jueves, 25 de abril de 2019

FORO 25.-EL MEDIO RURAL EN LA EDUCACIÓN GEOGRÁFICA. UNA REALIDAD OLVIDADA Y NECESARIA PARA LA FORMACIÓN CIUDADANA


Diego García Monteagudo. Universitat de València y Proyecto Gea-Clío.
Olga Lucía Romero Castro. Universidad de Tolima (Colombia).
Luis Alejandro Rivera Flórez. Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquía

(Colombia).

En este segundo decenio del siglo XXI, el medio rural es objeto de algunas contradicciones que están gestando futuros problemas de sostenibilidad a escala planetaria. Por un lado, las personas que poseen los mayores conocimientos sobre la gestión de los espacios rurales (agricultores, ganaderos, pescadores, artesanos…) y han desarrollado un proyecto de vida duradero reniegan de su escaso protagonismo en los proyectos que prometen una “vuelta a lo rural”, que los acaba excluyendo en el
momento de definir el futuro de estos territorios. Por otro lado, son las personas de espacios urbanos quienes se acercan a los espacios rurales atraídos por unas condiciones naturales y socioculturales que no pueden disfrutar en sus localidades de residencia.
Esto genera una representación social que tiende a explicar los espacios rurales sin sus protagonistas, es decir, la sociedad recrea una imagen en la que predominan los relatos idílicos y románticos de unos espacios inexistentes, tanto en clave pasada como actual (García Monteagudo, 2017).
¿Por qué es necesaria una educación geográfica que incluya el medio rural? Desde el ámbito iberoamericano coincidimos en revalorar las tres funciones de estos espacios para la sociedad presente y del futuro que fueron fijadas en la Carta Europea del Espacio Rural de 1996 (Hudault, 2011). Primero, la función ecológica que mantiene las condiciones ambientales que permiten el desarrollo de la vida en todas sus manifestaciones. Segundo, la función sociocultural o relacionada con los valores que los habitantes de los espacios rurales aportan a escala mundial. Tercero, la función residencial o más propia de la sociedad que habita en estos espacios y garantiza que se
cumplan las dos anteriores, favoreciéndose la descongestión ambiental de espacios más poblados, generalmente de carácter urbano.
En el caso concreto de los países latinoamericanos, los problemas estructurales del medio rural se materializan desde los discursos del desarrollo moderno que permean a las instituciones gubernamentales de estos. Esos imaginarios simplifican la ruralidad como sinónimo de retraso o subdesarrollo, y como antónimo de urbanidad son reflejados en las políticas públicas y en los esfuerzos estatales de las ciudades latinoamericanas por integrar a sus ciudadanos en los escenarios de habitabilidad de las ciudades modernas, en donde la ruralidad es reducida a un rol periférico, y sus
características se minimizan al fortalecimiento de las economías centrales de las urbes.
Desde el ámbito escolar y tomando como ejemplo el caso de Colombia, la sustitución del modelo pedagógico orientador por los Modelos Educativos Flexibles, que se acompañan de docentes titulados bajo el amparo de las propuestas curriculares del Ministerio de Educación, han posibilitado el desarrollo de diferentes planes con carácter urbano para los distintos grupos sociales (Gajardo, 2006). Sin embargo, la enseñanza se centra especialmente en las materiales instrumentales (lengua y matemáticas), dejándose de lado las ciencias sociales, que siguen teniendo un carácter descriptivo y memorístico que no favorece la resolución de problemas en los contextos rurales, como las
migraciones y la existencia de campesinos sin tierra. Por ello, la educación geográfica debe tener en cuenta los procesos locales y las dinámicas globales, que en buena medida han sido las responsables de los cambios en la productividad del campo, y cuyos dirigentes no han tenido en cuenta las preocupaciones de las personas que cultivan y protegen esos territorios.
Ante este panorama de interacciones discursivas se complejizan las relaciones epistemológicas y empíricas de la enseñanza rural, en tanto existen confrontaciones estructurales entre las construcciones socioculturales de quienes habitan la ruralidad y disponen de los conocimientos y prácticas necesarias para encarar las futuras coyunturas ambientales, y los escenarios de discusión en donde se proyectan las definiciones modernas de las dicotomías urbano-rurales. Es en este campo que se visibiliza la necesidad de profundizar frente a los mecanismos y las acciones inherentes a la práctica de la enseñanza rural legitimada de manera endógena en los diferentes territorios rurales, partiendo particularmente de entender lo que representa actualmente la escuela rural, y la manifestación de los procesos educativos dentro de la escala local, reconociendo sus fortalezas, debilidades y desafíos.

Referencias bibliográficas
Gajardo, L.M. (2006). Educación y desarrollo rural en América Latina. Reinstalando un campo olvidado de las políticas educativas. Revista Iberoamericana de Evaluación Educativa, 7(3), 15-27.
García-Monteagudo, D. (2017). Investigación e innovación educativa del medio rural: una aproximación desde la Geografía escolar. Cuadernos de Geografía, 99, 53-77.
Hudault, J. (2011). La protección jurídica del territorio rural. En: E. Muñiz (coord.), Un marco jurídico para un medio rural sostenible (pp. 71-80). Madrid: Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

FORO 25 – O CAMPO NA EDUCAÇÃO GEOGRÁFICA: UMA REALIDADE ESQUECIDA E NECESSÁRIA PARA A FORMAÇÃO CIDADÃ

Diego García Monteagudo. Universitat de València y Proyecto Gea-Clío.
Olga Lucía Romero Castro. Universidad de Tolima (Colombia).
Luis Alejandro Rivera Flórez. Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquía

(Colombia).

Nesta segunda década do século XXI, o campo é objeto de contradições, que estão gerando futuros problemas de sustentabilidade, em escala planetária. Por um lado, pessoas que possuem maiores conhecimentos sobre a gestão de espaços rurais (agricultores, pecuaristas, pescadores, artesãos...) e que desenvolvem projetos de vida longa duração nesse espaço, negam seu escasso protagonismo nos projetos que prometem um “retorno ao rural”, que acaba os excluindo no momento de definir o futuro destes territórios. Por outro lado, são as pessoas dos espaços urbanos que se aproximam dos espaços rurais, atraídos pelas condições naturais e socioculturais as que não podem disfrutar em seus locais residenciais. Isto gera uma representação social que tende a explicar os espaços rurais sem seus protagonistas, quer dizer, a sociedade cria uma imagem em que predomina os relatos idílicos e românticos de um espaço inexistente, tanto em tempos passados, como atualmente (Gárcia Monteagudo, 2017).

Por que é necessária uma educação geográfica que inclua o campo? A partir do âmbito ibero-americano, concordamos em revalorizar as três funções destes espaços para a sociedade presente e futura, que foram fixadas na Carta Europeia do Espaço Rural, de 1996 (Hudault, 2011). Primeiro, a função ecológica que mantem as condições ambientais que permitem o desenvolvimento da vida em todas as suas manifestações.
Segundo, a função sociocultural ou relacionada aos valores que os habitantes do campo constroem em escala mundial. Terceiro, a função residencial, ou mais própria da sociedade que habita nestes espaços e garante que se cumpram as anteriores, favorecendo o descongestionamento ambiental de espaços mais povoados, geralmente de caraterísticas urbanas.
No caso especifico dos países latino-americanos, os problemas estruturais do campo materializam-se a partir dos discursos de desenvolvimento moderno que permeiam as suas instituições governamentais. Esses imaginários simplificam a ruralidade como sinônimo de atrasado e subdesenvolvimento, e, como antônimo de urbanidade se reflete nas políticas públicas e nos esforços estatais das cidades latino-americanas, por integrar seus cidadãos aos cenários de habitabilidade das cidades modernas, onde a ruralidade é reduzida a um papel periférico e suas características são minimizadas no fortalecimento das economias centrais das cidades.
A partir do ambiente escolar e tomando como exemplo o caso da Colômbia, a substituição do modelo pedagógico orientado por Modelos Educativos Flexíveis, que se acompanham de docentes titulados segundo as propostas curriculares do Ministério da

Educação, tem possibilitado o desenvolvido de diferentes planos, com caráter urbano, para os diferentes grupos sociais (Garjarod, 2006). Porém, a aprendizagem centra-se, especialmente, nas matérias instrumentais (linguagens e exatas), deixando-se de lado as ciências sociais, que seguem com um caráter descritivo e memorizador e não favorecem a resolução de problemas nos contextos rurais, como as migrações e a existência de camponeses sem-terra. Por isso, a educação geográfica deve levar em conta os processos locais e as dinâmicas globais que, em boa medida, têm sido responsáveis pelas mudanças da produtividade do campo e cujos os dirigentes não têm levado em
conta, as preocupações das pessoas que cultivam e protegem esses territórios.
Diante desse panorama de interações discursivas complexificam-se as relações epistemológicas e empíricas da educação do campo. Há confrontos estruturais entre as construções socioculturais dos que habitam na ruralidade e dispõem dos conhecimentos e práticas necessárias para enfrentar situações ambientais futuras e os cenários de discussão nos quais se projetam as dicotomias urbano-rurais. É neste campo que se torna visível a necessidade de aprofundar, frente aos mecanismos e ações inerentes a prática da educação rural legitimada de maneira endógena nos diferentes territórios rurais, partindo particularmente de entender o que que representa atualmente a escola rural e a manifestação dos processos educativos na escala local, reconhecendo seus pontos fortes, seus pontos fracos e os desafios devido às suas implicações em escala global.

Referências bibliográficas
Gajardo, L.M. (2006). Educación y desarrollo rural en América Latina. Reinstalando un campo olvidado de las políticas educativas. Revista Iberoamericana de Evaluación Educativa, 7(3), 15-27.
García-Monteagudo, D. (2017). Investigación e innovación educativa del medio rural: una aproximación desde la Geografía escolar. Cuadernos de Geografía, 99, 53-77.
Hudault, J. (2011). La protección jurídica del territorio rural. En: E. Muñiz (coord.), Un
marco jurídico para un medio rural sostenible (pp. 71-80). Madrid: Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

75 comentarios:

  1. Hola vuenas tardes, interesante la.propuesta, aporto lo siguiente,la construccion teorica del territorio a lo que se denomina territorio inmaterial expresa una intencionalidad aue afecta la apropiacion de quienes ancestralmente han vivido en el.espacio rural, los nuevos o neo campesinos, que ocupan los espacios turales, no saben.del trabajo de lantierra y buscan en ella practicas liberadoras que su statis les permite comprar, pero socavan entre otros los principios ancestrales de relacionamiento con la naturaleza, la produccion campesina y la forma de vida material local.

    ResponderEliminar
  2. Christian camilo. estudiante (universidad del tolima).

    Me parece que el documento es de total vitalidad, ya que se logra definir el medio rural como aquel ente sostenible para el desarrollo, pues en gran medida y a grandes escalabilidades, el desarrollo rural persigue dar respuesta a tres necesidades básicas para hacer posible un futuro sostenible:

    Mejorar la formación y el bienestar de los miles de millones de personas que viven en este medio (cerca de la mitad de la población mundial), erradicando la pobreza extrema y evitando su migración hacia la marginación de la periferia de las ciudades
    Lograr una producción agrícola sostenible para asegurar que todos los seres humanos tengan acceso a los alimentos que necesitan y
    Proteger y conservar la capacidad de la base de recursos naturales para seguir proporcionando servicios de producción, ambientales y culturales. finalmente Todos los grandes retos a los que se enfrenta hoy la humanidad para avanzar hacia el logro de un futuro sostenible –ya sea erradicar la pobreza extrema y el hambre, conseguir la educación universal, la igualdad entre los géneros, reducir la pérdida de biodiversidad y otros recursos medioambientales, etc.- exigen una atención prioritaria al desarrollo rural. De hecho la necesidad del desarrollo rural se asocia, habitualmente, a la existencia de graves problemas que afectan a quienes viven en este medio, particularmente en los países en desarrollo, pero también en los países llamados desarrollados.

    Muchas gracias por la participación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristian, es cierta la realidad global que describes, pero centrándose en el tema de la enseñanza, es importante que nos enfoquemos en las realidades locales de la educación rural. ahora bien es importante que reconozcamos que no todas las zonas rurales son iguales, y que nosotros los docentes necesitamos reconocer con que elementos contamos para la enseñanza en el medio urbano. ¿como formamos ciudadanos desde este contexto local?

      Eliminar
  3. Esta es la realidad que atraviesa el sector rural en cuanto es dejado a un lado el verdadero campesino y se impone el nuevo urbano que invade por decirlo el campo y no sabe manipular este. De igual modo hace una vista clara a que el campo es necesario y no es un periferia como se piensa, es un centro de economía y sostenibilidad, de igual modo los campesinos se ven afectados y alejados de los planes que se desarrollan en su territorio, entonces la intención es reconstruir una visión pedagógica a la valoración del campo, de sus campesinos, las funciones necesarias que allí se desarrollan y que desarrollan, esto como proyecto permite como antes dije una nueva mirada al campo, dejando atrás estigmas que la urbanidad mentaliza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tu respuesta se vuelve a generar la duda que a tenido la Didáctica de las Ciencias Sociales, ¿que se debe fortalecer el proceso pedagógico o el saber teórico?, lo anterior debido a que nos quedamos en un pensamiento idílico de transformación pedagógica que muchas veces no se aleja de a concepción docente de la escuela como un simple lugar de trabajo

      Eliminar
  4. Diego armando cardenas gordillo
    051600442017-universidad del Tolima- pensamiento geográfico
    Para empezar con este pequeño argumento hay que dejar muy en claro la importancia que tiene el estudio de los problemas geográficos que se nos presentan a nivel regional, nacional e internacional. En contexto nosotros como la nueva camada de profesionales de la educación debemos corregir ese grave error que nos cobijó hacer de esta maravillosa materia algo pura mente memorística dejando al lado cosas muy importantes.

    Se debe agregar que está en nosotros contextualizar a nuestros alumnos de los problemas que afronta nuestro país, también en otro escalón tener muy claro lo importante de dinamizar la vida en los campos colombianos, hacer una práctica de respeto y admiración al frente a nuestro campos rurales, explicar su tan importante función para nuestra comunidad.

    ResponderEliminar
  5. Malory Rubiano (estudiante Universidad del tolima cod. 051600442018)En mi perspectiva el documento nos muestra una realidad en la que, para los habitantes urbanos no es significativo el trabajo que se realiza en las zonas rurales, debido a un desconocimiento de las actividades y procedimientos que deben realizarse para garantizar una producción, en la cual se debe tener un conocimiento agrícola ya sea obtenido por alguna profesión o experiencia del campo y legados familiares, la cual brinda que gracias a los campesinos haya una base que nos proporcione productos para satisfacer nuestras necesidades, lo que ofrece un futuro sostenible para los campesinos y personas externas a ellos.
    por otra parte, es notable que haya personas que no remuneren correctamente la producción de campesino, lo que provoca una emigración a la ciudad en busca de una mejor oportunidad, por carencia de una educación que no muestra la realidad y complejidad de su labor para el país.
    Por ultima instancia personas de zonas urbanas se ven atraídos a espacios rurales por ende compran territorios para producirlos u habitarlos, en algunos casos hay perdidas por faltas de conocimiento en el trabajo de la tierra y por esto se debe valorar la labor y esfuerzo de los campesinos.

    ResponderEliminar
  6. Eddie Daniel Saavedra Martínez
    Estudiante Licenciatura en Ciencias Sociales, asignatura: Pensamiento geográfico. 051600552018

    Actualmente en la gran parte de la sociedad colombiana existe tristemente un estigma y es sobre los habitantes de las zonas rurales. Estos, son concebidos de una manera peryorativa, es decir, de desprecio. Con lo anterior, se pasa por alto los trabajos que realizan como es por ejemplo el de la agricultura, que es vital para todos los habitantes de la urbanidad, y es que sin nuestros campesinos (habitantes de las zonas rurales) no encontraríamos los alimentos que están en las plazas de mercado.

    Ahora, es de gran importancia que los docentes actuales y los futuros, presenten en la educación una reflexión sobre la ruralidad, la importancia de sus habitantes, y planteen diferentes preguntas como ¿qué actividades ejecutan?, ¿cómo ayuda para el desarrollo del país? en especial en la asignatura de Ciencias Sociales, e incluso hacer trabajos o actividades de campo para ponerse en los zapatos de ellos. Lo anterior, se argumenta porque la tierra es un nicho de economía y sostenibilidad para la población descrita; y es injusto que a pesar de las problemáticas que presentan se pasen desapercibidos los grandes trabajos que realizan los campesinos para toda la población en general. Por último, es importante que estudiantes y docentes hagan un trabajo recíproco para analizar la problemática que presentan los campesinos en las zonas anteriormente mencionada, para así lograr posibles soluciones, o incluso, desde el cambio de pensamiento hacía los habitantes de la ruralidad, ya es un logro; porque así como lo afirma Margaret Mead "Nunca dudes de que un pequeño grupo de ciudadanos pensantes y comprometidos puede cambiar el mundo. De hecho, son los únicos que lo han logrado"

    ResponderEliminar
  7. Karen Ortigoza (Univeridad del tolima / estudiante/051600562018) Es pertinente realizar el análisis de los problemas que resultan ser geográficos que se dan a conocer. Ya que de esta manera nos mantendríamos informados de cualquier anormalidad que exista en nuestro entorno. Ya que a raíz del tiempo y la evolución que tendremos como profesionales es necesario hacer frente de la variedad de los errores que han cometido y así mismo responder de manera correcta por esta materia que tiene un objetivo diferente al cual se le ha venido posteando. Pero es necesario que de manera reflexiva hagamos que nuestros estudiantes adquieran diferentes conocimientos desde diferentes perspectivas logrando una reflexión interna para qué de esta manera las acciones futuras sean ejemplares y conscientes ante la situación que están viviendo la mayoría de los campesinos.

    ResponderEliminar
  8. Laura Johana Martinez Espitia
    Lic. Ciencias Sociales.
    Cod:051600692018- Universidad del Tolima.
    Cada territorio tiene sus espacios a partir de cada espacio desembocan las relaciones sociales, con protagonistas que interactúan de acuerdo a una intencionalidad, cada relación social por más pequeña que sea presenta una condicion de desigualdad, por las diferentes formas de propiedad. Es importante recordar todos esos espacios geográficos que componen un territorio en su totalidad un caso específico es el territorio rural que tras ser mal entendido está quedando en el olvido. El urbanismo no ha querido más que primar sus intereses sobre el territorio rural trayendo fuertes implicaciones a la hora de ser enseñando El territorio rural en las escuelas, disminuyendo el gran valor que este tiene y olvidando el propósito y objetivo que como tal este cumple. históricamente el territorio rural siempre ha estado presente en la vida del ser humano.

    ResponderEliminar
  9. Universidad del Tolima
    Pensamiento Geográfico
    Desde la funcionalidad de los espacios rurales parece importante considerar la idea de acatar los tres puntos mencionados que nos permitan seguir avanzando tomando como fundamento o punto de partida un medio ambiente sostenible que permita la vida en el planeta y que garantice la sostenibilidad de aquella diversidad que sobreviven y se desenvuelven en estos territorios, que finalmente resultan siendo de gran importancia para todos los ámbitos de la vida nacional.

    Sin lugar a dudas, está claro que el modelo de centros y periferias está plasmado en el ejercicio económico inserto en nuestros contextos, lo rural resulta siendo solo la periferia que abastece al centro, aunque Desde el Discurso político se habla mucho de integración de lo rural a lo urbano y de desarrollo, en el marco de los POT, planes de desarrollo, políticas públicas y planes de inversión, pero resulta siendo la zona de menor importancia para los gobiernos que mucho hablan de inversión social, igualdad, reducción de pobreza y creación de oportunidades pero poco de esto se ve en la realidad del ciudadano del campo.

