miércoles, 11 de enero de 2012

NOVENO/NONO FORO

Nono Debate
O valor formativo da educação geográfica
Neste momento queremos ouvir, em primeiro lugar, as vozes dos alunos universitários. Neste caso, são estudantes da Universidade de Lisboa (Mestrado em Ensino da História e da Geografia, Seminário da Didática da Geografia) que realizaram três pequenos ensaios sobre as finalidades e utilidade social do conhecimento geográfico. São textos que estimulam a que outros colegas da comunidade ibero-americana possam trazer os seus pontos de vista. A partir daqui, apelamos a que outras pessoas, em especial alunos universitários e professores que trabalhem no ensino básico e secundário tragam as suas opiniões sobre este domínio do saber social.

NOVENO DEBATE.

El valor formativo de la educación geográfica.

En este noveno debate queremos oír, en primer lugar, las voces de los alumnos universitarios. En este caso son estudiantes de la Universidad de Lisboa (Mestrado em Ensino da História e da Geografia, Seminário da Didática da Geografia ) que han realizado tres pequeños ensayos sobre las finalidades y utilidad social del conocimiento geográfico. Son textos que animan a que otros colegas de la comunidad iberoamericana puedan aportar sus puntos de vista. Desde aquí animamos a otras personas, en especial alumnos universitarios y profesores en activo de la enseñanza básica, a ofrecer sus opiniones sobre este ámbito del saber social.

Textosalumnos

36 comentarios:

  1. Acredito que o conhecimento geográfico na educação é de extrema importância, pois contribui muito na formação do sujeito,não somente transformando-o em um ser conhecedor dos saberes Geográficos como também tornando-o um sujeito crítico e questionador da realidade.

    William Pelegrino Graduado em Pedagogia. Brasil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El propósito de mejorar la Educación Geográfica debe tener notable importancia en los planteamientos sobre renovados conocimientos y prácticas que orienten la formación de los ciudadanos en las aulas escolares, referidos al abordaje de los acontecimientos del mundo contemporáneo, las realidades ambientales, geográficas y sociales de las comunidades y, especialmente, la innovación de los procesos formativos en el aula. Significa que se hace importante asumir el escenario epocal como objeto de estudio, pero del mismo modo, considerar otros ámbitos que faciliten entender las razones explicativas de los sucesos emergentes de la vida cotidiana, de la escuela y del momento histórico. Esto determina valorar que entre el mundo vivido y el aula escolar, no deben existir diferencias ni contradicciones por tratarse de una misma circunstancia involucrada en el mismo contexto socio-histórico. De allí que se imponga el reto de explicar los acontecimientos de la realidad donde, en primera instancia, se debe tomar en cuenta a los saberes empíricos de las personas, el conocimiento que facilita la escuela y el conocimiento elaborado por los científicos. Aunque son tres conocimientos diferentes en su apariencia, son potencialmente vinculantes como bases para nuevos conocimientos. Esta labor debe ser tarea de la escuela y de allí el interés por abordar los sucesos que ocurren en el aula de clase, para apreciar por qué esa articulación, tan imprescindible, no se produce con la efectividad que el caso amerita. En efecto, desde tiempo reciente, la investigación en el Educación Geográfica ha apuntado a revelar el desenvolvimiento de la práctica escolar cotidiana, con el propósito de indagar los eventos que permiten comprender qué ocurre en ese escenario escolar, cómo se desarrollan las acciones para enseñar y aprender y, fundamentalmente, cómo se forma al ciudadano desde los planteamientos de la finalidad educativa, el diseño curricular y la programación escolar elaborada por el docente, entre otros aspectos. Implica entonces que para los investigadores, hay un nuevo escenario para elaborar conocimientos factibles de contribuir a renovar la Educación Geográfica, a partir de los sucesos que ella origina y se desarrollan en el aula de clase de geografía.

      José Armando Santiago Rivera

      Eliminar
  2. Considero que el conocimiento geográfico enriquece enormemente nuestras perspectivas acerca de como esta constituido el mundo en el cual habitamos y sus continuos cambios. En tanto disciplina de las Ciencias Sociales, no solamente debemos reducir la geografía al espectro puramente conceptual, sino que debemos adherirlo también a nuestras practicas cotidianas. El conocimiento geográfico puede ser también una posibilidad para reducir el impacto de practicas y problemáticas como la desigualdad social, la mala distribución de los recursos, la pobreza extrema y la destrucción lenta del planeta a causa de la escasez de recursos tan importantes como el agua, la desaparición de especies y la extinción de especies vegetales. Es así, como podemos hacer del conocimiento geográfico un medio de transformación social.

    Lady Camila Rodriguez Barbosa.
    Estudiante de Lic. en educación básica con énfasis en Ciencias Sociales.
    Universidad Pedagógica Nacional- Bogota, Colombia.

    ResponderEliminar
  3. La enseñanza de la geografía debe partir de un análisis critico de los espacios y sus implicaciones en las condiciones de vida de cada persona donde no solo se centre en la vigencia de la memorización, la repetición y la fijación de nociones y conceptos ya que esta es una realidad preocupante como docente en formación, de ahí la importancia de reforzar la acción educativa en pro de formar ciudadanos críticos, reflexivos en donde no solo adquiera conocimientos si no que tenga la posibilidad de problematizar, concienciar, reflexionar acerca de su realidad y la incidencia de los espacios geográficos los cuales condicionan las formas de vida y que mejor forma de apostarle a todo esto que por medio de la Geografía la cual sera nuestro punto de partida para generar verdaderos cambios a favor de la educación, donde los diversos espacios no solo sean percibidos si no que de igual manera vividos...!

    "sabemos que la ciencia Geográfica ha evolucionado y su enseñanza no debe recaer en el estanco de nombres y cifras y en esperar la memorización de los mismos por parte de los alumnos; si no que nuestra mirada debe ir más allá"

    Karen Jimenez Guevara
    Estudiante de Lic. en educación básica con énfasis en Ciencias Sociales. VII Semestre
    Universidad Pedagógica Nacional- Bogota, Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se pretende entender lo que ocurre en el aula de clase, uno de los temas de significativa importancia son las reformas curriculares que desde los Ministerios de Educación, promueven los gobiernos, con el objeto de mejorar la calidad formativa del acto educante. En estos intentos por renovar la educación, siempre y en forma reiterativa se hace referencia que el docente es un factor de cambio y, en especial, su labor en el aula de clase. Por tanto, como se exige mejorar los procesos de enseñanza y de aprendizaje, es apremiante plantear novedades pedagógicas y didácticas para que la Educación Geográfica, sea coherente con los cambios del momento histórico. Mientras eso se formula como una novedosa iniciativa, los hechos en las aulas escolares revelan estar detenidos en el tiempo. Un rasgo revelador es la insistencia que en el inicio del siglo XXI, se educa a los ciudadanos con los fundamentos y prácticas del siglo XVIII. Este planteamiento común en la bibliografía de actualidad, obedece a que la investigación en la práctica escolar cotidiana de la Educación Geográfica, ha mostrado el atraso y la obsolescencia del acto pedagógico que ocurre en el aula, caracterizado por la descontextualización, la rutina formativa y la vigencia de los conocimientos y prácticas de acento positivista. ¿Por qué en el aula de clase de la enseñanza de la geografía se conserva con tanta vigencia la geografía descriptiva y la pedagogía tradicional? Una respuesta a esta interrogante, nos invita a considerar la urgencia de indagar el desenvolvimiento de la práctica escolar cotidiana, como paso previo a la formulación de opciones de cambio. La innovación educativa no puede ser aplicada si no se tiene comprensión científica de los acontecimientos en desarrollo en la escuela. De allí que ante una abundancia conceptual y metodológica en la enseñanza geográfica se contempla con destacada consideración, pero no se aplica para impulsar cambios contundentes. Es implica comenzar por comprender la imperiosa necesidad de reducir la distancia entre la enseñanza geográfica académica y la práctica escolar cotidiana.

