centramos en analizar el problema sino que damos solución al mismo con una posible alternativa dirigida a mejorar la investigación. Solo que es difícil y hay muchas trabas (cada vez más con las dificultades a las que se enfrenta la educación), pero podemos conseguir mejorar la educación.

    Javier Fonfría
    Máster de Investigación en Didáctica de las Ciencias Sociales.

    ResponderEliminar
  21. Hola a todos!
    Quizás en nuestro ámbito y entre las personas que participan en este foro, y en general en este blog dedicado, entre otras cosas, a la didáctica, puede parecer repetitivo hablar sobre este tema. Pero no debemos olvidar, que quizás no son tantos los profesionales de la educación los que se plantean esta relación entre innovación e investigación.
    Creo que no es necesario recordar la necesidad de las investigaciones para una innovación educativa real, así como al contrario, pues la experiencia docente puede dotar de gran complejidad las investigaciones en didáctica, dotándolas de elementos y realidades diarias que le dan mayor veracidad a los resultados.
    Pero, a pesar de todo esto que ya conocemos y que tiene su justificación en muchos de los trabajos realizados, la dificultad de unir ambos conceptos, ambas líneas, supone un trabajo más difícil que aquél de teorizarlo. Es decir, que a pesar de conocer la necesidad que tienen ambos de ir ligados, la realidad en las aulas es otra muy diferente. Con ello no se buscan culpables, sino dificultades de unión y de aplicación, por diversas causas, y que necesitan de soluciones.
    Antes de empezar con ellas, me gustaría aclarar que utilizaré simplemente mis opiniones al respecto, basadas en la corta experiencia que tengo en el mundo de la investigación. Podríamos analizar trabajos y repetir la necesidad que hay de unir ambos términos como ya he dicho anteriormente, pero creo que puede ser interesante opinar e intentar buscar soluciones a esos obstáculos entre todos los que participemos, aunque sea des de la humilde opinión de una estudiante.
    Personalmente creo que una de las causas de este distanciamiento puede encontrarse en la propia organización del sistema, y de las instituciones en especial. Con ello hago referencia a la distancia que hay entre el docente que se encuentra en las aulas y los investigadores que, en su mayor parte y por la propia organización como ya he dicho, realizan estas a partir de la Universidad. Este distanciamiento tanto físico como administrativo, por decirlo de algún modo, crea una serie de adversidades entre docente e investigador, o quizás mejor decirlo, del docente hacia el investigador por su condición de “externo”, no propio de los centros y de las aulas. Esta podría ser una de las dificultades que encuentran las investigaciones en didáctica.
    Quizás el reto sea hacer accesible este tipo de investigaciones a todos los docentes y que pudiesen compaginarlo en su día a día. Que fuese una parte esencial de su trabajo como docente y que por ello fuese reconocido. Tal vez sea demasiada romántica esta idea, pero así como desde la Universidad se compaginan ambas líneas, docencia e investigación, seria interesante que se permitiese desde los propios centros. Que las llamadas, investigación-acción , que encontramos en diferentes trabajos , fueran proyectos de centros o de

    ResponderEliminar
  22. departamentos, quizás en colaboración con la Universidad, pero siempre con el único objetivo de llevar esa investigación a la práctica real.
    Los docentes en activo tienen toda una serie de posibilidades, de recursos, que ayudarían a dar un empuje a los proyectos de investigación, y a la innovación educativa. Pero claro, estamos hablando de investigación cuando aún la innovación didáctica no es la práctica habitual, ya que se ve como algo teórico difícil de aplicar. Sin la ayuda de la administración y un consecuente cambio organizativo, y por supuesto, con una mejora del currículum, las posibilidades tan románticas se pierden.
    Lo que si que podemos conseguir es la de pequeños proyectos, pequeñas investigaciones, que el propio profesor decida a hacer. Un docente concienciado de la necesidad de cambio e involucrado en la causa, seguramente vea esto como un elemento esencial, un elemento necesario para poder mejorar sus clases, para mejorar su práctica educativa. Pero también hay otros profesores, que creo pueden ser la mayoría, que se encuentran en un punto medio entre la tradición y la innovación, que si bien buscan cambiar algo, les falta algún tipo de formación. Y en esta formación podemos incluir la siguiente dificultad:
    La difusión de las investigaciones. Si bien puede existir ese distanciamiento que antes nombraba entre instituciones, quizás una solución más práctica y, tal vez no tan complicada como la que proponía anteriormente, es la de crear una red de difusión directa entre investigaciones y centros educativos. Los proyectos o líneas de investigación, deberían de tener un lugar o una posibilidad de acercamiento en los centros. ¿Por qué no dedicar una vez al año a presentar el estado y los resultados de trabajos a los docentes para que los conozcan, para que valoren las alternativas? Desde la Formación del Profesorado, podría haber una posibilidad de acercamiento entre ambas realidades, ambos conceptos. Sólo con la posibilidad de esta acción, muchos de los docentes no lo verían como algo “externo”, sino como una posibilidad más que les incumbe también a ellos.
    Se trata de no ver la investigación y la innovación como algo lejano y teórico, sino , aproximarlo desde la administración a los lugares de trabajo, a los centros para que se cambie esa concepción hacia algo cotidiano, como práctica habitual en la profesión del docente.
    Una de mis preocupaciones es pensar que terminada mi investigación puede ser que quede en un armario, o quizás tenga la posibilidad de poder difundirla en algún artículo o Congreso, pero siendo sincera: me gustaría que el objetivo principal de todo ello fuese llegar a la práctica i sentir que ha sido útil el esfuerzo.
    Tal vez esta reflexión carezca de referentes que sé que son muchos, pero desde mi punto de vista, como alumna permanente por la imposibilidad de ejercer, y la de futura docente, creo que tenemos que caminar hacia soluciones prácticas, pues la justificación de esta necesidad, ya la tenemos.