    Es importante que tanto los modelos pedagógicos flexibles, como los procesos locales en el marco de la globalización que nos envuelve, sean referentes de la pedagogía en territorios rurales posibilitando la reflexión de las comunidades acerca de sus problemáticas, contextos y desafíos a superar. Como por ejemplo la migración del campo a la ciudad, puesto que las nuevas generaciones ven que el verdadero desarrollo, prosperidad y acceso a oportunidades que mejoren su calidad de vida está en la ciudad y he aquí un problema a mediano y largo plazo.
    Entonces creo yo La realidad del ejercicio pedagógico se enmarca en la idea de crear ciudadanos rurales con habilidades discursivas y conciencias crítica (líderes sociales), capaces de afrontar las necesidades y retos actuales, entendiendo las particularidades y complejidades de su contexto, proponiendo alternativas en donde la comunidad se vea involucrada y movilizada a la acción social que genere cambios a sus realidades, esto también de cara hacia al gobierno nacional.

    ResponderEliminar
  10. Natalia Quintero Caceres
    cog. 051600272018
    estudiante: Licenciatura en Ciencias Sociales.
    Universidad del Tolima.

    Los hábitos, costumbres y usos de los habitantes rurales, evidencian los saberes que determinan la identidad histórica y las estructuras que han formado para sí mismas, sin embargo la producción y reproducción de divisiones sociales han idealizado y descontextualizado las realidades de estas poblaciones marginando los saberes y las practicas que estas ejercen sin inferir en las diferentes cosmovisiones que estas poseen en comparación con los centros urbanizados con los que siempre son confrontados y el uso del territorio que condiciona unas dimensiones de la vida rural discernientes de otros contextos.
    El escenario de la enseñanza dirigida por un currículo dado por el Ministerio de Educacional Nacional, suele olvidar las dimensiones culturales y formativas de estas comunidades y La escuela rural justifica su existencia en la reproducción de pobreza e inequidad mediante una educación sistemática, que en Colombia suele ser discriminatoria y excluyente caracterizado por denigrar o in-visibilizar el sector rural.

    ResponderEliminar
  11. La visibilidad que se tiene de la zona rural ha sido un impulso del arribismo citadino el cual permea la pertinencia que tienen el campo como ente estabilizador, de subsistencia y abastecimiento en cualquier espacio del territorio. La codependencia de la parte urbana está directamente ligada a la existencia y producción que existe en las zonas rurales. En primer lugar el campo no sólo es una figura de producción sino también un aspecto circunstancial en la existencia de los espacios urbanos y la cultura, costumbres y prácticas que se generan puesto que lo urbano es los vestigios de los hijos y generaciones que migraron para una subsistencia más comoda. En segundo lugar en la zona rural conviven los individuos que aún manejan cierta tradicionalidad y han llegado algunos individuos cuya vida fue formada en la ciudad a tratar de generarse así mismo costumbres que sólo quiénes se han formado en el campo pueden construir con total naturalidad sin temor a equivocarme lo menciona el Docente jhider en la parte de arriba. Tercero, la pertinencia de los docentes en la zona rural va acompañada de un gran espíritu altruista puesto que muchos espacios a los que se llega con cualquier tipo de interferencias o dificultades ni siquiera se puede rastrear en un mapa puesto que están olvidados, el papel del docente es fundamental puesto que la transformación, la educación y la re educación de las generaciones que han vivido en el campo deben ser suficientemente prometedoras para que transformen su pala en un lápiz, su azadón en un cuaderno y su instrumento de trabajo en un libro.

    ResponderEliminar
  12. Daniela Gaitán Alvis
    Estudiante Licenciatura en Ciencias Sociales
    Asignatura: Pensamiento geográfico

    La actual situación que aquí es expuesta resulta preocupante. El medio rural en la educación geográfica, sí, es una realidad olvidada y, sí, es necesaria; pero, si queremos una verdadera transformación (no sólo desde la educación) debemos ir a la raíz del problema: el Estado. El descuido de este, su falta de interés y acción en lo rural, la violencia, la injusta compra o usurpación de terrenos por parte de actores del conflicto armado, el narcotráfico y familias poderosas, los tratados de libre comercio y los intentos de reforma agraria, han traído consigo la distribución inequitativa de la tierra y la concentración de esta en unas pocas manos. Pero no sólo ha incrementado el latifundio sino también el desplazamiento forzoso, la ganadería extensiva y la baja o nula productividad de la tierra –además de la baja de empleo rural-, afectando a la economía en general, causando desigualdad en el país en todos los aspectos.

    Con esto, ¿cómo no vamos a esperar ser un país subdesarrollado?, ¿cómo no vamos a tener un sistema educativo ineficiente?, ¿cómo no vamos a esperar el olvido?

    La realidad es que en Colombia, la mayoría de la población vive en extremas condiciones de pobreza y miseria, gracias a su modelo de desarrollo económico que no hace más que profundizar brechas.

    Tenemos que empezar buscar e implementar un nuevo y mejor modelo para así darle verdadera importancia al sector rural (nuestra base económica). Un modelo en donde se tengan en cuenta las banderas del feminismo, el ambientalismo y el antiespecismo, de la mano del Estado y la educación. Sin esto, no habrán verdaderos cambios.

    ResponderEliminar
  13. Dayanne Lorieth Pérez Cortés - Estudiante de Lic. Ciencias Sociales (051600412018) – Pensamiento geográfico.

    Cuando hablamos de “ruralidad” como se expone en el blog anterior, automáticamente, consciente o inconscientemente, hacemos la relación con un grupo de personas con baja capacidad intelectual que vive en algún lugar apartado al nuestro, pues es así como la estructura del poder nos lo ha hecho observar.

    Sin embargo, la poca importancia que se le ha dado a materias o asignaturas de las ciencias sociales, son el cobro de factura más grande que tendremos en nuestras vidas, ya que, no solo olvidamos la historia que estas poblaciones olvidadas y alejas tienen, sino que, dejamos postergados la importancia y la influencias que están han jugado en todo el transcurso sobre la memoria de un país. En cuanto a la geografía (otra asignatura deja en el cajón), es de vital consideración, pues es debido a esta que no solamente comprendemos como está distribuida nuestra ciudad o municipio, sino que entendemos de igual manera, la sustancial labor de la población rural, gracias a sus actividades y su dedicación laboral que no solo abastece a las ciudades de alimento sino que también, nos abastece con sus conocimientos empíricos que son resultado de una construcción colectiva e histórica.

    En relación con la compleja situación que se presenta en los lugares rurales en el aspecto educativo, es algo realmente preocupante, pues no solo nos hacen creer que son personas con baja capacidad intelectual, sino que se los hacen vivir, ya que en ocasiones (y como si se trata de una época remota) el profesor y los estudiantes solo asiste una o dos veces a la semana por aspectos en la comunicación vial que se viven para llegar hasta allí, o por situaciones de orden público, pues como ya es sabido, son las poblaciones rurales las que han sentido con mayor fuerza el conflicto armado. Otra dificultad que se presenta es la falta de servicios básicos como el agua potable, electricidad, baños en buen estado, una línea telefónica e internet, generando que, aunque exista toda la voluntad para querer asistir a clases, sea imposible realizarlas por estos aspectos.

    Desde mi punto de vista, siento y creo que le debemos mucho a las poblaciones rurales, pues no es solamente un lugar para ir a descansar (como creen muchos urbanos) sino que, es el lienzo sobre el cual se ilustra una nación, es el lápiz con el cual se estructura un país. Y que es realmente triste, que solo sean una ficha que se mueve cada cierta época electoral, o que los citadinos solamente les agradecen cuando llenan los estantes de sus alimentos cultivados, pero que les juzguen cuando levantan la voz ante el Estado para hacer sentir sus quejas de las condiciones tan malas en las que subsisten o cualquier otra inconformidad. Para concluir, cerraré con una frase dicha por La India María:

    “Mi pueblo se llama San Juan de las Iguanas, porque seis años vienen, seis años van, y todo sigue iguanas”.

    ResponderEliminar
  14. Estudiante: Susan Daniela Parra Pinzón.
    COD: 051600542018
    Lic. en Ciencias Sociales.
    El texto hace un importante énfasis el cual refiere a la importancia y la vitalidad que representa el medio rural para toda la población, partiendo de que es una de las mayores fuentes de producción agrícola y de mayor biodiversidad. Es importante generar conciencia a partir de la educación: uno de los medios más importantes y más representativos para las personas y mediante esto generar soluciones u plantear preguntas que conlleven a la reflexión; y no solamente por este medio, si no tratar de generar conciencia de lo necesario que es conservar, proteger y ayudar a gestionar el crecimiento del medio rural, por el medio que sea necesario, remarcando la importancia de esta para los seres humanos. Se re marca que no es simplemente periferia, si no son en centro de la sostenibilidad de cual requiere población, es importante crear conciencia de que los campesinos son vitales y que se deben ayudar para que ellos crezcan con sus métodos tradicionales, no, invadiendolos y arrebantandoles sus tradiciones, sacar de el olvido el medio rural y sus mayores exponentes: los campesinos.

    ResponderEliminar
  15. Laura Sofia Montealegre Trujillo cod:051600152018
    Estudiante de licenciatura en ciencias sociales
    Asignatura:Pensamiento geográfico

    El panorama presente en este escrito es verdaderamente alarmante. Colombia es uno de los países que poseen gran cantidad de terreno disponible para la agricultura y demás labores de este sector, aquí se presenta una gran problemática por la falta de atención por parte del gobierno, ademas de los tratados que se han hecho con varios países que afectan directamente a los campesinos, es cierto que nos han traído beneficios con respecto a la tecnología pero no vemos que aparte de eso se importa la gran mayoría de productos que encontramos en el mercado a muy bajo precio y hace que dejemos de lado los productos que con gran sacrificio ellos han logrado sacar. Otra de las cosas que ocurre es la gran cantidad de empresas extrajeras que han llegado a explotar nuestras tierras ya que nos caracterizamos por ser un país rico en materia prima (subdesarrollado) y aparte de eso con mandatarios débiles que permiten que entren y hagan los que quieran en este territorio, fuera de eso la violencia en el país ha tenido una papel importante con el hecho de que los campesinos tengan que abandonar sus tierras para proteger sus vidas. la única verdad es que en Colombia se vive en extremas condiciones gracias al desarrollo que hemos tenido y uno de los cambios que tenemos que hacer es empezar por la educación de las futuras generaciones y tratar de hacer un cambio en nuestro modelo de desarrollo, que sea inclusivo y equitativo con todos, en donde se preste mas atención y valor en lo rural.

    ResponderEliminar
  16. Aquí dejo este vídeo para aportar la experiencia de un joven, maestro y pastor en el mundo rural.

    Nos cuenta su experiencia y está relacionado con lo que estáis comentando. Toca temas muy importantes como la sostenibilidad, la soberanía, la enseñanza, el decrecimiento, también habla de cierta idealización. Integrando una huída de la ciudad con una vertebración del mundo rural autóctono que no deja de lado.

    Me quedo con una frase... La necesidad de la escuela rural para salvar al medio rural.

    https://www.youtube.com/watch?v=QSOB1wsxC6A

    Son aproximadamente 20 minutos de vídeo.

    Pablo Cervera, estudiande del Máster de Secundaria en la Universidad de Valencia.

    ResponderEliminar
  17. Desde el punto de vista personal, en Colombia existe una gran desconocimiento de lo rural, lo cual ha conllevado a un desinterés o menosprecio del campesinado, de sus derechos y la necesidad que los citadinos tenemos implícitamente de ellos Y su trabajo.
    Dicho desconocimiento nos ha conducido a pensar que la vida en la ciudad es superior a la vida del campo o que las problemáticas socio políticas del mundo rural colombiano son insignificantes para la gran mayoría de connacionales, "lo que no afecta la urbe no impacta y no preocupa".
    Sin embargo, sí hay un tipo de interés en lo rural que lleva ya un largo tiempo de existencia, el interés de usufructo económico. Más allá de evidenciar el interés agrícola, cultural o biodiverso en el campo colombiano, lo que se observa es el deseo de llenar los bolsillos de algunos a partir de la explotación de los distintos recursos presentes en dichas zonas.
    En consecuencia, se hace necesario un fortalecimiento de la educación rural y la educación en lo rural, pues el texto hace referencia a que a menudo la imagen de lo rural es construida no por sus propios habitantes sino a través de la visión de personas ajenas a él... se necesita una educación rural que conduzca a que el campesino tradicional reconozca su fortaleza para la vida nacional, conserve su estilo de vida y su buena relación con la tierra. En contraste, la falencia que se observa según el texto es que la educación rural es limitada y deja de lado el aspecto humanístico y social que es una de las principales características arraigadas al campo colombiano, collevando a la otra problemática planteada, ese desconocimiento del mundo rural y su trascendencia hace que el citadino piense en lo rural simplemente como un medio de distracción o relajación del acelerado ritmo de vida de la urbe, lo cual inside en la ya exageradamente desigual tenencia de la tierra y afecta las dinámicas productivas del campo.
    Es por eso que se debe ruralizar la educación urbana antes que urbanizar la educación rural, pues sólo a partir de una educación que amplíe el horizonte para ver más allá de la ciudad se podrá ir rescatando el valor fundamental del mundo rural para Colombia, sin dejar de lado una educación que resguarde los saberes rurales.

    David Idárraga C.
    Estudiante de licenciatura en Ciencias Sociales, Universidad del Tolima

    ResponderEliminar
  18. Mayra Hernández.
    Mexicana y estudiante de licenciatura en Geografía, en la UNAM.

    Creo que es importante proponer planes de estudios en donde se contemplen materias relacionadas con el medio rural, el cual, se encuentra olvidado en las escuelas, muy pocos alumnos e inclusive los mismos profesores no consideran necesario abordar temas de esta índole porque sencillamente no responden a lo que se pide en el mercado laboral.

    Al menos en México, hay una falta de cultura sobre el medio rural, se ignora, e inclusive se oculta, y esto es preocupante porque éste país cuenta con una importante cantidad de población indígena que mayoritariamente vive en lo rural y sin embargo, no hay o son muy pocos los programas del gobierno que atiendan sus problemáticas, y esto es porque desde la escuela no hay materias que nos enseñen a conocer y, sobretodo comprender el medio rural, en las aulas simplemente resumen a lo rural como el subordinado de lo urbano, pero a caso, ¿no es lo contrario? sin el campo no se generan los eslabonamiento económicos, pues es quien provee de materias primas al sector secundario y terciario, por lo tanto es necesario enseñar a los alumnos la gran importancia que tiene el campo en lo económico de cada país, y por supuesto, lo cultural, ya que son ellos quienes tienen nuestra identidad y cultura como mexicanos, pero para ello, considero que a los alumnos se les debe alentar a tener una mente crítica en este tipo de temas para que comiencen a comprender que lo rural no es menos que lo urbano, que es importante y fundamental.

    Así mismo considero que también se les debe de involucrar a los alumnos en el medio rural, llevándolos a prácticas de campo para que conozcan las verdaderas dinámicas sociales, culturales y económicas que se llevan a cabo en ese medio, las cuales son sumamente complejas. El medio rural no puede comprenderse si no es estando dentro del medio, de esta manera los alumnos se volverán más sensibles a las problemáticas que tienen las comunidades rurales, evitando así que otra generación de alumnos y de ciudadanos ignore a estas poblaciones.

    ResponderEliminar
  19. Me gustaría comentar algunas frases que han aparecido en este debate:
    1.-Sin lugar a dudas, está claro que el modelo de centros y periferias está plasmado en el ejercicio económico inserto en nuestros contextos, lo rural resulta siendo solo la periferia que abastece al centro.
    En efecto, creo que para analizar tanto los paisajes como las interacciones y flujos del medio rural es preciso dotarse de una teoría que nos permita enfrentarnos a una realidad que observamos directa o indirectamente. En el texto inicial se hace referencia a la teoría de las representaciones sociales, pues puedo suponer un estudio desde el medio rural para el medio rural, pues teorías como las del centro/periferia se suelen desarrollar desde el medio urbano intelectual
    2.-Al menos en México, hay una falta de cultura sobre el medio rural, se ignora, e inclusive se oculta. Aquñi reside la labor de los profesores y profesoras de Geografía: poner a disposición de los alumnos y alumnas hechos, conceptos, teorías, procedimientos... y sobre todo una actitud de cursiosidad, de impugnar lo que se observa y se califica como natural.
    Aquí tenemos un gran desafío de la enseñanza de la geografía

    ResponderEliminar
  20. Concordando com prof. Souto, gostaria de acrescentar que no Brasil há poucos estudos sobre os conteúdos específicos que se referem ao campo e à relação cidade-campo no currículo de Geografia.
    Como a seleção de conteúdos e temas curriculares é, antes de tudo, uma decisão política, a escassez na discussão dos temas relativos ao campo é resultado das tentativas de ocultamento da tensão existente neste debate.
    Em pesquisa realizada sobre o Exame Nacional do Ensino Médio (ENEM) no Brasil revelou que o tema está quase ausente nos exames no período 2009-2018. Importante lembrar que o ENEM é uma prova a que os estudantes concluintes do ensino médio se submetem no Brasil. A prova é facultativa, mas é utilizada como forma de acesso às universidades públicas federais. Desse modo, embora facultativo, a adesão à prova sobe a cada ano, desde a criação do ENEM em 1998. Os resultados desta pesquisa serão divulgados no Encontro Nacional da ANPEGE (ENANPEGE), que será realizado em setembro de 2019 em São Paulo.
    No que se refere às representações do campo, as questões das provas do ENEM, remetem ao modelo de produção agroindustrial, críticas à modernização do campo e uso de agrotóxicos. Temas muito importantes para a construção de uma concepção crítica do campo e sua ocupação. Não remetem, ao menos aparentemente, à visão bucólica das áreas rurais.
    Acredito que a educação do campo pode contribuir significativamente para a construção desta concepção, como foi expresso por David Idarraga em seu comentário.
    Saudações a todos,
    Silvia Fernandes
    UNESP Marília

    ResponderEliminar
  21. Buenos días desde el Congreso Iberoamericano de Geografía, en Trujillo, Perú.
    Mi deseo es participar en este foro para indicar cómo el medio rural se desarrolla en un territorio dinámico. Lo que debemos conocer es quién organiza este espacio. Para ello es necesario no solo conocer el territorio o espacio absoluto, sino también las experiencias vividas y la percepción que se representa sobre las relaciones sociales en el mismo. Así en el caso de Perú hemos asistido a las protestas del aeropuerto del Cinchero (Cusco) como consecuencia de destruir terrenos agrarios. Es una sustitución de usos que aparece como consecuencia de una decisión de los poderes políticos, económicos y sociales que no considera la vivencia de los vecinos que actualmente ocupan este espacio. Y es una decisión que se apoya en la percepción del Valle Sagrado de los Incas como modelo de desarrollo turístico que anula otros proyectos. Y lo mismo podemos decir del programa de transformación de “Tía María” en un espacio minero en detrimento de las expectativas de uso agrario de sus moradores y, sobre todo, del agotamiento de recursos hídricos. Todo ello nos indica que en el caso de los territorios rurales hemos de averiguar los factores explicativos sobre las acciones de los agentes sociales que transforman culturalmente el medio geográfico, como es el caso de los proyectos multinacionales, como se evidencia en los casos mencionados.
    Un saludo desde Trujillo, Perú,
    Xosé M. Souto

    ResponderEliminar
  22. Rosmery Alcarraz
    Universidad Nacional Mayor de San Marcos
    Lima – Perú.

    Cordiales saludos! Quisiera compartir con ustedes mi opinión.
    Leyendo el contenido del tema y los comentarios, vino a mí la siguiente pregunta: ¿realmente existe una educación rural? Yo creo que (en principio) si la hay, y los encontramos en los hogares, en el desarrollo de las actividades cotidianas, compartiendo los niños con los adultos, en su idioma, en su cultura.