      José Armando Santiago Rivera

      Eliminar
  4. Todas as questões levantadas neste texto revestem-se de uma pertinência indiscutível para os profissionais de Educação Geográfica. Uma em particular considero necessitar de ser mais amplamente debatida: a questão do “pensar geográfico”. Na verdade, se conseguirmos entender verdadeiramente a profundidade e a exigência desta ideia, estaremos aptos a repensar, redefinir e defender externamente à Geografia a importância do “ensinar” Geografia e a sua pertinência para a formação dos cidadãos do fututo.
    Pegando nesta ideia do “pensar geográfico” de Bailly, Scariati e Simões (2009) retirada da obra citada no texto que recomendo vivamente a leitura, acho que é pertinente no âmbito da Educação Geográfica debatermos mais o conceito de base de “spatial thinking” (atentando em especial à sua taxonomia da autoria de Jo e Bednarz, 2009) aplicado à Geografia que apesar de ser um conceito muito utilizado no debate internacional em Educação Geográfica (destacando eu aqui talvez a Professora Sarah Bednarz), julgo que merece ser mais discutido no âmbito ibero-americano. Fica aqui o desafio para que neste foro se debata mais esta temática. Para tal debate considero particularmente relevante o seguinte texto desta autora: JO, Injeong, BEDNARZ, Sarah, METOYER, Sandra (2010) – “Selecting and Designing Questions to Facilitate Spatial Thinking” in The Geography Teacher. 7:2, p. 49-55.

    Cristiana Martinha
    Universidade do Porto

    ResponderEliminar
  5. Me parece excelente la idea de Cristiana Martinha de intentar definir que entendemos por "pensar geografiacamente". Acabo de solicitar el ar´ticulo, pues sólo tenía acceso al abstract.
    Pero hay algo que me gustaría señalar antes de leer este documento. PENSAR geográficamente supone, también, incorporar los sentimientos y emociones que regulan nuestra manera de razonar y decidir.
    Estoy siguiendo los trabajos de Natonio Damasio (El error de Descrates, Y el cerebro creó al hombre) y me parecen muy importantes sus investigaciones desde la neurociencia. Debemos superar los parámetros de David Ausubel que reducía el pensar la educación a conceptos. Hay algo más que conceptos, son imágenes resultado de emociones y sentimientos. En el caso del espacio subjetivo ello es IMPRESCINDIBLE, debemos intuir y luego explicar cómo las personas (y por tanto los alumnos) piensan el espacio geográfico, como lo viven desde sus emociones y a partir de ahí crean una serie de filtros culturales que determina su percepción del mismo
    Un saludo
    Xosé M. Souto

    ResponderEliminar
  6. Una vez leído el artículo de JO, BEDNARZ, METOYER creo que la síntesis de conceptos y procedimientos es muy semejante a la que se hacía en los años ochenta, como fue el caso de Bailly, Capel, Graves... En todo caso lo veo más sesgado por una posición filosófica procedente del positivismo. La idea de recurrir a unos parámetros aparentemente neutrales y propios de un razonamiento puro se asemeja a lo que describe Antonio Damasio en los pacientes con lesión prefrontal. Yo coincido con sus tesis de considerar que Nuestro cerebro puede decidir bien en cuestión de minutos o segundos, en función del marco temporal que establezcamos como apropiado para el fin que queremos conseguir y, si puede hacerlo, debe hacer esta tarea maravillosa con algo más que razón pura. Es preciso considerar cómo las personas sienten las emociones ante un espacio, lo que implica que después actúe y decida. Algo que los geógrafos de la percepción ya establecieron hace años.
    Un saludo
    Xosé M. Souto

    ResponderEliminar
  7. A questão suscitada pela Cristiana Martinha e explorada por Souto sobre “pensar geograficamente” abre quase uma nova linha de debate. Estou completamente de acordo quanto à necessidade de valorizar o espaço subjetivo, o que significa, também, que a necessidade de identificar a forma como cada um percepciona o espaço envolvente constituir uma fase importante da metodologia do ensino da Geografia. Na mesma linha, também Nancy Palacios nos fala da forma como os jovens apreendem os conhecimentos geográficos atuais.
    Contudo, gostaria de levantar uma outra questão, presente nos textos iniciais – a da transmissão de valores pela educação geográfica.
    Gosto da Carta Internacional da Educação Geográfica (1992) quando esta coloca, abertamente, as questões dos direitos sociais no centro do debate sobre o ensino de Geografia. E acredito que a Geografia, e o seu ensino, em particular, deve veicular valores específicos, como o da equidade e da justiça territorial. Na sala de aula, temos direito a, perante os nossos alunos, veicularmos as nossas críticas a um mundo desigual, por exemplo?
    A minha resposta é, em princípio, afirmativa. Julgo que o valor formativo da Geografia passa muito por esta preocupação. O debate geográfico também não se faz fora das questões políticas… E aí, muitos de nós dirão que sim, mas é preciso cautela… E vem-nos à memória a "Geografia dos Professores", denunciada por Ives Lacoste, por alienante e desproblematizadora. Mas também o incómodo por não querermos “doutrinar” os jovens sobre os quais temos, de forma mais explícita ou implícita, algum ascendente, com as nossas próprias perspetivas.
    Complicado. Mas gostaria de dizer que, enquanto aluno, senti que crescia mais com aqueles professores que discutiam connosco as questões éticas e morais, mesmo que discordasse deles em parte, do que com aqueles que não o faziam. Mas gostaria, sobretudo, de recordar a posição dos nossos colegas anglosaxónicos, muito sublinhada nos anos 80 - a da clarificação de valores. No essencial, e num aparente compromisso de posições, defendiam ser importante levar os alunos a explicitarem as suas próprias posições, a transmiti-las e a discuti-las. E, eventualmente, a reformulá-las neste confronto. Nada disto é totalmente novo quando lemos autores como o próprio Souto.
    Sem alongar muito, aqui fica a questão: é assumido que a Geografia vincula valores, sociais, políticos e outros? Se sim (e os textos sobre o valor formativo tendem a afirmá-lo), de que forma o professor de geografia pode/deve proceder no quotidiano?
    Sérgio Claudino

    ResponderEliminar
  8. Pretendendo alcançar a formação de um sujeito que dispunha de uma autonomia e criticidade em sua visão de mundo, e que nele a autonomia seja plena nas atitudes e posições tomadas, formando-o como cidadão reflexivo e atuante.
    Buscamos então que esse aluno possa construir conhecimentos de forma problematizada, os valores podem ser trazidos para as reflexões como foco de reflexão e problematização. Acredito que os conceitos geográficos devem ser vistos sempre como pertencentes ao contexto social e que estão permeados por questões politicas, econômicas e sociais. Colando em questão também os tensionamentos causados pelas relações de poder, construindo assim um conhecimento geográfico que poderá formar o sujeito para ser reflexivo perante a sociedade que vive.

    Thais Angela Cavalheiro de Azevedo
    Estudante de Pedagogia da Universidade de São Paulo - FFCLRP USP
    Grupo ELO - Grupo de Estudos da Localidade
    Universidade de São Paulo - Brasil

    ResponderEliminar
  9. Nunca antes tuve la oportunidad de encontrarme de la geografía en los lugares que recorrí, tanto, como lo he podido hacer con la ayuda y la enseñanza de mi Universidad Pedagógica Nacional. No sabía que en este recorrer y disfrutar de los lugares que marcan la historia de mi vida, se encuentran inmersas una serie de conceptos, debates y cuestiones sin aclarar que hacen que la geografía sea un área no sólo para pensar sino para vivir, para acoger como artilugio de conocimiento del mundo, para apropiarlo y defenderlo. Durante este, mi tiempo de formación como futura docente, me he encontrado con que la piel, los sentidos y la memoria son elementos básicos para aprehender eso que llamamos fenómenos y dinámicas del espacio. Salir a conocer mi país me ha permitido ver y comprender las distintas características físicas, culturales, sociales y económicas de lo que enmarca el territorio colombiano. Veo los ríos en los que se ha desarrollado una población que cultiva, que hace cultura y que organiza su vida a lo largo del cauce, pero veo también que ese río menguó su fuerza y al ver a la población que lo acompaña, me doy cuenta que esta se afecta. Quiero decir que estoy apreciando de forma directa esa relación eterna entre hombre y espacio, cómo el primero se ha encargado de brindarle atributos al segundo que a su vez, le ofrece medios para desarrollar una sociedad. La vida, la experiencia, ese contacto con un mundo palpable, es el que da carta blanca para la reflexión, para la interpretación de eso que se observa, que no quedará como una simple imagen muerta, sino que será el material de análisis de esa correspondencia entre el hombre y su espacio.