    Sara Fita
    Máster Investigación en didácticas específicas. UV.
    Webmaster Geoforo

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. A formação inicial do professor na prática escolar permite a
    pesquisa dos espaços escolares onde vivem os alunos. O trabalho de
    Gabriel de Magalhães Rezende e Ulises Rodrigo Magdalena facilita
    melhoria do fazer educacional para os futuros profissionais, além de
    instigar a constante reflexão crítica sobre o próprio fazer
    educacional.

    Animamos a outros alunos do estágio a enviar trabalhos
    semelhantes para iniciar o debate sobre o conhecimento escolar na
    prática da aula.

    Adjuntamos el archivo en el apartado Archivo de Foro con el titulo "CONTRIBUIÇÕES PARA A REFLEXÃO DOS SABERES E FAZERES EDUCACIONAIS NO AMBITO DO PROGRAMA INSTITUCIONAL DE BOLSA DE INICIAÇÃO À DOCÊNCIA –
    PIBID" y su enlace correspondiente al Google Drive.

    ResponderEliminar
  25. Desde fines del siglo XX, hasta el presente, los temas inquietantes de la enseñanza de la geografía han apuntado hacia la permanencia de los fundamentos teóricos y metodológicos de la geografía descriptiva y la pedagógica decimonónica. También se ha destacado la atención hacia la obtención de datos estadístico sobre rendimiento escolar, prosecución, ausentismo y repitencia. Lo cierto es que se trata de una circunstancia que tiene el signo de lo reiterativo. Pero cuando vamos en procura de su explicación, nos encontramos con una realidad inquietante. Seguimos enseñando como si estuviésemos en el siglo XIX a ciudadanos que viven en el,siglo XXI. Sin embargo, con los cambios paradigmáticos y epistemologicos que han dado origen a la ciencia cualitativa, la problemática de la enseñanza geográfica es objeto de la reflexión critica, pues se ha podido abordar sus circunstancias desenvueltas en el desenvolvimiento habitual negado por el acento vulgar, rutinario y predecible. Ahora se puede conocer de manera más profunda lo que allí ocurre. Pero como los hallazgos son muy preocupantes, se impone enfatizar en sus explicaciones en la gestión de proponer cambios que sean coherentes. Significa que es necesario investigar los actos cotidianos de la enseñanza y el aprendizaje, con el objeto de descifrar las razones que explican la vigencia de la orientación geográfica calificada por el Maestro Horacio Capel como la geografía pre-cientifica. Igualmente, la pedagogiá que el Maestro Paulo Freire denominara Bancaria. Del mismo modo, eso nos conducirá a buscar esculcar en la búsqueda de los argumentos que sostienen su vigencia en la complejidad del nuevo orden económico mundial. Así, inevitablemente se podrá comprender por qué el neoliberalismo reduce la calidad formativa de los ciudadanos a la memorización de nociones y conceptos, para así evitar la formación de ciudadanos creativos y críticos. Razón por demás significativa para considerar qué enseñamos y cómo lo enseñamos, pero también los motivos que impiden la acción pedagógica hacia por qué y para qué enseñamos. Eso nos obliga a ser más cautelosos con la apreciaciones que formulamos y evitar justificar la deshumanización que promueve el capital, tanto en la imposición del consumo desaforado y alienante, como el desvío del tratamiento de los problemas que afectan a lo humano y lo social.