    José María Arguedas, poeta, escritor y docente apurimeño (de la región de Apurímac, el cual también es mi familia; es decir que es mi “paisano”) tuvo una propuesta de educación rural (en las escuelas), allá por los años 60; él planteaba la alfabetización de los niños rurales en su propio idioma andino (quechua y/o aymara) porque era más sencillo enseñar a los estudiantes en su idioma que en un idioma extranjero.
    Y ese idioma extranjero para los campesinos, descendientes de los Incas, era el español.
    El Ministerio de Educación de esos años impartía la enseñanza en español a todos los estudiantes a nivel nacional, no importaba la realidad geográfica de la escuela, sea en la amazonía o en los andes, no había tal consideración. Por lo tanto el “avance” de los estudiantes era desigual.

    ¿Por qué traigo a comentar la propuesta de Arguedas? Porque gracias a esa iniciativa, los siguientes gobiernos (pero más cercano a los años 90) consideraron el capítulo de Diversificación Curricular, dentro del Currículo Nacional. En dicho capítulo, el Ministerio de Educación da la “libertad” al docente de adecuar y/o modificar el tema a desarrollar en la sesión (o las sesiones) del mes (o meses) en el aula; lo modifica según la realidad geográfica de la escuela, ya sea rural (andes o amazonia), periurbano y urbano marginal.
    En esta modificación, el docente trae las problemáticas y/o experiencias o campo de acción del entorno de la escuela y por ende de los estudiantes, de sus vivencias, así como de las familias. Esta modificación se expresa en clases en el aula, en el campo (fuera de la escuela), talleres, exposiciones; pero todo teniendo como escenario el entorno de la escuela e involucrando como publico espectador y participante: a la comunidad.

    ResponderEliminar
  23. Rosmery Alcarraz (2ª parte)
    Universidad Nacional Mayor de San Marcos
    Lima – Perú.
    El docente lo hace con el fin de que el estudiante fortalezca su identidad con su territorio.
    ¿Parece perfecto, no? Pero la realidad es que no se da en todos las escuelas del Perú.
    Hacer esa Diversificación curricular implica tiempo, materiales, reuniones, entre otras cosas; y estos son aspectos que el Ministerio de Educación no siempre reconoce económicamente al docente, y escribo explícitamente: económicamente; porque el salario de un docente en promedio en el Perú no cubre todas sus necesidades (400 dólares mensuales por 40 horas semanales). Lo hacen por amor a los estudiantes.

    Desde hace 5 años, este gobierno ha elaborado material en el segundo idioma peruano, que es el quechua y los demás dialectos, entre ellos el aymara (región Puno), asháninka, machiguenga, principalmente (región amazónica).
    Estos textos tienes 3 fortalezas: el idioma y/o dialecto, el contenido (relacionado con la realidad geográfica –en forma general- de la escuela) y la diversificación curricular.

    Educar en los espacios rurales, implica partir desde la realidad de la escuela, de la comunidad; identificar sus potenciales, amenazas y problemas; y qué mejor si se hace desde las Ciencias Sociales.
    En el centro de esta enseñanza está el estudiante, ya que es importante que fortalezca su identidad con su territorio; y esto se logrará a partir del desarrollo curricular, trabajo con sus pares y con su comunidad. Y que los elementos naturales y sociales sea el material didáctico del docente.

    A esto no es ajeno el estudiante citadino, sino que se puede relacionar con estas realidades, a partir de como el docente adecue el currículo anual o semestral, y lo incluya.

    Curiosamente (aquí) en un gran porcentaje, quien más valora los espacios naturales, ajenos a la ciudad, son justamente los citadinos. Y los que viven en esos espacios privilegiados, no lo valoran, buscan migrar a las ciudades (en especial lo población joven).
    Es por eso mi énfasis en fortalecer la identidad del estudiante rural con su territorio, para su valoración y posibilidad de potencializarlo a través de actividades sostenibles.

    ResponderEliminar
  24. Rosmery Alcarraz
    Universidad Nacional Mayor de San Marcos
    Lima – Perú.
    Cordiales saludos! Quisiera compartir con ustedes mi opinión.
    Leyendo el contenido del tema y los comentarios, vino a mí la siguiente pregunta:
    ¿realmente existe una educación rural? Yo creo que (en principio) si la hay, y los
    encontramos en los hogares, en el desarrollo de las actividades cotidianas,
    compartiendo los niños con los adultos, en su idioma, en su cultura.
    José María Arguedas, poeta, escritor y docente apurimeño (de la región de Apurímac,
    el cual también es mi familia; es decir que es mi “paisano”) tuvo una propuesta de
    educación rural (en las escuelas), allá por los años 60; él planteaba la alfabetización
    de los niños rurales en su propio idioma andino (quechua y/o aymara) porque era más
    sencillo enseñar a los estudiantes en su idioma que en un idioma extranjero.
    Y ese idioma extranjero para los campesinos, descendientes de los Incas, era el
    español.
    El Ministerio de Educación de esos años impartía la enseñanza en español a todos los
    estudiantes a nivel nacional, no importaba la realidad geográfica de la escuela, sea en
    la amazonía o en los andes, no había tal consideración. Por lo tanto el “avance” de los
    estudiantes era desigual.
    ¿Por qué traigo a comentar la propuesta de Arguedas? Porque gracias a esa iniciativa,
    los siguientes gobiernos (pero más cercano a los años 90) consideraron el capítulo de
    Diversificación Curricular, dentro del Currículo Nacional. En dicho capítulo, el
    Ministerio de Educación da la “libertad” al docente de adecuar y/o modificar el tema a
    desarrollar en la sesión (o las sesiones) del mes (o meses) en el aula; lo modifica
    según la realidad geográfica de la escuela, ya sea rural (andes o amazonia),
    periurbano y urbano marginal.

    ResponderEliminar
  25. En esta modificación, el docente trae las problemáticas y/o experiencias o campo de
    acción del entorno de la escuela y por ende de los estudiantes, de sus vivencias, así
    como de las familias. Esta modificación se expresa en clases en el aula, en el campo
    (fuera de la escuela), talleres, exposiciones; pero todo teniendo como escenario el
    entorno de la escuela e involucrando como publico espectador y participante: a la
    comunidad.
    El docente lo hace con el fin de que el estudiante fortalezca su identidad con su
    territorio.
    ¿Parece perfecto, no? Pero la realidad es que no se da en todos las escuelas del
    Perú.
    Hacer esa Diversificación curricular implica tiempo, materiales, reuniones, entre otras
    cosas; y estos son aspectos que el Ministerio de Educación no siempre reconoce
    económicamente al docente, y escribo explícitamente: económicamente; porque el
    salario de un docente en promedio en el Perú no cubre todas sus necesidades (400
    dólares mensuales por 40 horas semanales). Lo hacen por amor a los estudiantes.
    Desde hace 5 años, este gobierno ha elaborado material en el segundo idioma
    peruano, que es el quechua y los demás dialectos, entre ellos el aymara (región
    Puno), asháninka, machiguenga, principalmente (región amazónica).

    Estos textos tienes 3 fortalezas: el idioma y/o dialecto, el contenido (relacionado con la
    realidad geográfica –en forma general- de la escuela) y la diversificación curricular.
    Educar en los espacios rurales, implica partir desde la realidad de la escuela, de la
    comunidad; identificar sus potenciales, amenazas y problemas; y qué mejor si se hace
    desde las Ciencias Sociales.
    En el centro de esta enseñanza está el estudiante, ya que es importante que fortalezca
    su identidad con su territorio; y esto se logrará a partir del desarrollo curricular, trabajo
    con sus pares y con su comunidad. Y que los elementos naturales y sociales sea el
    material didáctico del docente.
    A esto no es ajeno el estudiante citadino, sino que se puede relacionar con estas
    realidades, a partir de como el docente adecue el currículo anual o semestral, y lo
    incluya.
    Curiosamente (aquí) en un gran porcentaje, quien más valora los espacios naturales,
    ajenos a la ciudad, son justamente los citadinos. Y los que viven en esos espacios
    privilegiados, no lo valoran, buscan migrar a las ciudades (en especial lo población
    joven).
    Es por eso mi énfasis en fortalecer la identidad del estudiante rural con su territorio,
    para su valoración y posibilidad de potencializarlo a través de actividades sostenibles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentarios por Rosmery Alcarraz introducidos por Webmaster Geoforo.

      Eliminar
  26. Estimada Rosmery, estive no Peru e conheci uma comunidade rural onde os habitantes falam o chechua. Não conhecia o poeta e professor José María Arguedas. Agradeço por ter contado sobre ele e sobre a proposta de DIVERSIFICAÇÃO CURRICULAR DENTRO DO CURRÍCULO NACIONAL DO PERU. Aqui no Brasil, estamos vivendo uma política pública que instituiu um currículo oficial para todos os alunos das regiões do Brasil. Estou me referindo a BASE NACIONAL COMUM CURRICULAR – BNCC. Considero que tal política precisa ser estudada pelos professores, pesquisadores e gestores escolares, pois considero fundamental que as diversidades locais (étnicas, culturais, linguísticas dentre outras) sejam respeitadas e consideradas nos processos educativos das instituições escolares do Brasil. Diante, de sua pergunta, “Realmente existe una educação rural?” Minha resposta: Ela deve haver. Ela precisa acontecer, principalmente nos países latino-americanos que possuem populações tão diversas. Na minha opinião, as políticas públicas de ensino e formação de professores devem deixar mais claro o que significa a diversidade curricular, sua importância e possibilidade, concreta, de realização. A legislação brasileira garante a autonomia para que todos os estados da federação possam adequar seus currículos, porém, é ainda URGENTE, discutir o quanto esses currículos consideram, respeitam e proporcionam conteúdos sobre a localidade e o cotidiano dos alunos. Saudações desde Ribeirão Preto - SP, Brasil. Profa. Dra. Andrea Coelho Lastória
    Grupo de Estudos da Localidade – ELO
    FFCLRP - UNIVERSIDADE DE SÃO PAULO
    BRASIL

    ResponderEliminar
  27. Como uno de los autores de este foro 25 voy a sintetizar algunas ideas relevantes que se han debatido hasta ahora. En la didáctica de la geografía, los espacios se entienden en plural, por lo que debemos mencionar la existencia de medios rurales. Esto nos induce a comprender que la realidad rural en Colombia, en la que lo rural se identifica con lo agrario, la pobreza y la desigualdad, explica un escenario diferente al de España. Sin embargo, todavía se reconocen problemas relacionados con la falta de oferta tecnológica, ausencia de servicios básicos y la mejora de infraestructuras en los espacios rurales periféricos de España. En uno y otro caso, la ruralidad se ha explicado por modelos territoriales (no espaciales) como el de centro-periferia, la teoría del continuum rural-urbano o la teoría de localización agraria. Pese a sus matices, estos modelos de explicación del territorio priorizan la importancia de lo urbano frente a lo rural. Esa preponderancia urbana sobre lo rural se ha difundido en otros medios (literatura, arte, cine…) y cada vez más por las redes sociales. Escriban la palabra rural en Facebook o Instagram y comprobarán los fines que esos grupos tienen sobre los medio rurales que publicitan.

    Ante todo ello, el profesorado tiene la tarea de explicar la complejidad de los medios rurales en la actualidad. Ni hay una definición de ciudad, ni de medio rural porque son espacios diversos, multifuncionales y en constante adaptación a las condiciones del mercado y las estrategias de los poderes neoliberales. En mis investigaciones he comprobado que la idealización por el medio rural también afectan al profesorado en ejercicio: sus explicaciones y materiales didácticos remiten a un contexto rural del pasado y entienden que su alumnado deba conocer las tradiciones, la cultura, otras formas de vida, que ya no son propias del mundo rural. Las propuestas didácticas que se han acercado al entorno del alumnado han tomado la escala local con un método de trabajo propio de la geografía regional, en la que se ha presentado el esquema clásico (estudio del relieve, el clima, las aguas, vegetación, economía y población…), pero no se ha considerado el espacio vivido. Esto último supone conectar con las representaciones sociales del alumnado (vivencias, inquietudes, preocupaciones, problemáticas…), que no obedecen a la lógica del método descriptivo de la geografía. Así es como se podrá capacitar al alumnado a poner en cuestión las lógicas territoriales y se le ayudará a formular preguntas sobre las narrativas que idealizan los espacios rurales.

    Para favorecer el debate propongo que se analicen con detenimiento los contenidos de los currículos de los diversos países que participan en este foro. La diferencia entre paisaje rural y urbano está presente en el currículo de segundo ciclo de Educación Infantil de la Comunidad Valenciana (España) y persiste, con algunas variaciones, en Educación Primaria y Secundaria. El alumnado de Educación Secundaria tiene dificultades para explicar conceptos como openfield/bocage; minifundio/latifundio…tan repetidos en los libros de texto. Si atendemos a la geografía rural académica, las investigaciones científicas nos aproximan a otros conceptos como agricultura territorial, codominancia o paisaje territorial, entre otros. Es útil que nos preguntemos por la importancia de los medios rurales en la educación ciudadana y su relevancia didáctica para afrontar algunos problemas sociales y ambientales: despoblación, abandono de cultivos, dificultades para emprender en los medios rurales, colonización de tierras comunales…

    Saludos,
    Diego García Monteagudo

    ResponderEliminar
  28. Benito Campo País1 de octubre de 2019, 5:55

    Concuerdo con el oportuno análisis y contraste hecho en el debate por el profesor Diego García. La educación debe dar respuestas de cómo se puede conocer un medio o unos medios como los rurales alejados de las explicaciones incompletas, a veces incluso idílicas, que dejan en un segundo plano los problemas y hechos reales con los que enfrenta el paisaje y la vida de las personas en estos medios, en lugares diferentes del planeta. A veces los movimientos recurrentes como el que se produce en España con “la España vaciada” hacen crecer la sensibilidad y la cercanía de la ciudadanía, pero ¿se traduce esto en soluciones a los problemas reales del medio rural? ¿Cuánto dura esta movilización?¿los estudiantes de la formación básica conocen más y mejor los problemas y las características de los medios rurales por esta aureola de sensibilización, campaña, noticias… sobre lo que ocurre en el medio rural español, colombiano, brasileño, mexicano, peruano, chileno, portugués……….iberoamericano ?. Cuanto menos podemos ponerlo en duda.

    Pongamos un ejemplo, en la actualidad hay una gran preocupación por los efectos del cambio climático, recientemente hemos comprobado un gran movimiento a escala mundial sobre el cambio climático, con todas las movilizaciones, noticias, cumbre de la ONU sobre el cambio climático……… ¿podemos asegurar que esta aureola de sensibilización es suficiente para que los estudiantes, futuros ciudadanos, distingan entre tiempo atmosférico y clima, saben realmente cuál es la dinámica del clima, qué es una DANA?. El otro día hacíamos esa pregunta en clase, diferencias entre tiempo atmosférico y clima, y se produjo el silencio, pero si preguntamos quien es Greta, todos los estudiantes lo saben, ¿saber quién es Greta es un garante de saber lo que es el cambio climático?

    (Primera parte)

    Benito Campo

    ResponderEliminar
  29. Benito Campo País1 de octubre de 2019, 5:57

    Algo parecido sucede con el conocimiento del medio rural. Además de la visión idílica y, a veces, pastoril del mundo rural (las vaquitas, las casitas, los campitos,….), nos encontramos con esta nube de información. Bases de datos con enorme información, rápidez en las informaciones y comunicaciones vía digital que nos asola y despista, pero esta rapidez no nos debe impedir que desde la docencia adoptemos criterios para enseñar de manera consciente, traspasar, superar, como dicen R. Sebastía y E.Tonda (2017) ese marco de desarrollo y dispersión intuitiva por una profundización en la reflexión metodológica de nuestra tarea.

    Este foro es una ocasión para esa reflexión donde nos hagamos conscientes y superemos ese conocimiento intuitivo. Un ejemplo clarificador es el que nos explica Rosemary Alcarraz sobre la existencia real o no de una educación rural y sus circunstancias en la escuela peruana, o Mayra Hernández en México sobre la ocultación de los problemas indígenas o la subordinación en las explicaciones desde lo urbano a lo rural. Como decía Diego García las realidades sobre el medio rural y su explicación en las escuelas es diferenciada según la región o país desde que lo enfoquemos. Por eso parecen interesantes las siguientes cuestiones para actualizar los problemas sobre la enseñanza de los medios rurales en cada latitud:
    1.- qué dice la disciplina geográfica (la academia) sobre los medios rurales
    2.- cuáles son los principales problemas sociales y ambientales que aparecen en estos medios rurales (hechos y circunstancias), cómo se generan, cómo se desarrollan y soluciones posibles
    3.- cómo tratan las leyes educativas la noción de medio rural, qué dicen los curriculums oficiales, qué experiencias en relación a la enseñanza y aprendizaje de los medios rurales han tenido en las prácticas escolares, ¿conoces o has experimentado algún proyecto en relación con el medio rural? , qué propuestas disciplinares o interdisciplinares conocemos
    4.- qué recuerdos se tienen de cuándo les enseñaban el medio rural en la escuela, el instituto, la universidad
    El análisis y contraste de estas cuestiones pueden orientar sobre caminos posibles de la enseñanza de los medios rurales desde la geografía escolar.

    Sebastía, R y Tonda, E. (2017) Sebastiá, R. y Tonda, E. (2017). Aprendizajes esenciales y formación docente en la enseñanza de la geografía. En A. Camara, A., E. Sande y M. Magro (Coords). Educaçao Geográfica na Modernidade Lìquida (25-43). Santa Marta de Corroios: Platano Editora. Recuperado de https://www.age-geografia.es/didacticageografia/docs/Publicaciones/2017_VIII%20Congresso_Iberico.pdf

    Benito Campo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marc Pardo Guillem
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020; 4ºD
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte I:
      El mundo rural, sus problemas y su enseñanza en la educación primaria

      Datos del Epdata (2019) informan que la población española desde el año 1975 ha aumentado alrededor de un 36%, convirtiéndose, así, en un país de unos 46,9 millones de habitantes. Lo cierto es que este aumento no se ve igual en todas las zonas del territorio español; las áreas rurales están viendo un proceso de envejecimiento de la población y por ende de abandono o despoblación en las zonas rurales del país. Estos sucesos tienen efectos negativos en la población rural, porqué tal y como afirma Mercedes Molina en una entrevista para el periódico el Mundo (Conde, 2019) la despoblación de estas zonas es sinónimo de desigualdad, puesto que no tienen acceso a los mismo servicios y prestaciones que se encuentran en la urbe.

      De todos es bien conocido el término de “España vacía”; es un concepto muy recurrente actualmente en los medios de comunicación y expresa la preocupación por la despoblación de algunas zonas del interior de España. Como indica Mercedes Molina (Conde, 2019) el éxodo rural empezó en la segunda mitad del siglo XX, durante el franquismo, cuando gran parte de la población de las zonas rurales y del interior emigraron hacía las grandes ciudades en busca de unas oportunidades laborales que el campo ya no les ofrecía. Este abandono paulatino de las zonas rurales se ha perpetrado a lo largo del tiempo; si se observan los datos aportados por Epdata (2019) las poblaciones de menos de 1000 habitantes han caído en torno a un 8.9%, unos 142.000 habitantes menos. Este dato lo que refleja es que hay una caída sustancial de la población en zonas rurales en España, siendo, según el mismo portal de datos estadísticos (Epdata, 2019), la zona de Castilla y León y Extremadura las dos primeras comunidades autónomas en perder mayor número de población y, de forma inversa, Madrid convirtiéndose en el municipio español que más aumento su número de habitantes en 2018. Otro dato interesante es el descenso de la natalidad en todo el país, pero especialmente acuciante en las zonas con mayor presencia de población rural como Galicia, Castilla y León, Extremadura, entre otros (Franco, 2017).

      Fanego (2019) en un artículo para el diario ABC indica que aproximadamente un 59% de los compradores de una segunda vivienda prefieren hacerlo en zonas del interior de España. Estos datos reflejan un creciente interés por parte de algunos sectores de la sociedad en adquirir un domicilio en zonas rural, aunque no son datos relevantes para paliar los problemas que se encuentran en este tipo de zonas.
      Este es solo uno de los problemas que podemos encontrar en dichas zonas de España. Otra reivindicación que está cobrando mucha fuerza desde el ámbito económico en regiones como la Safor, es el problema con las naranjas provenientes de otros países que hacen la competencia a las nacionales, provocando en muchas zonas el abandono de las tierras de cultivo. Tal y como indica EFE valencia (2017) en un artículo para las Provincias, 1 de cada 5 hectáreas se habrían perdido en el 2016 lo que significaría que un 20 % de las zonas de cultivo se encontrarían en estado de abandono.