    Se está hablando de una crisis en la geografía, una crisis que responde a un rompimiento con el análisis de la realidad diaria. La geografía es un campo de conocimiento para el ser humano, los individuos cambiamos todos lo días, nuestra forma de pensar también, el mundo no se queda atrás, todo apunta a que nuestra reflexión del mundo se debe renovar debe ir a la par con las condiciones que estos tiempos nos ponen cada día ¿por qué debería entonces la geografía desligarse de estos tiempos? Acaso esta no propende una suerte de simbiosis que estimule nuestra reflexión y problematización sobre el espacio que habitamos. Se debe hacer un llamado a los estudiantes derivado de la urgencia de pensar el espacio, de salir a caminar para sentirlo y conocerlo. Como docente y estudiante estoy convencida que si observo detenidamente mis lugares, me daré cuenta de un sin número de características que tienen una razón de existencia a través de la historia y de nosotros mismos, razones que debo entender y criticar. Debemos hacer una invitación simple, una invitación a recorrer la casa, las calles de la ciudad, su alrededores, alzar la mirada y ver que lo que nunca hemos visto, para darnos cuenta de cuántas cosas de las que aguarda el espacio son el más fehaciente reflejo de mi realidad, que esta vida que camina con nosotros por el espacio dinámico y problémico en el que nacimos. Si la geografía es una forma diaria de pensar, nunca terminarán sus avances, nuevas ideas llegarán y ésta, será un área de transformación, de búsqueda inalcanzable por terminar de entender su objeto de estudio.

    Jenny Marisol Ávila Martínez
    Estudiante de la Universidad Pedagógica Nacional
    Bogotá, Colombia

    ResponderEliminar
  10. Cordiales saludos a todos, me quería sumar al debate para dar una opinión. Considero que la Geografía últimamente en varios países ha perdido el carácter universalista que llegó a tener en la década del 70’ y los 80’ y ahora se enfoca más hacia cuestiones que tiene que ver con lo localista o de última con lo que pasa en determinadas regiones, como es el caso de las “geografías” latinoamericanas. Me acuerdo que la Editorial Salvat en la década del 80’ que estaba arraigada al pensamiento geográfico español de esa época sacaban los fascículos de Conocer el Mundo, dónde combinaban de manera muy buena (para mi forma de pensar) la geografía de carácter regionalista, algunos análisis cuantitativos, cosas de turismo y también cuestiones críticas sobre las geografías de todos los países del Planeta Tierra, y que a mi en lo personal me enriquecieron mucho sobre el conocimiento de esas regiones, espacios, territorios, lugares, etc. Mi humilde pregunta hecha desde la ignorancia es ¿no sería ese estilo un buen camino a seguir en la Geografía de ahora en adelante?, buscar ese “consenso” de diferentes estilos que hubo en esa época y porque no agregar las teorías neo-cuantitativas como los Sistemas de Información Geográfica o las Tecnologías de Información Geográfica a los planes de estudio en la educación superior. No es mi intención negar las problemáticas actuales, sino buscar una base movilizadora que permita a los geógrafos de hoy en día buscar consensos. Desde ya gracias por permitir expresar mi opinión y disculpas por la ignorancia que puedo tener sobre el tema. Reitero mis saludos.


    Miguel Cava Peralta
    Estudiante de Geografía de la Universidad de Buenos Aires
    Buenos Aires, Argentina

    ResponderEliminar
  11. Pensar a la educación geográfica como mecanismo para explicar, comprender y transformar la sociedad contemporánea, es aludir principalmente a la construcción de sujetos políticos con capacidades cognitivas, que le permitan tomar herramientas con las que pueda comprender la realidad y volver a ella, como un sujeto renovado en las ideas de acción y transformación en el espacio.

    Por ello, formar sujetos en la perspectiva geográfica debe apuntar a que este comprenda que el espacio geográfico como contenedor de las relaciones sociales (siguiendo a Di Meó) es un espacio que se trasforma y se articula en función de los esquemas culturales, las prácticas económicas y el nivel técnico de las sociedades que lo habitan. Ahora bien, si dentro de la formación de la educación geográfica los sujetos pueden comprender que ese espacio que se transforma, no está alejado de las condiciones materiales y abstractas que lo constituyen, es posible pensar y proyectar una cambio en las formas de como se asume el proceso educativo para comprender el mundo dentro de las aulas,y poder vivirlo fuera de ellas.

    Por lo tanto, es necesario que a partir de procesos didácticos novedosos, alejados del tradicionalismo pedagógico, se generen estrategias que puedan construir nuevas concepciones del mundo desde los espacios percibidos, los espacios de la vida y los espacios sociales. Todo esto con un solo propósito, formar para trasformar.

    Carlos Iván Bermúdez Ariza
    Estudiante de la Universidad Pedagógica Nacional
    Bogotá, Colombia

    ResponderEliminar
  12. Me parece que el debate que se está desarrollando en este noveno foro es de gran interés. Destaco dos opiniones:
    a) buscar las claves de pensar geográficamente el mundo desde la localidad, "salir a caminar para sentirlo y conocerlo" como comenta Jenny M. Avila.
    b) encontrar una estrecha relación entre los problemas locales y sus contextos universales. Se trataría de pensar y delimitar un problema concreto para luego comunicar los resultados en el Foro y ver las maneras de actuar globlamente desde la educación iberomaericana
    Para ello propongo que en la próximas opiniones se vayan seleccionando problemas concretos que sean relevantes para la sociedad, pero que no se estudian en el medio escolar porque no han sido sintetizados por el saber académico.
    Para romper el fuego pongo un ejemplo concreto de la costa mediterránea española. La construcción masiva de edificios para viviendas, hoteles y apartamentos, con la pretensión de atraer turistas de toda Europa y Estados Unidos dio lugar a la destrucción del litoral, a buscar soluciones a la falta de agua con trasvases que creaban problemas en otras cuencas fluviales, con la difusión de una ideología de entender que todas las personas se podían lucrar. Todo ello provocó una inflación de construcciones, con una enorme cantidad de viviendas vacías. Es decir, teníamos un problema local, que suponía la destrucción del medio local (agricultura, construcciones tradicionales).
    Pero este problema local sólo se puede explicar por las prácticas financieras, de carácter internacional, con créditos baratos para que todos pudieran ganar dinero virtual. Pero este problema local y global no se estudia en las aulas normalmente, al contrario si se hace es mal visto por muchos profesores, que creen que sólo es periodismo político.
    Para vencer el miedo del "qué dirán" y avanzar en este trabajo escolar sobre los asuntos locales es preciso redefinir el objeto del análisis escolar, los contenidos educativos desde la autoridad del profesor. Una autoridad intelectual que nace de la formación geográfica para descubrir bajo las apariencias superficiales un posible estudio escolar.
    En definitiva, os ANIMO A BUSCAR problemas geográficos locales que se pueden estudiar en el marco escolar desde una perspectiva universalista, planetaria, humana
    Xosé M. Souto

    ResponderEliminar
  13. Creo que nos viene muy bien el llamado del profesor Souto a reflexionar sobre problemas geográficos locales desde las aulas de clase. Este año con mis estudiantes de 8º y 9º grado estoy implementando la realización de pequeños proyectos de investigación sobre su entorno, surgidos de sus intereses y he sido gratamente sorprendida por las preguntas que estos se han formulado. hay un grupo de chicas muy interesadas en saber cómo se construyó el puente sobre el río Cauca, principal vía de comunicación de su municipio, y cómo cambio su pueblo después de la construcción de dicho puente, otro grupo esta muy interesado en saber por qué la topografía del pueblo encarece la instalación de fibra óptica hecho que ha impedido que se instale un servicio de Internet de gran velocidad, otro grupo quiere saber qué impacto ha traído a las personas y a la economía del municipio la llegada de un nuevo medio de transporte el MOTO TAXI. He sido gratamente sorprendida por la ánimo con que mis estudiantes están tratando de responder sus preguntas y por las herramientas que están usando en sus pequeños ejercicios de investigación. Espero avanzar en esta aventura, y creo que si llevamos al aula lo cotidiano, lo que viven los estudiantes logramos mucho más interés en el aprendizaje de la geografía y en general de las ciencias sociales.