    José Armando Santiago Rivera

    ResponderEliminar
  26. Las prácticas docentes configuran la cotidianidad del ejercicio pedagógico didáctico, nos forman a quienes elegimos ejercer la docencia a transmitir saberes y contenidos, como así también, valores y técnicas de construcción de conocimientos. En mi experiencia, pude apreciar que el ejercicio teórico de la docencia muchas veces se ve superado por la realidad. Los grupos de adolescentes conviven con realidades socioeconómicas adversas, y en una sociedad que no ha superado los límites de la exclusión social, y la escuela se ve inmersa en una contradicción. Por un lado, debe de formar futuros ciudadanos que se insertaran en un mercado laboral y necesitarán de herramientas teórico-culturales, traducidas en saberes y valores, pero al mismo tiempo, la escuela debe de superar la situación inicial en la cual se encuentran sumergidos los alumnos, debe de promover la inclusión, y me refiero a la realidad socioeconómica, a los quiebres en las figuras tradicionales de la autoridad, a los conflictos intragrupales, y al desinterés por la educación en una sociedad dominada por la cultura efímera y del hedonismo. Frente a esto, la tarea del docente queda en un rol que debe de encontrar un equilibro para superar las diversas barreras que nos presenta la práctica.
    En mi caso particular y frente a un grupo con características singulares enmarcadas en lo anunciado anteriormente, la práctica fue de gran significatividad pero con una realidad que sucede en un sector de la sociedad y logré, a mi criterio, superar airosamente una situación que al principio pareció un abismo entre la relación teórica y práctica del ejercicio docente. La superación vino dada por lograr encontrar puntos de interés relacionados con la cotidianidad. Los contenidos con problemáticas sociales fueron un gran punto de partida, relacionándolos con la incidencia en la cotidianidad del alumno para lograr el abordaje de las problemáticas. Ciertamente, la destrucción del ambiente, y la incidencia de las grandes actividades capitalistas sobre los sectores más vulnerables, lograron captar atención y preocupación, y mediante la participación activa, con un dialogo socializador, pude fundamentar la autoridad a partir de argumentos y no solamente la autoridad por la autoridad misma, y esto dio su resultado. La contención fue otro factor importante, en más de una ocasión, tuve que abandonar mi secuencia didáctica y escuchar problemas inherentes a los alumnos, problemas personales, familiares, de conflicto a nivel grupo, pero que, ciertamente, ayudaron a los chicos a sentirse escuchados y contenidos. Esto no quiere decir que los adolescentes no necesiten límites y solo necesitan ser escuchados, al contrario, muchas veces los adolescentes están pidiendo límites, límites que no los encuentran en sus casas, ni con sus padres, lo cual dificulta enormemente el ejercicio pedagógico de los profesores al tratar de imponerlos de mala manera.

    En definitiva, la compresión juega un rol importante, pero ésta no debe de estar sola, los límites deben de establecerse, y en mi caso, pude establecerlos en manera amena, o fundamentando siempre con un “por qué” a cada regla o pauta que definí, lo cual me permitió terminar la experiencia de una forma enriquecedora, tanto para mí, como para los propios alumnos que se interesaron en la materia.

    Marcos Montenegro
    Práctica Docente III
    Profesorado de Geografía
    Instituto Superior de Formación Docente N° 79
    Punta Alta, Buenos Aires, Argentina.

    ResponderEliminar
  27. Sara Contell Lahuerta24 de octubre de 2015, 4:41

    Como alumna del Máster de Investigación en Didácticas Específicas considero que nuestro trabajo se debe fundamental en la creciente necesidad de adaptar las metodologías de trabajo al mundo emocional y ambiental, pues con ello contribuiremos a que los niños adquieran las herramientas necesarias para manejar de forma saludable su vida y entorno, mejorándose de este modo las relaciones interpersonales y afectivas, así como el desarrollo cognitivo y el respeto al medio.
    ¿Por qué no atrevernos a educar en la naturaleza y para la naturaleza? Hay que innovar, es necesario seguir inventando maneras de estar en la escuela, maneras de enseñar y aprender y que esto se lleve a cabo desde la experimentación, manipulación, respeto y conocimiento, así como desde el interés de los niños, sus necesidades y motivaciones, dado que será de este modo como consigamos el objetivo último, ser felices.
    Las personas tienen muchísimo interés por lo que viven en la educación. Tienen sentimientos y opiniones, valores y motivaciones, esperanzas y aspiraciones. Si desde pequeños entendemos que la naturaleza es un recurso indispensable, que hay que cuidar y que mejora nuestra sociedad y entorno, entonces formaremos verdaderos ciudadanos. Al fin y al cabo se trata de eso, ser personas reflexivas, críticas, tolerantes y felices. Hemos de entender la educación ambiental como un elemento fundamental de nuestra vida, de nuestro día a día, no un proyecto aislado y que trabajamos porque hemos de hacerlo, ni mucho menos. Educar en el medio es educar para la vida. Educar la mente sin educar el corazón no es educación en absoluto.