      A nivel educativo se ha de tener en cuenta que la enseñanza siempre supone un compromiso social, cívico, ético y ciudadano, en estos momentos de cambios social que vivimos la educación no puede quedarse al margen (de la Calle Carrecedo, 2013). Sin embargo, tal y como indica Sabaté Martínez (1987), la enseñanza de la Geografía, ha atendido generalmente al estudio y análisis de las zonas urbanas en detrimento de las zonas rurales. Este mismo autor nos habla de la escasa importancia que se les dan a los problemas del mundo rural; Jones y Eyles (1977) justifican este proceso alegando que “ello refleja el peso y la distribución de los estudios de geografía rural; de hecho, vivimos en una sociedad urbana y nuestros problemas están en la ciudad” (p. 5).

      Eliminar
    2. Marc Pardo Guillem
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020; 4ºD
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte II:

      No obstante, el concepto de “rural”, atendiendo al Decreto 108/2014, de 4 de julio, del Consell, por el que establece el currículo y desarrolla la ordenación general de la educación primaria en la Comunidad Valenciana, aparece en el área de cultura de la Comunidad Valenciana dónde se les plantea a los estudiantes que analicen y valoren los problemas de las zonas rurales del interior de Valencia. Este término, también aparece en el área de Ciencias Sociales, más concretamente en el “Bloque 3: Vivir en sociedad”, que aparece en el primer y segundo curso de educación primaria, lo que antiguamente se conocía como primer ciclo. Peinado Rodríguez y Rueda Parras (2013) señalan que los conocimientos de geografía no se presentan como saberes aislados, sino que están íntimamente relacionados unos con los otros.

      De ese modo para poder atender a los problemas presentes en el mundo rural en la nación española, el papel de la educación tanto primaria, secundaria como universitaria pueden desempeñar un papel fundamental para que el alumnado tome conciencia del espacio, la diversidad y la complejidad del mundo que les rodea tanto a nivel social, económico como cultural (Hernández Carretero, 2012).

      Para poder dar solución a dichos problemas distintos autores proponen diversas formas de trabajar el área de Ciencias Sociales y más concretamente de Geografía en el aula tanto de primaria como de secundaria. Una de estas propuestas de Peinado Rodríguez y Rueda Parras (2013) consiste en aprender mediante la exposición de problemáticas ambientales, es decir, emplear la problematización que podemos observar en el aula tal y como el abandono de las tierras de cultivo si por ejemplo nos encontramos en un colegio de Valencia o la falta de recursos sanitarios si nos encontramos, por ejemplo, en Cañizares pueblo de la provincia de Cuenca, donde el médico acude a la localidad una vez cada semana. Mediante un problema concreto se intenta abordar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

      Eliminar
    3. Marc Pardo Guillem
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020; 4ºD
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte III:

      Otra posible solución educativa es la que García de la Vega (2013) presenta: se trata de emplear el paisaje como eje en el que se integran distintos escenarios y secuencias geográficas reales, mediante las cuales se pueden suscitar distintos problemas a los que hay que buscar una solución real atendiendo a la realidad que se les presenta. Para ello es necesario utilizar el aprendizaje basado en problemas, el cual intenta promover un proceso cognitivo que parte de la observación y el análisis de una situación que se ofrece al alumnado y mediante la cual tiene que hacer un diagnóstico para poder reconocer en dicho paisaje elementos geográficos, tanto conocidos como desconocidos, y, así, empezar con la labor de búsqueda de información necesaria para dar una solución concreta (García de la Vega, 2010b, 2011a y 2013). Puede servir de ejemplo la falta de conexión entre los pueblos de las zonas rurales y su aislamiento cuando hay alguna catástrofe medioambiental, para suscitar en el alumnado la búsqueda concreta de algunas soluciones que se pueden aportar. Para ello, el maestro debe escoger un paisaje que proporcione los elementos necesarios para poder formular los problemas.
      A modo de conclusión, podemos observar que la educación puede desempeñar un papel fundamental en que los alumnos conozcan mejor las realidades del mundo rural, sus problemas, limitaciones y necesidades y, a su vez, mediante la problematización plantear problemas reales que les pueden afectar a ellos íntimamente para que busquen e hipoteticen posibles soluciones a los mismos. Creando así no solo ciudadanos que estén bien informados, sino que además sean sensibles a las realidades y los problemas (Sánchez, 1998).
      Para terminar con este informe, es necesario hacer una reflexión personal y crítica en torno a todo lo expuesto anteriormente. Como bien señala Marrón Gaite (2007, p.137), la Geografía “debería ser capaz de explicar la diversidad de espacios existentes, las desigualdades territoriales y sociales que se dan (…) las causas que las motivan y tratar de aportar soluciones…”. Para ello, nuestro papel como futuros docentes es crucial, debemos ser capaces de aunar en el proceso de enseñanza-aprendizaje de las Ciencias Sociales la teoría con la realidad del mundo en el que vivimos. El mundo rural presenta unos problemas y necesidades que merecen ser tratadas con la profundidad necesaria es por esto que tenemos que huir de esa concepción extremadamente teórica sin una reflexión crítica que, según Parra, Colomer y Sáiz (2013) se contemplan en el currículo educativo español. En este mismo solo encontramos el término “rural” en algunos puntos concretos y, en concreto, en el área de Ciencias Sociales en el primer y segundo curso de primaria; este hecho nos hace reflexionar acerca de si realmente “la España vacía” tiene tanta importancia y el reconocimiento que merece o como ya indicaba Jones y Eyles (1977) nuestros problemas están solamente en la ciudad, relegando el mundo rural a las desigualdades de las que habla Mercedes Molina (Conde, 2019).

      Eliminar
    4. Marc Pardo Guillem
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020; 4ºD
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte IMarc Pardo Guillem
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020; 4ºD
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte IV:

      Bibliografía:

      Conde, R. (5 de octubre de 2019) Los intelectuales y España. Mercedes Molina: “España ha marginado al medio rural en las políticas de Estado”. El Mundo. Recuperado de: https://www.elmundo.es/opinion/2019/10/05/5d96305afdddffa3bf8b45e1.html

      De la Calle Carracedo, M. (2013): “La enseñanza de la geografía ante los nuevos desafíos ambientales, sociales y territoriales” en de Miguel González, R., de Lázaro y Torres, M. L., Marrón Gaite, M.J.: Innovación en la enseñanza de la geografía antes los desafíos ambientales, sociales y territoriales. Zaragoza, Institución “Fernando el Católico”, pp. 33-52

      Efe Valencia (24 de marzo de 2017). La Comunitat Valenciana encabezó en 2016 el abandono de tierras de cultivo en España. Las Provincias. Recuperado de: https://www.lasprovincias.es/economia/agricultura/201703/24/comunitat-valenciana-encabezo-2016-20170324140650.html

      España. Decreto 108/2014, de 4 de julio, del Consell, por el que establece el currículo y desarrolla la ordenación general de la educación primaria en la Comunitat Valen-ciana. Boletín Oficial del Estado, 4 de julio de 2014, pp. 16325-16694. Recupe-rado de: http://www.dogv.gva.es/datos/2014/07/07/pdf/2014_6347.pdf

      Epdata (3 de octubre de 2019). La España vacía: despoblación en España, datos y estadísticas. [Base de datos]. Recuperado de: https://www.epdata.es/datos/despoblacion-espana-datos-estadisticas/282



      Fanego, A. (29 de julio 2019). Los españoles cambian la costa por el interior para comprar su segunda vivienda. ABC. Recuperado de: https://www.abc.es/economia/abci-espanoles-cambian-costa-interior-para-comprar-segunda-vivienda-201907290231_noticia.html


      Franco, A. (06 de enero de 2017). La España interior se queda vieja y sin habitantes (mientras las capitales engordan). El Confidencial. Recuperado de: https://www.elconfidencial.com/espana/2017-01-06/espana-pierde-habitantes-despoblacion_1310809/

      García de la Vega, A. 2010a. «Aprendizaje basado en Problemas: Aplicaciones a la di-dáctica de las Ciencias Sociales en la Formación Superior», II Congrés Interna-cional de Didáctiques, Girona. Citado en García de la Vega, A. (2013): “Un en-foque innovador en la didáctica del paisaje: escenario y secuencia geográfica” en de Miguel González, R., de Lázaro y Torres, M. L., Marrón Gaite, M.J.: Innova-ción en la enseñanza de la geografía antes los desafíos ambientales, sociales y te-rritoriales. Zaragoza: Institución “Fernando el Católico”, pp. 257-277

      García de la Vega, A. 2010b. «Aplicación didáctica del Aprendizaje basado en Pro-bemas al análisis geográfico, Revista Electrónica de Didácticas Específicas, n.º 2, pp. 43-60. Citado en García de la Vega, A. (2013): “Un enfoque innovador en la didáctica del paisaje: escenario y secuencia geográfica” en de Miguel González, R., de Lázaro y Torres, M. L., Marrón Gaite, M.J.: Innovación en la enseñanza de la geografía antes los desafíos ambientales, sociales y territoriales. Zaragoza: Ins-titución “Fernando el Católico”, pp. 257-277

      García de la Vega, A. (2013): “Un enfoque innovador en la didáctica del paisaje: escenario y secuencia geográfica” en de Miguel González, R., de Lázaro y Torres, M. L. y Marrón Gaite, M.J. Innovación en la enseñanza de la geografía antes los desafíos ambientales, sociales y territoriales. Zaragoza: Institución “Fernando el Católico” pp. 257-277


      Eliminar
    5. Marc Pardo Guillem
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020; 4ºD
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte V:

      Bibliografía:

      Hernández Carretero, A.M. (2012). “El papel de la enseñanza reglada en el desarrollo rural: la integración de las políticas europeas de desarrollo rural en los programas de Geografía” en de Miguel González, R., de Lázaro y Torrres, M.L y Marrón Gaite, M.J (eds.). La educación geográfica digital. Zaragoza: Asociación Española de Geografía, Grupo de Didáctica de la Geografía: Universidad de Zaragoza (pp.187-195)

      Jones, E., y Eyles, J. (1977). An Introduction /0 Social Geography. Oxford University Press, Oxford citado en Sabaté Martínez, A. (1987): “Geografía social y renovación conceptual en el análisis del medio rural”. Anales de Geografía en la Universidad Complutense (7), pp. 77-84.

      Marrón Gaite, M.J. 2007, “Desarrollo sostenible, globalización y educación en valores ambientales desde la geografía. Una propuesta metodológica en el marco europeo de Educación Superior” en Marrón Gaite, M.J. Salom Carrasco, J. y Souto Gon-zález, X.M.(Eds.) Las competencias Geográficas para la educación ciudadana, Valencia: Grupo de Didáctica de la AGE- Universidad de Valencia, pp. 133-146. Citado en de Miguel González, R., de Lázaro y Torres, M. L., Marrón Gai-te, M.J.: Innovación en la enseñanza de la geografía antes los desafíos ambienta-les, sociales y territoriales. Zaragoza: Institución “Fernando el Católico”, p.137

      Parra, D, Colomer, J.C. y Sáiz, J. (2015). Las finalidades socioeducativas de las ciencias sociales en el marco de la LOMCE: Educación infantil y primaria. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia (79), pp. 8-14

      Peinado Rodríguez, M. y Rueda Parras, C. (2013). “Enseñamos y aprendemos geografía a través de problemáticas ambientales” en de Miguel González, R., de Lázaro y Torres, M. L., Marrón Gaite, M.J.: Innovación en la enseñanza de la geografía antes los desafíos ambientales, sociales y territoriales. Zaragoza, Institución “Fernando el Católico”, pp. 367-382

      Sabaté Martínez, A. (1987): “Geografía social y renovación conceptual en el análisis del medio rural”. Anales de Geografía en la Universidad Complutense (7), pp. 77-84.

      Sánchez, J. (1998). “El espacio rural en la enseñanza secundaria: hacia un enfoque más integrador y dinámico”. Espacio, Tiempo y Forma. Serie VI, Geografía (11), pp.11-29

      Eliminar
    6. Alba Castells Iniesta15 de octubre de 2019, 8:08

      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020; 4ºD
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte I:
      El medio rural español se encuentra en decadencia desde los inicios de la industrialización y en concreto desde la mitad del siglo XIX. El cambio de las labores agrícolas, realizadas por la población, a la mecanización de estas y el escaso valor económico de los productos provocó el abandono del medio por parte de su población con el objetivo de trasladarse a las ciudades en busca de puestos de trabajo en las nuevas industrias. Es a partir de los años sesenta cuando este éxodo hacia las ciudades ha llegado a situaciones alarmantes creando problemas para vivir en ellas. En cambio, los pueblos del interior empiezan a mostrar las consecuencias de esto, algunos han sido abandonados, los jóvenes que residen allí los abandonan para poder formarse y buscar un fututo e incluso en otros no existe escuela ya que el índice de natalidad es inexistente. ¿Cómo afecta esta despoblación a nivel educativo?
      Carmena y Regidor (1984) afirman que, en la mayoría de estas poblaciones, el único foco cultural son las escuelas. En muchos casos, las edificaciones y los recursos educativos de los que se disponen son obsoletos y se encuentran en mal estado por falta de financiación económica. Esta imagen es opuesta a la imagen que podemos encontrar en las ciudades, las edificaciones suelen ser bastante recientes con grandes espacios y el material del que disponen se encuentra actualizado y en constante renovación.
      Una de las diferencias que podemos encontrar entre ambos contextos es la ratio de alumnos por clase, mientras que en las ciudades existe una masificación en las aulas, en las escuelas rurales esta ratio se encuentra por debajo de la media y esto puede proporcionar una enseñanza de mejor calidad.
      En los últimos años ha existido un mayor interés docente por las escuelas rurales. Desde mi experiencia como alumna de Magisterio Primaria en la Universidad de Valencia, pienso que se debería introducir en el plan de estudio cómo abordar la organización escolar en las escuelas de este tipo, con esta medida, por ejemplo, podríamos saber cómo organizar una clase con varios cursos, entre otras cosas. También, se observa que es la gran parte del equipo docente que existe en estas escuelas son interinos y que posiblemente no estén más de un curso en las aulas, considerándose así la escuela rural un destino de paso hasta alcanzar nuestro objetivo en otro tipo de centros.
      Como ya hemos visto, existe una clara diferenciación entre los diferentes contextos mencionados anteriormente, pero podemos hacer partícipe al alumnado de los problemas que tiene el entorno rural y cómo este puede repercutir en la enseñanza con materias como las Ciencias Sociales. Esta asignatura tiene como objetivo el estudio de la realidad social concretamente aquello que hace referencia a los aspectos geográfico e histórico desde los que se tratan otros conceptos políticos y culturales. Según el Equipo de Historia, Geografía y Ciencias Sociales de Chile (2014) la Geografía permite estudiar la diversidad del mundo, con este aprendizaje podemos conseguir que los alumnos desarrollen una comprensión por los conflictos sociales que les rodean, como es el caso de los problemas existentes en el mundo rural. El estudiante con esta materia deberá ser capaz de caracterizar un territorio, integrando diferentes variables físicas y humanas, y comprendiendo que a partir de diversos problemas como por ejemplo el aislamiento geográfico tienen que enfrentarse desde perspectivas variadas; entenderá que el espacio geográfico es el marco en el que coexisten múltiples interacciones. Un objetivo importante es que la valoración que hagan se convierta en una postura activa; es decir, que los estudiantes aprecien y cuiden ese patrimonio, y que desarrollen actitudes para protegerlo.

      Eliminar
    7. Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020; 4ºD
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte II:
      Un ejemplo de actividad práctica que se podría utilizar, tanto en las escuelas urbanas como en las escuelas rurales seria, a partir de la experiencia del alumnado o de la búsqueda con la ayuda de los docentes los posibles problemas que han encontrado o experimentado sobre el medio rural de la Comunidad Valenciana, en este caso, e intentar proporcionar algunas soluciones para abordar las dificultades. Incluso si nos centráramos más en el ámbito escolar, se podría hacer un intercambio entre dos escuelas (una del medio rural y una del medio urbano) y encontrar semejanzas y diferencias entre ellas.
      Como consecuencia de lo expuesto en el informe, podemos relacionar la problemática del medio rural, mediante un ejemplo sobre un tema de interés como son las escuelas rurales y la diferencia con las escuelas urbanas, con la enseñanza de las Ciencias Sociales ya que, a partir de esta, los alumnos pueden llegar a conocer los problemas existentes en el entorno rural, que puede ser que les afecte directamente, e intentar buscar soluciones para resolverlos.
      Considero que nuestro objetivo como futuros docentes es intentar educar a los alumnos y proporcionarles estrategias para que puedan ser conscientes y tratar la problemática que se presenta en las zonas rurales. Pilar Benejam defiende que la Geografía genera un conocimiento contextual que se aplica a los conceptos y valores personales, variando con el contexto y circunstancias y adaptándose a las capacidades de cada uno de los alumnos (Benjam, P., 1986, citado por Calero, C.G., 2005). Mediante la atención al desarrollo del mundo rural, la mejora de las condiciones de vida y la creación de escuelas rurales de calidad se podría evitar que se abandonaran estos núcleos por diferentes razones.


      Calero, C.G. (2005). Geografía y educación: del valor educativo de la Geografía. Memoria digital de Canarias, 145-153.

      Carmena, G. y Regidor, J.R. (1984). La escuela en el medio rural. Madrid: Servicio de Publicaciones del Ministerio de Educación y Ciencia, Colección Estudios de Educación.

      Equipo de Historia, Geografía y Ciencias Sociales - Nivel de Educación Básica MINEDUC. (2014). Guía Didáctica del Profesor. Historia, Geografía y Ciencias Sociales: Módulo didáctico para la enseñanza y el aprendizaje en escuelas rurales multigrado. Consultado 14 octubre 2019, desde https://rural.mineduc.cl/wpcontent/uploads/sites/22/2017/12/2014GeografiaIGuiadocente.pdf


      Eliminar
    8. Jose María Doblas García15 de octubre de 2019, 8:50

      Jose María Doblas García
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020; 4ºA
      Profesor: Benito Campo Pais

      ¿Qué es el mundo rural? Tradicionalmente se ha descrito como aquello opuesto a lo urbano. Según J. Sancho y D. Reinoso (2012) hay cuatro características que definen a lo rural: “la capacidad de explotar los recursos cercanos, la preponderancia de la actividad agraria, la mayor relación que en las ciudades con el medio natural, y la presencia de fuertes vínculos sociales entre los habitantes, enclavados en colectividades de reducido tamaño y relativamente estables”.

      Actualmente, el medio rural está inmerso en diversos problemas como el demográfico, por la disminución y envejecimiento de su población; problemas sociales, como la calidad de vida; problemas económicos como la falta de diversificación, y problemas medioambientales como la contaminación o la sobreexplotación de sus recursos.

      Precisamente, el pasado 4 de octubre se convocó una huelga de cinco minutos en los pueblos de toda España bajo el lema de “Yo paro por mi pueblo”, para denunciar el abandono y la despoblación que sufre lo que denominamos como la “España vaciada”, con el objetivo de concienciar a la gente de que las personas que viven en un pueblo tienen el mismo derecho a tener servicios públicos, sanidad y educación de calidad que quien vive en una ciudad. Se necesita un mundo rural vivo y moderno, dotado de los medios, recursos e infraestructuras necesarias para garantizar la igualdad de oportunidades, futuro y prosperidad, y evitar que caigan en el olvido.