    Nancy Palacios Mena
    Docente de Ciencias Sociales de Secundaria
    Estudiante del Doctorado en Ciencias Sociales Niñez y Juventud

    ResponderEliminar
  14. Hola a todos, obviamente no es mi intención emitir una argumentación más para el foro pues ya lo he hecho, simplemente quería decir que me parece verdaderamente un buen, interesante y lindo debate (el cual agradezco que se esté haciendo) y coincido con lo señalado por el profesor Souto y por mis compañeros de vocación, ojalá en la comunidad geográfica puedan surgir estos hermosos debates que tanto nos hacen falta. Que Dios los bendiga y les de su Paz.

    Miguel Cava Peralta
    Estudiante de la Universidad de Buenos Aires
    Buenos Aires, Argentina

    ResponderEliminar
  15. El valor formativo de la geografía es un aspecto crucial que se relaciona con las innovaciones exógenas o endógenas en los sistemas educativos y sus posibilidades u obstáculos. Su significación está unida estrechamente a la labor cotidiana de los profesores de geografía quienes son los vectores insustituibles de la concreción del proceso de difusión de la competencia geográfica en las aulas que, sin embargo, se verá influido por los factores exógenos en tanto las transformaciones curriculares lo impactan.
    La Educación Geográfica se sustenta en la geografía como una ciencia que tiene la virtud de su enfoque holístico, lo que le imprime una visión global de los cambios en los territorios en que se producen. El mundo contemporáneo es desigual, caótico e imprevisible y la geografía, desde ese enfoque, cuenta con los métodos para abordar conceptos complejos, interrelaciones diversas y visiones en perspectiva. Las situaciones que se plantean en el mundo actual son múltiples en sus causas y consecuencias en el espacio geográfico. Es por ello que el espacio geográfico se presenta cada vez más segmentado y heterogéneo, con grandes desigualdades regionales o geodiversidades, que se ahondaron con la crisis global planetaria y la revolución tecnológica. La Educación Geográfica radica su valor formativo en la comprensión de la complejidad de manera de evitar las generalizaciones abusivas que pueden llevar a construir conceptos falsos sobre todo en lo relacionado a la variabilidad de los distintos territorios y sus habitantes. La misma causa puede provocar consecuencias muy diversas en distintos espacios geográficos. Además, como ciencia humana la geografía tiene en cuenta que el hombre y la sociedad producen hechos imprevisibles, acontecimientos que no se pueden pronosticar, únicos en relación a la percepción y libre albedrío humanos.
    En síntesis, en sus características multiparadigmáticas actuales, la Educación Geográfica encuentra un desafiante interés por internarse en los complejos espacios geográficos en sus dimensiones ecológicas, sociales, agrarias, industriales, urbanas, regionales, culturales y políticas en las múltiples escalas que permitan dilucidar la realidad. Y estas posturas nos llevan a reafirmar el valor formativo de la Educación Geográfica sustantiva como “(…) aquella de los lugares, los territorios y las regiones. Esta geografía se ocupa de los rasgos claves, distintivos, propios del lugar; explica cómo se desarrollan las vocaciones y los vínculos regionales, cómo se integran los territorios estatales y se organiza el espacio” , considerando profundamente los procesos de localización, globalización y glocalización actuales.

    ResponderEliminar
  16. Me gustaría seguir insistiendo en la necesidad de plantear el debate de la educación geográfica con ejemplos de prácticas que hacemos en el marco escolar. Me ha gustado lo que aporta Nancy Palacios, pues este es el enfoque ciudadano que quiero aportar desde el conocimiento geográfico. Para ello es muy importante relacionar:
    a) los problemas locales con los contextos globales
    b)los razonamientos y argumentos conceptuales con los sentimientos y emociones humanos
    El ejmplo que voy a utilizar es un trabajo de campo didáctico que hemos hecho hoy (día 15 de febrero de 2012)el grupo de Master de Secundaria de la Universitat de València.
    Hemos ido a unas huertas (campos agrarios de Alcàsser) para valorar cómo ha cambiado el paisaje agrario en relación con la globaliazción agrotecnológica. Hemos estado trabajando con dos agricultores que han elaborado una respuesta al mercado mundial ofreciendo un producto libre de residuos (residuo 0) y que fomenta el comercio local.
    A mi modo de ver esta práctica ha supuesto:
    a)observar empírucamente que los paisajes agrarios cambian como consecuencia del proceso mundial del comercio agrario. Se abandonan los naranjos (hoy son más baratos en Marruecos) y se potencia la producción de verduras orientales (por la demanda desde ciuadades europeas como Ondres, Birmungham o Amsterdam, donde hay colonias chinas importantes).
    b)Se ofrece un producto limpio de residuos químicos y sin necesidad de gasto innecesario de energía (transporte, cámaras frigoríficas) apostando por un comercio local a domicilio.
    Creo que estas prácticas son las que cambian la educación geográfica y le da sentido a la participación ciudadana en la construcción del conocimiento, pues todo lo que hemos aprendido ha sido el resultado de las preguntas formuladas por los futuros profesores con un guión de trabajo
    Xosé M. Souto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz Sisternes7 de mayo de 2012, 13:24

      Hola, muy buenas a tod@s:
      El día 15 de Febrero de 2012 realicé junto con mis compañeros del Máster de Secundaria de la Universitat de València, el trabajo de campo didáctico consistente en la visita a los campos agrarios de residuo 0 de la población de Alcásser. En la sesión del día previo a la actividad realizamos una división de la clase en grupos y dentro de ellos cada individuo se dedicaría a ciertos aspectos; unos tomarían notas, otros realizarían fotografías, etc. De este modo, la actividad se convierte en conjunta siendo necesaria la labor de cada uno de los componentes. Ya en la salida se lleva a cabo una observación activa con preguntas y cuestiones a los agricultores que nos mostraron cómo es posible realizar este otro tipo de agricultura carente de residuos dañinos; nos explican sucintamente la situación del mercado actualmente; como en las últimas décadas se ha producido un cambio en el paisaje agrario valenciano, ya no es un mercado basado en los cítricos puesto que no salen tan rentables a corto plazo, destacando ahora la producción de hortalizas y caquis. De estos cambios los profesores deben ser conscientes para enseñarlos a los alumnos y romper con los tópicos. Por último en la clase posterior a la actividad, se realiza la puesta en común de los hechos y así sacamos las conclusiones. Ha sido una actividad de lo más interesante puesto que nos permite contemplar la naturaleza no tan solo como un medio estático, sino también como un territorio en el cual aparecen proyectos públicos y privados que se apartan un poco de lo que marca el mercado actual, distanciándonos así de los libros de texto que explican el marco geográfico de una forma estática o encierran las ideas tan solo en el aula.

      Un cordial saludo,
      Beatriz Sisternes

      Eliminar
  17. Entre las buenas prácticas que promueven las innovaciones en la educación geográfica podemos destacar los proyectos de aprendizaje-servicio, además de los proyectos de investigación escolar. Aquellos proyectos que enlazan problemáticas geográficas locales con la apertura a la comunidad, requieren de un diagnóstico participativo como herramienta fundamental en su proceso de elaboración. De nada serviría que tal tarea fuera realizada por los directivos o los docentes sin participación de los alumnos. Un recurso muy apropiado para concretar el diagnóstico es la confección grupal de un árbol de problemas, sus causas y consecuencias; la realización de encuestas comunitarias y el relevamieto de necesidades, la selección de destinatarios, la gestión e implementación de proyectos y su sistematización y comunicación. En la Argentina existen más de 13000 escuelas solidarias que encaran este tipo de proyectos interdisciplinarios en los que la educación geográfica ocupa un papel sustantivo. Dejo aquí el link al mapa de Escuelas Solidarias de nuestro país, apoyadas por organizaciones de la sociedad civil. http://www.me.gov.ar/edusol/instsol.html#mapainstsol