    ResponderEliminar
  28. Hola a todos. Mi nombre es Kevin Escalante y soy estudiante de cuarto año del profesorado de Geografía del Instituto de Formación Docente n° 79 de Punta Alta, Argentina. En este año, mi experiencia en el espacio de la práctica docente me demostró que innovar en la enseñanza de la geografía es un factor clave para que los alumnos no sólo se apropien de los conocimientos pertinentes a la materia, sino que también se despierte en ellos un interés y un agrado hacia la Geografía. En el curso en donde lleve a cabo mis clases (3° 5° del turno tarde de la E.E.M. n° 5 de Punta Alta) los alumnos no contaban con las computadoras del Estado, pero este inconveniente se suplía mediante el uso del celular con fines didácticos (como buscar mapas temáticos, información sobre conflictos y problemas ambientales, datos de localidades, etc.). La elaboración y utilización de mapas temáticos fue un tema que les causó gran interés a los alumnos cada vez que les demandé trabajar con mapas, como así también el uso de esquemas síntesis dibujados en el pizarrón y también impresos. Las innovaciones en la enseñanza de la Geografía en el día de hoy aparecen como fundamentales. Le brindan a la Geografía un espacio de acercamiento exponencial hacia el mundo/realidad de los alumnos. Llevar las innovaciones al aula implica una capacitación y actualización constante de quienes llevamos adelante la labor de enseñar Geografía.
    Kevin Escalante
    Práctica Docente III
    Profesorado de Geografía
    Instituto Superior de Formación Docente N° 79
    Punta Alta, Buenos Aires, Argentina.

    ResponderEliminar
  29. Hola soy Stella Maris Salón, estudiante de 4to. Año del ISFD N° 79, de Punta Alta, provincia de Buenos Aires, Argentina. Con respecto a este tema, muchas veces parece que es imposible impulsar innovaciones geográficas como motor de las transformaciones educativas, ya que en nuestra materia la mayoría de las veces estamos atados a una prescripción curricular que generalmente no cumple con las expectativas que un alumno de geografía desea encontrar en la materia, la continua sistematización de la geografía con las ciencias sociales, “pura historia” dirían nuestros alumnos, nos deja a nosotros los geógrafos fuera de los procesos y condiciones que permiten la concreción de tales innovaciones curriculares en la diversidad de contextos en donde se ha pretendido su implantación. Sabemos que la geografía promueve como pensar el espacio geográfico en sí mismo, como desarrollar el sentido de arraigo y pertenencia al lugar, concientiza sobre las características y distribución de ambientes y territorios, permite interpretar y evaluar los riesgos naturales y los impactos ambientales, valorar al hombre y su cultura en relación al territorio, desarrollar habilidades para leer mapas, imágenes fotográficas etc. Como experiencia puedo referir que estamos frente alumnos que piden a gritos innovaciones que les permitan establecer sus propias conclusiones y maneras de ver soluciones a ciertos problemas geográficos que se pueden llegar a plantear. Muchas veces tenemos diversidad y desigualdad en los grupos de alumnos y que no todos pueden acceder a tecnologías que nos permitan llevar innovaciones en la educación geográfica pero sin embargo en muchas ocasiones podemos innovar a través de un proceso de investigación en el aula, esto último pude comprobarlo con la asistencia al Primer Seminario Participativo sobre el Desarrollo local del territorio rosaleño -que se realizó en Punta Alta a cargo del Centro de Estudios Geográficos Florentino Ameghino-, donde se planteó un mapeo colativo con alumnos de 5° y 6° año de nivel secundario. Se desarrollo apenas con un mapa, un puñado de iconos, pegamento y colores y los alumnos crearon mapas que nos permitían leer la percepción que tiene cada uno de ellos acerca de problemáticas ambientales, sociales y culturales, de la ciudad; se sorprenderían de leer las conclusiones a las que llegaron y con el entusiasmo con que trabajaron.