      Existen datos que revelan que aproximadamente más de 4.000 municipios se verán amenazados con la desaparición en los próximos 15 años. ¿Qué se va a hacer con las escuelas de esos pequeños municipios con ratios de alumnos por curso muy bajos?, ¿cerrarlas? Habría que fomentar la escuela rural. Se pueden juntar en una misma clase niños de distintas edades, de esta manera surgen nuevas formas de enseñanza, innovadoras y cooperativas, con gran parte de implicación y colaboración con las familias. En numerosas escuelas rurales se crea una verdadera comunidad educativa, cosa que se pierde en los colegios grandes y urbanos.

      (PARTE 1)

      Eliminar
    9. Jose María Doblas García15 de octubre de 2019, 8:53

      Dentro del ámbito curricular, ¿podemos decir que el medio rural también se encuentra “olvidado”? A lo largo de toda la etapa de Educación Primaria encontramos contenidos que trabajan el medio rural, concretamente en el bloque 3 “Vivir en sociedad” de la mayoría de los cursos.

      En los primeros cursos se comienza distinguiendo entre medio urbano y número rural por el número de habitantes que tiene cada uno y luego por los modos de producción característicos de cada medio. En los últimos cursos se trabaja cómo se reparte la población y el tema de las migraciones, las causas y factores del por qué la gente se trasladó de los pueblos a las grandes ciudades, lo que se conoce como éxodo rural.

      En mi familia se ha vivido este éxodo rural. Mis abuelos vivían en una zona rural andaluza, donde trabajan en el campo, dedicándose tanto a la agricultura como a la ganadería y en 1965 se trasladaron a un núcleo urbano, concretamente a la ciudad de Valencia, donde emprendieron un negocio de Ultramarinos, que era un establecimiento comercial que vendía diversos productos alimenticios.


      En definitiva, el medio rural se estudia de una forma escasa a lo largo de toda la educación Primaria. Como futuros docentes, ¿de qué manera podríamos trabajarla? J.A. López y A.J. Peral (2017) nos proponen una didáctica basada en las vías verdes, ya que pueden constituir un recurso atractivo, fuera del aula, que suele resultar más motivador, para acercar al alumnado a través de una metodología activa e interdisciplinar con asignaturas como las ciencias sociales, naturales y la educación física, a observar de primera mano las características de estos espacios geográficos y tratar numerosos elementos curriculares.


      J. Sancho y D. Reinoso, “La delimitación del ámbito rural: una cuestión clave en los programas de desarrollo rural”. Estudios Geográficos nº273 (CSIC, 2012).
      José Antonio López Fernandez, Alfonso Javier Peral Velasco, “Las vías verdes: escenario para trabajar el medio rural en educación primaria”.
      Revista Didáctica Geográfica nº 18, pp. 171-192 (2017), recuperado de http://www.agegeografia.es/didacticageografica/index.php/didacticageografica/article/view/388

      (PARTE 2)

      Eliminar
    10. Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      Profesor: Benito Campo Pais
      Universitat de València

      Parte I

      Desde la perspectiva de un estudiante de Educación Primaria, me resultan muy interesantes para mi formación como docente las cuestiones que se están abordando a lo largo de este foro. La Escuela nunca debería ser ajena al medio en el que se encuentra. Cuando esto ocurre, el sistema educativo se convierte en una máquina de reproducir las desigualdades que se dan en la sociedad. Considero que debería ser todo lo contrario: la Educación y la Escuela tienen un enorme potencial para ser una herramienta de transformación y justicia social. Por ello, centrándonos en la cuestión que nos ocupa, creo que es muy positivo reflexionar sobre la necesidad de dar respuesta a los problemas que sufre el mundo rural, la gran parte de ellos invisibilizados hoy en día, a través de la práctica educativa.

      La problemática del medio rural a la que más se alude hoy en día en España es, sin duda, la despoblación. Tal y como explican Pinilla y Sáez (2017), el conjunto de cambios económicos y sociales que se han ido produciendo desde que se iniciara el proceso de industrialización a mediados del siglo XIX, y especialmente el crecimiento económico durante la segunda mitad del siglo XX, han comportado que en la actualidad haya una gran extensión del territorio español con muy poca población (con densidades entre los 5 y los 10 habitantes por quilómetro cuadrado). Ahora bien, no por ser el problema que se encuentra de actualidad significa que este sea el único que se afronta hoy en día. Existen otros como, por ejemplo, el envejecimiento de la población, la baja natalidad, servicios públicos insuficientes o ineficaces, la baja productividad de la tierra, las dificultades para desarrollar el asociacionismo, etc. (Froufe, 1995). Además, debe interpretarse todo ello desde una perspectiva en la que dichas casuísticas se encuentran interrelacionadas. Índices bajos de natalidad, envejecimiento de la población y despoblación están directamente relacionados. O bien, tal y como apuntan García y Espejo (2019), una bajada de los índices demográficos provoca la pérdida de servicios básicos, que a su vez conduce a la disminución de oportunidades laborales, y ambos configuran una situación poco atractiva que desemboca nuevamente en la pérdida de población, a modo de círculo vicioso de la despoblación que se reitera.

      Todo ello se ha convertido en objeto de demanda social. El ejemplo más claro en estos últimos meses es el movimiento de “la España vaciada” mencionado por Benito Campo en este foro. A pesar de que el nombre alude de forma directa a la despoblación, sus reivindicaciones alcanzan el conjunto de las demandas y necesidades del medio rural español. Tal y como informaba el diario ‘El País’ el pasado 31 de marzo, decenas de miles de personas se manifestaron en Madrid para exigir un pacto de Estado que incluya medidas contra la despoblación y que garantice la igualdad de oportunidades y servicios entre todos los territorios, todo ello bajo el lema de “ser menos no resta derechos”. Es solo un ejemplo de las múltiples reivindicaciones que se han realizado, y que han desembocado en que la mayoría de partidos políticos incluyan entre sus discursos y programas políticos la necesidad de adoptar medidas contra la despoblación. Ahora bien, hay que ser cautos a la vez que críticos en cuanto a esto ya que, hoy por hoy, no parece que se esté materializando en políticas que aporten soluciones, sino que más bien se utiliza como un arma de propaganda política.

      Eliminar
    11. Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      Profesor: Benito Campo Pais
      Universitat de València

      Parte II

      En clave educativa, tampoco parece que la situación sea mejor. A través de una búsqueda bibliográfica acerca del medio rural y su vinculación con la educación, podemos darnos cuenta de que las publicaciones sobre la propia organización y dinámica de la Escuela Rural superan con creces a aquellas que abordan la cuestión rural en el conjunto de la Didáctica de las ciencias sociales. ¿Es que acaso solo es importante abordarlo con el alumnado del medio rural? Desde mi punto de vista, se trata de una realidad que debe estar al alcance de cualquier ciudadano o ciudadana.

      Tomando el verbo que nos introdujo nuestro profesor en clase, el sistema educativo todavía no ha sido capaz de “problematizar” la situación del medio rural que venimos comentando. Sí que es cierto que el currículo escolar de las Ciencias Sociales recoge muchas de estas cuestiones. Por poner un ejemplo, el Decreto 108/2014 de la Generalitat Valenciana, en el que se establece el currículo para la etapa de educación primaria en la Comunidad Valenciana, establece para el área de Ciencias Sociales «Diferenciar entre áreas urbanas y rurales de diversos países en función del número de habitantes y su tamaño y cómo ello afecta
a la vida de las personas en cuanto acceso a equipamientos básicos.» (p. 201) (2º curso, bloque 3 “Vivir en sociedad”). El problema viene a la hora de trasladar el currículo a la práctica docente del día a día. Todavía estamos lejos de sistematizar en el sistema educativo un enfoque en el que los procesos educativos estén al servicio de los retos que afronta el medio rural. En este sentido, resultan interesantes las conclusiones de García (2016) a raíz de sus investigaciones sobre los contenidos de los temas rurales en los libros de textos: «los responsables de las editoriales han interpretado el currículo escolar en pro de los intereses económicos y sociales de cada época. El espacio rural se ha presentado como contrapuesto al espacio urbano, tanto en la LOGSE como en la LOE, en el que los sistemas urbanos sirven de hilo conductor al bloque de temas de Geografía humana. En este sentido, son comunes los epígrafes dedicados a las relaciones entre el campo y la ciudad, un elemento que ha marginado la situación económica y social de los espacios rurales del interior peninsular.»

      Así pues, es importante que como docentes reflexionemos sobre esta realidad del medio rural, y también de la insuficiente respuesta que se está dando al respecto desde la política y la educación. Una reflexión que nos permita estar a la altura de las circunstancias. No podemos esperar a las soluciones a gran escala que todavía están por llegar, sino sensibilizarnos y actuar en el entorno de nuestra aula. Debemos crear experiencias educativas que visibilicen los problemas del mundo rural, y ofrecer al alumnado las herramientas para que adquiera un compromiso activo con los retos de la sociedad en la que vive.

      Eliminar
    12. Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      Profesor: Benito Campo Pais
      Universitat de València

      Referencias bibliográficas:

      DECRETO 108/2014, de 4 de julio, del Consell, por el que establece el currículo y desarrolla la ordenación general de la educación primaria en la Comunitat Valenciana. [2014/6347].

      Froufe, S. (1995). El mundo rural y su problemática socioeducativa. Aula, 7, 27-39.

      García, D. (2016). La representación social del medio rural en la geografía escolar. (Trabajo final de máster. Universitat de València, Comunidad Valenciana). Consultado desde http://roderic.uv.es/bitstream/handle/10550/63283/TFM_RSMR_garc%c3%ada-monteagudo.pdf?sequence=1&isAllowed=y

      García, R., y Espejo, C. (2019). El círculo vicioso de la despoblación en el medio rural español: Teruel como caso de estudio. Estudios Geográficos, 80(286), 9.

      Pinilla, V., y Sáez, L. A. (2017). La despoblación rural en España: génesis de un problema y políticas innovadoras. CEDDAR, Zaragoza.

      Sosa, M. (2019, marzo 31). La ‘España vaciada’ clama por una gran alianza contra la despoblación. El País. Consultado 15 octubre 2019, desde https://elpais.com/sociedad/2019/03/31/actualidad/1554022545_649884.html

      Eliminar
    13. Alumno: Aarón Turpin Gil
      Asignatura: Didáctica de las Ciencias Sociales: aspectos aplicados (33561)
      Grupo: 4D
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte I:
      La geografía rural parece ser un tema tratado con una perspectiva muy poco realista dentro de la enseñanza de la Geografía. Al igual que existe una tendencia en los temas de Ciencias Sociales y Naturales a orientarlos hacía una visión de carácter eurocentrista, la enseñanza de los espacios -entendidos como urbanos y rurales- que conforman nuestro país también parece tener una perspectiva enfocada hacia los grandes núcleos urbanos, dejando de lado la profundización en los problemas y/o situaciones en las que viven las áreas rurales. Este abandono de conocimientos de los espacios geográficos rurales tiende a construir una visión estereotipada y distorsionada de la realidad que se vive en estos contextos, alejando al alumnado de la visión del mundo que tiene por objetivo transmitir las Ciencias Sociales y Naturales.
      Además, estos espacios parecen sufrir un abandono progresivo del interés -por parte de los grandes núcleos urbanos- por mantener una línea de continuidad entre las escuelas urbanas y las escuelas rurales, causando una desigualdad educativa entre los infantes escolarizados en las grandes ciudades o en espacios rurales.
      Tal como explican Pinilla y Sáez (2017) la despoblación es un fenómeno de carácter demográfico y territorial que tiene por resultado la disminución del número de habitantes de un territorio o espacio geográfico con relación a un período previo. Normalmente, los factores que son causa de dicha despoblación o éxodo rural –fenómeno ocurrido y acuñado durante las primeras y segundas décadas del siglo XX- se centran en la búsqueda de un espacio o territorio capaz de proporcionar unos mayores niveles de bienestar material, entendido como mejores condiciones laborales, económicas, servicios o equipamientos.
      Dicho fenómeno ha provocado que los pueblos hayan sufrido un enorme descenso demográfico y, como consecuencia de ello, un abandono de su relevancia en el todo social que conforma un país. A su vez, esto ha derivado en un aumento de la importancia, a diferentes niveles, de los espacios urbanos puesto que en ellos se concentran tanto las grandes masas poblacionales como las importantes actividades económicas que ayudan a sustentar un país.
      Según afirma Collantes et al (citado por Delgado, 2018) la despoblación ha dado lugar a un problema político relevante en muchos territorios rurales, pues supone una amenaza a las sociedades que los habitan, afectando negativamente al crecimiento económico, a la prestación de servicios públicos y poniendo en riesgo la existencia de estos núcleos de población.
      Con el paso de los años, tal como señala Bustos (2009), la serie de transformaciones acontecidas en el medio rural implica una revisión de la realidad actual que se vive en estos espacios geográficos. Tomando esta idea como base, cabe destacar que al analizar el medio rural se puede observar un abandono de su evolución a diferentes niveles -principalmente el escolar-, hecho que ha estereotipado el medio rural ligándolo a términos como atraso, marginal y subdesarrollado.
      Tahull y Montero (2018) explican que la escuela rural ha sido continuamente descuidada y abandonada en España, puesto que desde el siglo XIX la tendencia del sistema educativo español ha ido dirigido a la centralización, provocando una actitud irrespetuosa hacia las particularidades sociales y culturales de las escuelas del medio rural.

      Eliminar

    14. Alumno: Aarón Turpin Gil
      Asignatura: Didáctica de las Ciencias Sociales: aspectos aplicados (33561)
      Grupo: 4D
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte II:
      Por otra parte, Bustos (2009) destaca que afortunadamente, en la actualidad, diferentes fenómenos sociológicos como pueden ser las corrientes migratorias, la incorporación de la sociedad de la información, la nueva evolución demográfica existente y la incorporación de la mujer al mundo laboral, son los condicionantes que están destruyendo esta visión estereotipada negativa de los medios rurales otorgándoles una mayor presencia en las actuaciones políticas, y dando lugar a la construcción de una conceptualización relacionada con términos como tranquilidad, seguridad, valores ecológicos y sociabilidad. Como consecuencia de esto, la escuela rural está sufriendo un proceso de evolución por el cual debe responder ante las necesidades de la población e intentar abandonar su resistencia al cambio si desea atender a las necesidades del nuevo modelo social vigente que apuesta por una mejora demográfica del medio rural.
      A la hora de definir el concepto de “escuela rural”, Boix (citado por Hamodi y Aragués, 2014), la define como:
      Entendemos por escuela rural esa escuela unitaria y/o cíclica que tiene como soporte el medio y la cultura rural, con una estructura pedagógico-didáctica basada en la heterogeneidad y multinivelaridad de grupos de distintas edades, capacidades, competencias curriculares y niveles de escolarización, y con una estructura organizativa y administrativa singular, adaptada a las características y necesidades inherentes al contexto donde se encuentra ubicada (p.8)
      Esta definición caracteriza a la escuela rural como una institución más centrada en las necesidades individuales de los alumnos y alumnas, y con unas características propias que las diferencian de aquellas situadas en los grandes núcleos urbanos.
      Bustos (2009) explica que la escuela rural y sus profesionales docentes se encuentran en conflicto a la hora de responder a esta evolución social, ya que deben afrontar el reto de actuar como fijadores de la identidad propia de este espacio rural único o como impulsores del cambio para una mejor adaptación de sus individuos a los grandes espacios urbanos.
      Ante esta situación Melo (citado por Bustos, 2009) plantea que el reconocimiento y valoración de la cultura local puede ser un inicio para potenciar la evolución de las escuelas rurales, ya que se identifican y conservan las mejores características de la tradición, y a su vez integran las contribuciones modernas que aporten las sociedades externas a las rurales causando una inclusión y una mayor presencia de estos espacios.
      A modo de conclusión, cabe resaltar que la escuela rural debe de evolucionar para intentar aproximarse a las exigencias establecidas en los núcleos urbanos y para evitar que exista una fuerte descompensación de las características académicas de los infantes que van a escuelas urbanas o rurales. Este acercamiento entre ambos espacios geográficos ayudará a una mejor conceptualización de la vida rural en la escuela y proporcionará visiones más realistas de cómo funcionan las estructuras económicas, educativas y políticas de estos núcleos de población.
      Por último, decir que aunque se busque una homogeneización entre la educación del mundo rural y urbano, supone un tema bastante complejo porque sigue habiendo una mayor concentración de recursos en los grandes espacios urbanos. Por tanto, romper esta resistencia existente del medio rural a perder su cultura propia o identidad personal para aproximarse más a las dinámicas seguidas en las ciudades resulta bastante complicado. Es por ello que es necesario una mejor distribución de los recursos para poder dar una respuesta óptima a las necesidades de las sociedades rurales y dejar de entenderlas como espacios asilados de la sociedad en donde todo posee un carácter estereotipado e idílico.

      Eliminar


    15. Alumno: Aarón Turpin Gil
      Asignatura: Didáctica de las Ciencias Sociales: aspectos aplicados (33561)
      Grupo: 4D
      Profesor: Benito Campo Pais

      Parte III:
      Referencias bibliográficas:
      Bustos, A. (2009). La escuela rural española ante un contexto de transformación. The Spanish rural school in a changing context. Revista de educación, 350, 449-461.
      Delgado, J. M. (2018). Más allá del tópico de la España vacía: una geografía de la despoblación. In Informe España 2018, 233-300. Cátedra José María Platino de la Cultura del Encuentro.
      Hamodi, C. y Aragués, S. (2014). La escuela rural: ventajas, inconvenientes y reflexiones sobre sus falsos mitos. Palobra: Palabra que obra, (14), 46-59.
      Pinilla, V. y Sáez, L. A. (2017). La despoblación rural en España: génesis de un problema y políticas innovadoras. CEDDAR, Zaragoza.
      Tahull, J. y Montero, I. (2018). Reflexiones sobre la escuela rural. Un modelo educativo de éxito. Tendencias pedagógicas, 2018, núm. 32, 161-176.

      Eliminar
    16. Alumno: Paula Bosch Collado
      Asignatura: Didáctica de las Ciencias Sociales: aspectos aplicados (33561)
      Grupo: 4D
      Profesor: Benito Campo Pais

      PARTE I

      QUÉ SABEMOS DEL MEDIO RURAL Y CÓMO SE ABORDA EN LA EDUCACIÓN PRIMARIA

      Desde hace ya bastantes años el medio rural español ha ido en decadencia, cada vez más y más habitantes cogían sus maletas y se iban “obligados” a la ciudad en busca de un futuro mejor. Según Jan (2004), la agricultura tenía cada vez menos peso e importancia dentro del sector primario en referencia al empleo, tanto es así que cerca del 22% de los trabajadores en activo ocupaban este sector frente a una reducción de casi el 73% en el año 2003, es decir, un 6% en total. Es por este tipo de situaciones por las que se han manifestado movimientos migratorios a las ciudades o al mundo urbano afianzados por los cambios económicos y sociales de la revolución industrial y que, finalmente, se traducen como un éxodo rural. Por tanto, se ve claramente cómo la esperanza de un bienestar junto con mejores sueldos en el ámbito laboral son las causas de la despoblación rural.
      Tal como dice Muñoz (2016) España es el país menos habitado de Europa y el país que ha pasado más notoriamente de la excesiva población a la escasez o inexistencia de esta. Es aquí donde el término “España vaciada” adopta un especial protagonismo, pues Villalba (2019) lo cataloga como un movimiento o un grito desesperado por parte de los pocos habitantes de lugares despoblados, que manifiestan su descontento y disconformidad con las administraciones y con las personas que habitamos las grandes ciudades, reclamando atención y servicios que les pertenecen. Por tanto creo que, tal y como dice Grijelmo (2019), el hecho de que la palabra “vacío” en el diccionario se refleje, entre otras definiciones, como “dicho de un sitio: Que está con menos gente de la que puede concurrir a él” no es pura casualidad.
      Otro dato de interés es que ya desde el año 1982 se creó la Confederación Nacional de Federación y Asociaciones de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER), una organización que tiene el propósito de visibilizar el papel tan importante de la mujer dentro del mundo rural con la finalidad de conseguir una igualdad notoria y real de oportunidades en el mercado laboral, entre otras. Según Chinchilla (2019) hay que acabar con la desocupación femenina porque es una causa de abandono del medio rural para así conseguir la igualdad de oportunidades y acabar con la brecha de género.
      La presidenta nacional de AFAMMER, Carmen Quintanilla, destacó que en España habían desaparecido alrededor de 1300 pueblos desde el año 2007. Según ella, los servicios ofrecidos juegan un papel importante y decisivo para acabar con la despoblación y el envejecimiento, así, a menos servicios más despoblación, por lo que sería conveniente aumentar el número de servicios en estos medios. En definitiva, se trata de luchar para que todos los pueblos dispongan de transportes y servicios sociales, educativos, culturales y sanitarios de los que hoy en día carecen.