    Diana Durán

    ResponderEliminar
  18. Car@s colegas

    A Cristiana Martinha e eu próprio participamos do projeto de ensino experimental "Nós propomos! Inovação na educação geográfica", promovido pelo Centro de Estudos Geograficos da Universidade de Lisboa, que conta com a colaboração da ESRI Portugal e do Projeto Digital Earth.
    O programa do ensino secundário de Geografia, para alunos do 11º ano, aponta para a realização de um estudo local sobre problemas do meio local. Pelo que julgo saber, este estudo muitas vezes não é efetuado. Por outro lado, por todo o país estão em discussão os Planos Diretores dos Municipais: são os instrumentos de planeamento dos municípios, onde são identificados problemas e definidas prioridades de desenvolvimento local. Assim, lancei o projeto acima identificado: pretende-se que os alunos contactem com as grandes orientações do Plano Diretor Municipal, colocando técnicos das autarquias em diálogo direto com os alunos; mas, fundamentalmente, espera-se que os alunos procedam à identificação dos problemas da sua área de residência, os discutam e apresentem propostas de resoluçao. Estas propostas deverão ser contempladas nos próprios Planos Diretores Municipais. Ao todo, participam neste projeto noves escolas secundárias e cerca de 450 alunos, na sua maioria da Área Metropolitana de Lisboa. Claramente, é um projeto apostado na construção de uma cidadania territorial ativa.
    Ao encontro do que refere a Diana Duráns, o carater holístico da Geografia permite que os alunos estejam a explorar uma grande diversidade de temas, tendo-se ido ao encontro dos seus interesses e preocupações. O projeto está ainda a decorrer, sendo difícil avançar para resultados muitos concretos. De qualquer das formas, quero notar a dificuldade de diálogo com algumas autarquias - a relação entre a escola e o poder local é, por vezes, mais difícil do que se imagina, para o caso português, apesar de todas as declarações em contrário. Em geral, os alunos estão entusiasmados; em várias escolas aplicou-se um inquérito sobre os problemas que estes identificavam na sua área de residência e existiu, de facto, uma grande abertura aos temas de trabalho propostos pelos mesmos alunos. Tenho andado pelas escolas e constatado o entusiasmo geral, de professores e alunos. Não tenho dúvidas de que este projeto concretiza muito do que de melhor poderemos desejar para o ensino de Geografia, recordando as palavras de Souto sobre a participação cidadã na construção do conhecimento.
    No entanto, quero deixar duas notas para reflexão. A primeira, é sobre a importância destes projetos, para que professores e alunos se mobilizem como o estão a fazer - sendo certo que é um projeto que quase nada fornece, em termos de dinerios ou equipamentos. Se para o ano o projeto não se repetir, provavelmente muito do que agora se está a concretizar nas escolas, também não se repetirá. Há aqui uma questão que tem a ver com a continuidade das (boas) práticas escolares. Por outro lado, há uma segunda questão: os alunos dos meios sociais mais desfavorecidos, com mais problemas no quotidiano, são, por vezes, aqueles que menos se empenham, que mais dificuldade têm em definir um tema-problema.
    Temos muito a refletir e a aprender com estas experiências. Um abraço,
    Sérgio Claudino

    No entanto,

    ResponderEliminar
  19. En la SECCIÓN NOTICIAS he incorporado una INFORMACIÓN sobre los movimientos educativos en España, y más específicamente en Valencia. Como se han producido otras manifestaciones en otros lugares del mundo iberoamericano sería oportuno reflexionar sobre estos problemas locales en el contexto global:
    a) La desaparición del Telón de Acero y el Mundo Bipolar ha facilitado el triunfo absoluto de las tesis neoliberales que convierten en negocio los servicios públicos, como la educación
    b)Como ha señalado acertadamente T. Judt algo va mal cuando la sociedad no es capaz de responder a este atropello. Los partidos y sindicatos no tienen fuerza para enfrentarse a esta destrucción del Estado social
    c)La fragmentación de los colectivos educativos es muy grande. En Valencia el movimiento de padres y madres de alumnos está dividido, los alumnos actúan de una manera poco coordinada, los movimientos sociales desconfían de los partidos y sindicatos
    d)El profesorado ha respondido ante esta situación de una manera incoherente, como resultado de la despolitización e individualismo imperante en la sociedad
    Todas estas observaciones locales se pueden matizar, pero me gustaría iniciar un análisis desde el reconocimiento de los problemas desde los sujetos. Para avanzar en la explicación debemos ser conscientes de los problemas personales y cómo nos afecta en nuestra cotidianidad
    Un saludo
    Xosé M. Souto

    ResponderEliminar
  20. Olá a todos!
    É a primeira vez que participo num debate neste Geo Foro, depois de ter conhecido a sua existência através do professor Souto González.
    Tive a oportunidade de ler todas as opiniões até agora dadas que permitiram-me refletir e aprender também algo de novo, o que é um dos objetivos destes fóruns de discussão.
    Julgo que esta discussão sobre a razão pela qual é importante o ensino/aprendizagem da Geografia deve ser o ponto de partida de reflexão de qualquer professor ou futuro professor. E é uma importância que vai sendo permanentemente renovada, pelo que a reflexão sobre este tema deve ser também constante.
    Num mundo globalizado como o de hoje, a Geografia, pela abrangência das suas temáticas e problemáticas, configura-se como pedra basilar para a construção de um novo tipo de cidadania mundial, dando um contributo marcante para apoiar o aluno a converter-se num “cidadão global”, atento às mudanças que ocorrem e reconhecendo o seu lugar e a sua identidade (a componente local, que é essencial) num mundo em mudança, numa lógica de respeito pelo próximo e pelas gerações vindouras.
    A Geografia pretende desenvolver nos alunos a reflexão sobre os problemas que se colocam e surgem na relação do ser humano com o meio, procurando um ponto de equilíbrio entre a humanidade e o ambiente natural. Esta reflexão estimula o desenvolvimento de um pensamento ético e a busca de soluções para a resolução dos problemas, particularmente, os de índole ambiental relacionados com a proteção da biodiversidade, da diversidade de paisagens naturais e culturais, gestão de recursos, as alterações climáticas, entre muitos outros.
    Assim, a educação geográfica tem um papel importante na educação política, social, ética, pessoal, humanística, estética e ambiental, ou seja, na educação para a cidadania.
    É fundamental, por isso, que o ensino/aprendizagem da Geografia promova, junto dos alunos, sem falsas neutralidades, valores e princípios éticos essenciais que, desde logo, em Portugal, estão impregnados na Lei de Bases do Sistema Educativo e noutros documentos legislativos e curriculares.
    Considero que existe uma atividade letiva por excelência, ao dispor da educação geográfica e dos seus fins, que é a visita de estudo (utilizo esta designação por ser a mais comum no ambiente escolar português).
    As vistas de estudo possibilitam que professores e alunos rentabilizem o potencial didático da observação direta dos territórios e das paisagens. São elas o documento geográfico fundamental, a fonte primária de qualquer outra fonte geográfica. De acordo com o nível etário dos estudantes envolvidos na visita de estudo, é necessário propiciar o desenvolvimento de procedimentos e atitudes que permitam, através da observação in loco, descrever e expressar as impressões sobre o que é visto, elencando elementos componentes das paisagens. Desta forma, estarão criadas as bases para se procurar interpretar os fenómenos e problemas geográficos, resultantes da interação do homem com o seu meio.
    Por outro lado, as visitas de estudo são uma oportunidade de fortalecer as relações pessoais, formando cidadãos conscientes, críticos, ativos, uma vez que a articulação escola-meio propicia a formação pessoal e social dos alunos. O processo ensino/aprendizagem sai fortalecido uma vez que, muitas vezes as visitas de estudo são oportunidades de melhoria das relações professor/aluno e aluno/professor pela proximidade estabelecida, proporcionada através de um clima interpessoal que é gerado e pela componente lúdica e motivacional, geralmente associada a esta atividade.
    Saudações geográficas!
    Hélder Quintas de Oliveira (professor de Geografia e antigo aluno do mestrado em ensino de História e Geografia da Universidade do Porto, Portugal – 2009/2011)