    ResponderEliminar
  30. Buenas tardes a todos! Mi nombre es Estefania Alejandra Diaz, soy estudiante de 4°Año del Profesorado de Geografía del Instituto Superior de Formación Docente n°79 de Punta Alta, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
    Con respecto al tema me resulta interesante observar como se busca dar respuestas, a través de la implementacion de innovaciones educativas a la educación geográfica, desde múltiples aspectos considerando que esta ciencia como tal presenta una evolución constante y necesita del sustento de las innovaciones de un mundo en permanente transformación.
    Desde ya que para la tarea docente resultará todo un desafió aggiornarse, pero es mas que necesario para la enseñanza geografica. Y debemos tener en cuenta que no se necesitan de demasiados recursos (considerando que las escuelas y los alumnos nos siempre cuentan con recursos innovadores) para innovar dentro del aula sino que parte del estimulo que el profesor puede brindarles a sus alumnos. Debemos explotar todas las actividades que la ciencia geográfica nos brinda como por ejemplo: la elaboración de mapas temáticos, los trabajos de investigación, los estudios de casos, mapeos colectivos etc.
    La capacitación para el área de geografía debería ser constante ya que su objeto de estudio claramente esta en permanente cambio y transformación.

    Diaz Estefania

    ResponderEliminar
  31. Excelente contribuição do Faustino Almeida sobre sua experiência como professor da rede pública do Estado de São Paulo/ Brasil ao trazer que as políticas públicas tem considerado como inovação escolas computadores, internet, e uma enorme gama de equipamentos multimídia e que o problema é que os impactos na qualidade do ensino não correspondem aos investimentos.
    Sou membro do Grupo GEPALLE – Grupo de Estudos e Pesquisas sobre Alfabetização, Leitura e Letramento e tenho pesquisado sobre as Tecnologias Digitais de Informação e Comunicação, no momento, especificamente na rede pública do Estado de São Paulo.
    Em meu trajeto investigativo a compreensão de que inovar é trazer para as escolas públicas ou privadas as tecnologias de informação e comunicação. Ou seja, não se restringe às escolas públicas por determinações das políticas públicas, mas a toda a sociedade. Por isso, a importância e a riqueza de espaços como este para trocar experiências e disseminar o debate e a reflexão para o maior número de profissionais de educação possível.
    A grande dificuldade que se apresenta para a grande maioria de profissionais, seja na rede pública marcada pela legislação ou na rede privada marcada por intencionalidades diversas advindas dos projetos políticos-pedagógicos, se apresenta na formação continuada. Os professores se deparam com uma nova forma de relação que as tecnologias digitais possibilitam, mas não são preparados para tal. Além disso, são capturados pela herança de ensino em que foram concebidos, onde a autonomia, o diálogo e a pesquisa, não eram valorizados. O processo ensino-aprendizagem era concebido previamente definido sem considerar a as subjetividades dos alunos, como uma receita.
    O Faustino bem mencionou de que, o professorado paulista recebe um material de caráter prescritivo e tem encontrado muita dificuldade para resistir ao rótulo que lhe tem sido imposto, como sendo o único culpado pelos resultados que indicam a baixa qualidade. Concordo plenamente que procurar um culpado nos parece o caminho menos adequado pois estamos envolvidos por disputas ideológicas, políticas e partidárias que não fornecem condições favoráveis para que esse profissional tenha uma formação continuada que lhe possibilite vencer esse desafio.
    Toda a sociedade precisa contribuir com o debate para minimizar com esse mal-estar em que nossa educação se encontra ao culpabilizar o professor pela baixa qualidade na educação. Precisamos ir mais além e compreender as influências sócio-históricas e ideológicas a que estamos submetidos.
    Para finalizar, deixo que educar é humanizar, transformar o material humano. Aprender para a vida e não pela quantidade de conhecimentos. Reconstruir um novo sentido para o fazer docente, mobilizando os saberes dos alunos e acrescentando outros.


    Renata Maira Tonhão Bolson/ Brasil
    Mestranda em Educação - DEDIC / FFCLRP / USP
    Membro do Grupo GEPALLE/ LAIFE / FFCLRP / USP

    ResponderEliminar

Para participar en el debate tan solo tienes que hacer click en el título del debate, donde a continuación, además de aparecerte el texto a debatir, encontraras la manera de dejar tu comentario. Periódicamente, cada quince días, se renovarán los contenidos con el objetivo de de precisar el sentido, alcance y límite de los mismos. Para proponer nuevos debates escribe a:geoforo@gmail.com .