      Eliminar
    17. Alumno: Paula Bosch Collado
      Asignatura: Didáctica de las Ciencias Sociales: aspectos aplicados (33561)
      Grupo: 4D
      Profesor: Benito Campo Pais

      PARTE II

      Ahora bien, si pasamos al ámbito educativo, es conveniente preguntarse cómo se aborda la enseñanza del medio rural en los libros de texto y en la escuela en general. Según García, Pozuelos y Álvarez (2017) la enseñanza de lo rural se centra en aquellas perspectivas idílicas que se alejan de la realidad. Es por eso, que he realizado la búsqueda oportuna en el currículum con la finalidad de saber qué aspectos se abordan en la educación primaria.
      El Decreto 108/2014 de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana, en el que se establece el currículo para la etapa de Educación Primaria en la Comunidad Valenciana, incluye contenidos y criterios de evaluación relativos al entorno rural y urbano. Más concretamente, en el marco del Área de Ciencias Sociales, estos aparecen en el bloque 3 “Vivir en sociedad” del primero y segundo curso. Los contenidos y criterios de evaluación de los primeros cursos son expuestos de la siguiente manera:
      Primer curso
      «Formas de hábitat en entornos urbanos y rurales».
      «BL3.3. Distinguir diferentes tipos de lugares en función del número de habitantes como edificios de apartamentos urbanos, viviendas unifamiliares, adosados, zonas suburbanas y rurales a partir de observaciones directas y de imágenes».

      Segundo curso
      «Noción de medio urbano y rural».
      «BL3.4. Diferenciar entre áreas urbanas y rurales de diversos países en función del número de habitantes y su tamaño y cómo ello afecta a la vida de las personas en cuanto acceso a equipamientos básicos».
      Esta información pone de manifiesto que en la escuela sí se habla del medio rural, aunque sería interesante conocer cómo abordan los profesores esta temática y si le dan el protagonismo que en verdad merece.
      Durante mi corta y poca experiencia como alumna de prácticas durante el período de 7 semanas realizado el curso pasado, he podido observar que en los primeros cursos se aborda el conocimiento del medio urbano y rural diferenciándolos, a grandes rasgos, por si son grandes o pequeños, de muchos habitantes o pocos y si tienen tiendas o no. Es decir, no se va más allá ni se hace reflexionar al alumnado sobre las causas de estas diferencias. De acuerdo con lo que dice Santisteban (2009), en el aula se llevan a cabo pocas discusiones o debates y actividades dedicadas y destinadas a hacer que el alumnado aprenda a argumentar.

      Eliminar
    18. Alumno: Paula Bosch Collado
      Asignatura: Didáctica de las Ciencias Sociales: aspectos aplicados (33561)
      Grupo: 4D
      Profesor: Benito Campo Pais

      PARTE III

      Como comentábamos en anteriores sesiones en clase, la importancia de problematizar tiene un significativo peso a la hora de trabajar sobre cualquier temática, es decir, de reflexionar sobre una cuestión determinada y buscar las causas y los “por qué” de ello. Es por esto por lo que, desde mi punto de vista, sería interesante trabajarlo mediante el contacto con la realidad y mostrando una disposición abierta al descubrimiento, para que se den cuenta del gran cambio que se ha producido y en qué medida ha influido el avance de la sociedad para que exista esta separación tan abismal. Por tanto, se podrían llevar a cabo proyectos en el aula que traten, no sólo este tema en concreto sinó la geografía en general desde una manera más cercana a ella. En resumen, se trataría de ayudar al alumnado a, tal y como defiende Santisteban (2009):
      Plantear e interpretar problemas sociales, comprender la sociedad para actuar en ella, formar el pensamiento crítico-creativo, superar la complejidad de la realidad social a partir de las preguntas que somos capaces de pensar, favorecer un contexto de comunicación a partir de estrategias para la indagación y la cooperación, relacionar e interpretar el espacio y el tiempo, y aprender el futuro (p.12).
      Después de lo expuesto anteriormente y a modo de conclusión, creo que el papel que desempeña el profesorado es fundamental en el proceso enseñanza-aprendizaje del alumnado. Por tanto, soy partidaria de un aprendizaje significativo en el que los niños y las niñas aprendan a asimilar conocimientos y contenidos relacionándolos primero con sus ideas previas y, posteriormente, con la utilización de los recursos que actualmente hay disponibles en las aulas, como la prensa, las TIC…


      BIBLIOGRAFÍA
      Jan, H. (2004). La despoblación del medio rural español (tesis). Universidad de Groningen, Países Bajos.
      Santisteban, A. (2009). Cómo trabajar en clase la competencia social y ciudadana. Aula de innovación educativa, 187, 12-15.
      Rapado, G., & Consolació, M. (2012). El aprendizaje significativo en la signatura de geografía.
      Muñoz, A. (23 de abril de 2016). En la España sin nadie. El País. Recuperado de: https://elpais.com/cultura/2016/04/19/babelia/1461071676_157409.html
      Villalba, M. (2017). La España vaciada ¿Puede ser el turismo responsable la solución? [Mensaje en un blog]. Mi ruta. Recuperado de: https://www.miruta.es/la-espana-vaciada/
      Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural. (2018). Recuperado de: https://www.afammer.es/que-es-afammer/
      Grijelmo, A. (10 de junio de 2019). La España vacía o la España vaciada. El País. Recuperado de:https://elpais.com/elpais/2019/06/06/ideas/1559834099_548373.html
      Chinchilla, J. (10 de octubre de 2019) Afammer sitúa a la mujer rural como eje para frenar la despoblación y el envejecimiento del mundo rural. Lanza Digital. Recuperado de: https://www.lanzadigital.com/provincia/afammer-situa-a-la-mujer-rural-como-eje-para-frenar-la-despoblacion-y-el-envejecimiento-del-mundo-rural/
      DECRETO 108/2014, de 4 de julio, del Consell, por el que establece el currículo y desarrolla la ordenación general de la educación primaria en la Comunitat Valenciana. [2014/6347].

      Eliminar
    19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    20. Júlia Santainés Belda
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020, 4ºD

      Parte I:

      El siguiente informe recoge la situación que se vive en el medio rural debido a la despoblación de dichas zonas. Así, trataremos las consecuencias más importantes de este fenómeno, tanto a nivel rural como de las grandes ciudades. Por último, se intentará determinar algunas de las políticas y soluciones que se pueden adoptar en caso de despoblación de una zona rural.

      Tal y como apuntan Pinilla y Sáez ( 2007) la despoblación se trata de un fenómeno tanto demográfico como territorial en que se produce una bajada del número de habitantes de un territorio. Estos autores defienden que esta disminución puede deberse a causas relacionadas con el crecimiento vegetativo negativo o el saldo migratorio negativo, conceptos que también aparecen en el Documento de Acción de la Comisión de Despoblación de la Federación Española de Municipios y Provincias (2017). Además, cabe destacar el papel que juegan en este ámbito los factores económicos. Así, las áreas más rurales tienen una economía poco dinámica, la cual no suele tener suficiente capacidad por ella misma para poder soportar laboralmente toda la población que vive en estas zonas de la península. Los autores Escolano y de la Riva (2003) también se posicionan en esta línea, argumentando que los territorios con poca población tienen índices demográficos (crecimiento vegetativo negativo, en palabras de Pinilla y Sáez, 2007) y socioeconómico desfavorables. Además, y relacionado con el ámbito económico, en el medio rural las rentas de los habitantes decaen como consecuencia tanto del descenso de la productividad como de la emigración que acontece de las personas activas y que poseen elevados ingresos (Escolano y de la Riva, 2003). En España, en la segunda mitad del siglo XX, apareció un movimiento llamado éxodo rural. Este fenómeno englobaba el conjunto de migraciones que se realizaron en nuestro territorio desde las zonas rurales hasta los centros de población o ciudades. Toda esta cantidad de gente que participó en el éxodo rural buscaba mejor salario, más oportunidades laborales, así como más servicios. En relación con estos últimos, los autores Escolano y de la Riva (2003) explican claramente la problemática acerca de la escasez de servicios: “La estructura espacial de los equipamientos y servicios públicos y privados adopta un esquema jerárquico que se fundamenta en la localización y el tamaño de la demanda”. Apuntan, además, que para los habitantes de poblaciones pequeñas es más costosa e incómoda la adquisición de estos servicios.

      Una vez expuestos los factores que entran en juego en el fenómeno de la despoblación, pasaremos a indicar las consecuencias sociales y medioambientales que éste tiene tanto para el ámbito rural como el urbano.

      Eliminar
    21. Júlia Santainés Belda
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020, 4ºD

      Parte II:

      Así, una de ellas es el envejecimiento de zonas agrarias. La migración por parte de persones jóvenes y en edad reproductiva es uno de los factores más relevantes. La población comprendida entre las edades más jóvenes se ve obligada a migrar a zonas más desarrolladas económicamente y con más servicios, pues necesitan trabajar y estar atendidos. Esto produce que prácticamente no haya baja natalidad en las zonas rurales y por tanto se produzca un crecimiento vegetativo negativo (en el cual hay más defunciones que nacimientos en una zona y un período de tiempo determinados). Otra de las consecuencias que debemos tener en cuenta, y tal como nos indican os redactores de The Ecologist (2018), es la importación de alimentos. Como ya conocemos, el área rural produce una gran cantidad de alimentos procedentes de sus cultivos y pastos, por lo que, al ser abandonados, se tiene que recurrir a la importación de los alimentos que se cultivaban en estas zonas. Esto produce, a su vez, que se tengan que utilizar más combustibles (en su gran mayoría fósiles) para poder adquirirlos procedentes otras áreas. Otra consecuencia que destacar de esta despoblación es la mala calidad de vida de la población que habita en los pequeños pueblos. Como hemos hecho referencia anteriormente, en las pequeñas zonas campestres hay una falta importante de servicios mínimos tales como centro educativo o servicios médicos (centros médicos, farmacias…). Estos pocos servicios suelen ir descendiendo conforme la población va migrando a las grandes ciudades (Escolano y de la Riva, 2003).

      Hasta ahora hemos analizado las consecuencias que afectan a los medios rurales, pero del mismo modo también hay muchas que aparecen en las capitales. Una de ellas es la insostenibilidad. Tal y como hacen referencia los redactores de The ecologist (2018), la urbanización descontrolada en estas zonas, así como también la insostenibilidad en estas, son aspectos que se pueden apreciar en los núcleos urbanos. Por un lado, encontramos el urbanismo sin control en las zonas que son destino de las migraciones y por otro la cantidad de contaminación que se genera en las ciudades, la cual contribuye al incremento del efecto invernadero.

      Con todo lo expuesto anteriormente, diferentes instituciones han propuesto diversas medidas y políticas frente a la despoblación. Nos centraremos con más detalle en las actuaciones que propone la Comisión de Despoblación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) (2017) en su Documento de Acción. En éste, se pone de manifiesto la necesidad de implicar a todas las administraciones públicas en todos los frentes de acción. Además, en él se defiende que para que las medidas que son planteadas desde la FEMP sean efectivas es necesario el planteamiento tanto de una serie de medidas organizativas como de unas áreas de trabajo.

      Eliminar
    22. Júlia Santainés Belda
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020, 4ºD

      Parte III:

      En primer lugar, en la Comisión de Despoblación (2017) se establece la necesidad de disponer una estructura formada por ayuntamientos, diputaciones, Administraciones del Estado y Comunidades Autónomas. Ella será la encargada de articular todas las medidas concretas. Esta estructura será a dos escalas: Mesa Estatal Contra la Despoblación y Grupos de Trabajo Contra la Despoblación. La primera será la encargada de impulsar las actuaciones estatales, mientras que los segundos serán los encargados de asegurar sus aplicaciones en sus territorios.

      En segundo lugar, las áreas de trabajo que se proponen en la Comisión de Despoblación (2017) son las siguientes: medidas institucionales y modelo territorial; economía y empleo; servicios públicos; infraestructuras, comunicaciones y transporte; vivienda; cultura, identidad y comunicación e incentivos demográficos. Cada una de estas áreas contiene una gran cantidad de medidas y actuaciones concretas, algunas de las cuales destacaremos a continuación.

      En cuanto a las medidas institucionales, financiación y modelo territorial: diseñar y poner en marcha una Estrategia Estatal contra la despoblación, elaborar un mapa de las zonas de prioridad demográfica y unidades funcionales demográficas o dotar de incentivos adicionales para promover la implantación de actividades económicas, entre otras.

      En economía y empleo se propone establecer bonificaciones o reducciones en el IRPF para los habitantes del ámbito rural, existencia de planes especiales de apoyo tanto a autónomos como emprendedores del mundo rural o hacer una adaptación de el Plan de Garantía Juvenil en la realidad rural.

      En el ámbito de los servicios públicos: reactivar las líneas presupuestarias de la Ley de la Dependencia o establecer un plan de acogida a la población inmigrante extranjera, entre otras.

      Sobre Infraestructuras, comunicaciones y transporte encontramos actuaciones referidas a la realización de un análisis exhaustivo del estado de la red viaria de la que dependen los pueblos rurales, hacer un mapa de distancias de acceso a los servicios básicos para poder establecer un plan de prioridades para se ejecución o formación en TIC de la población rural.

      En cuanto a la vivienda las medidas que se plantean van referidas a la rehabilitación de inmuebles de la bolsa pública de vivienda rural o promover planes a nivel municipal de regeneración urbanística.

      En cultura, identidad y comunicación: mejora de la comunicación en zonas rurales, promover acciones educativas que contribuyan a compartir o difundir la realidad del ámbito rural.

      Por último, en el área de trabajo de incentivos demográficos se establece ayudas especiales a la natalidad o fomentar servicios de guardería de proximidad para asegurar la conciliación entre la vida familiar y laboral de las familias.


      Eliminar
    23. Júlia Santainés Belda
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019-2020, 4ºD

      Parte IV:

      La despoblación, por tanto, es un fenómeno donde se aprecia claramente la relación que existe entre los factores económicos, demográficos y geográficos. Además, podemos observar que estos se retroalimentan entre sí. Así, y como ya hemos apuntado anteriormente, la escasez de servicios en los pequeños pueblos es una de las variables por la cual los más jóvenes se trasladan a las grandes ciudades. Debido a este movimiento migratorio, las zonas rurales progresivamente van descendiendo su población (ya no hay apenas nacimientos). Es en este marco donde aparecen los conceptos que defienden Pinilla y Sáez (2007), el crecimiento vegetativo negativo y el saldo migratorio negativo. Y como se trata un de un círculo vicioso, cuanta menos población haya, menos servicios (Escolano y de la Riva, 2003). Es por eso por lo que se necesitan adoptar una serie de medidas como apunta la Comisión de Despoblación de la Federación Española de Municipios y Provincias (2017).

      Considero la despoblación como un fenómeno de gran trascendencia en nuestra sociedad. Hay vecinos sin centros médicos, niños sin un centro educativo a menos de treinta minutos de su casa. Deberíamos tratar esta problemática de manera seria y urgente, mediante las actuaciones que he planteado con anterioridad o con otras distintas. Lo que verdaderamente importa es intentar paliar las consecuencias sociales y demográficas que está produciendo la despoblación de nuestras zonas rurales.

      Referencias bibliográficas

      Pinilla, V., & Sáez, L. A. (2017). La despoblación rural en España: génesis de un problema y políticas innovadoras. CEDDAR, Zaragoza.

      Las consecuencias medioambientales y sociales de la desertización rural. ( 2018, 11 de diciembre). Recuperado de https://www.ecoticias.com/medio-ambiente/190397/consecuencias-medioambientales-sociales-desertizacion-rural

      Escolano, S., & de la Riva, J. (2003). Despoblación y ordenación del territorio (1st ed.). Zaragoza: Institución «Fernando el Católico».

      Documento de acción- Comisión Despoblación FEMP (2017) Listado de medidas para luchar contra la despoblación en España.


      Eliminar
    24. Lara Zúñiga Cabezas
      Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
      2019/2020, 4ºD
      Profesor: Benito Campo País
      Parte I:
      En este breve informe se pretende justificar la importancia de trabajar el medio rural en la educación geográfica, de acuerdo con el análisis expuesto por el profesor Diego García, adoptando un punto de vista metodológico. Entre los motivos que nos llevan a contrastar diferentes fuentes para comprender la necesidad de estudiar el tema en cuestión, destacamos que el medio rural forma parte del mundo real en el que se desarrollan íntegramente los alumnos (tanto de Educación Primaria, como de Secundaria y superiores). Independientemente de cómo esté planteada la enseñanza del medio rural en el currículum dentro de la asignatura de Ciencias Sociales, es una realidad que forma parte de la sociedad actual y, por tanto, resulta cercana a los alumnos. No obstante, no está claro si ellos lo perciben de esta manera.
      De esta forma, la cuestión es cómo podemos potenciar al máximo el valor educativo de la geografía rural en las aulas y si realmente es útil hacerlo. Este doble planteamiento nos sitúa en dos dimensiones: la que implica a la metodología a emplear en la disciplina de Ciencias Sociales y la que implica a la funcionalidad de trabajar el medio rural en las aulas. No obstante, son dos dimensiones que, por los argumentos que van a exponerse, van unidas en esta intervención.
      Desde la perspectiva de la funcionalidad, cabe decir que trabajando el medio rural en las aulas se pueden estimular las capacidades de observación y de reflexión (utilizando, por ejemplo, el paisaje rural como recurso didáctico), tal y como apunta Sánchez Sánchez (1998). Pero, además, siguiendo la línea de lo expuesto por este autor, en el estudio del espacio rural se ven implicados una serie de ámbitos temáticos (social, económico, regional…) que no solo ayudan a enriquecer los conocimientos de los alumnos, sino que les ayuda a ponerse en contacto con el mundo que les rodea. Además, la forma en que se enseña condiciona por completo los beneficios que pueden obtener los alumnos al trabajarlo. Por ejemplo, citando a Montilla (2005), sobre la importancia de enseñar la geografía directamente en el campo:
      [...]por los cambios a los que, con frecuencia es sometido el ambiente y por la fragilidad de los ecosistemas, por la forma como se usan los recursos naturales, por los conflictos del uso del espacio, por la diversidad de los fenómenos naturales, por los detalles que se pierden cuando se quiere estudiar el espacio utilizando otros recursos, como mapas, fotografías e imágenes de satélite, por la disponibilidad de equipos para trabajar en el campo, tales como estaciones meteorológicas portátiles, cámaras fotográficas, filmadoras, receptores de GPS (Sistema de Posicionamiento Global) , altímetros, y otros tantos instrumentos con tecnología de vanguardia y finalmente por la alta confiabilidad de que lo que se está estudiando es tan real como lo que se observa en el terreno.