    ResponderEliminar
  21. En relación con lo que comenta Hélder quiero añadir tres elementos de información sobre las visitas de estudio y su relación con los estudios interdisciplinares y ambientales que está en relación con el proyecto de trabajo AGRICULTURA Y SOCIEDAD (L'Hort 0) que estamos desarrollando en Valencia:
    a)La definición del objetivo debe ser preciso para facilitar el trabajo educativo. En nnuestro caso queremos formar a las personas para que tengan un conocimiento crítico que les permita participar en el análisis de las transformaciones agrarias de este momento de inicio del siglo XXI
    b)Una metodología que sea coherente con los procesos sociales y los objetivos: se propone un aprendizaje con ejercicios que se realizan durante las visitas a los lugares de estudio, que facilite la conceptualización y argumentación respecto a las modificaciones de las relaciones entre agricultura y urbanización, que permita un estudio integral interdisciplinar
    c)Diseñamos unos recursos que consisten en formar al profesorado para que pueda estimular a sus alumnos con documentos sobre las transformaciones del paisaje (relación de escala), con el análisis elementos existentes en la biodiversidad del paisaje (comparación y distribución, ¿dónde?) y con la argumentación de los cambios en relación con los procesos biológicos, físico-químicos y antrópicos (¿ppor qué dónde?, localización).
    Todo ello se está gestando en un equipo interdisciplinar donde colaboran agricultores, profesores de agronomía, de didáctica de las ciencias experimentales, didáctica de las ciencias sociales y biólogos y ecólogos.
    Es un EJEMPLO de trabajo local para problematizar las transformaciones globales de la agroindustria que arruina a muchos agricultores y destruye el ecosistema de la diodiversidad
    Xosé M. Souto

    ResponderEliminar
  22. Adriana Cristina de Godoy7 de marzo de 2012, 13:12

    Como nos sugeriu o professor Xosé M. Souto, trago um exemplo da localidade onde vivo e na qual leciono para alunos de onze a quatorze anos, a cidade de Ribeirão Preto, localizada no Nordeste do estado de São Paulo, no Brasil. Cidade de grande destaque nos setores de comércio e serviços, e também inserida em uma região produtora de etanol e de açúcar. Em uma prática educativa que desenvolvemos no Grupo ELO (Estudo da Localidade), e aplicamos em uma escola, tivemos como objetivo que os alunos refletissem a respeito das relações existentes entre o campo e a cidade na localidade. O Grupo ELO é coordenado pela professora Andrea Coelho Lastória, docente da Faculdade de Filosofia Ciências e Letras de Ribeirão Preto, na Universidade de São Paulo. Durante as aulas nos foi possível perceber o quão distante está a ideia que os alunos fazem do meio rural da realidade da agricultura mecanizada presente na nossa região. Vendo o campo como desprovido de tecnologia e longe do contexto encontrado na cidade. Inclusive pelo desconhecimento do fato de se consumir mais água no rural do que no urbano. E diversas outras questões para a reflexão.
    A Educação Geográfica é capaz proporcionar aos estudantes o conhecimento e a problematização do espaço, oferecendo a estes subsídios para que se constituam como observadores críticos da realidade que os rodeia, podendo sobre esta formular questionamentos, mas também oferecer soluções. Sendo assim sujeitos e ocupantes de seu
    espaço, dentro de uma cidadania ativa. Partindo do conhecimento e exploração da localidade, sendo capazes de identificar as suas mudanças e as permanências.
    Adriana Cristina de Godoy
    Mestranda pelo Programa de Pós-Graduação em Educação da FFCLRP/USP
    Membro do Grupo ELO (LAIFE/FFCLRP/USP)

    ResponderEliminar
  23. Considerando que o ensino da geografia tem buscado problematizar a sociedade e formar cidadãos reflexivos e críticos se faz pertinente a utilização dos meios que permitem atingir um público maior, o que exige refletirmos sobre questões didáticas e o uso de ferramentas típicas da internet, seja dentro ou fora da escola.
    De início, vale ressaltar que vivemos um momento histórico marcado pelas primeiras consequêncas do advento da “Revolução Telemática”, o que tem provocado constantes e drásticas transformações no cotidiano. É cada vez mais inevitável e necessário dominar e utilizar tais meios, pois estão presentes nas diferentes atividades, desde as relacionadas ao âmbito profissional, até o laser e entretenimento. Há um claro impacto na cultura, uma vez que, mudou nossa noção de espaço e tempo, já que, conectados podemos explorar possibilidades em número infinitamente superior a nossa capacidade de processamento.
    Nesse contexto, o Geoforo é um espaço de importância evidente, na medida em que possibilita que professores e pesquisadores da Geografia e do Ensino da Geografia construam coletivamente (por meio da interação) suas reflexões, tão singulares e múltiplas quanto suas respectivas vivências, que dão novos significados aos referenciais teóricos, que por sua vez, adquirem novos desdobramentos e, por isso, maior importância.
    Com o alargamento das possibilidades de interação os educadores precisam intervir, porque os chamados “nativos digitais” (jovens nascidos após meados dos anos 1990) conhecem bem algumas ferramentas (com destaque para as redes sociais), entretanto, não basta o saber técnico e operacional. Antes de postar uma idéia, imagem ou vídeo é necessário pensar nas implicações morais, éticas, políticas, entre outras. Mais que um problema, esse contexto representa uma excelente oportunidade didática que favorece a aprendizagem por meio da reflexão das diversas facetas da condição humana.
    Os usos de tais ferramentas como recursos didáticos aproxima educador e educando, possibilita que sejam parceiros na produção de conhecimento, já que um conhece melhor os saberes que o outro pode aprender. Ambos podem passar a se entenderem incompletos quanto ao conhecimento o que propicia uma postura mais humildade e colaborativa, aberta para a aprendizagem recíproca.
    É importante ter claro que as atividades desenvolvidas com ferramentas próprias de um Ambiente Virtual de Aprendizagem – AVA, não devem ser as mesmas que poderiam ser feitas em sala de aula, mas planejadas de modo articulado e complementar ao que é feito presencialmente. Um exemplo é a realização de fóruns, com vantagens notórias como o registro das discussões (memória virtual), incentivo a reflexão antes expor para o grupo as suas ideias (por meio da escrita), a construção individual e coletiva de significados e interpretações, além da possibilidade de rever suas posições ao longo do processo. Um fórum realizado no AVA deve completar outras atividades feitas na sala de aula, precisa avançar mais, aprofundar as discussões, explorar novos desdobramentos, o que era inviável até então, devido ao limitado tempo de permanência na escola (ampliação do tempo didático).
    José Faustino de Almeida Santos
    Professor de História do Estado de São Paulo - Brasil.
    Membro do Grupo ELO (LAIFE/FFCLRP/USP).

    ResponderEliminar
  24. Hola a todos, este es nuestro primer comentario donde nos gustaría presentar un proyecto que estamos realizando en la ciudad de Valencia (España).

    Gracias a la colaboración especial de uno de los profesores del I.E.S Gonzalvo Ballester, se nos brindó la posibilidad de acercarnos al barrio de Torrefiel como objeto de estudio sociológico, estableciendo allí un Laboratorio de Estudios Sociales. En un primer momento, y dada la coyuntura socio-económica (una situación de crisis económica generalizada), nuestras intenciones se centraron en investigar la situación del barrio partiendo desde hipótesis que planteaban una “situación de excepcionalidad” fruto de la crisis económica, y que por tratarse de un barrio obrero dichos efectos serían sino más visibles. Sin embargo, y tras un largo proceso de replanteamiento de nuestros propios postulados, nos percatamos del error tanto metodológico como epistemológico que supondría establecer una partición temporal tan clara entre “antes de la crisis”/”durante la crisis”.
    De este modo conflictos cuasi estructurales quedaban minimizados a pequeños problemas coyunturales fruto de relaciones y decisiones políticas exteriores al barrio de Torrefiel. Demandas como la necesidad de mayores trasportes para el barrio o una mejora del patrimonio histórico del barrio, casi en ruinas, eran justificados a partir de una “situación excepcional”, donde las autoridades locales (en este caso el ayuntamiento) argumentaban la falta de dinero. Argumento quizá cierto, pero que no explicaría por qué antes, en situaciones de bonanza económica, no se dedicó recursos económicos y materiales para tratar de solucionar las distintas demandas y necesidad del barrio.
    A partir de aquí, y dado que cualquier estudio sobre un barrio puede ser abordado desde sus múltiples realidades, decidimos fragmentar nuestro objeto de estudio en un análisis de las redes de apoyo informales(individuales), que trataríamos de combinar con un estudio del asociacionismo en el barrio, entendiendo éstas como posibles redes de apoyo semi-institucionales.(asociación de vecinos, instituciones religiosas, asociación de comerciantes, etc...). Por último, aunque dicha labor supone un paso preliminar a las dos líneas de investigación antes citadas, establecimos la necesidad de realizar una radiografía del barrio, que nos revelará la estructura del mismo. Con esta intención realizamos un trabajo de recopilación y análisis de datos socio-demográficos, así como un estudio del suelo, que nos indicará la distribución económica del barrio.
    Todo ello con la intención de:
    1. Que exista una retroalimentación entre el instituto y la universidad que sirva como punto de conexión entre ambas instituciones educativas.
    2. Para generar conocimiento sobre el barrio que pueda revertir en diferentes instituciones u organizaciones que trabajan y conviven en el barrio.
    3. Para poder observar más nítidamente el todo que forma el barrio de Torrefiel a través de fragmentos de su realidad social
    Pedro y Edgar. Alumnos en prácticas de Sociología de la Universitat de València

    ResponderEliminar
  25. Prezados colegas do Geoforo
    Como sugere a abertura do debate e o convite feito pelo prof. Xosé M. Souto em 15 de fevereiro de 2012 considero pertinente apresentar neste espaço uma experiência de ensino e pesquisa em Geografia no secundário, denominado de Ensino Médio no Brasil.
    Investigar o local e articula-lo ao global é uma questão que perpassa as reflexões sobre educação geográfica no Brasil desde os anos 1990. Sobre esta temática é possível ler excelentes contribuições das profa. Helena Callai (1989, 2012), Sonia Castellar (2005), Lana Cavalcanti (2005) e experiências de grupos de pesquisa como o Grupo de "Estudos da Localidade" (ELO) coordenado pela profa. Andréa C. Lastória (USP) e o Grupo "Interdisciplinaridade e Ciência do Sistema Terra como eixos para o Ensino Básico" coordenado pelo prof. Pedro Wagner Gonçalves (UNICAMP), ambos com participação de professores da Educação Básica que atuam em escolas públicas no município de Ribeirão Preto-SP. Em ambos tenho o privilégio de participar como pesquisadora.
    No âmbito do grupo Interdisciplinaridade e Ciência do Sistema Terra, realizamos, no período de 2003 a 2006, uma experiência inovadora de ensino de Geografia no Ensino Médio, que envolveu práticas interdisciplinares e o estudo do lugar (Ribeirão Preto) a partir da investigação de uma bacia hidrográfica em área urbana. O estudo da Bacia do Córrego dos Campos permitiu que professores de Geografia, História, Biologia e Matemática de 2 escolas públicas da rede estadual de ensino se preocupassem em investigar a história de uma antiga fazenda destinada à cafeicultura (Fazenda Baixadão), os usos da água naquele lugar e a transformação da fazenda em área urbana, com a construção de mais de 2000 casas, por meio de um programa de moradias populares, com financiamento público. Durante 2 anos realizaram-se 8 aulas em campo para investigação do lugar. Além de conhecer a área da antiga fazenda e os conjuntos habitacionais hoje existentes, os alunos puderam entrevistar o antigo proprietário da fazenda e colonos. Um deles é proprietário de uma chácara nas imediações e ainda sobrevive a partir da produção de gêneros agrícolas, que comercializa em feiras locais.
    As ações do grupo levaram alunos do ensino médio a investigar diferentes aspectos da antiga fazenda por 2 anos consecutivos o que os mobilizou para, em contato com organizações da sociedade civil, promoverem ações junto ao ministério público e representantes da prefeitura municipal para recuperação e preservação de remanescentes da fazenda. Destas ações resultou a criação de um Parque urbano na área da antiga fazenda. Dois pesquisadores do grupo foram convocados pelo munistério público para fazer parte da equipe que elaborou o projeto de criação do Parque municipal.
    Esta experiência de ensino e pesquisa foi divulgada em diferentes congressos e há publicações de artigos sobre a prática realizada nas aulas de Geografia.
    Aos amigos interessados em conhecer um pouco mais esta experiência, podem solicitar por e-mail que envio os ficheiros com os artigos publicados em actas de eventos.
    É possível, também, ler um artigo do prof. Pedro W. Gonçalves no seguinte endereço:
    http://www.portalmouralacerda.com.br/images/conteudo/mestrado/9.pdf

    Saudações,

    Silvia Ap. Sousa Fernandes
    Centro Universitário Moura Lacerda
    Ribeirão Preto-SP
    Brasil
    silvia-sousa@uol.com.br

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entendo que estas experièncias, como as que relata a professora Silvia Sousa son moi importantes para fomentar o ensino da cidadanía desde a Xeografía. Esta materia escolar non pode permanecer ancorada nas tradicións enciclopédicas do século XIX. Exemplos como o que conta sobre o municipio de Ribeirão Preto permiten comporbar empíricamente que outra educación xeográfica é posible. Para isto necesitamos contar con estudos de caso que faciliten a comunicación entre pessoas de diferentes lugares do mundo e permitan a construcción de alternativas didácticas que rachen coas rutinas que aparecen na xeografía escolar.
      Um saúdo en galego desde Espanha

      Eliminar
  26. Caros participantes do GEOFORO,

    Tenho uma experiência de projeto com o ensino médio e gostaria de dividir com vocês.
    Ano passado apliquei com alunos do 1º ano do Ensino Médio (antigo colegial) o projeto denominado "Eu quero vs. Eu preciso", cujo objetivo era trazer uma nova percepção aos alunos sobre o consumo além dos aspectos econômicos. O projeto iniciou com uma dinâmica, a cada aluno foi entregue duas folhas de sulfite uma com o título "Eu quero" e a outra "Eu preciso", nelas os alunos deveriam fazer recorte de figuras, desenhar ou escrever coisas materiais das quais necessitavam e queriam, e após pronta cada um deveria explicar pra classe suas justificativas para escolher determinados itens. Após isso vários temas foram levados para a roda de discussões, além disso, selecionei alguns vídeos para subsidiar os debates.
    Os pontos para discussão foram: eu quero vs. eu preciso; escalas do consumo: reflexão pessoal sobre o consumo; da ideia de criação do produto; a tentativa de saciar ou criar uma nova necessidade no público consumidor; produção; marketing; e o problema da falta de preparo das cidades para o descarte correto.
    Os alunos gostaram muito do projeto e este foi realmente discutido com entusiasmo pelos alunos, porém muitos no início do projeto ainda estavam meio "travados" a espera de instruções de como deveriam participar. Outro problema foi com os professores da sala que me cederam a aula para aplicação do projeto apenas dois deles participaram e relataram experiências pessoais e discutiram ativamente de igual para igual com os alunos, mas os demais não quiseram participar, outros estavam presentes, mas não se expressaram, acreditam que muitos ainda não acreditam que "não há docência sem discência, as duas se explicam, e seus sujeitos, apesar das diferenças que os conotam, não se reduzem à condição de objeto, um do outro (Freire, 1996, p. 25).


    Josiane Paula Etelvino
    Geógrafa, professora da SEESP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *Josiane Paula Etelvino- Brasil
      Geógrafa, professora da rede pública de ensino da SEESP (Secretaria de Educação do Estado de São Paulo).

      Eliminar
  27. Bom dia:
    Eu acho que o conhecimento da Geografia e muito importante por que sem dúvida a geografia esta no nosso entorno e por tanto nas nossas vidas. Por esto eu penso que sempre temos que ter presente que o ensino de geografia e esencial para o entendimento do entorno em que moramos. Uma coisa que eu tive a oportunidade de ver numa visita a uma horta perto de Valência (a minha cidade)foi que de normal os livros dos alunos de geografia na educação secundaria mostram um meio rural estático, mas esto não é verdade, ja que está em contínuo movimento por que as alterações são mais rápidos do que pensamos.Por esta razão eu acho que sair com os alunos da aula é muito importante por que sim os meus companheiros e eu não tivéssemos ido a visitar a horta não poderiamos ver o carácter dinámico do meio rural.