      Eliminar
    25. Parte II:
      Es en este punto donde relacionamos la perspectiva que estamos tratando con la segunda dimensión; la dimensión metodológica. Si nos situamos en terreno de metodología, cabe decir que en la asignatura de Didáctica de las ciencias sociales hemos comparado y contrastado tres modelos diferentes para emprender la enseñanza de las Ciencias Sociales: un modelo técnico, uno práctico y otro sociocrítico. Es importante aclarar que el objetivo de esta recomendación no es imponer un modelo idóneo de enseñanza, sino justificar los beneficios de utilizar uno de ellos.
      Para ello, debemos comprender que el modelo sociocrítico se centra en el aprendizaje a partir de problemas. Es decir, busca una enseñanza basada en la realidad que rodea a los alumnos y a partir de la cual se puede producir un aprendizaje significativo y conectado con la sociedad en la que vivimos. De esta forma, entendiendo que, como se ha comentado en párrafos anteriores, el estudio del medio rural en la educación ayuda a los alumnos a ponerse en contacto con el mundo, quizás un enfoque sociocrítico de dicho contenido resultaría beneficioso tanto para el docente como para el alumnado. Este enfoque en cuestión entiende el desarrollo de conocimientos en estrecha relación con la búsqueda de soluciones a las dificultades de la sociedad constituyendo a los partícipes del proceso en investigadores de las necesidades más importantes y apremiantes de sus propias comunidades (Unzueta, 2011). Para hacer aún un mayor hincapié en el concepto que estamos describiendo, es importante establecer que el paradigma sociocrítico alcanza una mediación entre teoría y práctica a través de dos dimensiones. Una de ellas es la instrumental, fomentando las interacciones sociales en intereses comunes, y la otra es la comunicativa, la cual favorece los procesos cooperativos de interpretación (Unzueta, 2011).
      En conclusión, actualmente no existe un modelo de enseñanza ideal hablando en términos generales, pero tampoco lo hay en la enseñanza de las Ciencias Sociales. No obstante, emplear un modelo sociocrítico a partir de problemas reales que surjan del medio rural es una opción viable siempre y cuando atiendan a un aspecto común: la cercanía a la realidad del alumno.
      Sánchez, J. (1998). El espacio rural en la enseñanza secundaria: hacia un enfoque más integrador y dinámico. Espacio, Tiempo y Forma, 7 (11), 11-29.
      Montilla, A. (2005). El trabajo de campo, estratega didáctica en la enseñanza de la geografía. Geoenseñanza, 10 (2), 187-195.
      Unzueta, S. (2011). Algunos aportes de la psicología y el paradigma sociocrítico a una educación comunitaria crítica y reflexica. Integra Educativa, 4 (2), 105-144.

      Eliminar
  30. Rayza Carreño Vidal
    Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
    2019-2020; 4ºD
    Profesor: Benito Campo Pais

    Pienso que la educación geográfica en el medio rural debería abordarse teniendo en cuenta diferentes factores determinantes en el proceso. Por una parte, la educación del alumnado, haciéndolo conocedor del medio en el que vive, la organización, los recursos, las posibilidades que ofrece, no solo a su localidad, sino también a nivel global y, también las dificultades existentes como punto de partida para la elaboración de programas educativos que promuevan su mejora y, por tanto, problemas que pueden ser abordados desde el aula.
    Esto da la posibilidad de reflexionar sobre los retos de la realidad en el ámbito rural, la manera de enfocar el conocimiento, la complejidad que supone la educación del alumnado , el poder de los contenidos educativos y la manera de afrontarlos en el entorno social donde se desarrolla su vida diaria. Por tanto, tiene un gran peso la elección de dichos contenidos y las actividades que se ponen en la práctica educativa para el aprendizaje, que faciliten la comprensión de la realidad social y geográfica de su entorno.
    Para que esto sea posible es necesario un cambio en el modo de enseñar, es decir, la creación de una programación que tenga en cuenta los resultados de la investigación educativa, que a partir de los contenidos que sean relevantes para identificar los problemas del medio social en el que se desarrolla la vida del alumno y, por tanto, establecer estos problemas como puntos de partida en el desarrollo del proceso de enseñanza aprendizaje con metodologías que despierten su curiosidad y que desarrollen su sentido crítico. (Gonzales,2011)
    Todo esto nos lleva a la formación del profesorado que juegan un papel fundamental en la calidad de la educación. Que debe procurar que sus alumnos desarrollen sus capacidades máximas teniendo en cuenta el currículo educativo y, además, sin perder de vista los diversos cambios sociales y los distintos contextos donde puede llegar a desarrollar su labor docente. Por tanto, es fundamental que la formación del profesorado sea lo más amplia posible para que pueda ejercer su función y hacer frente a las necesidades educativas, haciendo posible que sus alumnos desarrollen al máximo sus capacidades. Para ello, es necesario que el maestro conozca la realidad del contexto, concretamente la escuela rural, requerirá un modelo educativo flexible y abierto que esté comprometido con el medio donde se sitúa. Por ello, es importante que los planes de estudio incluyan formación sobre el medio rural ya que, requiere una formación diferente para ser capaz de poner en práctica metodologías que atiendan a la diversidad, que sean flexibles, abiertas y generadoras de una nueva cultura. (Olivares, 2007)
    Aquí juego un papel fundamental la implicación del profesorado no solo en su propia educación sino también, en la aplicación de metodologías alternativas e innovadoras dentro del ámbito rural que tomen como punto de partida la problemática existente y, por tanto, basada en la investigación y búsqueda de una respuesta a las mismas. Con ello se enfoca el proceso de enseñanza aprendizaje a la formación de ciudadanos críticos, con un arraigo del alumnado con sus valores culturales y que potencien el respecto hacia su medio social entendiendo las repercusiones globales en la creación de una sociedad más justa y responsable (Olivares,2007). Ciudadanos capaces de valorar la problemática social y ambiental y constructores de una alternativa medioambiental. (Gonzalez,2011)

    Bibliografía
    González, X. M. S. (2011). Educación geográfica y ciudadanía. Didáctica geográfica, (9), 11-32.
    Olivares, P. A. (2007). La escuela rural y sus condiciones:¿ tiene implicaciones en la formación del profesorado?. Aula abierta, 35(1), 83-90.

    ResponderEliminar
  31. Sara Gil Gómez-Roso
    Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
    2019-2020; 4ºD
    Profesor: Benito Campo Pais


    Parte 1
    Estoy completamente de acuerdo con el análisis realizado por el profesor Diego Garcia de la gran cantidad de contradicciones que hay sobre el medio rural en todos los ámbitos.
    En pleno siglo XXI, cuando se pregunta dónde vive la gente, la gran mayoría de las personas comentan que, en las zonas urbanas, dejando de lado al medio rural y esto también lo podemos trasladar a la enseñanza de las Ciencias Sociales o en el caso de algunos estudiantes Conocimiento del Medio, ya que desde que se comienza la primaria la mayor parte de los temas están enfocadas en los servicios y problemas en las ciudades.
    Además, cabe remarcar que pertenecemos a una época donde hay una necesidad de evolucionar en las escuelas dada la situación actual, pero, en primer lugar, habría que comenzar a replantearse que está pasando con las escuelas rurales. ¿Existen?
    Cuando se ha comenzado a realizar la búsqueda, se han encontrado muchos artículos de diferentes periódicos sobre las escuelas rurales, pero me gustaría mencionar la del Periódico de Aragón donde explica que hay una falta de información acerca de las escuelas rurales debido a la desidia de los propios investigadores sobre dicho tema.
    En primer lugar, creo necesario explicar que se consideran escuelas rurales para ello vamos a usar dos definiciones, por una parte, la definición de Domingo-Peñafiel (2014), “una escuela rural es un centro educativo de Educación Infantil y Primaria de titularidad pública y que se encuentra situada en un pequeño municipio, considerando este menor de 3.000 habitantes”. Y también me gustaría remarcar la de (Martín, 2006, p.27). “Entendemos por escuela rural esa escuela unitaria y/o cíclica que tiene como soporte el medio y la cultura rural, con una estructura pedagógica didáctica basada en la heterogeneidad y multinivelaridad de grupos de distintas edades, capacidades, competencias curriculares y niveles de escolarización, y con una estructura organizativa y administrativa singular, adaptada a las características y necesidades inherentes al contexto donde se encuentra ubicada.”

    ResponderEliminar
  32. Parte 2

    Cuando se habla del término “escuela rural” surgen muchos falsos mitos, los cuales se van a comentar a continuación. Para ello vamos a consultar el artículo de Hamodi, C y Aragués, S (2013). Los alumnos no están socializados, los profesores sufren un gran aislamiento, no se pueden realizar actividades extraescolares debido al gran coste. A contraposición de lo mencionado cabe remarcar que en las escuelas rurales se podría llegar a decir que están más socializados, ya que se hacen más actividades conjuntas entre los diferentes grupos. En el caso del profesorado, siempre están en contacto con las nuevas metodologías, nuevos avances etc.… Y respecto a las actividades extraescolares se comenta que en el medio rural se pueden desarrollar más actividades debido a la proximidad de su escuela con la naturaleza y están no tienen ningún coste.
    En este tipo de escuelas los alumnos/as se organizan en aulas multigrado, ahí es cuando surge el debate si los niños realmente aprenden o no, ya que hay una gran multitud de opiniones que expresan que en las escuelas rurales no se aprende, pero para ellos vamos a utilizar los datos del informe Pisa (2015), donde en España los resultados son mucho mejores en las escuelas rurales y esto es debido a la fuerte solidez que tienen los proyectos implantados. Esto hace pensar de que se considera realmente que un niño aprenda. A lo mejor es que tenemos muy interiorizada y marcada la imagen de un niño en un colegio grande, con muchas aulas.
    A modo de conclusión, me gustaría explicar que, aunque estamos intentando homogeneizar el mundo rural y urbano en la sociedad española. Es un proceso bastante complejo porque seguimos concentrando todos los recursos en el medio urbano, de manera que es muy difícil que se rompa esa resistencia al cambio que posee la escuela rural, sino somos capaces de provocar una mejor distribución de los recursos a las necesidades rurales.

    Referencias bibliográficas

    BOIX TOMÀS, R. (2004). La escuela rural: funcionamiento y necesidades. Madrid: Cisspraxis
    BUSTOS JIMÉNEZ, A. (2011). La escuela rural. Granada: Octaedro.
    Carolina Hamodi, Sara Aragués Garde. (2013). La escuela rural: ventajas, inconvenientes y reflexiones sobre sus falsos mitos. Palobra, 14, 46-61.
    BOIX TOMÁS, Roser. Estrategias y recursos didácticos en la Escuela Rural. Barcelona:
    ICE/Graó, 1995.
    Camarero, L. (Coord.). (2009). La población rural de España. De los desequilibrios a la sostenibilidad social. Barcelona: Obra Social de La Caixa.

    ResponderEliminar
  33. Mireia Serra Teruel
    Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados. 4ºD
    Universidad de Valencia

    PARTE I

    En el siguiente informe se reflexionará sobre la problemática que está padeciendo España entorno a la despoblación de algunos parajes. Del mismo modo se analizarán las instituciones afectadas, más concretamente la institución educativa y como esta puede ayudar a resolver problemas actuales.

    Tal y como se ha comentado anteriormente en este foro, en España existen numerosos movimientos ciudadanos que alertan de la despoblación de espacios rurales a través de manifestaciones que hacen crecer la sensibilidad de las personas. Sin ir más lejos, el pasado 31 de marzo se concentró alrededor de 100.000 personas en la capital española, Madrid para pedir al gobierno una serie de medidas que eviten la despoblación. La emisión del programa “Volando voy” donde Jesús Calleja, su presentador, ha comunicado que en esta nueva temporada, el contenido tendrá un mayor compromiso con la España Rural, son alguno de los ejemplos de las iniciativas que luchan contra la España Vaciada. Sin embargo, estas manifestaciones no llevan consigo la reflexión propia sobre los verdaderos motivos que están provocando estas situaciones. ¿Cómo es posible que la ciudadanía reflexione sobre esta problemática?

    La sociedad mantiene una estrecha relación con la escuela y se puede utilizar esta última como herramienta para abordar la problemática anteriormente descrita y traducir en soluciones reales los problemas del medio rural. Analicemos en primer lugar qué es la escuela rural. La escuela rural, según “El observatorio de la escuela rural” (informe elaborado por el Gobierno de Aragón) es un laboratorio de ideas donde en ella se puede llevar a cabo numerosos proyectos innovadores contribuyendo a subsanar las asimetrías del territorio permitiendo tener un modelo educativo, inclusivo, participativo, personalizado y de calidad. Además, vertebra el territorio y supone un instrumento clave para defender y garantizar la identidad colectiva y cultural de las zonas rurales. Debido a la idiosincrasia de estas escuelas según Lanly (1994) se llevan a cabo numerosas acciones que permiten la incorporación en la enseñanza de las relaciones que tienen lugar entre la sociedad y el medio ambiente. En otras palabras, debido a la cercanía de los alumnos y las alumnas con su medio local, se promueve la introducción del contexto rural como posibilidad de espacio de aprendizaje educativo.

    Utilizando esta idea principal que caracteriza a las escuelas rurales, podemos trasladar esta concepción a las escuelas urbanas para que el aprendizaje que reciban los alumnos y las alumnas les permita desarrollarse en un espacio concreto y formar a ciudadanos críticos y reflexivos sobre los problemas que les rodean. Las ciencias sociales pueden ayudar a resolver esta problemática, sin embargo García, Jiménez y Rodríguez (2009) sostienen que la Geografía y la Historia se enseñan por lo general de modo abstracto y aislado no recurriéndose a la cotidianeidad del alumnado ni a su realidad inmediata como contenido educativo. Es necesario por tanto dotar a los estudiantes de instrumentos de investigación que fomenten el aprendizaje por indagación estudiando su entorno de manera crítica.

    ResponderEliminar
  34. PARTE II

    En España, se está llevando a cabo en la actualidad en algunos colegios, el Proyecto Nosotros Proponemos donde se pretende dar resolución de pequeños problemas de la ciudad que sean cercanos a la ciudadanía dando un tratamiento y visión desde el punto de vista geográfico y con la participación de los alumnos de centros educativos de Primaria y Secundaria. Los estudiantes estipulan la problemática que quieren abordar y de manera conjunta con sus compañeros y docentes proponen soluciones ante estos problemas. Los trabajos realizados abordan distintas problemáticas, desde cómo promover el trabajo adolescente sin que estos abandonen la escuela, los sistemas de limpieza, el alcantarillado de la ciudad… Todas ellas tienen en común que se ha utilizado el entorno del alumnado como aprendizaje educativo.

    En relación con lo expuesto anteriormente, en España se está produciendo cada vez en mayor medida la despoblación de los pueblos. Este hecho está produciendo que las ayudas dirigidas al mantenimiento de estos sean cada vez menores y se debiliten sus instituciones, entre ella la escolar. No se debe permitir una pérdida de esta institución que aporta una serie de enseñanzas y metodologías claves para el desarrollo íntegro y óptimo de las personas. La enseñanza más valiosa que podemos rescatar de la idiosincrasia de estas escuelas es que promueven la utilización del entorno del alumno como entorno de aprendizaje educativo. Este pensamiento se debe trasladar de manera efectiva al aula urbana mediante iniciativas o proyectos que incluyan el entorno del alumnado, donde dan cabida las ciencias sociales.

    ResponderEliminar
  35. PARTE III

    Una vez realizada la investigación sobre esta problemática y las posibles soluciones que se pueden llevar a cabo, es momento de exponer cuál es mi visión personal sobre este tema. En primer lugar, siempre había escuchado el término despoblación y el lema España vaciada debido a que mi familia procede de lugares donde la demografía ha disminuido sustancialmente durante estos últimos años. Los ciudadanos de estos pueblos acuden a las grandes ciudades donde las oportunidades de trabajo, escolares y económicas son mucho mayores.

    Sin embargo, incidiendo en los numerosos puntos fuertes de estas localidades, cabe destacar tal y como se ha nombrado anteriormente la escuela rural. Nunca había imaginado ni pensado cómo era la constitución de estas escuelas y que su particularidad constituyera estos centros educativos de gran nivel formativo. Según Bernal (2009) las características de estas escuelas conforman sus puntos fuertes; diversidad de función, escasa densidad de población, alumnado heterogéneo y elevada participación de todos los miembros de la comunidad educativa. En primer curso de la carrera, tuvimos la oportunidad de recibir una charla dónde se explicaba cuál era la vivencia de una profesional durante un par de años que ejerció su profesión en una escuela rural.

    Así mismo, me gustaría concluir mi trabajo con una reflexión sobre el tema del tratamiento de las ciencias sociales y todas las materias en general que se dan en la escuela. La metodología predominante en las escuelas actuales es el constructivismo donde el alumnado es activo en su aprendizaje y el docente crea contextos reales y significativos donde se puedan extraer enseñanzas.Considero importantísima esta premisa para llevar al aula y promover que nuestros alumnos sean capaces de relacionar los conceptos dados con la realidad en la cual se vive. La riqueza de estos aprendizajes supera al enriquecimiento que podemos obtener estudiando unos apuntes o libros.

    Bibliografía

    Bernal Agudo, J. L. (2009). Luces y sombras en la escuela rural. Zaragoza: UNIZAR. Extraído de: Hamodi, C. y Aragués, S. (2014). La escuela rrual: ventajas, inconvenientes y reflexiones sobre sus falsos mitos.

    García, A., Jiménez, J., y Rodríguez, E. (2009). La enseñanza de la Geografía e Historia desde la localidad. Geoenseñanza, 14(1), 109-150. Extraído de: San Pedro, M.B y López, I. (2017). El profesorado de ciencias sociales en contextos rurales de Asturias: concepciones y uso de recursos educativos. Departamento de Ciencias de la Educación. Universidad de Oviedo, nº 45, págs. 33-40.

    Lanly, J.P. (1994). Ecología y enseñanza rural. Manual para profesores rurales del área Andina. Depósito de documentos de la FAO. Departamento de Montes. Extraído de: Medrano, S. (2014). Escuela rural y escuela urbana, ¿algo más que kilómetros? Universidad de la Rioja.

    Martín, J. (2009). Proyecto ¡Nosotros Proponemos! Extraído de: http://blogdegeografiadejuan.blogspot.com/p/proyecto-nosotros-proponemos.html

    Plaza, A. (2019). Manifestación contra la despoblación: “La España vaciada” llena Madrid para exigir soluciones urgentes a unos políticos que les “olvidan” sin elecciones. Extraído de: http://www.rtve.es/noticias/20190331/espana-vaciada-llena-madrid-para-exigir-soluciones-urgentes-unos-politicos-les-olvidan-sin-elecciones/1913700.shtml

    Radio Huesca (2018). La escuela rural, un arma para luchar contra la despoblación. Extraído de: https://www.radiohuesca.com/comarcas/la-escuela-rural-un-arma-para-luchar-contra-la despoblacion-12062018-110689.html

    ResponderEliminar
  36. Pablo Lozano Pardo
    Didáctica de las ciencias sociales: Aspectos aplicados. 4ºD
    Universitat de València.