    Buenos días:
    Yo creo que el conocimiento de la geografía es muy importante por que la geografía está en nuesto entorno y por tanto en nuestras vida. Por eso tenemos que tener presente que la enseñanza de la geografia es esencial para entender el entorno en el que vivimos. Un aspeto que yo tuve la posibilidad de ver en una visita a una huerta cerca de Valencia ( mi ciudad) fue que de normal los libros de geografía de la educación secundaria muestran un medio rural estático, pero esto no es así, ya que está en continuo movimiento por que sus alteraciones son más rápidas de lo que pensamos. Por esta razón yo creo que salir con los alumnos del aula es muy importante, ya que si ni mis compañeros ni yo hubiesemos ido a visitar la huerta no hubiésemos podido ver el carácter dinámico del medio rural.

    Alfonso Vicente Vega Morales
    Estudiante del Master en educación Secundaria de la Universitat de València.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caro Sr. Morales,

      Tenho a mesma opinião, os trabalhos de campo são muito importantes no ensino de Geografia, principalmente tratando de um tema como o meio rural que está em constante transformação. Sempre que posso levo meus alunos a campo, pois acredito que sentir-se, mesmo que apenas por um dia, ou alguns momentos, parte de uma realidade vale mais que um texto ou uma explicação em sala de aula.

      Josiane Paula Etelvino- Brasil
      Geógrafa, professora da rede pública de ensino da SEESP (Secretaria de Educação do Estado de São Paulo).

      Eliminar
  28. En el comienzo del nuevo milenio se ha hecho habitual observar en los programas televisivos, leer en los periódicos y escuchar en la radio, las narraciones de acontecimientos ambientales y sociales con el realce de las nefastas consecuencias en las comunidades donde ocurren, en diversas regiones del planeta. Es común destacar en esos sucesos originados por sismos, lluvias torrenciales, nevadas imprevistas, granizadas en tiempo de verano, crecidas de ríos, además de deslizamientos de tierras, contaminación de los ríos, proliferación de enfermedades, entre otros casos. Lo cierto es la exposición de la imagen de las realidades vividas se realiza con el rasgo catastrófico, desastroso, adversa y notablemente desfavorable para las colectividades. Estos acontecimientos son expuestos en fracciones de segundo con técnicas sofisticadas para dar una información de interés noticioso simplemente. En efecto, espectadores fascinados por los atractivos detalles expuestos por los medios audiovisuales. Algo parecido ocurre en la red electrónica del internet. Por tanto, los ciudadanos del nuevo orden económico mundial están al día en los sucesos, pero ausentes en la reflexión analítica y critica sobre esos hechos habituales. De allí el llamado a considerar cómo se desenvuelve el acto educante facilitado desde la Educación Geográfica. En observaciones en las instituciones escolares, se puede obtener una visión reveladora de la vigencia de los fundamentos educativos, pedagógicos, didácticos y geográficos de acento decimonónico. Hace mucha falta promover el abordaje analítico y crítico de las complejas circunstancias vividas con sentido constructivo en procura del fortalecimiento de la conciencia ambiental y geográfica. Vale preguntarse ¿Por qué siguen vigentes los fundamentos tradicionales ante una realidad tan exigente de cambios y de la formación de ciudadanos en correspondencia con los problemas que afectan a la cotidianidad de las diversas comunidades distribuidas en la superficie terrestre?. Con la Educación Geográfica decimonónica es difícil y contradictorio entender las circunstancias del mundo contemporáneo.
    José Armando Santiago Rivera

    ResponderEliminar
  29. Entre los acontecimientos destacables que caracterizaron a la segunda mitad del siglo XX, se destacan las consecuencias derivadas de la ruptura del equilibrio ecológico, el aprovechamiento irracional de las potencialidades del territorio y la anárquica organización del espacio geográfico. Vinculante con esta situación, se hizo necesaria una nueva finalidad educativa que apuntó hacia la formación integral del ciudadano. En este escenario se planteó como opción de cambio a la Educación Ambiental y la Educación Geográfica, con el objeto de promover una acción educativa para sensibilizar a la colectividad, dada la exigencia de mejorar la calidad de vida del colectivo social. Esta renovada educación tuvo como reto, estar a tono con el desarrollo científico-tecnológico que afinaba la intervención de la naturaleza, con cada vez más sofisticados medios y técnicas. Fue apremiante atender a la realidad derivada de la forma como el capital intervenía las potencialidades de la naturaleza. En el escenario histórico del nuevo milenio, resulta notablemente evidente que el capital persiste en ocultar las formas como organiza el territorio, en función de sus necesidades y acentúa la ruptura del equilibrio ecológico. Eso ocurre con la acción informativa de los medios y con la permanencia en la actividad educativa de la transmisión de contenidos, al logro de los objetivos y luego al desarrollo de las competencias. De esta forma la Educación Geográfica resulta contradictoria con los conocimientos y prácticas originadas en la labor de la ciencia y la tecnológica y enfatiza en transmitir conocimientos obsoletos en las asignaturas de la geografía escolar. Hoy día, los medios de comunicación social se encargan informar con una acción mediatizadora, con el propósito de construir concepciones sobre la realidad, el mundo y la vida, coherentes con las exigencias del capital y sus prácticas financieras internacionales. El resultado, desviar la atención de la colectividad con mecanismos psicológicos orientados a neutralizar, mediatizar y manipular a la opinión pública, mientras en las aulas escolares, la enseñanza geográfica, persiste en la descripción geográfica con el apoyo pedagógico y didáctico de los fundamentos tradicionales. En consecuencia, ¿Qué Educación Geográfica se promueve para formar a los ciudadanos del siglo XXI? La enseñanza de la geografía se ha convertido es un obstáculo formativo que amerita motivar otros puntos de vista sobre su labor formativa. No podemos contemplar con indiferencia del espectador neutral, las situaciones mediáticas y practicar en el aula de clase, una labor pedagógica escolar ajena y descontextualizada a lo que ocurre en el entorno inmediato. Desconocer la acción del capital y facilitar la superficialidad conceptual en la práctica pedagógica al aula de clase, tiene que ser motivo de preocupación para la docencia y la investigación en el Educación Geográfica.

    José Armando Santiago Rivera

    ResponderEliminar
  30. La condición de obstáculo que se puede asignar a la Educación Geográfica, obedece a que contribuye a formar a los ciudadanos del siglo XXI, con la enseñanza de la geografía, dedicada a contemplar con indiferencia la complejidad de la circunstancias que divulgan los medios de comunicación social, con la postura del espectador neutral, que se afina con los comportamientos de estudiantes oyentes que se practica en el aula de clase. Es necesario reflexionar sobre la condición de “la geografía como un arma para la guerra” y de “la geografía, una ciencia subversiva”. Esta connotación trae como consecuencia asumir como objeto de la actividad pedagógica y didáctica, elevar la situación de espectadores a actores, y valorar a los ciudadanos como sujetos políticos. Las personas no somos eunucos políticos, somos actores de la acción política y factores esenciales de la vida democrática. Nada nos debe ser ajeno en esa actuación cívica. Por tanto, el escenario de las nuevas posibilidades formativas, debe ser la vida comunitaria de nuestra realidad inmediata. Implica entonces pensar y actuar geográficamente en la gestión por revelar las externalidades con las que nos vinculamos diariamente, pero también desarrollar la acción indagadora de las internalidades de lo que allí ocurre, en el marco de las condiciones del momento histórico. Es la aplicabilidad y enseñabilidad que origina la actividad interpretativa en el desempeño habitual de ciudadanos. Así, se forjara el entendimiento de las realidades vividas con la integración del sentido común, la intuición, la experiencia y las actividades investigativas que desarrollamos en la calle desde la formulación de la pregunta. Es armonizar lo empírico y lo científico, como base de la renovación del conocimiento escolar, con pertinencia a las condiciones epocales. Omitir la acción constructiva del capital y facilitar la superficialidad conceptual geográfica, de acento meramente disciplinar, de la práctica pedagógica en el aula de clase, tiene como consecuencia para la Educación Geográfica, servir de instrumento alienador para manipular y desideologizar intencionalmente los comportamientos ciudadanos.


    José Armando Santiago Rivera

    ResponderEliminar

Para participar en el debate tan solo tienes que hacer click en el título del debate, donde a continuación, además de aparecerte el texto a debatir, encontraras la manera de dejar tu comentario. Periódicamente, cada quince días, se renovarán los contenidos con el objetivo de de precisar el sentido, alcance y límite de los mismos. Para proponer nuevos debates escribe a:geoforo@gmail.com .