    PARTE I

    En el caso de España, solo viendo un mapa demográfico actual, es indudable la divergencia poblacional por zonas. Se puede observar claramente lo que Camarero, L.A. atisbaba en 1993: “El espacio interurbano -rural- se ve abocado, desplazado a convertirse en un espacio económicamente vacío, socialmente desequilibrado y culturalmente atrasado, aún a pesar de su proximidad física a los centros urbanos.” (Camarero, 1993). Coincide sobre dichas líneas las tres funciones, comentadas por Diego García y fijadas en la Carta Europea del Espacio Rural de 1996 (Hudault, 2011), las cuales necesitamos revalorar: ecológica, sociocultural y residencial. Por tanto observamos que dicha coincidencia de pensamiento se sitúa en un notable baremo de tiempo y espacio. Y… ¿desde dónde si no, podemos cambiar la visión social del medio rural, sino es desde la educación?
    Cuando preguntamos que se conoce de los medios rural y urbano a un discente, seguramente la respuesta tenga relación con el campo semántico: rural = campo, urbano = ciudad. Yo mismo, como urbanita, he de decir que en el ámbito académico, nunca he recibido enseñanza de lo que es el medio rural, más allá de lo expuesto en un libro de texto, donde se dedican a explicarte las diferencias con el medio urbano, o lo visto en dos días de visita a una granja escuela. Si indagamos en la parte académica, concretamente en el Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria, observamos conceptos como migraciones, distribución de la demografía, materias primas o productos elaborados, cambio climático, … y todo ello en un mismo ciclo educativo, es decir nos ofrece un amplio espectro de posibilidades para trabajar el conocimiento y la concienciación de la situación del medio rural y urbano, el problema es, ¿se está haciendo de manera correcta?
    Tal como escribe Rosa María Jiménez (2014) en la revista Geographos, citando a Lipietz (1994): “La globalización económica comporta necesariamente transformaciones que provocan un nuevo orden territorial, definiendo así espacios ganadores y perdedores en las lógicas dominantes.”. ¡Et voila! Aquí la clave del porqué el medio rural ha ido en decadencia, ha envejecido, va muriendo, … Para hacernos una idea, cifraremos: “a partir del estudio de 4.925 municipios, Recaño alerta de que 1.840 de ellos van camino de la despoblación de forma irreversible.” (Escases, C. 2017).
    Véase la fecha de las dos citas expuestas, 1993 y 1994, lo que significa que el problema planteado es algo que se lleva advirtiendo por lo menos más de veinte años. Del mismo modo, nos pasa con el cambio climático, con la desigualdad, o con el hambre. Hoy, en España, los medios de comunicación nos acribillan con la independencia de Cataluña, la exhumación de Franco, el “brexit”, … esas son las preocupaciones de la sociedad, aquellas que nos ponen ante los ojos, y es que así nos enseña la cultura del capitalismo, a saber defender lo que es nuestro. Por tanto el cambio está, en la infravalorada, educación social, esa carrera profesional que pocos estudian por que no tiene “salida”, esa que muchas personas no saben que existe si quiera. Sabemos de ciencia cierta que el problema hay que cogerlo de raíz, que la educación infantil y primaria son la clave de la solución. Al hilo de esto, es evidente el problema de la despoblación de municipios rurales, que consecuentemente trae el cierre de escuelas, lo que nos lleva a deducir que la educación se pierde en los lugares donde mejor se conoce la realidad del medio rural.

    ResponderEliminar
  37. Pablo Lozano Pardo
    Didáctica de las ciencias sociales: Aspectos aplicados. 4ºD
    Universitat de València.

    PARTE II

    Ya que hemos de partir de algún sitio, quiero focalizar la solución en la formación de educadores, aunque esté ubicada exclusivamente en ciudades. El otro día, nos presentaron a futuros docentes, un programa llamado “Huerto 2.0”, donde se promueve la existencia de huertos ecológicos en todos los centros educativos de enseñanza obligatoria, así como en las universidades de magisterio. Si, existen movimientos y organizaciones que se preocupan por una enseñanza basada en la experiencia y la reflexión; en la profundización sobre enseñar a los más pequeños a aprender a aprender, a saber cómo se trabaja la tierra, a respetar la naturaleza, … es decir, a conocer la agricultura en su estado base, la productividad natural que comenta Diego García, y con ello parte del medio rural. Pero, ¿por qué solo lo he de conocer yo?, ¿por qué no se promueve más este tipo de conocimiento?, ¿por qué no nos acribillan los medios de comunicación con más noticias de este estilo, y deja para las secciones más irrelevantes, las peleas o discusiones menos importantes? La solución se conoce y es muy factible, los medios y el capitalismo nos pone obstáculos.
    Las personas miramos nuestro bienestar material, eso es lo que hace que migremos a las urbes, pero existe la necesidad de mirar por el bienestar sociocultural, la necesidad de equilibrio. Y es aquí, donde los/as maestros/as y educadores/as tenemos un papel “very important”, y observar lo que hay más allá de los intereses económicos, y enseñárselo a los discentes. Solo así evitaremos la extinción del medio rural.

    REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

    Camarero, L.A. (1993): Del éxodo rural y del éxodo urbano. Madrid, Ministerio de
    Agricultura, Pesca y Alimentación.
    Escales, C. (2 de Septiembre de 2017). España tiene 1.840 municipios rurales en riesgo de desaparición. El Periódico. Recuperado de www.elperiodico.com/es/sociedad/20170902/espana-tiene-1840-municipios-rurales-en-riesgo-de-desasparicion-6260430

    Jiménez, R.M. (2014). Globarruralización: cómo el medio rural se ve afectado por la globalización y las TIC. Geographos. Vol. 5, 67, p. 284. DOI: 10.14198.

    Hudault, J. (2011). La protección jurídica del territorio rural. En: E. Muñiz (coord.), Un marco jurídico para un medio rural sostenible (pp. 71-80). Madrid: Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

    Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria.

    ResponderEliminar
  38. Candela del Don Bou Juan17 de octubre de 2019, 9:48

    Candela del Don Bou Juan, 4º PT
    Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
    2019-2020

    PARTE I:

    El éxodo rural es un problema recurrente y que lleva ya años formando parte de la realidad de nuestro país. Para tratarlo, se debe tener en cuenta la perspectiva de la educación, en concreto la geográfica, puesto que a través de esta se pretende que la sociedad tome consciencia de este fenómeno y actúe en consecuencia. Con “la sociedad” no se apela únicamente a los ciudadanos, sinó también a los políticos y a sus proyectos que pueden incentivar un cambio realmente sustancial en estas zonas rurales. En este texto, se mencionarán ejemplos que muestran la concienciación de la población y se citará un artículo sobre la realización de un análisis de la percepción social del medio rural para una futura aplicación en el aula.

    Es importante indicar que la percepción que la población tiene de ciertos conceptos no es la adecuada. Esto ocurre con el medio rural; “la sociedad recrea una imagen en la que predominan los relatos idílicos y románticos de unos espacios inexistentes” (García, Romero & Rivera, 2019). Por lo tanto, esta idea preconcebida erróneamente sugiere la necesidad de una educación geográfica respecto a este concepto.

    Por una parte, en la educación actual se favorecen ciertas asignaturas (matemáticas o lengua) sobre la de ciencias sociales puesto que las primeras son consideradas materias instrumentales, más útiles y necesarias para la vida futura del alumno. En cambio, las segundas se conciben más descriptivas y memorísticas (García, Romero & Rivera, 2019). Estas no permiten resolver cuestiones referentes al mundo rural, tales como “La España vaciada”, la cual se debe a las migraciones de los habitantes de pueblos de interior a las ciudades.

    En un análisis sobre la percepción social del medio rural, García Monteagudo (2015, p. 1) muestra los esquemas mentales que los ciudadanos tienen sobre este entorno. Desde el siglo XVIII, se consideró la ciudad como sinónimo de modernidad ya que el consumo y la vida moderna iban de su mano y ambos requerían de la innovación propia de la renovación industrial que formaba parte de la gran ciudad (García Monteagudo, 2015, p. 2).

    A su vez, la Geografía siempre ha dividido el espacio entre rural y urbano y los diferencia considerando el primero agrario y el segundo una zona urbanizada con mayor funcionalidad (García Monteagudo, 2015, p. 2).

    Los resultados del análisis nombrado anteriormente muestran que el 77 % de los encuestados manifiestan cierto interés por vivir en el medio rural. Asimismo, el 50,65 % de los resultados muestran que aquellos que pasan sus vacaciones en el campo conocen mejor el desarrollo de la vida en estas zonas; en cambio, lo que no suelen pasar tiempo en él, lo desconocen mayoritariamente. También se pregunta sobre el conocimiento de la política y la gestión del medio rural y se afirma que se carece de conocimientos en este ámbito (García Monteagudo, 2015, p. 5 - 9).

    ResponderEliminar
  39. Candela del Don Bou Juan17 de octubre de 2019, 9:49

    Por otro lado, en el último informe del Consejo Escolar del Estado de 2017, se recomienda la creación de un plan de actuación que refuerce las escuelas rurales para permitir la igualdad de oportunidades a los alumnos de estas zonas. Además, si en algún pueblo no hay centro, la LOMCE establece que se debe instaurar transporte y comedor gratuito (CEE, 2017, p. 591) (Santamaría, 2018).

    En general, toda la información acentúa la importancia de conocer realmente el medio rural y todo aquello que este implica: turismo, agricultura, hostelería, etc. Es decir, no solo las grandes ciudades y sus empresas favorecen al mantenimiento de la economía española. Hay que desmantelar los mitos que lo envuelven y mostrar que sin el medio rural la vida no sería tal y como se conoce actualmente.

    En conclusión, es necesario remarcar la inmensa necesidad de ahondar en la educación geográfica del mundo rural y su estudio en las aulas hoy en día. Asimismo, se debe dar a conocer la importancia de este medio a los alumnos, permitiéndoles apreciarlo por como realmente es y no por los relatos idílicos que existen en torno a él.

    Desde mi punto de vista, actualmente no se le da la importancia que este concepto de “medio rural” verdaderamente tiene. En el currículum no es un tema que se tenga lo bastante en cuenta, por lo que debemos plantearnos si esto debería cambiar. En mi pueblo, Alginet (medio rural), se ha iniciado un proyecto que pretende darlo a conocer, los edificios históricos, los personajes ilustres, las comidas típicas, las tradiciones, etc. A través de él, se quiere mostrar a los alumnos las particularidades que lo hacen único e importante.


    Referencias Bibliográficas:

    García Monteagudo, D. (2015). La percepción social del medio rural: un análisis para su aplicación en el aula. Valencia: Universidad de Valencia.

    García Monteagudo, D., Romero Castro, O. L. & Rivera Flórez, L. A. (2019). FORO 25. El medio rural en la educación geográfica. Una realidad olvidada y necesaria para la formación ciudadana. Recuperado de http://geoforoforo2.blogspot.com/

    Santamaría Luna, R. (2018). Ideas para el Plan de Educación Rural. Recuperado de http://escuelarural.net/ideas-para-el-plan-de-educacion

    ResponderEliminar
  40. Raquel Guillem López
    Didáctica de las ciencias sociales: Aspectos aplicados. 4ºD
    Universidad de Valencia.


    PARTE I

    Este informe engloba una variedad de ideas previas, conocimientos aprendidos, y el análisis de algunas cuestiones que pueden encaminar a las posibles vías de la docencia de los medios rurales desde la geografía escolar. No obstante, resulta importante remarcar que se trata de un sumario de diversos aspectos expuestos y no una única objeción a un contenido en concreto.

    En primer lugar, cabe señalar que el Diccionario de la Real Academia Española (2014) describe la palabra “rural” como perteneciente o relativo a la vida del campo y a sus labores, eliminando en el año 2012 una de las acepciones del término rural como inculto, tosco, apegado a cosas lugareñas. No obstante, como podemos observar es esta última significación, las zonas rurales han sido consideradas en los últimos años y actualmente en muchas ocasiones, de una manera peyorativa.

    Los medios rurales han experimentado un proceso de transformación y modernización en las últimas décadas, que ha dado lugar a grandes problemas sociales y ambientales. Tal y como señala Escudero (1998) los efectos sociales de la globalización se encuentran agudizados, puesto que la fuerza centrípeta globalizadora muestra la presencia de un modelo excluyente, que ha dejado fuera a la mayoría de sectores rurales por su incapacidad para adaptarse e integrarse a la corriente modernizadora del campo, acentuando su situación de pobreza e inseguridad alimentaria y nutricional. El medio rural ha experimentado grandes cambios en los últimos años, con efectos muy diversos dependiendo del territorio, pero tal y como dice Pérez (2001) pueden hablarse de tres grandes cambios: demográficos como consecuencia del despoblamiento; económicos por el declive de la agricultura y, en algunos países, por la nueva visión que el mundo urbano tiene del medio rural; e institucionales, debido a la descentralización política que pretende dar mayor poder a lo local y lo regional.

    ResponderEliminar
  41. Raquel Guillem López
    Didáctica de las ciencias sociales: Aspectos aplicados. 4ºD
    Universidad de Valencia.


    PARTE II


    En segundo lugar, resulta preciso mencionar el ámbito educativo, ya que los conocimientos y saberes que se transmiten y el alumnado conoce acerca del medio rural son escasos, encontrándose frecuentemente con la inexistencia de información o aclaraciones incompletas. Por tanto, una vez señalados estos aspectos, considero necesario observar la noción de medio rural en las leyes educativas actuales. Según el Decreto 108/2014, del 4 de Julio, del Consell, por el que se establece el currículo y se desarrolla la ordenación general de la Educación Primaria en la Comunidad Valenciana, podemos observar como en la materia de Ciencias Sociales de Educación Primaria se trabaja la noción de medio rural en el bloque 3: Vivir en sociedad, basándose principalmente en la relación del medio rural con la distribución de la población y el tamaño de los territorios, y cómo afecta esto a la vida de las personas. No obstante, en la práctica docente esto se realiza de una manera muy superficial y alejada de la realidad, centrándose en mayor medida en los núcleos urbanos.


    Así pues, como conclusión resulta importante remarcar el estado de los medios rurales y cómo desde la educación se podría abordar dicha situación, pues nos encontramos frente a uno de los grandes problemas presentes en la sociedad. Además, el desconocimiento de la complejidad del mundo rural y del contexto por parte del profesorado es un precursor del mal enfoque en la materia de las Ciencias sociales. Los docentes deben de informarse y dar a conocer al alumnado la importancia de las zonas rurales para el desarrollo del país, así como los problemas, limitaciones, y necesidades existentes, fomentando la reflexión y el acercamiento a ello mediante la problematización.


    Por último en cuanto a mi valoración personal, pienso que es importante tener en consideración la necesidad de un nuevo enfoque educativo para lograr una enseñanza de calidad y significativa. Tal y como indica Martínez (1987) el marco de la geografía social y del bienestar puede enriquecer el conocimiento acerca de la problemática actual de las zonas rurales, cuya precariedad está en gran parte producida por las relaciones de dependencia establecidas entre el campo y la ciudad. La educación tiene un papel primordial en dar a conocer e incluir la realidad de los medios rurales, y las circunstancias vigentes, tratando así de llegar a posibles soluciones y contribuir a una plena e íntegra formación ciudadana.



    Referencias Bibliográficas:


    Decreto 108/2014, de 4 de julio, del Consell, por el que establece el currículo y desarrolla la ordenación general de la Educación Primaria en la Comunidad Valenciana. [2014/6347]

    Escudero, Gerardo, “La visión y misión de la agricultura al año 2020: hacia un enfoque que valorice la agricultura y el medio rural” en AGRICULTURA, MEDIO AMBIENTE Y POBREZA RURAL EN AMÉRICA LATINA. IFPRI y BID. Washington, D.C, USA, 1998 : 21-54

    MARTÍNEZ, A. S. (1987). Geografía social y reno-vación conceptual en e! análisis del medio rural. In Anales de geografía de la Universidad Complutense (No. 7, pp. 77-84). Servicio de Publicaciones.

    Pérez, E. (2001). Hacia una nueva visión de lo rural. Una nueva ruralidad en América Latina, 1, 17-29.

    Real Academia Española. (2014). Diccionario de la lengua española (23.ª ed.). Consultado en https://dle.rae.es/srv/search?m=30&w=rural

    ResponderEliminar
  42. Jorge Roselló Hernández
    Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
    2019-2020; 4ºD
    Profesor: Benito Campo Pais

    Parte I
    El gran problema que está teniendo el mundo rural actualmente es la despoblación provocada por el traslado masivo a las ciudades. Esta situación produce problemas que vemos actualmente y por los que se manifiestan campañas como la de “España vaciada” que denunciaba el abandono del gobierno a las poblaciones rurales. Además, este decrecimiento de la población en el mundo rural esta provocando que la educación de estos lugares tenga unas necesidades especificas que debemos conocer y trabajar.
    Como dice Bustos, A. (2010) al analizar como funciona la educación en el mundo rural tenemos que partir de unos condicionantes específicos como son el agrupamiento de los alumnos, el tiempo de las clases y el espacio de aula. Centrándonos en los agrupamientos de aula, no podemos entender el mundo rural sin conocer los grupos multigrado. Con esto nos referimos al agrupamiento que organiza a varios alumnos de diferentes edades en el mismo grupo compartiendo las mismas condiciones de aula. Esto puede provocar dificultados en los docentes ya que no estamos desarrollados para enseñar en este contexto y suele haber fallos de coordinación al trabajar con varios cursos al mismo tiempo. Como dice Boix, Roser. (2011) “Los maestros se encuentran atrapados en una situación de enseñanza-aprendizaje para la que, en la mayoría de las ocasiones, no han sido formados”.
    Sin embargo, para trabajar en estos grupos multigrado, Bustos, A. (2010) nos explica que esta organización provocada por la despoblación del mundo rural puede tener ciertas ventajas ya que buscando la cooperación entre el alumnado podemos utilizar a los alumnos de mayor edad como modelos de conducta de los más pequeños. Además, la escasa ratio de estos grupos nos permite proponer aprendizajes cooperativos teniendo menos conflictos.
    Siguiendo a Boix, Roser. (2011) las escuelas rurales tienen ciertas características propias que debemos entender para poder enseñar de forma correcta. Primeramente, se debe enseñar y educar favoreciendo la autonomía de los alumnos, ya que al enseñar al mismo tiempo varios niveles es fundamental que los alumnos puedan ir progresando autónomamente para no perder tiempo de clase buscando continuamente la ayuda del profesor. Por otro lado, conectándolo con lo dicho anteriormente es muy útil la figura del alumno-tutor dentro del aula, aprovechando la diferencia de edades dentro del aula, haciendo que los de mayor edad ayuden a los más pequeños.
    Además, también debemos conocer que dentro de estas aulas se suele generar un microsistema social donde se reproducen modelos sociales y se establecen las relaciones entre los alumnos que pueden generar conflictos al ser niños que se relación por norma general tanto dentro como fuera de la escuela. Por lo tanto, la escuela rural debe educar en la convivencia desarrollando valores cívicos y solidarios. Por último, otro punto que tenemos desarrollar es aprovechar el entorno de la escuela en el proceso de aprendizaje, de esta forma damos importancia al entorno geográfico, cultural y social de los alumnos. Eso sí, esto conlleva que el profesor del centro rural tiene que estar bien informado sobre la comunidad donde esta dando clase y se necesita implicación por su parte.

    ResponderEliminar
  43. Jorge Roselló Hernández
    Didáctica de las ciencias sociales: aspectos aplicados
    2019-2020; 4ºD
    Profesor: Benito Campo Pais


    Parte II

    Las posibilidades que nos ofrece la escuela rural también las comentan Pilar Abós Olivares y Roser Boix Tomás (2017) donde centrándose en la evaluación comentan que debido a la menor ratio de alumnos por aula es muy interesante realizar evaluaciones diarias. Además, los propios alumnos pueden servirnos como agentes evaluadores realizando autoevaluaciones o revisando el trabajo de otros compañeros.
    Para finalizar solo me queda decir que en el mundo rural que nos encontramos hoy en día es vital que los profesores que vayan a estos espacios a dar clase sepan muy bien que tipo de clase van a tener y hagan el esfuerzo de conocer el entorno social y geográfico en el que van a trabajar. Igual que el entorno rural no es igual al que nos encontramos en las ciudades, el proceso enseñanza-aprendizaje también es distinto y hay que adaptarse a sus características únicas.
    Bibliografía
    Boix, Roser. (2011). ¿Qué queda de la escuela rural? Algunas reflexiones sobre la realidad pedagógica del aula multigrado. Profesorado. Revista de Curriculum y Formación de profesorado, 15(2), 13-23.
    Bustos Jiménez, A. (2010). Aproximación a las aulas de escuela rural: heterogeneidad y aprendizaje en los grupos multigrado.
    Olivares, P. A., & Tomás, R. B. (2017). Evaluación de los aprendizajes en escuelas rurales multigrado. Aula abierta, 45(1), 41-48.

    ResponderEliminar

Para participar en el debate tan solo tienes que hacer click en el título del debate, donde a continuación, además de aparecerte el texto a debatir, encontraras la manera de dejar tu comentario. Periódicamente, cada quince días, se renovarán los contenidos con el objetivo de de precisar el sentido, alcance y límite de los mismos. Para proponer nuevos debates escribe a:geoforo@gmail.com .